La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Estados Unidos’

Buen camino?

miércoles, junio 5th, 2013

No cabe duda, hace poco más de una década el Camino de Santiago no era lo que es hoy, era raro encontrar americanos haciendo el camino y los peregrinos que hablaban inglés lo hacían en su mayoría con acento británico o irlandés. Hoy si paseas por los alrededores de la Plaza del Obradoiro escucharás a más gente hablando inglés estadounidense que británico. ¿El motivo? una película “The Way” un documental “Buen Camino” y un par de libros como el de la canadiense Sue Kennedy “My way”.  El séptimo arte está literalmente lanzando al estrellato el camino a este lado del charco y las consecuencias de esta nueva tendencia son difíciles de valorar. Lo que sí sabemos es que los americanos son expertos en el feedback, es decir, en compartir, contar las impresiones de lo que han vivido, hacer sus valoraciones, dar consejos para sus semejantes, algo que por otro lado es una tradición secular entre los peregrinos que hacían el camino a Santiago y a su regreso compartían sus experiencias con los que “iban”. Evidentemente, el alcance de las críticas y los foros es, en comparación, enorme y especialmente fácil de hacer hoy en día gracias a las nuevas tecnologías. EE.UU. lleva mucha ventaja a los europeos en esto de las redes sociales, los grupos de críticas de establecimientos, libros, restaurantes cuando en España aplicaciones como Yelp, Amazon o Foursquare todavía empiezan a utilizarse.

Un par de películas pueden ser el detonante de una tendencia pero deben existir motivos  fundamentales. ¿A qué se debe realmente que tantos estadounidenses se decidan a hacer el Camino de Santiago y tiene esto algo que ver con la crisis económica?

Después de ver el trabajo de la directora Lydia Smith he sacado mis propias conclusiones. Los estadounidenses son muy amigos de buscarse a sí mismos, de pasar tiempo solos para pensar en lo que les está pasando en la vida, de experimentar cosas nuevas y especiales cuando se dan de frente contra un muro como puede ser la pérdida de un empleo, de un ser querido, una enfermedad etc., pero sobre todo necesitan no sentirse estancados, no sentir que la adversidad les puede. Hasta hace poco,  jóvenes norteamericanos recién licenciados incapaces de encontrar empleo se retaban a sí mismos a escalar el Machu Pichu, se alistaban a los Peace Corps, cogían una temporada sabática para viajar y conocer otras culturas, lo que fuese con tal de proyectar una imagen de dinamismo…y de repente, gracias a una película zas! descubren que pueden hacer todo eso y mucho más en el Camino de Santiago porque: 1. caminar cientos de kilómetros por un histórico sendero espiritual es un reto maravilloso, 2. el camino les permite estar solos, 3. decir que vas a hacer el camino suscita curiosidad y respeto inmediato entre los demás cuando explicas brevemente en qué consiste, 4. durante el camino se puede pensar, 5. el camino te permite estar en contacto con la naturaleza y con personas de todo el mundo que además comparten tu fin, 6. hacer el camino te ayuda a encontrarte a ti mismo, 7. cuando tú te encuentras bien y otro peregrino no, el camino te permite ayudarle y así sentir que ayudas a los demás,…tiene mucho sentido.

El impacto del incremento del número de peregrinos en el camino de Santiago tiene una vertiente indudablemente económica que le viene como agua de mayo a Galicia y a todos los ayuntamientos “afortunados” de estar en alguno de los caminos de Santiago, los de Fisterra y Muxia inclusive. Lo que los gallegos (coitadiños) aún no sabemos, es que lo que hasta hace poco simbolizaba una suerte de búsqueda de la espiritualidad, el reflejo del milky way en la tierra y la tradición caballeresca tiene todo el potencial de transformarse en algo distinto. No estamos muy preparados ni sabemos en qué se puede transformar pero como la planificación y la gestión del patrimonio cultural no está ahora mismo en el top de la lista de nuestras prioridades sino explotar la oportunidad que este auge nos brinda, no vamos a tener mucho problema en permitir ciertas “desviaciones”. Me explico. Los estadounidenses que vengan a hacer el camino lo harán entendiendo y respetando sus principios y además a estas personas se les atribuye una cierta sensibilidad, un interés por la cultura y por las artes pero es posible que vivan esta experiencia para alimentar otras necesidades existenciales y suplir algunas carencias que no les ofrece su cultura. Algunos incluso se quedarán a vivir y montarán sus albergues para acoger a los suyos “their way”. Más cuestionable es la gestión óptima que harán de todo esto las distintas administraciones, más preocupados seguro por las oportunidades económicas que surgirán por el “camino”. Os suena la palabra “trapalleiros”? Me temo que sí.

 

Dar el salto

martes, junio 4th, 2013

Dentro de una serie de entrevistas a los autores de mecenium, esta semana le ha tocado a una servidora. Trataremos un tema de gran interés para emprendedores y directivos de empresas medianas, la internacionalización y el desarrollo de negocios entre Spain-USA, “Cómo implantar tu empresa con éxito en USA”.

Esther, cada vez más empresas en España y Latinoamérica están “dando el salto” al mercado estadounidense, aparentemente con gran éxito en muchos casos; ¿tus datos y tu experiencia corroboran esta impresión? ¿Es éste un buen momento?

Depende. Aunque hemos visto un regreso considerable de los fondos de inversiones procedentes de los mercados emergentes y una fuerte corrección de la situación económica de los EE.UU., no todas las empresas españolas que quieren entrar en EE.UU. están capacitadas para hacerlo.

Durante la última década el gobierno de España ha gastado millones paseando empresarios sin posibilidades en ese mercado que acudían a misiones comerciales montadas por todo lo alto y financiadas con fondos públicos. Yo he acudido personalmente a varias de esas misiones desde los EE.UU. como joven empresaria residente en Pennsylvania y sin ningún tipo de ayuda. Durante las mismas he podido detectar el fracaso de ese modelo y he podido constatar cómo un par de reuniones en el mercado objetivo no garantizan la implantación de una empresa por muy interesante que resulte su actividad para el posible socio o comprador estadounidense.

En esa carencia Cova Solutions ha visto una oportunidad porque creemos firmemente que sin un seguimiento exhaustivo y una fuerte inversión de recursos y de capital humano en la zona o mercado que se pretenda penetrar (aunque esos recursos se externalicen en el inicio) difícilmente materializará sus objetivos una empresa española que no tenga presencia permanente a 11.000 km de distancia con una diferencia horaria de entre 6h y 9h y con una importante barrera idiomática y cultural.

Es verdad que con algo más de 310 millones de habitantes con un PIB per cápita de más de 45.000 dólares, EE.UU. presenta una serie de mercados (casi uno por estado o hub sectorial) muy atractivos. En estos momentos el país está conociendo un aumento en la creación de empleo y el consumo y un cambio en la normativa sanitaria, financiera y fiscal que apunta a la recuperación y a nuevas oportunidades de inversión en esos sectores.

Por tu experiencia, cuando se lleva un negocio al exterior ¿cuál es el aspecto que en mayor medida puede determinar el éxito o el fracaso, ya sea en EE.UU. o en otros mercados? Sabemos que influyen muchos factores, pero ¿qué suelen tener en común los proyectos que triunfan? ¿y los que fracasan?

Un proyecto que triunfa en EE.UU. suele contar generalmente con un fuerte proceso de adaptación, también conocido como “localización” o lo que es lo mismo, asimilación al mercado. Esto implica la elaboración de una estrategia, un largo proceso de aprendizaje y requiere flexibilidad por parte de la empresa matriz para permitir que la empresa en EE.UU. “nazca” con una identidad propia, con un nuevo saber hacer, y adaptada a una legislación diferente, en un mercado laboral con leyes y tendencias muy distintas.

Los proyectos que fracasan son aquellos que no cuentan con un plan de negocio específico para los Estados Unidos y que se establecen en desconocimiento de las necesidades financieras y de las leyes locales.

En EE.UU. no existe una legislación que regule las relaciones mercantiles, cada estado aplica sus leyes y pueden ser contradictorias, la propiedad industrial e intelectual debe estar debidamente protegida, las implicaciones fiscales deben tenerse en cuenta al igual que la estructura de comercialización. La regulación sectorial federal tiene impacto en el comercio pues regula precios, exigencias y autorizaciones, algo que suele ser responsabilidad del fabricante. Los seguros de responsabilidad civil son muy costosos y han de cubrir absolutamente todo. El tema de responsabilidad de producto y las relaciones con distribuidores y agentes, de no estar bien estructuradas, pueden llevar a pérdidas millonarias. Hay que tomar muchas precauciones para casos de productos defectuosos y decidir con los socios locales cuál va a ser la ley aplicable en caso de tener que resolver disputas.

A muchos emprendedores les da un poco de vértigo pensar en llevar su actividad a otro país. ¿Realmente es tan complicado? ¿Qué recursos existen para recibir apoyo y asesoramiento?

No es tan complicado porque aunque las normas en los EE.UU. son muchas y pueden abrumar al principio, una vez cumplidas no suelen cambiar. EE.UU. ofrece un entorno seguro y una serie de oportunidades de inversión y expansión muy interesantes. Y conociendo la legislación y la normativa estatal y federal aplicables en cada caso, se puede elegir bien y aumentar las posibilidades de éxito.

El proceso de “capacitación” de la empresa es más lento, para poder vender, licitar, pedir una línea de crédito, etc. deberás demostrar tu capacidad financiera y establecer lo que ellos llaman “credit history”.

Por otro lado en cuanto al traslado de expertos desde España, se plantea el problema de los visados que cada vez son más limitados y difíciles de conseguir.

En cuanto a asesoramiento general, el ICEX es un excelente recurso para estudios de mercado, estadísticas y documentación, pero tiene sus limitaciones (está enfocado principalmente a la exportación) y un gran número de solicitantes, por lo que la atención no siempre puede ser tan personalizada como la empresa requiere.

¿Qué tipo de productos y servicios crees que tienen más viabilidad? En otras palabras, ¿en EE.UU. hay oportunidades para todos los sectores de negocio, o solo para algunos?

Para la sorpresa de los mercados exteriores y de los propios estadounidenses los EE.UU. siguen demostrando una recuperación económica lenta pero segura.

Esta coyuntura es favorable para la viabilidad de las inversiones y la aparición de nuevas oportunidades. Creo que existen oportunidades para los inversores en los sectores inmobiliario, sanitario y en obra civil porque están experimentando grandes cambios y por eso se abrirán oportunidades de negocio para empresas y proveedores de servicios relacionados. El sector de bienes raíces no fue tan sobre dimensional como en España y los embargos no tuvieron lugar de forma masiva como se preveía. Vuelve a existir una fuerte actividad en el mercado de alquiler de oficinas y naves industriales, apartamentos, etc. y ello hará que florezcan oportunidades para empresas dedicadas a estos servicios.

En el sector sanitario, la fuerte reforma hará que se sustituyan unos modelos de negocio por otros y que aparezcan también nuevas oportunidades; y en cuanto a las infraestructuras, es conocido por todos que las redes de transporte de los EE.UU. precisan una modernización y ahí las empresas españolas tienen mucho que ofrecer.

En mecenium, como no podía ser de otra manera, nos preocupa y nos ocupa la formación. Aparte de seguir tu curso, ¿qué tipo de conocimientos recomiendas adquirir para enfrentarse al desafío que supone sacar un negocio al exterior?

Recomiendo que el directivo o el grupo de expatriados se acostumbre a escribir y expresarse en inglés y trabajar en el perfeccionamiento de inglés como segunda lengua. Que se prepare para hablar en público y adquiera algún conocimiento básico de marketing y ventas. Un programa para ejecutivos como el que la Universidad Complutense ofrece anualmente en el Harvard Club también es una buena idea. Familiarizarse con alguna publicación financiera extranjera es una buena manera de conocer las tendencias del mercado.

Por último, Esther, una pregunta obligada: Internet hace que, en cierta medida, todos los negocios estén “abiertos al mundo”; no obstante, cuando se da el salto al exterior, esto implica también unas necesidades específicas en la Red. En este aspecto, ¿qué requisitos mínimos recomendarías a un emprendedor que quiere llevar su negocio más allá de sus fronteras?

Aunque no soy una experta en los negocios por Internet, imagino que es importante contar con un buen sistema logístico, respetar la legislación y la normativa de los países donde se vaya a comercializar el producto, contar con un sistema de devolución o cambios, protegerse ante las fluctuaciones de divisa si trabaja en euro-dólar, adaptar su web y hacerse con un dominio .com, facilitar formas de pago alternativas como Paypal, tener una página web traducida y adaptada para cada país y no una versión genérica, contar con un buen servicio de atención al cliente que cubra las posibles llamadas en las distintas franjas horarias, saber quién es su cliente objetivo, sus márgenes, etc.

Quieres aprender más, echa un vistazo a este curso:

Curso mecenium – CÓMO IMPLANTAR TU EMPRESA CON ÉXITO EN USA

Implantar tu empresa en EE.UU.

lunes, junio 3rd, 2013
Imagen de previsualización de YouTube

Laconada virtual

lunes, enero 30th, 2012

El pasado viernes acudimos al segundo aniversario de @laconnetwork y @fundainnovacion no podía faltar a la cita.

Los tecnólogos o IT guys que por allí pululaban se mostraban en esta ocasión más ceremoniosos si cabe y algún purista se mostró incluso indignado por el atuendo (traje y camisa para ellos, falda y taconazo para ellas) tan poco característico de este grupo de creadores informáticos del lacón con grelos  y sus invitados.

Pero lo mejor de todo fue sin duda constatar mediante los ponentes lo que tantos creemos y no vociferamos para que cambie. ¿Qué pasa con los españoles, tan decididos para la conquista del mundo y tan rezagados a la hora de emprender? ¿y con los gallegos en este caso? ¿Cómo podemos estar hablando de aversión al riesgo, a la inversión, a la falta de ejecutores, al no querer emprender o al miedo al fracaso en un país de gente que por las buenas se aventuró mil veces mar adentro a la colonización de países, a emigrar como condenados, a amasar fortunas fuera, a ganar títulos deportivos mundiales, incluso a poner de moda la marcarena?

No lo entiendo y sin embargo es cierto. Los jóvenes españoles en general no quieren emprender, prefieren ser funcionarios o empleados de una empresa ya consolidada y si es norteamericana o alemana mejor que mejor.  Estamos llenos de demagogos, de planificadores, de gente con buenas ideas, de técnicos y sin embargo nos faltan delanteros, ejecutores que “se mojen” y lleven a buen fin ese maravilloso plan estratégico lleno de palabras y frases subordinadas de tercer grado, esos ambiciosos objetivos marcados en el plan de negocio. ¡Qué lo haga otro que yo ya discurrí! ya escribí lo mío y además, si sale mal yo no quiero tener nada que ver porque todo el mundo se enterará y me llamarán fracasado.

Pues bien, en un país que se encuentra en esta tesitura, con unas cifras de paro juvenil como las nuestras y con un colchón económico familiar con fecha de caducidad generacional (¿qué va a pasar cuando se terminen las herencias que nos llegan de rebote de los que de verdad se lo curraron y solamente dejemos hipotecas a nuestros hijos?)  Hay que olvidarse del miedo al fracaso y la pereza, de los festivos, de las subvenciones, de los puentes y de las prestaciones por desempleo. Hay que olvidarse también de las palabras rimbombantes y del empeño que cada sector pone en que los demás no se enteren de media papa de lo que dicen. Señores tecnólogos de camiseta con nubes y lacones, si lo que quieren es atraer capital privado aprendan a hablar inglés de una vez por todas porque aquí en España o cambian su manera de explicar lo que hacen o nadie invertirá un chavo en su proyecto. Además, como ya se dijo in the laconada no tenemos tradición de invertir en nosotros mismos así que nada, ningún problema, si antes tocaba ir en barco ahora tendremos que ir en avión por el mundo adelante con nuestro inglés a vender nuestras ideas que sin duda son competitivas, amazing, great!

Durante la magnífica mesa cuadrada a la que asistí (empecemos a llamarle a las cosas por su nombre) se comentaba también la lacra que ha supuesto en el mundo de las start ups y el emprendimiento la cultura subvencionista que nos caracteriza y el derroche del estado en infraestructuras abracadabra de innovación,  el oportunismo y la desfachatez de algunos que crearon empresas única y exclusivamente para competir por una subvención. En este país de pillines e urdangarines no se puede emprender. ¿Qué por qué en EE.UU. eso no pasa? Se lo diré: 1. porque nadie regala el dinero como nosotros 2. porque los valores americanos (anglosajones y protestantes en su mayor parte) no permiten ese código de conducta de recompensa sin esfuerzo. 3. porque no tienen miedo a fracasar, a caer, a reinventarse y  4. porque han crecido en una cultura del “tú si que vales” y nosotros en la del “bueno a ver si vales”.

Finalizando; hablemos de fusiones y adquisiciones. ¿Qué hay de malo en eso? ¿Queremos parecer grandotes? Fusionémonos antes de salir de casa. Lo hemos hecho de PM como los de @bluesense y queremos vivir bien o plantar una huerta ecológica o hacer pulseras con calaveras? ¡Dejemos que nos compren!

Congrats laconnetwork! Me ha gustado mucho coceros. Solo una pregunta: ¿habéis pensado lo que vais a  hacer si Google llama a la puerta?

Si necesitáis ayuda let me know

Pd: emprendedores estad al tanto de @fundainnovacion en twitter y asociaros hoy mismo / inversores, filántropos haced vuestras donaciones al programa si emprendo y disfruta de vernos en acción!

 

Premios a la osadía

viernes, diciembre 3rd, 2010

Anoche asistí a mi primer acto socio-político y empresarial en la ciudad herculina. La ocasión era galardonar a los jóvenes empresarios con los premios AJE Marineda 2010.

Llamó la atención sobre todo el carácter político del acto y el perfil del panel de jueces que en su mayor parte estaba compuesto por funcionarios de la administración pública y no por empresarios gallegos. Llamó la atención también la ausencia de empresarios consagrados que aparentemente no muestran ningún interés a la hora de apoyar o actuar como mentores de la nueva generación de empresarios de nuestra ciudad.Ser joven y empresario en Galicia se ve todavía como una osadía o un acto desesperado de autoempleo en una sociedad como la nuestra que generalmente valora más la comodidad y seguridad de trabajar para otro, especialmente si ese otro es una entidad de prestigio.
En una sociedad que también condena duramente el fracaso y el éxito casi en igual medida y donde ser valiente implica el uno contra todo.La falta de dinamismo de la sociedad empresarial coruñesa y la poca gana de cooperación quedó perfectamente plasmada en una acto estático que más parecía una misa de primera comunión en la que el señor Losada era el cura impartiendo sermones alentadores con tono político de autogratitud y donde los demás representantes alrededor del altar ejercían su papel de monaguillos.

Otro hecho a destacar es la cuestionable juventud de los galardonados, que rondaba la media de los 40 y aunque no soy partidaria de ningún tipo de discriminación por edad o sexo considero que la naturaleza de estos premios consiste precisamente en ayudar a los jóvenes que dando un paso adelante asumen el riesgo y los costes del autoempleo para poner en marcha su proyecto empresarial. Por lo tanto, del mismo modo que no habría lugar para un hombre empresario en una entrega de premios a mujeres empresarias no debería haber lugar para empresarios consagrados o profesionales maduros en este tipo acto que viene a compensar las desventajas de ser joven, sin contactos y con poco acceso al crédito.

Con todo esto no quiero desestimar la importancia de este reconocimiento y felicito a todos los premiados pero sí hago una llamada de atención sobre los aspectos de formato que se pueden mejorar.

Sent from my iPhone

Galicia is Magic

lunes, octubre 25th, 2010

“Smile you are in Spain” es el lema oficial de turismo de España hacia el extranjero.

El viernes pasado acudí a uno de los eventos culturales de la semana de Italia y aprendí algunas cosas sobre la situación del turismo gallego que quiero compartir con vosotros.

Sabemos que a pesar de los esfuerzos de la conserjería de turismo por dar a conocer las distintas Españas, lo cierto es que España sigue siendo percibida generalmente como un destino de sol, playas, cultura, diversión toros y paella. Son muchas las regiones que tradicionalmente se han beneficiado y se benefician de este reclamo pero qué pasa con el resto de las regiones españolas? cómo podemos y cómo debemos posicionarnos frente a este tópico y qué debemos hacer para conseguir nuestro nicho de mercado?

El extranjero que llega a Galicia buscando toros y playa queda totalmente asombrado al encontrarse con unas playas vírgenes, un cielo nublado y una cultura celta, algo mística, que la hace mágica y que nada tiene que ver con las playas y el sol de Nerja.
Nuestro reclamo turístico presenta cuatro ofertas fundamentales y muy en línea con el turismo de élite tan en auge: recursos naturales, arquitectura de impacto, gastronomía y vino. Aun así, no hemos conseguido explotar estos recursos óptimamente hasta la fecha y por eso no se reconoce la singularidad de nuestra región. El turista que llega a nuestra comunidad se ve desatendido por falta de servicios y programas organizados que satisfagan sus necesidades o le hagan aprovecharse de todo lo que nuestra región ofrece.

El hecho de que existan varios organismos de turismo dentro de una misma provincia es un problema que hay que erradicar. La redundancia de recursos supone un coste y el hecho de que muchas de estas oficinas persigan distintos objetivos recogidos en planes de turismo que en ocasiones se solapan y en ocasiones se perjudican los unos a los otros es contraproducente.

Ya es hora de que Galicia desarrolle un fuerte plan de marketing que le dé un lugar competitivo en el mercado.

Es importante destacar la diferencia existente entre un plan de turismo y un plan de márketing. El plan de turismo recoge una serie de acciones que llevan a un fin (por ejemplo promocionar una zona o un evento como puede ser la visita del Papa a Santiago de Compostela) mientras que el plan de márketing turístico evalúa las condiciones actuales del turismo en una región o en una zona concreta para, analizarla ponerla a prueba, compararla con otros casos similares y efectuar cambios que la optimicen. Es decir, aumentar su competitividad en el mercado o lo que es lo mismo, que se venda más y mejor. De modo que, el turista que llegue a Santiago a ver a su Santidad el Papa se encuentre con un despliegue de ofertas y servicios tan atractivos y relacionados que le animen a prolongar su estancia y conocer otro aspecto de Galicia que le resulte interesante.

En términos económicos, el primer turista atraído por un plan turístico promocional viene, cumple el objetivo de su visita y se va satisfecho, gastando lo que había previsto y pensando que Galicia tiene una catedral y unas gaitas muy bonitas. El segundo, atraído por un plan de turismo y retenido por una estrategia de márketing, viene, cumple su objetivo, pero entre tanto descubre algo que no sabia sobre Galicia, consume más y participa en otros programas que hagan de su experiencia algo más completo y sofisticado. Por ejemplo, hace una ruta enológica organizada por la ribeira sacra para catar los vinos de la zona visitando a su vez algunos de los monasterios gallegos mas importantes o bien, prolonga su estancia para ir a La Coruna y visitar un monumento romano en un enclave espectacular que además es patrimonio de la humanidad, complementado su día con una ruta de arquitectura art deco coruñesa y una parada en la meca de los pescados y mariscos, la Plaza de Lugo.

La experiencia de estos dos turistas y lo que su estancia aporta a nuestra región es tan distinta como vender un asiento en business y otro en turista. Vamos a trabajar para que Galicia potencie su nuevo recurso económico, el turismo de élite, y que todos los que la visiten se vayan contentos de haber descubierto que Galicia es mágica, distinta  y privilegiada y que eso se paga.

E-Sports, ¿el futuro fútbol?

domingo, mayo 17th, 2009

Durante mi último año, algo que pude presenciar en Francia fue una convención de videojuegos en París dedicada al mundo de videojuegos de Blizzard, la Worldwide Invitational 2008, donde aparte de probar futuros lanzamientos y poder hacer preguntas a los desarrolladores entre otras muchas cosas, hubo torneos de E-Sports de varios juegos de la compañía. E-Sports es abreviación de “Electronic Sports” en inglés, o sea deportes electrónicos aunque el culo no se mueve mucho, más bien los dedos y manos a una velocidad vertiginosa.

El juego más popular del momento y de la compañía es World of Warcraft. La particularidad de este videojuego es que te permite jugar con otras personas en un mundo virtual donde en grupos de hasta 40 jugadores se puede ir de aventuras en servidores repletos de miles de exploradores (si, soy una viciada de World of Warcraft, o WoW como se llama para abreviar).

El principal torneo de la convención fue de Arenas de World of Warcraft, donde dos equipos compiten contra el otro hasta eliminar los jugadores del equipo contrario. Este torneo fue a nivel mundial de hecho donde múltiples equipos de varios países compitieron y el equipo “Improved Clicks” quedo de subcampeón contra un equipo profesional coreano.

Hay que decir que “Improved Clicks” está formado por 3 españoles, entre ellos, un gallego, Néstor (no estoy segura de donde son los otros dos y no he encontrado nada en Google, lo siento), que de hecho ya ganó en el pasado junto otro gallego en la modalidad de 2 jugadores contra 2 jugadores a nivel mundial como pudimos leer en la Voz a finales de 2007. En esa ocasión el duo gallego se llevó 30.000 dólares, unos 20.000 euros, tranquilamente el sueldo anual de muchos y en ese torneo que presencié no la recuerdo, pero el equipo campeón se llevó 36.000 dólares así que el segundo no se llevaría una cantidad despreciable.

Lo último que sé es que “Improved Clicks” fue en Octubre del año pasado a Aneheim, cerca de Los Angeles en Estados Unidos a otro torneo pero esta vez quedaron quintos. Espero verles en un torneo pronto y que arrasen esta vez.

Aunque parezca que por el momento esto no es gran cosa, ya hay compañías que se dedican a respaldar a estos equipos y en países como Corea, esto va a un nivel bastante serio, ya que los videojuegos son parte de la vida cotidiana de muchos y donde se puede vivir de esto.

A nivel espectador, este tipo de torneos son más entretenidos de lo que esperaba  si sabes de que va un poco el tema. Si no, como el fútbol o la Formula 1, que si no te interesa o no sabes un poquito de como va, cambias de canal del tirón. Pero cuando estuve en la convención, no tenía intención de verlo porque pensé que me aburriría, yo soy más de participar que de mirar. La verdad es que me equivoqué. Los comentaristas eran los José M. García de los E-Sports, le dieron bastante emoción y comentaron cosas que hay que saber MUCHO del tema para poder hacerlo bien, aunque es cierto que porque los partidas de arenas son muy rápidas y dinámicas. Otro tipo de juegos que sean más lentos pueden hacerse soporíferos.

Los E-Sports llevan ya una temporada en España, prácticamente desde que tenemos Internet disponible a nivel personal, haciendo partidillas entre los colegas o ya sea en la Campus Party. Y ahora que Internet está muchos más accesible para todo el mundo, la cosa no hace más que aumentar.

Galicia ya tiene una buena cantera para los E-Sports, como ya ha quedado demostrado a nivel mundial. Tengo curiosidad de que nos depara el futuro y si dentro de 20 años nos sentaremos delante de la pantalla a ver la partida del momento retransmitida en la TVG (o en el canal que nos toque para los que estén fuera). ¿Será Néstor en unos años una figura reconocida a nivel nacional y oiremos de  él a menudo en las noticias de las 3? No lo sé, pero desde luego él y todos los jugadores que han logrado dejarnos un buen nombre en el mundo de los E-Sports se merecen y tienen al menos mi reconocimiento.

Sachando na leira

jueves, abril 30th, 2009

Con esto de la crisis estoy viendo como los USA redescubren practicas que en mi infancia eran el pan de cada día. Por ejemplo, los cupones del súper. Ayer estaba viendo a una señora que en las noticias explicaba como ahorraba cada semana 50 dólares en su compra, utilizando los cupones del periódico. Quien no recuerda las súper ofertas de compra dos y paga uno que hacían que todo el pueblo se fuera al Continente de Coruña a hacer la compra del mes?

 

Otro ejemplo son los cursos de gestión financiera en varias ONGs de la ciudad en las que te enseñan a  ahorrar, hacer las cuentas del mes y a no excederse con la tarjeta de crédito. Recuerdo la paga semanal (100 pesetas, una fortuna!) y como la mitad iba para la hucha y la otra mitad para chuches.  Hay que ahorrar era la frase dominican que mis padres me intentaban grabar en el cerebro. Lo que a mi me enseñaron con diez años, aquí lo formalizan en Workshops de una semana.

Por último, lo que más vívidos recuerdos me trajo fue ver a Michelle Obama plantando un huerto en la casa blanca. Fue verla y recordar a mi abuela diciendo “Este fin de semana hay que ir a sachar as patacas”.

 

La venta de semillas se ha disparado y cada vez es más común ver crecer en los patios las  cebollas, lechugas  y los tomates que alimentan el sueño americano.

Abstención dun politólogo

viernes, febrero 20th, 2009

Dicía un compañeiro meu de despacho que as longuísimas colas nas eleccións presidencias americanas de Novembro non eran un síntoma dunha ilusión popular por participar nuns comicios históricos. Eran, para el, un sinal inequívoco de que alguén non fixera ben o seu traballo. Que semellante ineficiencia en algo tan simple coma colocar suficientes urnas, non era algo do que gabarse.

Vou camiño de converterme nun abstencionista forzoso, coma tantos outros que testemuñaron neste blog que aínda non recibiron a documentación electoral. Igual é que non queren o meu voto. Igual fan ben e están a protexer a limpeza das eleccións, xa que a única garantía de que son eu quen emito o meu voto aquí no estranxeiro é unha fotocopia do meu pasaporte. Igual teñen bos motivos, xa que é coñecido que os votantes CERA nos comportamos de xeito diferente que os residentes no país, e visto que cando menos dous escanos poden depender dos nosos votos, pode non ser tan mala idea reducir o noso peso a base de dificultarnos o voto. Igual simplemente son un atallo de toutizos, que atopan complicado remitir unhas sacas de cartas ó estranxeiro. Pouco cambia a cousa en calquera dos escenarios. O resultado ó final é o mesmo: eu vou camiño de non poder votar e eso, queirámolo ou non, é un sinal preocupante de que "algo" non funciona como debera.

St. Andrew’s Church Inc.

jueves, febrero 12th, 2009

Ha pasado más de un año desde que nos mudamos y todavía no sabemos absolutamente nada de los habitantes de este pueblo dormitorio de Filadelfia. Bueno, eso no es totalmente cierto, sabemos por observación que a nuestros vecinos les gusta ir en coche a todas partes, ocuparse del jardín, ir a correr o a pasear enfundados en sus ipods que los aíslan del mundo y les ahorran tener que saludarte.

Sabemos que tienen el jardín impecable pero que raramente lo utilizan, que las visitas no abundan, que durante el verano en la piscina comunitaria casi nunca hay nadie, que llenan el garaje de tantos trastos que tienen que aparcar los dos o tres coches q tienen en la calle, que les gustan sus perros, hablar de sus perros y no de ellos mismos y mucho menos de ti y que se toman muy en serio la decoración estival.

La gente acude a la iglesia por varios motivos. Por costumbre, por obligación, por celebración, por devoción, para rendir respeto, por miedo a ir al infierno, para dejarse ver. En nuestro caso, nos acercamos a la iglesia de nuestra parroquia en busca de contacto con nuestro lado espiritual y con nuestra comunidad, esos seres con los que compartimos carretera, banco y supermercado.

El primer paso fue acudir a la parroquia a conocer al cura. Para asegurarme del éxito del encuentro decido acudir entre semana cuando puedan atenderme. Al llegar me encuentro con que la puerta de la iglesia está cerrada y frente a la puerta un hombre de mantenimiento se dedica a pulir una puerta en perfecto estado. – ¿les sobrará el dinero? De pronto, se aproxima un coche que se detiene en la zona de estacionamiento del edificio contiguo. Me acerco para preguntarle a la mujer que acaba de bajarse del coche si sabe cómo localizar al cura y se presenta como Ruth, su secretaria.

Ruth me informa de que el cura hoy no está y que para hablar con él hay que llamar a este número 1-800-xxx.xxx y pedir cita, como si del dentista se tratase.  Algo confundida, acepto la tarjeta de visita que me extiende y me voy, pensando si la llamada tendrá que hacerse también dentro del horario de oficina. Llamo inmediatamente, más por curiosidad que por urgencia y ya menos sorprendida escucho el mensaje de voz grabado con múltiples opciones: para confesarse pulse 1, para concertar una cita pulse el 2, para entierros pulse asterisco, etc. Selecciono lo que me corresponde y cuelgo satisfecha. Tenemos una cita.

Llega el día. Acudimos puntualmente por miedo a que se nos pase el turno. Le pido a mi marido que deje su café en el coche por miedo a parecer irrespetuosos. Hoy hay más de 15 coches estacionados. ¿Pero cuánta gente trabaja aquí?

Nada más entrar nos encontramos a Ruth detrás de un mostrador. Nos recibe con amabilidad y nos entrega dos tablillas con varios papeles para rellenar. Por un momento olvido dónde estoy y busco en el bolso casi por inercia, la tarjeta del seguro médico. Nos sentamos a leer y a responder las preguntas. ¿Dónde vives? ¿A qué te dedicas? ¿Nombre de tu empleador? ¿Ingresos?

Mientras nos disponemos a responder sentados junto al mostrador vemos aparecer a un joven cura que acompaña a la puerta a otro joven que venía en busca de unos papeles para la escuela. El cura habla muy alto y parece nervioso. Lo despide apresuradamente y se vuelve hacia nosotros:

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

<!–[if !supportLists]–>-         <!–[endif]–>Hi! You have the 11 o’clock right? Come on back!

<!–[if !supportLists]–>-         <!–[endif]–>Well, we have not finished filling out the paperwork…there are still..

<!–[if !supportLists]–>-         <!–[endif]–>Don’t worry about that! Follow me!

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Al doblar la esquina podemos ver que hay varios despachos llenos de gente al teléfono, una sala de reuniones vacía, una sala de conferencias enorme perfectamente equipada y también vacía, una maquina para café, ordenadores con pantalla plana por todas partes, impresoras, ruido de oficina. Al llegar a nuestra oficina de destino lo primero que me sorprende es el reluciente monitor Apple de 32 pulgadas del padre X, la misma que yo no me pude comprar hace unos días, lo segundo su enorme taza de café Starbucks reinando encima de la mesa…