La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘inmigración’

¿Discriminación? Más bien “no discriminación”

jueves, noviembre 27th, 2008

Hace cosa de un mes fue noticia que un médico alemán con permiso de residencia temporal en Australia había pedido la residencia permanente pero se la habían denegado por tener un hijo con síndrome de Down, lo cual supondría un gran gasto para el sistema médico australiano. Hoy leo que, finalmente, tras haber sido objeto de una gran atención por parte de los medios de comunicación de todo el mundo, el Ministro de Inmigración se la ha concedido.

La verdad es que todo esto está sacado un poco de quicio. Para pedir el visado de residencia en Australia hay que pasar inexcusablemente una serie de pruebas médicas (análisis de sangre, de orina, radiografías, auscultación, etc.) y, a menos que todo esté perfecto, no te conceden el visado. Esto es así hasta tal punto que una amiga mía holandesa tuvo que repetir el proceso porque su tensión estaba un poco más alta de lo normal. Por lo tanto, no es que a este médico se le denegara la residencia permanente por tener un hijo con síndrome de Down, sino que, como la familia se engloba en la misma solicitud que el solicitante principal, en este caso el médico, a menos que todo el mundo esté perfecto de salud, el visado se deniega.

En las noticias se ha tratado este tema como un caso obvio de discriminación hacia este médico y, especialmente, hacia su hijo. Nada más lejos de la realidad, en todo caso sería un caso de “no discriminación”, porque los trataron exactamente igual que al resto de las personas que pedimos la residencia. No nos olvidemos de que Australia es uno de los países más ricos del mundo con tan sólo 20 millones de habitantes, lo que permite que sus ciudadanos disfruten de unas ayudas sociales impresionantes (los nuevos residentes no tenemos derecho a ellas, dicho sea de paso, hasta pasado un plazo de dos años desde nuestra llegada), y por ello sus criterios para aceptar inmigrantes son muy estrictos.

Mi intención con esta entrada es dismitificar un poco este caso, explicar que existen unas normas que todo el mundo debe cumplir y comentar que en este caso se ha hecho una excepción con este médico porque existe escasez de médicos especialistas en la zona de Australia donde vive (y, obviamente, por la opinión pública mundial). En lo que respecta a la petición del visado, el hecho de que su hijo tenga síndrome de Down es, obviamente, desafortunado, pero no más desafortunado que el hecho de que mi amiga holandesa (veterinaria, por cierto, y en Australia hay escasez de veterinarios) tenga la tensión alta. No piensen que estoy en desacuerdo con que le hayan concedido el visado, al contrario. Pero lo que sí quería dejar claro es que, a diferencia de lo que se ha publicado en la prensa y de la manera en que se ha redactado, no es éste un caso de discriminación, sino todo lo contrario: se ha tratado a esta familia de igual manera que se trata al resto de los solicitantes.

La gran tragedia de la inmigración

miércoles, junio 11th, 2008

efectivos_salvamento_maritimo_trasladan_cadaveres_inmigrantes.jpgHoy voy a escribir de algo que me afecta muchísimo,uno porque me toca muy de cerca y dos porque este tema tan trágico debe de conocerse. En un país como el nuestro donde los aeropuertos son un verdadero coladero de inmigración ilegal, donde las puertas están totalmente abiertas a personas que proceden mayormente de países de habla hispana, en los que no hay ni un solo filtro de seguridad, vaya por delante que sé muy bien que nuestros antepasados fueron a esos países con una mano delante y otra detrás y que fueron muy bien acogidos por esos países.

Aún así quiero hacer una comparación de los inmigrantes de categoría B esos que llegan en oleadas de pateras que proceden del África subsahariana y que llegan aquí a unos metros de mi casa practicamente muertos. He visto pateras con mas de 70 tripulantes sentados encima de sus propios vómitos, hacinados sin poder moverse en un goteo incesante que no para, con esa cara de terror en sus rostros los traen al puerto de Los Cristianos remolcados  a veces a plena luz del día, ante la asombrada mirada de los turistas que se disponen a coger el barco rumbo a la islas Gomera,La Palma y EL Hierro.

El trato que les damos a esos inmigrantes de clase B es el siguiente: la Cruz Roja (menos mal) les hace una exploración sanitaria y les provee de comida y agua, luego la Policía Nacional les fleta una guagua (autobús) y los trasladan a la comisaría del sur de Tenerife, donde se les intenta (no siempre se consigue) identificar. Luego serán puestos a disposición judicial, serán ingresados en un centro de inmigrantes esperando su repatriación, y otra vez vuelta a empezar.

Muchos morirán en el intento de lograr una vida mejor. A cualquier persona que le preguntas por la problemática de la inmigración aquí en el sur de la isla de Tenerife te contesta que el problema no está en las pateras, cosa que es cierta, el problema está en los aeropuertos. Soportamos en nuestro municipio un grave problema. La crisis ha hecho saltar las alarmas. Donde había una importante bolsa de inmigración sin papeles ahora que la contrucción donde trabajaban está parada, ¿qué será de ésta gente? ¿a dónde van a ir?. Hemos hecho una campaña de imagen sobre las pateras con una parafernalia brutal y medíatica y ahora que no hicimos nada con la inmigración A o de los aeropuertos nos estallará  en las manos y todo por que somos lo que somos y no damos para más.Y las pateras siguen llegando y algún día será al revés y nosotros tendremos que emigrar a África y toda nuestra tecnología y nuestra soberbía no nos servirá de nada. ¿Nos dejarán entrar? ¿Nos repatriarán?.Un saludo desde Tenerife.