La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Venezuela’

Venezuela: Los nuevos rostros de la lucha civil. ¿Quién es aquí el fascista?

Martes, Febrero 18th, 2014

 

 

Han cambiado las caras de las protestas en Venezuela. Aquellos que vivían ilusionados escuchando su propia voz en la del Gobierno ya no pueden vivir de arengas. Entre otras cosas porque los discursos son ahora de imitación. Empiezo por aclarar que estoy lejos de saber y entender todo lo que ha pasado y está pasando en el país en el que nací, del que partí hace ya más de 16 años sin que mediara ningún problema, cuando mi amor por Venezuela y mi felicidad por vivir allí no tenían fisuras. Admito también no haberme preocupado mucho por mi país en todos estos años, más que todo por supervivencia, pero también por trivialidad, por esa sensación de que somos un caos eterno, sin que realmente nunca pase nada. Bueno, lo cierto es que sí pasa. Y aun en la distancia emocional construida por la distancia, Venezuela ahora me produce lo que nunca antes, tristeza, desolación, miedo. Si eres beligerante, no sigas leyendo. Este no es un mensaje chavista. Este no es un mensaje antichavista. Sí se puede estar al margen, que no en el medio. Yo soy una venezolana PRE-Chavismo.

Mientras escribo esto miles de personas están saliendo a la calle. Muchos amigos y familiares. Y siento verdadero terror de lo que pueda pasar. Y sí que pasan cosas, decía. He visto caras nuevas en las últimas manifestaciones contra el actual Gobierno, ha cambiado la actitud, el discurso, lo encuentro más real, más desgarrador, más desesperado, lo encuentro más auténtico, más venezolano, podría decir.

Ese cambio en los rasgos de la protesta lo noté por primera vez con toda su fuerza hace un par de semanas, en un programa que ni siquiera abordaba el conflicto social en Venezuela. La BBC elaboraba un reportaje sobre el mundo de las Mises y en eso sí que no nos gana nadie… La reportera se encuentra con una cola (fila de personas) delante de un humilde supermercado en algún pueblo de los Llanos venezolanos y mientras los que están en la cola explican que han llegado insumos y que se disponen a comprar porque casi nunca hay leche o harina Pan, llega un grupo a defender la patria que entendían estaba siendo dejada en mal lugar por sus paisanos de la cola. Cruce de insultos, ¡Chavista! ¡Oligarca!, entre venezolanos, todos pobres, todos indios, todos venezolanos de verdad según la consigna gubernamental, nada de blancos, nada de ricos, todos miserables, eso sí. Sobrecogedor. Pobre pueblo pobre matándose entre sí por la misma bandera… Insólito, profundamente triste. La sinrazón.

Desconozco esa Venezuela de odio, aunque siempre haya encabezado las listas como uno de los países con mayor tasa de criminalidad en el mundo, algo de lo que no se podría culpar al actual Gobierno sin más. Pero tampoco es admisible pretender que se acepten por cotidianos todos esos asesinatos, robos, abusos, agresiones que no sólo suceden cada día en el país, sino que además quedan impunes. Y no se puede mirar a otro lado simplemente porque la criminalidad se padece en todas las esferas de la sociedad venezolana. No se salva nadie: Ni Chavismo ni Oposición. ¡No se libra nadie!

Una voz venezolana desde Buenos Aires -enlace a YouTube-

Decía que esa Venezuela de odio es irreconocible para mí; porque ese país con elevado índice de marginalidad y pobreza estaba, sin embargo, entre los más felices del mundo. ¡Cómo no ser feliz en esa tierra maravillosa! Y entonces miro atrás y no puedo más que admitir que el odio empezó por ellos, por los que llevan ya 15 años en el poder. Una generación se ha criado ya en el Chavismo y aún así no han logrado ganarse el respeto de la otra mitad de sus ciudadanos, quizás más de la mitad, ¡que también son venezolanos! Entre los logros de estos últimos años se cuenta el precio del petróleo, la unión suramericana, las mejoras en sanidad, educación y algunas infraestructuras. En el otro lado de la balanza están la guerra de medios (o contra los medios), el abuso de poder, el poder absoluto, sin más, los despidos en el sector público, la escasez, las expropiaciones, la nula productividad, la pobreza, la criminalidad y el odio por sobre todas las cosas. Resulta indiscutible que el declive más importante del Chavismo y el cambio -o la suma- de caras en las protestas comenzaron con la desaparición del precursor, del héroe bolivariano que ilusionó a toda una generación, especialmente a los olvidados, eso es también indudable.

Es otra obviedad aquello de que no se puede contentar a todos. Dicho en venezolano, que nadie es monedita d’oro pa’gustarle a todo el mundo. Pero ¿de verdad ha sido necesario insultar, atacar, burlarse, reírse y hasta enjuiciar o mandar al exilio a una parte de su pueblo para mantenerse en el poder?

Resulta difícil observar sin que se te retuerza el estómago cómo se usa el término fascista. Sr. Presidente, si continúa llamando fascista a su pueblo lo convertirá en eso mismo, en puro odio fascista. ¡No lo permitáis, no dejéis que os conviertan en lo que no sois! Con la excusa de este viejo concepto veo extraordinarias similitudes en gobiernos tan supuestamente antagónicos como el de Rajoy en España y el de Maduro en Venezuela: Cuando cargan contra estudiantes que se manifiestan, cuando los ministros de uno y otro lado del charco recomiendan darse una ducha de 5 minutos y así ahorrar en el recibo del agua, cuando actúan de manera racista, cuando invocan a Dios, cuando ofenden a los que sufren sus políticas económicas y cuando le echan la culpa a otros de los males del país, los unos al PSOE o directamente a Zapatero, los otros –como no ha habido una verdadera oposición en años- al Imperio yanqui, a los supuestos opositores golpistas… Pero vamos a ver, si los tres poderes del  Estado están en manos del Gobierno, si además se han auto-otorgado un extra llamado Ley Habilitante, ¡cómo es posible que no puedan dar solución y traer paz al país! ¡Cómo es posible que no encuentren una forma de gobernar una nación que no esté basada en enfrentar a su pueblo en nombre del Libertador!  ¿A quién quieren que le reclamen, que le exijan soluciones? ¿A Estados Unidos? ¿A Capriles? ¿Quién gobierna el país? ¿Ellos os ustedes? Desarme a su pueblo, no dispare contra su pueblo Sr Presidente. Claro que es mucho más fácil lo segundo.

Menos patria y más Estado. Menos nuevos ricos y más reparto verdadero. Reparto del poder, de la riqueza, de las oportunidades, del transporte público -Sr Maduro, los supuestos oligarcas van en carro y quizás hasta con chofer y guardaespaldas, no en metrobús; bloqueando el transporte público sólo martiriza a SU Pueblo-. Menos expropiaciones -para luego tirar lo expropiado a la basura- y más producción, ¡que en Venezuela ya no producimos ni la harina Pan de nuestras arepas por favor! Menos héroes y más políticos de vocación y méritos. Menos violencia dialéctica y más solución a los problemas de la ciudadanía.

Cada vez creo menos en un sistema presidencialista que otorga poderes absolutos y deja mitos difíciles de reemplazar. Ese poder absoluto, nefasto, capaz de envilecernos a todos.

Creo en la democracia. Incluso creo en los votos que le han llevado al poder Sr. Presidente, pero esos votos eran de Hugo Chávez, gánese los suyos Sr. Nicolás Maduro. De momento,  y ya desde las últimas elecciones, va quedando bien demostrado que Ud., aun ganando, ha perdido. Una gran parte de su bastión Chavista ya no le cree más. ¡Normal! Quizás fue el mismo Chávez el que creó al monstruo, a esos ministros que se ríen de su pueblo en Twitter -¡vulgaridad insoportable!-, pero ése no es ya el problema. También se equivocaban los que pensaban que con la muerte de Chávez se acabarían, justamente, los problemas. Siempre lo intuí: ¡cuánto se equivocan! Como tampoco se acabarán los problemas simplemente porque Ud. se vaya.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No creo en héroes ni en maldiciones ni en rezos. Creo en el sentido de Estado -si es que queda algo de eso en algún lugar-, creo en la lucha pacífica, en la Justicia, en el reclamo  necesario de los derechos,  en la reconciliación del pueblo. Creo en eso, qué ilusa y qué poco patriótica y qué fascista y qué oligarca que soy. Mire Ud. qué paradoja, que para otros quizás sea una zurda, una roja y, vaya Ud. a saber, quizás hasta una chavista asquerosa. No me importa, yo sí sé quién soy. Una persona honesta, hija de emigrantes gallegos que aman a Venezuela. Emigrante yo también. Una persona honesta con unas raíces profundamente honestas heredadas de mi honesta y trabajadora familia, de mis ancestros emigrantes. Una persona honesta, optimista y positiva, con varias patrias y ninguna, que sufre y se alegra por todas ellas. Seguramente lo mejor de lo que hoy tengo y soy se lo debo a esa tierra generosa, próspera y cálida en la que crecí.

Sin embargo, insisto, para una gran parte de la población venezolana no sería yo nada más que una fascista, una golpista traidora. Simple. Pues déjeme que les diga: ¡No lo soy! Siempre he creído y aún creo en el poder de los votos, pero el poder de un puñado de votos no valida todas sus actuaciones Señores del Gobierno. No soy una persona de derechas, NO.  Y me avergüenzo de que ustedes sean la izquierda ideológica de mi país. Me avergüenzo de las cosas que se dicen y hacen en nombre de la izquierda, cosas que sólo benefician e incitan e invitan a la ultra derecha. Esta supuesta izquierda basada en el odio, en la ignorancia, con un lenguaje más propio de las posguerras europeas que de nuestra joven, vital, fuerte, hermosa e inmadura Venezuela. Menos arengas y más trabajo, ya no por la Revolución sino por su país, más trabajo por y para Venezuela. Conciliación, madurez, responsabilidad de Estado. Gobierno.

Claro que es mucho más fácil hablar que gobernar, sobre todo si los discursos son de imitación… Barata, por cierto.

Carnaval caribeño, en agosto y en Notting Hill

Miércoles, Septiembre 2nd, 2009
Restaurante Galicia en Portobello Road

Restaurante Galicia en Portobello Road

Con sus 45 años de trayectoria, el carnaval de Notting Hill, unos de los más grandes del mundo, no pierde adeptos; los más, los originarios de las colonias inglesas, de las antillas caribeñas, que cada año cierran el ya más que famoso barrio londinense a sus bailes, trajes, música, comidas y bebidas.

31082009672

Pero el Notting Hill Carnival es también el cierre del verano, la última fiesta, coincidiendo con el último festivo (no lo quiero ni pensar) antes de las navidades. Así que este año (como casi siempre, no se crean) acompañó el sol y el buen tiempo y, a pesar de las 750.000 almas que acudieron a la cita, no se registraron graves incidentes, o al menos éstos se vieron reducidos de manera considerable con respecto al año pasado.

31082009568

31082009706

31082009590

Mientras el gran desfile circunda un radio que abraza el barrio de Notting Hill, cientos de puestos ofrecen agua de coco, plátano frito, arroz, habas, guisos de carne y pollo, empanadillas… Y ahí están los olores y raíces africanas que conforman también la comida venezolana, mi tierra de nacimiento. Y ahí yo, blanca y con sangre gallega me siento también muy cercana a esas tradiciones, a esos bailes y pieles.

untitled1

 

 

 

 

 

 

 

31082009719

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No faltaron este año el despliegue policial ni los vecinos haciendo negocio, que bien vendían refrescos y dulces caseros que alquilaban los servicios de sus casas por hasta 2 libras la visita. Tampoco faltaron, no, las reivindicaciones. Ofertas para alistarse al Ejército y un gran Viva Fidel, las más llamativas.

Ladbroke Grove, una de las calles más populosas del carnaval

Ladbroke Grove, una de las calles más populosas del carnaval

Baños públicos, de todos los estilos y por doquier

Baños públicos, de todos los estilos y por doquier

Baños semi-públicos

Baños semi-públicos

 Para los comerciantes de la zona, la mayoría de ellos en Portobello Road, tensión. Puertas cerradas a cal y canto. Y reconversión. Así, el restaurante Galicia fue Jamaica y, por un día, su gerente, Bob Marley.

Fiestas paganas, pero no sin sacrificio...

Fiestas paganas, pero no sin sacrificio...

Y una vida, cuanto vale?

Jueves, Diciembre 18th, 2008

Hola a todos,

He estado algo alejado de GG por varias razones. Una es el trabajo, que ha estado por allí demandando más atención de la que me gustaría. A pesar de la caída espectacular del precio del petróleo, que ha frustrado algunos proyectos que venían y que iban a ser ejecutados por la empresa donde trabajo, creo que el 2008 ha sido un buen año. Ahora, a esperar como viene el 2009, que en cuanto a la industria petrolera se refiere, no se avista muy esperanzador que digamos… Otras razones más personales (muerte de mi abuelo materno, “el gallego”) también han influído en mi ausencia.

Al grano. Voy a comentaros sobre lo que me ha motivado a escribir esta nota, y es que mi primo Giovanni,”el negro” (curiosidades del café con leche que es el mestizaje venezolano, parte italiano pero de piel bastante oscura) ha fallecido. Y no ha ocurrido por motivos naturales, a lo mejor una enfermedad. Tampoco por un accidente de tránsito, o laboral, o que se yo. No, el negro murió a manos de sicarios.

Qué ocurrió? Hasta donde hemos podido averiguar, todo viene de una disputa con unos hermanos albañiles, ex-vecinos, que comenzaron a hacer algunas remodelaciones en su casa. Al parecer no hicieron su trabajo bien, y tras una disputa con la esposa de mi primo, este decidió parar la obra, quedando parte por terminar. El “problema” vino a ser que mi primo no les pagó completo (no se estila eso aquí hasta el final de la obra, pues se acostumbra mucho el dejar la peluca, o sea, desaparecerse y dejar el trabajo a medio terminar) y esta gente pensó que no recibirían el monto restante, razón que bastó para acabar con una vida. Lo ridículo de la historia es cuanto era ese monto, 300 bolívares. Para que tengan una idea, a cambio oficial unos 140 dólares, a cambio paralelo (eso será tema de otro post) la cifra se reduce a unos 60 dólares.

Yo me pregunto: valdrán 60 dólares una vida? Adonde iremos a parar? Personalmente no creo que a estos personajes, por cierto prófugos desde el mismo día del asesinato, los agarre la policía, sencillamente porque mi primo no era nadie importante, sólo era un venezolano más, y como su caso desgraciadamente es tan común, ni siquiera se le dió cobertura en prensa nacional. Conclusión, se contabiliza como ajuste de cuentas y se archiva, y allí queda el caso, en algún vetusto archivo en Caracas. Definitivamente cambia la percepción de la inseguridad cuando le toca a uno, ya dejan de ser simples “números”.

Un abrazo para todos y felices fiestas.

Un cuento a lo bolivariano

Martes, Octubre 21st, 2008

Hola a todos. Revisando mi correo, me topé con un cuento muy chistoso, y que puede dáros una idea de como están las cosas aquí en la patria de Bolívar. Quizás crean que es una exageración, y ciertamente puede serlo, aunque los hechos que se describen a continuación si han ocurrido individualmente, como mínimo.

Aquí les va:

Dos versiones de un mismo cuento.

*Versión clásica*:

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío.

Fin

*Versión bolivariana*:

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

La cigarra, tiritando, acude a la defensoría del pueblo exigiendo saber por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida, mientras otros, con menos suerte que ella, pasan frío y hambre. El Defensor del Pueblo denuncia una conspiración imperialista tildando a la hormiga de agente de la C.I.A. Mario Silva muestra un video en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestra extractos del video, retransmitido por Desirée Santos Amaral (diputada) desde la AN, en el que se ha espiado a la hormiga en su casa, bien calentita y con la mesa llena de comida.

El LÍDER SUPREMO (no necesita presentación…), sale en “Aló, Presidente” sorprendiéndose de que en un país tan moderno como el suyo, dejen sufrir a la pobre cigarra mientras que otros viven en la abundancia. Acusa a los medios de instigar al enriquecimiento ilícito, amenaza con revocar todas las concesiones privadas y pide a PDVSA que financie de inmediato la MISIÓN CHICHARRA DEL BARRIO, con Jorge Rodríguez (ministro del gobierno) a la cabeza de la Comisión. Hordas chicharristas se instalan delante de la casa de la hormiga y rayan las paredes con cuanta consigna se les ocurre. VEA (diario chavista) organiza una serie de artículos en los que cuestiona cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra e insta al gobierno a que aumente los impuestos de la hormiga de forma que las cigarras puedan vivir mejor.

Chávez le pide a Vielma Mora (el jefe de la oficina de impuestos) que presente de inmediato una propuesta de Impuesto al Lujo para las hormigas oligarcas, basándose en leyes sobre la igualdad económica, y antidiscriminación, todas de carácter retroactivo, aprobadas en tiempo récord. El Seniat (oficina de impuestos) pecha a la hormiga con nuevos impuestos; además le impone una multa porque no contrató a la cigarra como ayudante en verano.

Las autoridades embargan la casa de la hormiga, pues ésta no tiene suficiente dinero para pagar la multa y los impuestos. La hormiga maltratada, perseguida, pero no derrotada, se va de Venezuela y se instala con éxito en Canadá. Hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, ya que se ha comido casi todo lo que había mucho antes de que llegue la primavera.

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras y se deteriora al no hacer sus inquilinos nada para mantenerla en buen estado. Se dice que es una estrategia golpista de la oposición al impedir, con sus malos pensamientos, que el gobierno ponga los medios necesarios.

Una comisión de investigación que costará 10 Millardos Fuertes (10.000.000.000 de Bolívares, 4651 millones de dólares) se pone en marcha.

Entretanto, la cigarra muere de una sobredosis. Nicolás Maduro, Cilia Flores, Jorge Rodríguez e Isaías Rodríguez (personalidades del gobierno) denuncian intento de magnicidio y critican el intervencionismo imperialista que ha impedido intentar corregir el problema de las desigualdades sociales.

La casa es ocupada por una banda de arañas bolivianas. El gobierno se felicita por la integración latinoamericana en Venezuela y organiza, para ello, un acto de tres días en el Teresa Carreño.

P.D: Chávez y seguidores se definen “bolivarianos” porque afirman que defienden las ideas de Bolívar, libertador de Venezuela. Será que regresaron en una máquina del tiempo al siglo XIX, o lo invocaron con la ouija para preguntarle, no?

Saludos a todos!

Global Galicia salta al papel

Sábado, Junio 21st, 2008

Desde ahora, todos los sábados, la edición impresa de La Voz de Galicia, publicará artículos de los autores de la versión bloguera de Global Galicia, a los que irá pidiendo comentarios de cuestiones relacionadas con la actualidad internacional, porque afecte a los gallegos o para dar una visión desde la óptima de un gallego que vive fuera.

Ha inaugurado la sección Francisco Álvarez, desde tierras venezolanas, que escribe un artículo titulado Inseguridad en Venezuela, a propósito de los secuestros y asesinatos de empresarios gallegos que se han producido en aquel opaís en los últimos tiempos.