La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘autonómicas’

El voto emigrante, desde Suráfrica

jueves, febrero 19th, 2009

Fraga es un hombre a quien, como compañero o como contrincante, como amigo o como enemigo, se le respeta. En una entrevista reciente en la prensa nacional se declaraba galleguista sin ambages. Eso sí, no nacionalista -pero es que don Manuel a todas luces no acepta la acepción sociológica de la palabra y la asocia necesariamente con separatismos. En fin, uno no se mete en batallitas semánticas con Fraga.

Yo no sé si los gallegos que vivimos permanentemente en el extranjero debiéramos o no debiéramos de tener voto en las elecciones gallegas, aunque hoy en día parece que varios tipos de residentes, pero extranjeros al fin, sí lo tienen. Supongo que dependerá de que el derecho al voto se considere un derecho del ciudadano o meramente de los residentes, sean quienes fueren.

Si una vez más este año el Colegio Electoral nos envía las papeletas electorales a los residentes en Suráfrica, un servidor tendrá que decidir por quien votar -y creo que el tema más importante en juego es precisamente el del galleguismo del que habla Fraga. No es que no haya otros que afecten mas la vida cotidiana del ciudadano, sino que estos son temas mayormente exógenos por los que poco o nada pueden hacer los políticos gallegos por mucho que prometan y se compromentan: ya veremos si puede Obama. . Observo además que las diferencias entre ellos con respecto a estos temas son más bien marginales y de matices: no es que unos propongan la nacionalización de la industria gallega y otros la eliminación de los seguros sociales.  Está claro, sin embargo, que la protección, conservación y promoción de la cultura gallega, muy particularmente el idioma, está enteramente en manos de nuestros políticos.

La protección, conservación y promoción del gallego debiera de ser un principio indiscutible de todos los gallegos, sean de derechas o de izquierdas, fachas o sociatas. Es algo que no tiene nada que ver con la política sino con nuestra identidad como pueblo. Dicen los aborígenes australianos que perder el idioma supone perder los sueños. Por supuesto, también hay cínicos para quienes la cuestión de la identidad es una entelequia intelectual. Y ¿qué más da si cambiamos el gallego y el castellano por el inglés? Cada uno tendrá que llegar a sus propias conclusiones.

Pero el castellano es también parte de la realidad de Galicia hoy. Es pues necesario que a ambos idiomas se les dé la misma prioridad. No puede haber escuelas en gallego y escuelas en castellano a gusto del consumidor y en nombre de la libertad y de la democracia: se acabaría con dos tipos de gallegos. Me gustaría ver un partido político que prometiera y se comprometiera a que en una generación todos los gallegos fuesen perfectamente bilingües: esto si es algo que nuestros políticos tienen en sus manos. Ni que decir tiene que los bachilleres debieran también de tener un conocimiento suficiente del inglés, por ejemplo, al nivel del certificado elemental de Cambridge: . existe un mundo más allá de Galicia y más allá de la Hispanidad.

La cuestión ahora es encontrar tal partido.

El populismo

jueves, febrero 19th, 2009

Empiezan las elecciones: Galicia entera se revoluciona. Escándalos de última hora, estadísticas que suben y bajan como los ascensores de un centro comercial, órdagos políticos (“si me votáis erradico el paro, la enfermedad, la muerte”), acusaciones cruzadas incluso entre los dos candidatos que, presumiblemente, volverán a aliarse… Y yo, que vivo en un país en el que soy analfabeto, porque no puedo ni leer ni escribir el idioma que manejan los nativos, me encuentro, en medio de este rifirrafe político, con que también me falta texto, chicha, sustancia, meollo… Es decir, programa.

El mundo político evoluciona hacia el de la publicidad comercial. Cada vez interesan menos las propuestas políticas –¿ha cumplido el actual gobierno sus promesas? ¿Cuáles son sus nuevas propuestas? Y la oposición: ¿ofrece soluciones? ¿critica o construye?– y más los lemas, las sintonías, los gestos. Falta poquito para que Feijoo, Touriño y Quintana –en estricto orden de intención de voto del electorado gallego– nos suelten un “Just do it“, un “Cocacola es así“, o un “Porque yo lo valgo“. Lo importante es seducir, embrujar, transmitir un ritmo al que puedan bailar los votantes –bailar porque no piensen–.La prueba, los lemasy logotipos de los últimos años: ZP, Feij009… Muy moderno todo, oiga.

También surge de nuevo el léxico bélico: hay que defender el país, estar a la vanguardia, proteger a los nuestros, permanecer en la trinchera, dejarse la piel. Todo por meter miedo, que es el lenguaje de la política. Si votas al PSOE –nos dice el PP–la crisis se convertirá en crónica, España se hará pedazos y Tintín jamás regresará del país de los Soviet –horror–. Si votas al PP –dice el PSOE– volverá la derecha cavernaria, Franco reirá en su tumba y el Madrid ganará para siempre la copa de Europa –terror–. Si votas a los partidos españoles –dice el BNG– se perderá el gallego, todos asistiremos a los toros y nos iremos por bulerías, y los pulpos emigrarán a las costas de las otras naciones celtas –pánico–.

Mientras, el escándalo del cabeza de lista orensano, el minibar de Quintana y el Audi AOito de Touriño pasan por delante de nuestras narices sin que sepamos realmente si  las acusaciones tenían o no fundamento, porque cuando suceden esas cosas los políticos hacen como las gaviotas: chillan un montón y luego se van volando para posarse lejos, al fondo de la playa, hasta que baje la marea.

Un buen ejemplo de esta demagogia es –caigan los palos si han de caer– el reggaeton que le han hecho a Anxo Quintana. y que el BNG utiliza en sus mítines (http://www.youtube.com/watch?v=Z52mSBOVT7A). A Obama también le hicieron uno, pero claro, el nuevo presidente de EEUU estaba interesado en el voto de los latinos. ¿Cuál es el objetivo de tan céltico reggaetón dedicado a “Quin”? Me imagino que los gallegos de ultramar. Tenemos que demostrarles que nosotros, los gallegos de Europa ,también somos Caribe, que Breogán sabe mover el culo. Fraternidad de celtas y boricuas: empanada de papaya, brother.

Y digo que es demagógico, claro, no por la música, sino por la letra, que comparte con las intervenciones de la mayoría de los políticos una profundidad de cubito de playa. Aquí el video:

Imagen de previsualización de YouTube

Y aquí la letra:

Oíde todos, este é un home preparado,

a esperanza chegou ao noso lado.

¿Cómo lle din? ¡Quin!

¿cómo se chama? ¡Quintana!

Disque en Madrid non contamos

invisibles porque non votamos,

pero aquí estamos,

e todo isto vai cambiar,

xuntos pola rúa, agora imos votar.

¡Escoitade xente,

é tempo pra algo diferente,

o que precisamos é un novo presidente!

Os de A Coruña, ¿cómo se chama?

¡Quintana, Quintana!

Pontevedreses, ¿cómo se chama?

¡Quintana, Quintana!

E os de Lugo, ¿cómo se chama?

¡Quintana, Quintana!

Nesta gran nación

fai falla predisposición

pra non esquecer a emigración.

É doado culpar alguna xente

porque Galiza está doente.

¡Esperta, imos a elixir a quen nos defenda!

 

Obviando que esta letra te la gritan (es el estilo Reggaetón) y los insoportables ripios, vamos a ver algunas cosas que dice la letra:

 

“Disque en Madrid non contamos, invisibles porque non votamos”

 

Pero a ver… ¿cómo que no votamos? ¿Quienes? En Galicia la gente vota igual que en el resto de España… Y la mayoría al PSOE y al PP. Y los que votan al BNG votan también…¿Entonces quién no vota? ¡Reggaetooooon!

 

“Nesta gran nación fai falta predisposición para non esquecer a emigración”.

 

Falso. En esta gran nación te meten la emigración por los ojos y las orejas desde que eres pequeño. Enciendes la tele: emigración. Abres el periódico: emigración. Enciendes la radio, lo mismo. Abres un yogur: emigración otra vez. En esta gran nación nadie se ha olvidado de la emigración. Es más, olvidarla es lo difícil. Además, y ya poniéndome el chip de profe: ¿qué tipo de frase es esa de “hace falta predisposición para no olvidar la emigración”? ¿Cómo se hace eso? ¿Te lo repites por las mañanas? “Estoy dispuesto a no olvidar la emigración hoy”… ¡Pero si dan ganas de emigrar para no oir hablar todo el día de emigración!

 

“É doado culpar alguna xente porque Galiza está doente.”

 

Ya estamos: culpar, culpar, culpar… ¿Para qué vamos a buscar soluciones si podemos pasarnos la vida culpando? Es más rentable políticamente apuntar con el dedo que sentarse a trabajar. Pues hala, Quin, cuéntanos quiénes son los culpables. ¿Los Reyes Católicos? Y para rematar…

 

“¡Esperta, imos elixir a quen nos defenda!”

 

Otra vez con la defensa de Galicia, no se sabe de qué ataque. Y con ese “despierta” que tanto repelús me da en política, porque presupone que los votantes de otras formaciones están dormidos, atontados o equivocados. ¡Que no hay que despertar a nadie! ¡Que la gente no vota a vuestro partido porque no quiere! (y lo aplico a todos los partidos, ojo).

Todo esto, aderezado con una generosa ración de frases que no significan nada, o no-lenguaje: “aquí estamos”, “esto va a cambiar”, “todo será diferente”, y blablablá. No tienen contenido semántico, pero reafirman al individuo como elemento de la tribu.

Pues bueno. Para oír tonterías de tal pelaje no tienes más que ver las declaraciones públicas de los candidatos en la tele, pero para enterate del programa tienes que entrar en internet, buscarlo o pedirlo en unas oficinas del partido… Es casi tan difícil como apostatar. Transparencia política, se llama esto, o tratar al electorado como idiotas. ¿Nos lo merecemos? ¿Qué pasaría si la sociedad le mandara a los políticos el siguiente mensaje? ¡No queremos consignas, sino argumentos! A saber.

Y para que no penséis que solamente le meto caña a Quintana, aquí tenéis un viejo vídeo de un vallenato dedicado a Rajoy:

Imagen de previsualización de YouTube

¡A bailarrrrrrrrrrr!

 

 

Un voto estratégico

domingo, febrero 15th, 2009

Aunque ya no es una novedad, no deja de resultar asombrosa la posibilidad de que el resultado de las próximas elecciones autonómicas sea dirimido por el voto de ultramar, el de los emigrantes gallegos y sus descendientes. Leo, en la última edición del diario que aloja a Global Galicia que los candidatos de los dos principales partidos estàn dejando los pies en tierras del Río de la Plata y no dejo de sentir un cierto dejo de postergación: ¿y qué pasa con Chile, que no nos visitan? Es cierto que, comparativamente, la cantidad de gallegos que atravesaron la cordillera son pocos pero no estaría mal que, aprovechando que la distancia en avión es irrisoria, pudieran darse una vueltita por estas tierras. Aunque fuera sólo un gesto, se agradecería.

Desconozco qué sienten los gallegos de adentro ante la posibilidad de que sea el voto externo quien dirima, a fin de cuentas, quien conducirá el gobierno autonómico en el próximo período. El que se produzca este fenómeno es más responsabilidad de los que viven en la tierra porque, por lo que se informa, las tasas de los que no votan son preocupantes. En cuanto a descalificar el valor del voto de ultramar porque puede ser “instrumentalizado”, esa es siempre una posibilidad, independientemente del lugar dónde se encuentre el votante. Hay que ser cuidadoso con esa objeción porque las personas son más inteligentes de lo que cree.

En Chile, como alguna vez he mencionado en mis anteriores entradas, los chilenos que viven en el exterior no tienen derecho a voto. Es ésta una más de las deudas pendientes en materia de igualdad política que arrastra la transición a la democracia la que se suma a un sistema electoral que, para elegir a los representantes al Parlamento, deja afuera a los comunistas, a pesar de que representan a un 7% del electorado. Se esgrimen argumentos diversos para impedir este voto. El más recurrente es que no tiene lógica que voten aquellos a quienes no alcanzarán las decisiones que acá se tomen. Otros aducen que, ya que no pagan impuestos en Chile, no deberían votar y, así, suma y sigue. Una razón latente es que la derecha se siente amenazada ante esta posibilidad: los chilenos comenzaron a salir masivamente del país por obra del golpe de Estado de septiembre de 1973, iniciando una diáspora política que ha tenido como resultado que muchos no regresaran, rehaciendo sus vidas en el extranjero. Es a ese votante, y a sus descendientes, a quienes teme la derecha, al mismo pueblo “allendista” que se organizó eficazmente para lograr que Pinochet fuera detenido en una clínica londinense.

Y, ahora, los dejo porque me escribe una amiga venezolana que vive en Chile explicàndome que se apronta para votar mañana en la ¡ya perdí la cuenta! nueva elección convocada por el Presidente Chávez….

Arranca el moblog de Olalla Sánchez

jueves, febrero 12th, 2009

olalla.jpg

La campaña móvil es el nombre del moblog que acaba de dar por inaugurado la periodista Olalla Sánchez. Quince días en la carretera recorriendo Galicia de cabo a rabo con un móvil en la mano y mucho ingenio en la cabeza para contarnos qué sucede cuando los políticos de un país se lanzan a hacer campaña electoral. Textos, vídeos y fotos para contar lo que hacen y dicen los candidatos y los que no lo son. Una iniciativa novedosa en la cobertura de las elecciones autonómicas gallegas a través de la edición digital de La Voz de Galicia. No os lo perdáis. La cosa promete.