La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘tiempo’

Regreso al futuro

jueves, octubre 23rd, 2008

Llevo bastante tiempo sin escribir, para lo prolífico que suelo ser. Y no es que haya perdido el interés, ni que esté demasiado ocupado como para encargarme de este blog de vez en cuando. La verdadera explicación es que desde que llegué a Taiwán les escribo desde el pasado. Más exactamente desde el año 97 –ni siquiera 1997, no se crean, no hay mil novecientos que valgan–.

¿Por qué?, se preguntarán algunos. Porque el origen del actual calendario taiwanés no comienza el día del –supuesto– nacimiento de Cristo, sino el del nacimiento de la República China, acecido en nuestro 1911, cuando, tras la revolución de Xinhai, el Kuomingtang o partido nacionalista chino derrocó al último emperador de la dinastía manchú Qing –¿recuerdan aquella película de Bertolucci?–.

Ya ven. Después de un mes viendo ir y venir documentos del  97, y diciendo para mis adentros que vaya con el año 1997, que debió de ser un año importantísimo en mi universidad, porque se firmaron muchas cosas, caigo en la cuenta de que el año 97 es este en curso, y vengo y se lo cuento porque me ha hecho gracia.

Así que no se piensen que no escribo: es que mis mensajes tardan en llegar. No en vano tienen que recorrer, al pasito de las cortas patas de las letras de molde, 1911 años, que no son pocos.

Si es que es lo que tiene el nacionalismo, que funda y freunda, y venga y toma y dale con las fechas míticas, patrioticas y demás, y luego no nos entendemos.

A 1 de Brumario, día de la manzana, según el calendario revolucionario iniciado el 22 de septiembre de 1792.

Época de lluvias

miércoles, julio 16th, 2008

De repente un día se puso a llover. Todo el mundo lo decía: los taxistas, los merolicos, los agricultores, las monitoras de gimnasio, los delincuentes comunes, los niños fresas…

            – A partir de junio en Guadalajara “refresca”!.

Reconozco que me costaba admitir que estando en el hemisferio norte, (esta parte del planeta en la que el agua del WC gira en el sentido de las agujas del reloj llevándose su inmunda carga a insondables agujeros negros) a partir de junio “refrescara”. Lo del descenso de temperatura, bueno, en cierto sentido es verdad pero lo que si era totalmente correcta era la predicción de la llegada de la lluvia. Sin previo aviso (si exceptuamos el de los taxistas, los merolicos, los agricultores, las monitoras de gimnasio, los delincuentes comunes y  los niños fresas) el cielo se puso gris roñoso y comenzó a precipitarse en forma de agua ácida. Lo de ácida lo digo por experiencia empírica (si se me permite la redundancia) ya que el día de la primera gran tormenta yo no estaba en mi apartamento y cuando llegué a casa tenía agua suficiente para poner una piscifactoría en el comedor. Tras emplearme a fondo con la fregona; (aquí llamada trapeador) pude comprobar que en las zonas en las que el agua había estado estancada, ésta se comió el esmalte de las plaquetas. No pasa nada. Puedo vivir con ello pero desde entonces ya cierro las ventanas e intento no exponer mi cuerpo a tan agresivo fluido para evitar perder el poco pelo que me queda.

Lo mejor de todo es que ya no hay tanto polvo en suspensión en el aire y creo que mi incipiente enfisema pulmonar lo agradecerá sobremanera.

Dicen  (los taxistas, los merolicos, las monitoras, etc…ya se sabe!) que estas trombas de agua diarias durarán hasta octubre más o menos así que dada su fiabilidad previa, habrá que creerse sus pronósticos. Por mí, que se perpetúen. Hacía falta que refrescara un poco!