La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘camino’

El 9 de mayo en Eslovenia

sábado, mayo 10th, 2008

Hoy, 10 de mayo, los eslovenos salen a las calles a realizar su especie de »Camino de Santiago« a la eslovena.

Alrededor de la capital, Ljubljana, hay un camino de 33 km de longitud que rodea la ciudad. Este “Pot” (Camino) es lo que queda de la ocupación italiana y luego alemana de la ciudad durante la II Guerra Mundial; concretamente fue levantado en 1942. Los 33 km eran una frontera de alambre de espinos, con soldados nazis apostados en cada esquina donde no entraba ni dios, a menos que tuvieran permiso. Había 1300 soldados y 400 policías encargados de que ni siquiera las moscas osaran entrar en su territorio ocupado.
La guerra acabó y decidieron convertirlo en un paseo en plan parque memorial a donde la gente va a andar en bici, caminar, respirar aire fresco o pasear al perro.

Cada 9 de mayo, para festejar la liberación nazi y el fin de la II Guerra Mundial, los eslovenos se lanzan al Pot para recorrerlo a patita. Intentan que coincida en sábado, para aquellos que trabajan, con lo cual esta vez será un 9-10 de mayo.

Antes de empezar el camino tienen que conseguir una libreta en el primer kiosko, que deben llevar con ellos en todo momento y en la que ponen su nombre . Se construyen varios kioskos a lo largo del camino , donde hay parada obligatoria para poner los sellos que certifican que caminaron las diferentes etapas y luego obtener una chapa o un pin de recuerdo al final del recorrido. Guarda cierta similitud con el Camino de Santiago, ya que hay una especie de fiesta al final, con diploma incluido, para todos aquellos que superaron el trance.

Es un camino bastante duro: tengamos en cuenta que Ljubljana es una ciudad rodeada de montañas y que algunas de ellas están en el mismo centro de la ciudad. Por lo tanto, en el tramo de Golovec, la gran colina, hace falta algo más que un simple caminar para superar la prueba. Normalmente se tarda un día entero en finalizar los 33 km, y para los que no pueden con todo, existe un truco: pueden hacer hoy una mitad, y el sábado siguiente la otra. Pero este es el único truco existente, y cualquier otro intento de saltarse etapas será duramente castigado con la retirada de la libreta.

Hoy, dentro de unas pocas horas, me lanzaré al camino con mi mochila, mi botella de agua y mi bocata, e intentaré llevarme el diploma con la fecha del “9-10 de mayo”, sin trampas y sin trucos. Que no se diga que los gallegos no somos buenos caminantes.