La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Líbano’

A caballo entre Berlín y Líbano. Violencia gratuita????

lunes, mayo 26th, 2008

Susana y Javier son amigos, comparten la desgracia o la virtud de ser arquitectos. Despues de muchos chateos comparando los lugares donde viven, se han decidido a ponerlos por escrito y publicarlos en Global Galicia. Por lo que sus posts serán visiones de dos mundos, dos contrastes de un mismo planeta y una misma profesión.

1-kopie.jpg

En Berlín o 1º de Maio e unha festa na rua en toda regla (Straßenfest) no barrio de Kreuzberg. En vez de sardinhas hai bratwurst (tamen kebabs, non olvidemos que é o barrio turco!) e moita cerveza, cómo non. A parte deso, cando a xente de aquí me falaba do tradicional do un de maio berlinés, todos coincidían en resaltar as manifestacións “en contra de todo e todos” e “Stein werfen” (tirar pedras).

A historia empezou nos anos 80 antes da caída do muro, o 1 de maio de 1987,  cando as manifestacións de partidos e asociaciós de esquerda e extrema esquerda acabaron con coches ardendo, barricadas, e batalla campal contra o corpo policial, no sector SO36 de Kreuzberg (Berlin Oeste). En este barrio había moitas casas ocupadas e un numeroso movemento punk, que parece ser non simpatizaba moito coa policía. Ésta non conseguiu calmar as violentas protestas ata a noite seguinte, cando o persoal xa iba canso e non quedaba alcohol nas tendas….

Non quería perderme semellante acontecemento e pasei a mediodía a ver o ambiente: chiringuitos de comida e bebida, escenarios, moitos moitos altavoces ao longo de Oranienstrasse e rúas arredor de Lausitzer Platz…Voltei despois de ir a traballar (si!! o un de maio, qué vergonza!!). Chegamos a eso das 20h á estación de Görlitzer Bahnhof, xusto no medio da movida, e deunos tempo a ver as últimas  manifestacións. A xente pasaba a ambos lados da estación de metro, algúns berrando e algunha xente nova de negro e encapuchada (os que tiran as pedras), por sorte só vín voar algunha botella de cervexa…  esto de tirar cousas ten relación directa co nivel de alcohol do persoal. Tamen pasaron camións con xente tocando música e un número infinito de furgóns de policía.

O da Polizei é increíble. Hai grupos de policias por todas as esquinas. Desde o U-Bahn vimos un solar baleiro que utilizaron como centro de operacións no que había polo menos 20 furgóns aparcadinhos “por si acaso”. Van vestidos como se foran a Irak. (Bueno, eu e que son de provincias e non suelo ver estes despliegues de antidisturbios). Entre un concerto de música cigana e un de punk rock, o meu companheiro de traballo e eu encontramos un grupo de 15 plantados á beira da acera, e ao achegarme vin que a formación en tortuga “protexía” a un par de policias que levaban bombonas (gas pementa???). E todo eso e necesario..?

De todas formas estan ahí sen mais, con caras de aburridos, deixanche que te fagas fotos con eles e responden amablemente ás preguntas de turistas de investigación coma min.

Por fortuna parece que a chuvia de pedruscos debe ser algo puntual ou cada vez mais anecdótico (en 2003 e 2004 ainda houbo protestas violentas). Eso, ou cheguei tarde (por traballar o un de maio xD)

En el Libano el primero de Mayo es un dia muy normal, incluso de extremado aburrimiento. Aquí hay tensión política y sectaria todos los días del año y se han revindicado muchas cosas con violencia durante mucho tiempo. Por lo que lucha de violencia gratuita por el status de los trabajadores no se produce.

En este país comparten el mismo territorio alauitas, armenios ortodoxos o gregorianos, armenios católicos, asirios, drusos, griegos católicos, Griegos Ortodoxos, Ismaelitas, jacobitas o sirios monoteístas, judíos, maronitas, protestantes presbiterianos, protestantes congregacionales, protestantes anglicanos, católicos romanos, sunitas o musulmanes ortodoxos sunitas, chiitas o teóricos del islam, o imán shias. (Son las 18 religiones que la constitución reconoce)

Además a cada uno de ellos debemos separarlos en izquierda y derecha, desde un punto de vista político. Calculando no salen como mínimo 36 subgrupos político-religioso oficiales en el parlamento. Para acabar deberíamos incluir a medio millón de personas “sin papeles” que viven el país con estatus de refugiado, es decir los palestinos; ellos están divididos en unos 3 o 4 facciones político-militares.

Cada facción suele tener su lado político y su componente armado, más o menos presente en la vida social. Todos ellos son parte integrante del Ejército, que para que no se descomponga, debe mantenerse neutral en todas las disputas internas, sean políticas o a tiros de kalasnikof o M16.

Así, la presencia del ejército en la vida diaria es total, con chekpoints en todas las carreteras, controlando a todo el que entre y sale de la ciudad. (también los hay de la policía). Los enfrentamientos se pueden producir de un día para otro, nadie sabe donde saltaran las balas. Aunque hay zonas extremadamente conflictivas, donde es conocido que algún tiro se pegara como diversión de viernes noche. A pesar de todo el país es seguro y la vida diaria se produce con absoluta tranquilidad (se recomienda mucho el uso del móvil y llamar a destino antes de emprender un viaje interior para conocer de antemano problemas de seguridad)

Durante la última crisis armada, era alucinante saber que en tu misma ciudad había disturbios con metralletas mientras uno estaba en un cibercafé en otra zona de la ciudad. Los lugareños estaban fumando su consabido narguile como hacen en sus momentos de ocio y relación social con sus conocidos. Ahora mismo mientras escribo estas líneas, escucho millares de tiros al aire, acaban de escoger presidente para el país, y la gente esta contenta. Después de 6 meses sin presidente y 18 sin poder aprobar ninguna ley en el parlamento, la guerra civil estuvo cerca. Desde hoy domingo 25 de Mayo, la posibilidad de que estalle se aleja en el calendario; pero aún así, los tanques recorren la ciudad haciendo temblar los edificos. Esta vez le siguen centenas de coches pitando y jaleando al nuevo presidente de la nación. La música de fondo es clara y contudente, o así me parecen el sonido de las armas.

Así es Líbano, así es la reivindicación violenta. En Berlín tirar piedras es una fiesta, en Líbano disparar es rutinario y cotidiano. En fin, la violencia es gratuita en casi todas sus manifestaciones.