La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Cobas’

La campana de Cobas (o Covas)

lunes, abril 7th, 2008

campana.jpgMi pueblo de toda la vida, ya lo dije, es Cobas, o Covas, como señala la legislación actual. A mí me da más o menos igual –me gusta más con Cobas, porque así estaba escrito en el cartel que veía cuando llegaba en verano a pasar las vacaciones en casa de mis abuelos–, pero con b o con v sigue siendo el mismo lugar estupendo donde reencontrarme con mi familia y  mis amigos de la infancia. Lo importante es que conserve sus costumbres y que sea un lugar de paz y de felicidad para mí y los míos.

La semana pasada Cobas fue noticia. Alguien robó la campana de la vieja iglesia, a unos cientos de metros de mi casa. Miles de veces he recorrido aquel camino en bicicleta, y no en pocas ocasiones hemos entrado de noche en el cementerio, mis amigos y yo, para probarnos mutuamente nuestro valor. Y la campana siempre ha estado ahí, no solamente desde que yo recuerdo, sino desde que recuerdan los más ancianos del lugar.

Quizá la falta de la campana parezca poca cosa tal como está el mundo –hambre, guerras, calentamiento global–. Y lo es, desde luego, pero no deja de parecerme una pena que las pequeñas cosas que acumulan el paso del tiempo, que son, para las viejas y las nuevas generaciones, catalizadores de la memoria colectiva, falten de pronto por motivos tan pobres como el robo.

No dramaticemos. Es solamente una pedazo de bronce. Pero me entristece, y sé que no soy el único en sentirme así, que esa vieja campana del cementerio no vigile la aldea desde la altura de su pequeño campanario, como ha hecho durante tantos años.

Da la casualidad que durante mis últimas vacaciones en Galicia, en el mes de febrero, hice, durante un paseo con mi madre, esta fotografía. Está desenfocada, pero muestra nuestra campana de Cobas, y muy probablemente no podamos volver a verla al natural.

Aunque no hay mal que por bien no venga: como dice el refrán que me acabo de inventar, “cuando roban la campana de la iglesia, todos los viejos recuerdan su boda”. Que este percance nos traiga a todos buenos y viejos recuerdos.

Un ferrolano en Manchuria

martes, marzo 25th, 2008

Sí, pero con matices.

Me llamo Miguel Salas Díaz. Soy ferrolano de familia y adopción, pero nací y pasé mi infancia y adolescencia en Madrid. Me fui después a Galicia con mis padres y hermanos, y estudié Filología Hispánica en la Universidad de A Coruña. Desde entonces he vivido en Valladolid, Nápoles, Urbino y China, pero siempre que pienso en casa me viene a la mente Cobas, en Ferrol. Allí he pasado cada día de vacaciones que he tenido desde que nací, y allí, a casa de mis padres, vuelvo en cuanto puedo. Es el único lugar que siento como mío. Así que también soy ferrolano porque me da la gana.

Y esa era la primera matización. La segunda es que tampoco es exacto decir que vivo y trabajo en Manchuria porque… Manchuria ya no existe. Así se llamaba hace tiempo esta zona del mundo que ahora se conoce como provincia de Liaoning, en la República Popular de China. En este país, donde vive casi un tercio de la población humana mundial, enseño lengua y literatura españolas desde hace un año y medio. Y –problemas de morriña a parte– estoy más que contento.

Mi intención, como la de cualquiera que escriba uno de estos diarios cibernáuticos que nos resignamos a llamar blogs, es contarles las cosas que me suceden por estos pagos. Estoy encantado de poder hacerlo aquí y, por supuesto, muy agradecido a La Voz de Galicia por la realización de esta estupenda idea.

Espero de todo corazón que les interesen y diviertan las noticias que les haga llegar desde China. Así el camino de ida será también de vuelta: yo entraré en la página de La Voz a ver cómo les va a ustedes, y ustedes podrán entrar, si se les antoja, a ver cómo me va a mí.

El siguiente capítulo, a la misma Maohora y en el mismo Maocanal. Un saludo a todos desde Manchuria.