La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘series’

Viva la versión original

lunes, junio 8th, 2009

Hay cosas que no es que no las supiera, es que nunca me había parado a pensarlas con anterioridad. Les pongo un ejemplo. Últimamente descubro que los actores australianos están en todas partes: Olivia Newton John, Sam Neil, Mel Gibson, Portia di Rossi -la rubia de Ally McBeal o de Arrested Development-, Melissa George y Mia Wasikowska -Laura y Shophie, respectivamente, de En Terapia-, Simon Baker -el prota de El Mentalista-, Anna Torv -la prota de Fringe-, Isla Fisher, etc. No es que yo no supiera que son australianos, es que ni siquiera se me había ocurrido pararme a pensar de dónde eran estos señores. Algunos de estos ejemplos son recientes, claro, y ahora sí lo sé porque veo la tele en versión original, pero en España, acostumbrados al doblaje, ¿a quién le importa de donde sean los actores, si todos hablan un español neutro perfecto?

El caso es que es curioso, porque parece que a los estadounidenses no les gustan mucho ni el acento inglés (que se evita, como en el caso de Hugh Laurie, House, a no ser que el personaje sea un ratón de biblioteca o un geek, caso en que el inglés que hable tal personaje será tan pedante como irreal) ni el australiano. La mayoría de los actores que mencioné más arriba actúan con acento estadounidense, una pena y una pérdida de diversidad. Sólo descubro que son australianos porque me lo dice Steve (además, la mayoría de los actores australianos salen de Neighbours o Home and Away, dos culebrones australianos que llevan en TV por los siglos de los siglos por los que han pasado, entre otros, el actor que hace el papel de Chase en House, por ejemplo, o Isla Fisher). Hablando de Jesse Spencer, Chase en House, él es el único que yo recuerde que hace de australiano, y participó en nada menos que en 196 episodios de Neighbours, serie de la que también salió Kylie Minogue.

Parece que tanto a los españoles, con nuestro doblaje perpetuo, como a los estadounidenses, con sus cambios de acentos, nos gusta comprobar que los personajes de las series y películas podrían ser nuestro vecino del quinto o el tendero de la panadería. Pues no sé por qué. Si vivimos confinados a un entorno más o menos cerrado, qué mejor que las series y películas para conocer cosas nuevas, ¿no? Como ejemplo, ahí están los portugueses, nuestros vecinos del alma, que ven las producciones extranjeras en versión original con subtítulos. ¡Qué maravilla! ¿Qué sentido tiene, sino, hablar con todo el bombo y platillo que es estila de los premios Oscar en España, cuando no tenemos ni idea de cómo es la actuación real de los actores porque la perdemos con el doblaje? Pero ojo, que para los traductores y dobladores no tengo más que palabras de elogio, que hacen una labor espectacular (bueno, de algunas traducciones se podría hablar, como por ejemplo la traducción de los tacos desde el inglés, desafortunada en muchas ocasiones, o la voz de doblaje de Dexter, pero esto es más bien “deformación profesional” porque mi sentido traductor no descansa nunca).

Pues eso, recomiendo ver películas y series en versión original, con subtítulos si hacen falta, y ya está bien de utilizar esa excusa de “es que si tengo que leer lo que dicen me pierdo las imágenes”. ¿Cómo se puede ver una serie como En Terapia, In treatment en su versión original, doblada al español, si es una serie en la que todo, absolutamente todo, es actuación? Dénle una oportunidad a la versión original, verán qué maravilla.