La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘transporte público buenos aires’

El subte

domingo, septiembre 14th, 2008

No soy muy amigo del metro, o como se le llama aquí, subte. Y es que el topo es un medio de transporte público que llega  a repartirse dificilmente de manera eficiente por la ciudad, dejando por desgracia muchos puntos concurridos vacíos a los que hay que llegar en bus, o en taxi. Este último, aunque su precio es muy asequible en comparación con España, yo soy estudiante y  no se puede agarrar taxi para ir a todos los sitios. Pero más allá del precio de la gasolina, los subsidios al transporte, las líneas de autobuses y las escasas salidas de metro para una ciudad tan grande, quería explicar bien, qué pasa en este subte.

Para que se hagan una idea general de dos grandes ciudades.

Longitud de las vías

Subte de Buenos Aires 52,3 Km.

Metro de Madrid 281,780 Km.

Número de paradas

Subte de Buenos Aires 74

Metro de Madrid 319

Número de pasajeros diarios, por media.

Subte de Buenos Aires 1.405.000 (dato de 2008)

Metro de Madrid 1.689.132 (dato de 2004)

Esto es aplastante, casi cinco veces menos en todo excepto en pasajeros, pero todavía falta decir que la frecuencia de las líneas es un atropello, el índice de retrasos es increíble, la limpieza mínima, el aire inexistente, la luminosidad precaria, el olor en muchos sitios insoportable y la mitad de los vagones son los que usaban en Madrid en los años ochenta. Con estos datos no me extraña que la gente vaya con cara de muerto, a punto de morder y hablen con voces de ogro, aunque sinceramente esto pasa en casi todos los metros, ya se llamen metro, subte o underground. Es bastante frecuente ver ese cartelito verde que reza “Linea D con demora 10’” y que tras su lectura sabes que llegarás tarde, pero siempre hay un mensaje poblacional de masas bastante peronista que te recuerda “estamos trabajando por ti, la ciudad trabaja, Buenos Aires trabaja, estamos mejorando para ti”, Buenos Aires trabaja, pero tu llegas tarde una vez más. Por eso el subte es una lotería, nunca sabes si vas a llegar a la hora o no, y si tienes alguna reunión o examen, que Dios nos “coja” confesados.

Pero más allá de la precariedad de los andenes hay cosas buenas, como llegar a la estación de Mariano Moreno y ver un mural de la catedral de Santiago y recordarte que allí no necesitabas hacer el topo para llegar a clase, simplemente un agradable paseo desde la calle Santiago de Chile hasta el Campus Norte, cruzando la zona vieja y haciendo el deporte Olímpico 100metros esquivo de turistas por a Rúa do Franco, aunque a veces se llegase a clase calado, literalmente, hasta las rodillas. Otras cosas buenas es que puedes comprar libros de todo tipo en las estaciones, el precio del viaje (0.9 pesos, unos 20centimos de euro), las promociones de los viajes simples, o las publicidades de los vagones que a veces si que arrancan una sonrisa, mientras la única gente que habla en alto son los escolares que suben en Tribunales. Además hay otro dato que he observado en varios sitios, y es que nada como las estaciones de metro para darnos una lección de historia sin querer, aprendiendo nombres de coroneles, generales, políticos, artistas, escritores, músicos, guerras, tratados, congresos, acuerdos, conquistas…Creo que si se supiesen cien palabras sobre cada estación, se sabría mucho más de historia del sitio en el que vivimos. En fin, experiencia subte, mañana lunes, ya os contaré….