La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘alerta’

Alerta 5 y cubrebocas a la moda

viernes, mayo 1st, 2009

Encendemos la televisión en el día de hoy y nos damos cuenta que todos los habitantes de ciudad de México, de un lado y del otro de la pantalla, queremos sacudirnos el miedo de la manera que sea. Los conductores (presentadores) del programa de TV AZTECA, nos presentan jocosos, a falta de cubrebocas (mascarillas) en el mercado, sus propias creaciones confeccionadas por sastres de moda.
Mascarillas para salir de fiesta, mascarillas combinadas con la corbata o el traje, ¡risas! mascarillas de diseño, de tela, lentejuelas ¡más risas! , casi me convencen que tengo que salir a la calle con mi cubrebocas con la bandera gallega, pero logro reflexionar lo histriónico del asunto y simplemente salimos a la caza de unas vulgares mascarillas con un numero de serie de mas de 100.000. que por supuesto, otro día más, no logramos encontrar.
En una farmacia, me nace un pensamiento aséptico y se me ocurre pedir unos guantes de goma, para protegerme las manos. La vendedora, me dice que no vende cajas, que sólo me da pares sueltos y eso me hace sospechar. Coge los guantes con  sus manos desnudas y me dice que son 5 pesos el par de guantes más vulgares que he visto en mi vida. Unos 0,27€ . No los compramos.
En realidad, en el día de hoy, he descubierto que no es a la gripe ni a sus múltiples mutaciones desconocidas lo que nos da miedo. Diciéndolo fríamente y dejando parte de mi humanidad por unas palabras, ya no nos dan miedo las muertes, que en si, son escasas analizando matemáticamente la proporción, nos da miedo la incertidumbre, lo que esta cambiando a nuestro alrededor y sobretodo lo que está por venir, que ningún político, médico o amigo, es capaz de saber explicarnos con plena convicción, por muchas palabras que crucemos mascarilla en boca.
Intento observar las cosas como quien no está ahí, para no empaparme de la psicosis que algunos ya tienen y que hace que se formen, (paradójicamente), reacciones en masa que aquí nos han prohibido tener. Vamos al supermercado y nos encontramos con una cola que se prolonga hasta la misma entrada, la gente se está llevando arroz, frijoles y alimentos para almacenar. Se que ya lo ha dicho mi amiga Eva Cabo aquí, pero la primera impresión es impactante y te preguntas si las primeras escenas de un Apocalipsis social no empezaran como lo que estas viendo. Pasamos por una pequeña tienda y el tendero indignado dice que el vende el atún a 10 pesos que en el supermercado estaba a 8 hace unos días y que hoy quienes lo compran, lo hacen por 15, que los repartidores de Bimbo y Cocacola no han aparecido, súmale el 1 de mayo festivo y el fin de semana, que bares, eventos, teatros cines cafeterías todo está cerrado, pues imaginaros, millones de personas con noticias muchas veces contradictorias pensando que  lo más correcto para sobrevivir por si los alimentos escaseasen, es ir directos a por víveres toda la familia juntos…
En definitiva, parece que la proporción de casos diarios de muerte y contagio, es inversamente proporcional a la tranquilidad del pueblo llano y creo que este limbo de espera, en una ciudad de tantos millones de habitantes, cambiando sus costumbres diarias violentamente de un día para otro, es bastante desesperante. Pues además para desgracias de estos gobiernos que dejan desamparados en la pobreza a muchos de sus ciudadanos, no todos pueden leer periódicos, ver Internet o la televisión y esto hace, que la información de primera mano que tengan, sea la del vecino de al lado.
Viernes. Hoy es día del trabajador y es festivo, de mañana, salgo a pasear a mi buen amigo y mascota Santis ( de Santiago de Compostela) y me fijo que no hay nadie en la calle, pero que todos los coches siguen aparcados enfrente de sus casas o en sus garajes. Este paseo me resulta especialmente incomodo, pues tengo que vigilar constantemente a mi perro, aun cachorro, para que no huela, muerda y se meta a la boca, todos los pañuelos que hay tiramos en la calle y más de un cubrebocas que quizás conserve una cepa desconocida y letal que sea resistente al paso del tiempo, pues con esa imaginación irreal , puede funcionar el razonamiento humano en casos de pre- histeria social.
Hay otra cosa preocupa aquí y pega en especial al orgullo del pueblo mexicano, amante de sus costumbres y de su bandera. Las restricciones de otros países a todo lo que venga de México. Paquetes, carnes, gente e incluso deportistas de elite incluidos, les duele que ya se empiece a llamar “Gripe Mexicana” . Ayer salía un reportaje en El Universal sobre una “graciosa” camiseta que diseñaron en Estados Unidos con un slogan diciendo algo como “Yo he viajado a  México y de regalo sólo me he traído la gripe porcina”. Son días duros para el sentimiento patrio.
Vuelvo a casa, me preparo mi café a la europea y decidimos que total, para lo que vamos a hacer en la ciudad y el mal rollo que hay, que nos vamos el fin de semana.
¡Nos vamos a las calidas tierras del estado de Morelos, a ver si la abuelita de mi novia, nos puede confeccionar unos bonitos cubrebocas  resistentes a la gripe y al animo de todos!.

Información repartida por el gobierno mexicano.

Información repartida por el gobierno mexicano.

_