La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Gibraltar’

¿Centro financiero o paraíso fiscal?

jueves, febrero 5th, 2009

            Si con la que está cayendo en la economía mundial nos dicen que hay un territorio cuyo primer ministro muestra una euforia desmedida sobre las perspectivas a corto y medio plazo de su economía, nuestra reacción oscilaría entre el escepticismo y la sospecha de algún tipo de enajenación mental de tal personaje. Bueno, pues eso se da y además yo lo tengo muy cerca: está en un territorio de 6 kilómetros cuadrados, 30.000 habitantes y 90.000 sociedades que tengo a la vista mientras escribo esta entrada. Se trata de la Roca en cuya cima (400 metros en vertical sobre el mar que está a sus pies, el mástil más alto del mundo) ondea una bandera que no es precisamente la española.

            Intentaré explicarme. El Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea anuló hace un mes la decisión de la Comisión Europea de considerar una ayuda estatal ilegal el impuesto de sociedades de Gibraltar, más bajo que el vigente en el Reino Unido. La Corte considera que Bruselas cometió un error al comparar el sistema fiscal al que están sometidas las empresas del Peñón con el aplicado en el Reino Unido. Este fallo del Tribunal europeo se produjo apenas un mes después de la cumbre de los líderes de las principales veinte economías mundiales en la que la propuesta estrella de Zapatero era la supresión de los paraísos fiscales. Si no quieres caldo, toma dos tazas. No a la supresión y además sí a la ratificación.

            La Comisión dictaminó en 2004 que constituía un sistema de ayuda estatal incompatible con el Mercado Común, ya que gravaba a las sociedades de Gibraltar con un tipo menor al del Reino Unido y favorecía a unas empresas sobre otras. Gibraltar y Londres interpusieron sendos recursos ante el Tribunal de Primera Instancia solicitando la anulación de la decisión. Esto es lo que ahora se ha fallado estableciendo que el Peñón tiene una fiscalidad propia y puede dictar sus propias normas tributarias. ¿Entienden ustedes ahora porqué el Peñón tiene el triple de sociedades que de habitantes? Se trata de lo que oficialmente se llama “Centro Financiero” internacional igual que lo son la isla de Man, Gersey, Malta o las Bermudas, por ejemplo. Es decir, lo que los ciudadanos de a pie, ignorantes como somos de tales sutilezas léxico-financieras,  llamamos “paraísos fiscales”.

            La Constitución de Gibraltar permite el establecimiento de sociedades que, dirigidas desde el Peñón y situadas en cualquier lugar del mundo, pueden desarrollar sus actividades exentas de impuestos. Miles de sociedades allí registradas no tienen actividad en el Peñón. Muchas de ellas tienen como única propiedad y actividad una vivienda en La Costa del Sol o el Campo de Gibraltar. De modo que si se produce una transmisión lo que se transfiere es la totalidad de las acciones de la sociedad propietaria, la transacción se registra en Gibraltar y el fisco español ni se entera porque la propietaria continúa siendo la misma sociedad. Sofisticada ingeniería jurídico-financiera de última generación al servicio de la opacidad fiscal.

            Así se explica la euforia del ministro principal Peter Caruana, que ofreció una rueda de prensa para manifestar estar “encantado” con todos los aspectos de la resolución, que le permite continuar con un régimen fiscal excepcional y que atrae importantes flujos de capital internacional. Caruana llegó a decir que de esta forma “legaremos prosperidad social y económica y estabilidad a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones de gibraltareños”. Y, como colofón demostrativo de su nivel de euforia, declaró que “para reconocer la importancia de esta sentencia, el 5 de enero será, a partir de 2009, jornada festiva”. Pocas horas después de esta declaración lo he visto comiendo, supongo que para celebrarlo, en un restaurante próximo a la lujosa urbanización española de Sotogrande, donde tiene una casa y donde igualmente la tienen miles de gibraltareños y de propietarios de sociedades radicadas en Gibraltar.

            Que esta situación se produzca ahora, con negrísimos nubarrones sobre la economía mundial en el horizonte que amenazan tiempos borrascosos en la meteorología económica, no deja de ser cuando menos paradójico. Parece que estos “Centros Financieros” pueden ser unas nuevas “arcas de Noé” en las que se podrán poner a salvo del diluvio universal económico que ya tenemos encima los expertos navegantes en el río revuelto de las altas finanzas internacionales. Aunque ya hemos visto que incluso estos tiburones de la economía se pueden tropezar con un “tocomocho” tipo Madoff que les frustre sus privilegiadas inversiones.

Julián y Andrés

miércoles, octubre 22nd, 2008

            Julián y Andrés son dos niños que tienen muchas cosas en común. Los dos han nacido y viven en la misma Bahía, aunque con distinta nacionalidad: Andrés en Algeciras y Julián en Gibraltar. Ambos tienen una grave enfermedad de la sangre: Julián tiene leucemia y Andrés talasemia, una enfermedad genética que afecta a la hemoglobina, impidiendo la normal función de los glóbulos rojos. Los dos necesitan un trasplante de médula.

            Julián está hospitalizado en Londres, donde no encuentran un donante de médula que sea compatible. Su familia ha lanzado un dramático llamamiento a su ciudad de Gibraltar solicitando un donante de entre 18 y 40 años compatible con Julián, en un plazo de seis semanas, a partir de las cuales la vida de Julián corre inminente peligro. La respuesta fue extraordinaria: en una población de 30.000 habitantes, se presentaron 2.000 donantes entre 18 y 40 años. Los donantes se están haciendo los pertinentes análisis de sangre. Esperemos que aparezca alguno compatible.

            Andrés tiene seis años. Su enfermedad le obliga a continuas transfusiones de sangre y su esperanza de vida no va más allá de 35 años. A los padres se les ofreció una posibilidad de curación novedosa en España: la madre podría someterse a una variante nueva de fecundación in vitro, con la que entre los diferentes embriones que se formasen se podría seleccionar uno libre de esa enfermedad hereditaria. El bebé nacería sano y además de su cordón umbilical se podrían extraer las células madre que curarían a su hermano. Este nuevo hermano ya ha nacido, se llama Javier y es el primer bebé español seleccionado genéticamente para salvar a su hermano. El diagnóstico preimplantacional fue autorizado por Ley de Reproducción Asistida de 2006

            El hospital donde nació el bebé, el Virgen del Rocío de Sevilla, tiene una unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal y ha puesto en práctica por primera vez en España un procedimiento de selección de embriones llamado “diagnóstico preimplantacional”. Es una variante de los métodos tradicionales de fecundación in vitro, procedimiento que inevitablemente produce varios embriones, que se analizan y se elige uno que cumpla determinados requisitos, en este caso que estuviese libre de talasemia y que fuese compatible con el sistema inmunitario del hermano enfermo. De este modo, el cordón umbilical del bebé podrá proporcionar células con las que hacer el trasplante que cure o mitigue la talasemia de Andrés.

            Este procedimiento tiene detractores que opinan, entre otros argumentos, que es moralmente reprobable congelar o destruir los embriones rechazados. La Conferencia Episcopal Española ya en su momento se pronunció en contra y ahora acaba de repetirlo con motivo del nacimiento de Javier, tildando de “práctica eugenésica” la selección preembrionaria.

            Éstas son dos historias reales, paralelas y coincidentes en el espacio y en el tiempo. A mí me caen muy próximas geográfica y anímicamente. Si en vez de tratarse de un hecho real se tratase de una creación literaria, yo tendría para  ella un final feliz: que las células madre de Javier, además de ser compatibles con Andrés, lo fuesen también con Julián. Además de servir para salvar estas dos vidas incipientes y gravemente amenazadas, haría más por el cordial entendimiento entre las gentes de Gibraltar y las de su Campo que muchos años de política de vecindad británica, gibraltareña y española.

            Desde luego el diagnóstico genético preimplantacional debe ser usado con los máximos controles legales, ya que su generalización por razones económicas o de otro tipo podría tener derivaciones indeseables. Otra cosa es su utilización con fines terapéuticos, como el caso expuesto.

            Llegado a este punto, propongo a mis tertulianos de la Galicia Global un breve cuestionario. ¿Qué opináis de la decisión de los padres de Andrés? ¿Haríais lo mismo en su lugar? ¿Qué opináis de estos programas de selección preembrionaria? ¿Seríais partidarios de la formación de un banco de cordones umbilicales que permitiesen futuros usos terapéuticos? ¿Cómo está este tema en los países en los que estáis viviendo?

Cantón de Porlier, Cantón de Lacy

martes, junio 3rd, 2008

 Leo que se ha retirado la placa “Cantones de José Antonio” de la fachada del Banco Pastor, en el Cantón. Cosa que me ha extrañado, no por su retirada sino por su larga permanencia allí, probablemente cerca de setenta años, en una de las fachadas más céntricas, emblemáticas y visibles de La Coruña. Con escaso arraigo popular porque ¿algún coruñés se citó alguna vez con un amigo/a en “los Cantones de José Antonio”? Pues a pesar de todo compruebo que, con la retirada de éste y otros símbolos franquistas, se está produciendo el mismo revuelo que en otras ciudades españolas donde se llevó a cabo.

Coincide esta noticia con la publicación de un artículo mío en uno de los medios andaluces con los que suelo colaborar, en donde hablaba precisamente de los Cantones coruñeses. Porque durante el Trienio Laboral (1820-1823) se llamaron Catón de Porlier y Cantón de Lacy. La figura de Porlier es conocida en La Coruña, donde tiene actualmente una estatua y una calle con su nombre. Menos conocido me temo que es Lacy, del que no parece  haber quedado ningún símbolo en la ciudad. El general Lacy fue Capitán General de Galicia desde enero de 1813 hasta marzo de 1814. Poco tiempo, pero dejó una profunda huella por ser un liberal al que el Ayuntamiento constitucional quería retener en La Coruña, pretensión que se truncó con el retorno de Fernando VII.

 En 1815 Porlier encabezó en La Coruña una sublevación que fracasó y fue ajusticiado en el Campo de la Leña, actual Plaza de España. Dos años después, en 1817, se levantó Lacy en Cataluña y al fracasar igualmente fue condenado y fusilado en el castillo de Bellver, en Palma de Mallorca.

El interés por este general en estas tierras del Sur se debe a que nació en el Campo de Gibraltar. Descendiente de irlandeses, su padre luchó al lado de los españoles en el Gran Asedio de Gibraltar de 1779-1783 y durante ese período nació Lacy en el campamento de las tropas del asedio. Actualmente en ese lugar hay un núcleo de población precisamente llamado Campamento, situado entre La Línea de la Concepción y San Roque y perteneciente a este último municipio.

Este trágico destino de estos dos militares liberales hizo que, al triunfar el levantamiento de Riego y retornar el liberalismo en 1820, se les pusiese sus nombres a los Cantones coruñeses. Naturalmente, estos nombres fueron retirados en 1823 al reinstaurarse el absolutismo fernandino tras la venida a España de los Cien mil hijos de San Luis. Pero Porlier sigue teniendo una calle y una estatua en La Coruña igual que otros liberales coruñeses igualmente ajusticiados, como Sinforiano López. En cambio  de Lacy, que yo sepa, no queda ningún símbolo que lo recuerde. Aunque puede ser que desde la distancia mi información no sea completa  

En ciudades como Madrid o Alicante sí hay calle Lacy. En su pueblo, San Roque, lleva su nombre la calle principal, en la que hay también una estatua. Y su ayuntamiento está interesado en recuperar el protagonismo de su paisano en una ciudad como La Coruña, en la que desempeñó su último cargo importante y en la que dejó tan grato recuerdo. Este grato recuerdo lo conocen muy bien historiadores/as coruñeses/as tales como Ana Romero Maciá, que en 2005 publicó una amplia documentación municipal que así lo acredita.

Entre las personas interesadas en este tema está un sanroqueño bien conocido de los aficionados al fútbol coruñeses, por haber jugado unos años en el Deportivo: Adolfo Aldana. Adolfo me mostró su sorpresa al enterarse por mi artículo de que el Cantón Pequeño, al lado de la calle Juana de Vega en la que él vivió, llevó el nombre de su ilustre paisano. Por cierto que Juana de Vega fue otra destacadísima liberal coruñesa y casada también con otro general liberal, Espoz y Mina, con el que compartió años de destierro por el absolutismo fernandino.

Les aseguro que traté de resumir. Pero me temo que fallaron los mecanismos de síntesis y clarificación y que ha salido un rollo más historicista que bloguero. Por tanto, al igual que los diez mandamientos, los párrafos anteriores también se resumen en dos:

1º.- El general Lacy merece el reconocimiento oficial de La Coruña y desconozco si actualmente hay algún símbolo de este reconocimiento.

2º.- A quien informe de si hay alguna placa, estatua, calle, plaza, etc. a su nombre se le recompensará expresándole nuestro agradecimiento en este blog.

El mirador del estrecho

martes, mayo 13th, 2008

Creo conveniente aclarar algunos conceptos esbozados en mi anterior colaboración, tales como el conglomerado de mares, continentes, nacionalidades y fronteras que yo citaba. ¿Es posible la existencia en la península de un punto en el que todo ese mosaico geográfico-político-administrativo sea abarcable de una sola mirada? Si uno se sitúa en un piso alto del Paseo Marítimo de Algeciras o de alguna otra población de la Bahía, en muchos lugares del litoral entre Algeciras y Tarifa o en algún punto de la carretera que une estas dos poblaciones, podrá contemplar un panorama excepcional, especialmente si es un día claro. Desde allí podrá divisar el Mediterráneo y el Atlántico, Europa y África, el litoral español, Gibraltar, el litoral marroquí y Ceuta. Dos mares, dos continentes, tres nacionalidades (española, británico-gibraltareña y marroquí) y cuatro fronteras (terrestre-marítima española, España con Gibraltar, terrestre-marítima marroquí y la de Marruecos con Ceuta). Una atalaya semejante difícilmente se encontrará en otro sitio de la tierra.

 Si, colocados en este mirador sorprendente, nos ponemos las “gafas de visión histórica”, podremos “ver” numerosos episodios trascendentales en la historia de España. Veríamos los puntos de desembarco durante los años 710 y 711 en Gibraltar y Tarifa de los musulmanes que se establecieron durante ocho siglos en España. Por aquí pasaron en los años veinte del siglo pasado los barcos procedentes de La Coruña y Vigo cargados con miles de gallegos para la guerra de África, gran parte de los cuales murieron en Anual, el Barranco del Lobo u otros desastres de esa guerra colonial. Contemplaríamos los puntos de embarque en Ceuta y los de desembarque en Algeciras, Tarifa y otros puertos cercanos del llamado “convoy de la victoria” con el que se inició en Julio de 1936 la guerra civil española. Y tantos y tantos hechos históricos, en muchos de los cuales hubo una presencia y protagonismo importante de gallegos.

 Si utilizamos las “gafas de visión biológica” podremos ver la extraordinaria actividad que tiene lugar por tierra, mar y aire. La aérea especialmente impresionante e importante para los ornitólogos en época de migraciones, en la que se pueden ver millones de muy diversas especies de aves en sus viajes de ida hacia África y de retorno a Europa. Durante esa etapa migratoria expertos y aficionados españoles y extranjeros se concentran para la observación y contaje en lo que llaman la “Operación Migres”, de la que sacan importantes conclusiones científicas sobre la evolución de estas migraciones, sus causas y consecuencias.

 Por mar es más difícil la observación de especies migratorias como el atún, que ahora en primavera pasan del Atlántico al Mediterráneo para realizar el desove en sus aguas más cálidas y que al principio del verano retornan ya con sus crías al Atlántico. Fenómeno observado ya desde antiguo por fenicios y romanos que desarrollaron actividades de pesca y salazón de estos grandes peces y con los que elaboraban el “garum”, excelencia culinaria muy apreciada en Roma, a donde se exportaba. Fue el origen de las almadrabas que ahora en primavera están colocadas para esta captura de túnidos en sus cuatro sitios tradicionales: Conil, Barbate, Zahara y Tarifa, las únicas de España. Más fácil de observar es la presencia de cetáceos, abundantes también en estas aguas, lo que ha dado lugar a la proliferación de empresas  dedicadas al avistamiento de delfines y ballenas.

 Desde la óptica del transporte marítimo vemos el agua del Estrecho como una superficie surcada por 100.000 barcos anuales, un paso crucial en el transporte marítimo mundial, la llamada “calle más transitada del mundo”. Desde el punto de vista ecológico, una amenaza permanente de contaminación que más veces de las deseadas se convierte en realidad. Ahora mismo se puede ver asomando la punta del puente del chatarrero New Flame, naufragado a un  km. de Gibraltar cargado con muchos miles de toneladas de chatarra.

 Desde una visión de solidaridad humana, esos 14 kms. de mar son una tremenda fosa marina, cementerio para millares de magrebíes y subsaharianos cuya desesperación les llevó a intentar la travesía en patera, en balsas neumáticas o en otros materiales más frágiles. Una tremenda y vergonzosa separación entre el primer y el tercer mundo, que podemos contemplar con la misma nitidez que desde La Coruña se ve Mera y Santa Cruz o Cangas y Moaña desde Vigo.

 Informativamente, una fuente inagotable, diversificada y globalizada de noticias. Algunas iré desgranando desde este blog de nuestra también globalizada Galicia.