La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Venezuela’

Y una vida, cuanto vale?

jueves, diciembre 18th, 2008

Hola a todos,

He estado algo alejado de GG por varias razones. Una es el trabajo, que ha estado por allí demandando más atención de la que me gustaría. A pesar de la caída espectacular del precio del petróleo, que ha frustrado algunos proyectos que venían y que iban a ser ejecutados por la empresa donde trabajo, creo que el 2008 ha sido un buen año. Ahora, a esperar como viene el 2009, que en cuanto a la industria petrolera se refiere, no se avista muy esperanzador que digamos… Otras razones más personales (muerte de mi abuelo materno, “el gallego”) también han influído en mi ausencia.

Al grano. Voy a comentaros sobre lo que me ha motivado a escribir esta nota, y es que mi primo Giovanni,”el negro” (curiosidades del café con leche que es el mestizaje venezolano, parte italiano pero de piel bastante oscura) ha fallecido. Y no ha ocurrido por motivos naturales, a lo mejor una enfermedad. Tampoco por un accidente de tránsito, o laboral, o que se yo. No, el negro murió a manos de sicarios.

Qué ocurrió? Hasta donde hemos podido averiguar, todo viene de una disputa con unos hermanos albañiles, ex-vecinos, que comenzaron a hacer algunas remodelaciones en su casa. Al parecer no hicieron su trabajo bien, y tras una disputa con la esposa de mi primo, este decidió parar la obra, quedando parte por terminar. El “problema” vino a ser que mi primo no les pagó completo (no se estila eso aquí hasta el final de la obra, pues se acostumbra mucho el dejar la peluca, o sea, desaparecerse y dejar el trabajo a medio terminar) y esta gente pensó que no recibirían el monto restante, razón que bastó para acabar con una vida. Lo ridículo de la historia es cuanto era ese monto, 300 bolívares. Para que tengan una idea, a cambio oficial unos 140 dólares, a cambio paralelo (eso será tema de otro post) la cifra se reduce a unos 60 dólares.

Yo me pregunto: valdrán 60 dólares una vida? Adonde iremos a parar? Personalmente no creo que a estos personajes, por cierto prófugos desde el mismo día del asesinato, los agarre la policía, sencillamente porque mi primo no era nadie importante, sólo era un venezolano más, y como su caso desgraciadamente es tan común, ni siquiera se le dió cobertura en prensa nacional. Conclusión, se contabiliza como ajuste de cuentas y se archiva, y allí queda el caso, en algún vetusto archivo en Caracas. Definitivamente cambia la percepción de la inseguridad cuando le toca a uno, ya dejan de ser simples “números”.

Un abrazo para todos y felices fiestas.

Un cuento a lo bolivariano

martes, octubre 21st, 2008

Hola a todos. Revisando mi correo, me topé con un cuento muy chistoso, y que puede dáros una idea de como están las cosas aquí en la patria de Bolívar. Quizás crean que es una exageración, y ciertamente puede serlo, aunque los hechos que se describen a continuación si han ocurrido individualmente, como mínimo.

Aquí les va:

Dos versiones de un mismo cuento.

*Versión clásica*:

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

Fin

*Versión bolivariana*:

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

La cigarra, tiritando, acude a la defensoría del pueblo exigiendo saber por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida, mientras otros, con menos suerte que ella, pasan frío y hambre. El Defensor del Pueblo denuncia una conspiración imperialista tildando a la hormiga de agente de la C.I.A. Mario Silva muestra un video en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestra extractos del video, retransmitido por Desirée Santos Amaral (diputada) desde la AN, en el que se ha espiado a la hormiga en su casa, bien calentita y con la mesa llena de comida.

El LÍDER SUPREMO (no necesita presentación…), sale en “Aló, Presidente” sorprendiéndose de que en un país tan moderno como el suyo, dejen sufrir a la pobre cigarra mientras que otros viven en la abundancia. Acusa a los medios de instigar al enriquecimiento ilícito, amenaza con revocar todas las concesiones privadas y pide a PDVSA que financie de inmediato la MISIÓN CHICHARRA DEL BARRIO, con Jorge Rodríguez (ministro del gobierno) a la cabeza de la Comisión. Hordas chicharristas se instalan delante de la casa de la hormiga y rayan las paredes con cuanta consigna se les ocurre. VEA (diario chavista) organiza una serie de artículos en los que cuestiona cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra e insta al gobierno a que aumente los impuestos de la hormiga de forma que las cigarras puedan vivir mejor.

Chávez le pide a Vielma Mora (el jefe de la oficina de impuestos) que presente de inmediato una propuesta de Impuesto al Lujo para las hormigas oligarcas, basándose en leyes sobre la igualdad económica, y antidiscriminación, todas de carácter retroactivo, aprobadas en tiempo récord. El Seniat (oficina de impuestos) pecha a la hormiga con nuevos impuestos; además le impone una multa porque no contrató a la cigarra como ayudante en verano.

Las autoridades embargan la casa de la hormiga, pues ésta no tiene suficiente dinero para pagar la multa y los impuestos. La hormiga maltratada, perseguida, pero no derrotada, se va de Venezuela y se instala con éxito en Canadá. Hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, ya que se ha comido casi todo lo que había mucho antes de que llegue la primavera.

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras y se deteriora al no hacer sus inquilinos nada para mantenerla en buen estado. Se dice que es una estrategia golpista de la oposición al impedir, con sus malos pensamientos, que el gobierno ponga los medios necesarios.

Una comisión de investigación que costará 10 Millardos Fuertes (10.000.000.000 de Bolívares, 4651 millones de dólares) se pone en marcha.

Entretanto, la cigarra muere de una sobredosis. Nicolás Maduro, Cilia Flores, Jorge Rodríguez e Isaías Rodríguez (personalidades del gobierno) denuncian intento de magnicidio y critican el intervencionismo imperialista que ha impedido intentar corregir el problema de las desigualdades sociales.

La casa es ocupada por una banda de arañas bolivianas. El gobierno se felicita por la integración latinoamericana en Venezuela y organiza, para ello, un acto de tres días en el Teresa Carreño.

P.D: Chávez y seguidores se definen “bolivarianos” porque afirman que defienden las ideas de Bolívar, libertador de Venezuela. Será que regresaron en una máquina del tiempo al siglo XIX, o lo invocaron con la ouija para preguntarle, no?

Saludos a todos!

Global Galicia salta al papel

sábado, junio 21st, 2008

Desde ahora, todos los sábados, la edición impresa de La Voz de Galicia, publicará artículos de los autores de la versión bloguera de Global Galicia, a los que irá pidiendo comentarios de cuestiones relacionadas con la actualidad internacional, porque afecte a los gallegos o para dar una visión desde la óptima de un gallego que vive fuera.

Ha inaugurado la sección Francisco Álvarez, desde tierras venezolanas, que escribe un artículo titulado Inseguridad en Venezuela, a propósito de los secuestros y asesinatos de empresarios gallegos que se han producido en aquel opaís en los últimos tiempos.

“Carlitos”

sábado, junio 14th, 2008

Es una costumbre bastante extendida en este país el tener como mascota a los loros reales, especialmente hacia el interior (sé de amigos en Caracas que también los tienen, mas no creo que sea una práctica común allí).

Probablemente se preguntarán que tiene de especial esta especie (Amazona ochrocephala) como para que haya llegado a ser costumbre el tenerlas de mascotas. Pues muy bien, procederé a aclarar esto con la historia de “Carlitos”, que ha vivido con nosotros desde hace casi tres décadas.

Carlitos fue un regalo de novios que mi papá le dió a mi mamá (ya por allí sabemos que no es un animal joven, pues mis padres van para 28 años de casados, y de paso ya era un loro adulto para ese entonces). Y es que estos loros son muy longevos, pueden fácilmente superar el medio siglo. Estuvo los primeros años con mis abuelos para luego, quizás debido a mi insistencia, quedar bajo mi cuidado como ocurre hasta el son de hoy.

Este loro, que en realidad es lora pues es una hembra (el nombre masculino viene de que al principio no se estaba seguro de cual era su sexo, y ya luego de tantos años para qué cambiarselo), es bastante inteligente, y aquí es donde quizás comiencen a dudar de la veracidad de mis comentarios, pues sé que cuesta creer que sea capaz de abrir su jaula, que me llame por mi nombre cuando tiene hambre y diga, de forma clara y a viva voz, “Fran dame comida” (todo esto sin ninguna enseñanza previa), y que sea capaz de crear sonidos y cambiar su ritmo al golpear un palo de madera contra el piso (cosa que hace por diversión). Otros loros que he tenido oportunidad de ver cantan la primera estrofa del himno nacional (es costumbre enseñarselo en muchas casas), y entre otras cosas reconocer a una persona y hacerle un comentario del tipo “hola negro”, el cual es bastante ficticio y decidí elegir para este espacio, pues en la realidad suelen ser bastante más groseros.

Son también animales monógamos, de allí que mucha gente tenga una pareja en cautiverio y sean capaces de tener cría, por tanto no es necesario recurrir al tráfico de animales para obtener uno, aunque por desgracia siempre es más económica esta vía y ha sido desde siempre uno de los principales peligros que corre esta especie. Me vienen a la mente “Rosita” y “Napoleón” (el segundo lo tuvimos un tiempo en casa, pero era tan desastroso que mis padres decidieron regalárselo a una amiga) ya que al morir este, la lora lo llamaba a diario y murió también al poco tiempo (de soledad?).

Me considero afortunado por tener esta mascota en casa, que nos alegra los días con tanta facilidad y que se ha convertido en una reliquia familiar. Es uno de los beneficios de vivir en un país como este, pues se que en España sería casi imposible tener un loro de estos en casa. Una mascota alegre, despreocupada, divertida, fuera de lo común, que pienso que bien podría representar lo que es Venezuela como país.

Saludos, y hasta la próxima entrega!