La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘final copa davis mar del plata’

Copa Davis

miércoles, noviembre 12th, 2008

Bajo a la calle, 35º C, camino por la acera rumbo Plaza Italia. No, miento, vayamos por orden. Bajo a la calle, 35ºC, sudo, camino por la acera y al llegar a la esquina me ofrecen un periódico gratuito, La Razón, que me da las dos noticias del día que estaba esperando. “La resanción térmica de hoy será la más alta de la historia en Buenos Aires para un día de noviembre”. Esa era la primera y en ese mismo instante ya la estaba sufriendo. La segunda noticia y de especial interés para la sociedad rezaba “Hoy a las 15:30 se sabrá si Rafa Nadal disputa la final de la Copa Davis en Mar del Plata”.

 El día siguiente al “Día de noviembre con la sensación térmica más alta de toda la historia en Buenos Aires” voy a clase, compro el diario Clarín y leo dos cosas: una que sabía y otra que no. Sabía que Rafa no iba a jugar, pero lo que no sabía era que Argentina había ganado la Davis sin jugar la final. Y es que como si de una relación causa-efecto se tratase, la lesión del manacorense le daba a Argentina la Davis. Vaya susto, sólo después de leer la noticia entera me di cuenta de que gracias a Dios, todavía teníamos que jugar, algo es algo. 

A mi mente llegaron de pronto conversaciones que tuve en este país sobre el maravilloso mundo de la raqueta, la ensaladera y la pista rápida, donde a Nadal se le tachaba de soberbio. Parece ser que toda Argentina apagó la televisión cuando a del Potro, tras eliminar al equipo ruso y ser entrevistado y preguntado por encontrarse con Rafa en la final, este contestó “Le voy a sacar el calzón del orto”. Quizás son mis valores los difuminados, lo de Rafa es soberbia y lo de Martín del Potro una lección de clase y saber estar. Por mi parte llegados a este punto, no sabía si La Razón nos lo ponía bastante Clarín, o Clarín tenía La Razón. 

Las esperanzas de ir a presenciar la final de la Copa Davis y poder saludar a papá y a mamá por la tele se desvanecieron tan pronto supe el precio de las entradas, que iban desde los 950 a los 2500 pesos (de los 240 a los 630 euros). Lo cual reflejaba más la realidad de un país como Suecia que de uno como Argentina, a pesar de haberse terminado en los primeros treinta minutos. Digo que no parece Argentina porque alguien podría pensar que aquí todo el mundo es rico, puede pagar esos precios y además es paciente por esperar esas colas, pero también podríamos pensar que si tuviésemos dos ruedas, seríamos una bicicleta, y no. Al lío, media hora después de abrir taquillas (físicas y virtuales) las 3000 entradas estaban agotadas, por lo que ya tenía otros motivos para ahorrar dinero porque ya sabía que a Mar del Plata, no iba a ir.

Pero Argentina sigue siendo Argentina y el negocio no cesa. Ariel, el vecino del cuarto, es entrenador de fútbol de un “equipo de pibes” y hace meses que había reservado un fin de semana en un hotel en Mar del Plata para ir con sus chavales, algunos padres  y su mujer, una chica morena con algunas canas que gasta la suela de las sandalias por la parte de fuera del pie. La mala noticia para ellos fue que en cuanto se supo que allí se disputaría dicha final, le pedían cuatro veces el precio por cada habitación que recordemos, estaba reservado y pagado previamente. La televisión dice que como el número uno del Mundo no iba a jugar, el precio de la reventa no se iba a disparar, pero aquí la dulce realidad deportiva en algunos campos sirve para disolver la amargura de la realidad política y la pasión es desmedida, así que no se asusten si al poner en su televisor algunos partidos de la final, además de ver a gente elegante, políticos, artistas, famosos, famosotes y gente de la farándula, ven a algún energúmeno desubicado sin camiseta, con bombos, trompetas y gritando sin parar como si en una cancha de fútbol estuviese. ¿Habrán pagado ellos las entradas?, esto es otro tema señores…

Mis deseos, que gane España, por el bien del tenis español, de mi oreja y de mi paciencia.

PD: Gracias a los compañeros que están en los EEUU por esa cobertura que me mantuvo despierto toda la noche de las elecciones 🙂