La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Buen camino?

Escrito por Esther Diz | Desde Filadelfia, EE.UU
5 de junio de 2013 a las 1:03h

No cabe duda, hace poco más de una década el Camino de Santiago no era lo que es hoy, era raro encontrar americanos haciendo el camino y los peregrinos que hablaban inglés lo hacían en su mayoría con acento británico o irlandés. Hoy si paseas por los alrededores de la Plaza del Obradoiro escucharás a más gente hablando inglés estadounidense que británico. ¿El motivo? una película “The Way” un documental “Buen Camino” y un par de libros como el de la canadiense Sue Kennedy “My way”.  El séptimo arte está literalmente lanzando al estrellato el camino a este lado del charco y las consecuencias de esta nueva tendencia son difíciles de valorar. Lo que sí sabemos es que los americanos son expertos en el feedback, es decir, en compartir, contar las impresiones de lo que han vivido, hacer sus valoraciones, dar consejos para sus semejantes, algo que por otro lado es una tradición secular entre los peregrinos que hacían el camino a Santiago y a su regreso compartían sus experiencias con los que “iban”. Evidentemente, el alcance de las críticas y los foros es, en comparación, enorme y especialmente fácil de hacer hoy en día gracias a las nuevas tecnologías. EE.UU. lleva mucha ventaja a los europeos en esto de las redes sociales, los grupos de críticas de establecimientos, libros, restaurantes cuando en España aplicaciones como Yelp, Amazon o Foursquare todavía empiezan a utilizarse.

Un par de películas pueden ser el detonante de una tendencia pero deben existir motivos  fundamentales. ¿A qué se debe realmente que tantos estadounidenses se decidan a hacer el Camino de Santiago y tiene esto algo que ver con la crisis económica?

Después de ver el trabajo de la directora Lydia Smith he sacado mis propias conclusiones. Los estadounidenses son muy amigos de buscarse a sí mismos, de pasar tiempo solos para pensar en lo que les está pasando en la vida, de experimentar cosas nuevas y especiales cuando se dan de frente contra un muro como puede ser la pérdida de un empleo, de un ser querido, una enfermedad etc., pero sobre todo necesitan no sentirse estancados, no sentir que la adversidad les puede. Hasta hace poco,  jóvenes norteamericanos recién licenciados incapaces de encontrar empleo se retaban a sí mismos a escalar el Machu Pichu, se alistaban a los Peace Corps, cogían una temporada sabática para viajar y conocer otras culturas, lo que fuese con tal de proyectar una imagen de dinamismo…y de repente, gracias a una película zas! descubren que pueden hacer todo eso y mucho más en el Camino de Santiago porque: 1. caminar cientos de kilómetros por un histórico sendero espiritual es un reto maravilloso, 2. el camino les permite estar solos, 3. decir que vas a hacer el camino suscita curiosidad y respeto inmediato entre los demás cuando explicas brevemente en qué consiste, 4. durante el camino se puede pensar, 5. el camino te permite estar en contacto con la naturaleza y con personas de todo el mundo que además comparten tu fin, 6. hacer el camino te ayuda a encontrarte a ti mismo, 7. cuando tú te encuentras bien y otro peregrino no, el camino te permite ayudarle y así sentir que ayudas a los demás,…tiene mucho sentido.

El impacto del incremento del número de peregrinos en el camino de Santiago tiene una vertiente indudablemente económica que le viene como agua de mayo a Galicia y a todos los ayuntamientos “afortunados” de estar en alguno de los caminos de Santiago, los de Fisterra y Muxia inclusive. Lo que los gallegos (coitadiños) aún no sabemos, es que lo que hasta hace poco simbolizaba una suerte de búsqueda de la espiritualidad, el reflejo del milky way en la tierra y la tradición caballeresca tiene todo el potencial de transformarse en algo distinto. No estamos muy preparados ni sabemos en qué se puede transformar pero como la planificación y la gestión del patrimonio cultural no está ahora mismo en el top de la lista de nuestras prioridades sino explotar la oportunidad que este auge nos brinda, no vamos a tener mucho problema en permitir ciertas “desviaciones”. Me explico. Los estadounidenses que vengan a hacer el camino lo harán entendiendo y respetando sus principios y además a estas personas se les atribuye una cierta sensibilidad, un interés por la cultura y por las artes pero es posible que vivan esta experiencia para alimentar otras necesidades existenciales y suplir algunas carencias que no les ofrece su cultura. Algunos incluso se quedarán a vivir y montarán sus albergues para acoger a los suyos “their way”. Más cuestionable es la gestión óptima que harán de todo esto las distintas administraciones, más preocupados seguro por las oportunidades económicas que surgirán por el “camino”. Os suena la palabra “trapalleiros”? Me temo que sí.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

13 respuestas a “Buen camino?”

  1. Tracy Saunders dice:

    Artículo muy interesante y bien escrito sobre el resurrgence actual del Camino como una oportunidad para el renacimiento espiritual de los peregrinos desde el extranjero donde, aunque la tradición no es católica, ni siquiera necesariamente religiosa, existe la necesidad de que el simbolismo del camino. Gracias,
    Tracy Saunders, autora de El Báculo de Santiago, y Peregrinos de la Herejía

    [Reply]

  2. Esther Diz | Desde Filadelfia, EE.UU dice:

    Muchas gracias Tracy, ha sido un placer escucharte y espero tener la oportunidad de conversar contigo algún día.

    [Reply]

  3. Sienna dice:

    Great piece Esther!!!

    [Reply]

  4. Alfonsina dice:

    Gracias po abrirnos los ojos.
    Un saludo

    [Reply]

  5. pablo dice:

    Gustoume moito o teu artigo, lonxe de convencionalismos e vendo a realidade. Esperemos que os gobernantes saiban aproveitar esta oportunidade nuns tempos tan escuros

    [Reply]

  6. Eduardo dice:

    Totalmente de acuerdo. Yo ya lo había notado ya que vivo alado del camino. Cada vez se ven más norteamericanos haciendo el camino y ya tuve la ocasión de hablar con unos cuantos para ir practicando mi inglés cuando pasan delante de mi casa. Una cosa que les sorprende bastante es lo “seguro” que es España, donde no hay ningún problema en absoluto en que una mujer o un grupo de amigas hagan el camino solas y eso parece que les sorprende… Amigos americanos, que estamos en Europa, no el el Far West.

    [Reply]

  7. nanus dice:

    En canada estuve trabajando en una agencia en vancouver Creative Travel donde a toda costa intentamos explotar el camino y esta dando sus frutos! Cono mencionais muchos vinieron interesadosbpor la pelicula.
    Este es el blog q he creado y q ahora una companera de madrid continua
    http://creativetravelvancouver.wordpress.com

    [Reply]

  8. Pablo dice:

    Es una estupenda noticia, si era raro encontrar americanos en el camino, pero en mi primer camino (alla por 1995) me encontré con un chico de Minneapolis que conoció el Camino gracias a la Vuelta Ciclista a España del 93 (que acabó en Santiago).
    Me contaba que se preguntaba constantemente al ver la tele que era eso de Xacobeo. Investigó un poco y descubrió el Camino. Y en su primera oportunidad, se vino a hacerlo.

    Me parece increíble que poco a poco se vaya conociendo el camino y lo que supone, para creyentes y no creyentes, pues es realmente cierto que los no creyentes si sienten al final “algo” que no saben explicar. Es la grandeza del Camino.

    PD: Y por favor, cuídenlo y respétenlo, y si es posible, no lo hagan en grupos grandes y con la idea de irse de fiesta a Benidorm.

    [Reply]

  9. Juanjo dice:

    Enhorabuena. Buen artículo. Real como el Camino mismo. Trabajo, me muevo y vivo del Camino. Prestamos servios al peregrino. Este año hemos notado este movimiento “Americano”, que por supuesto nos ha alertado de esos “casi nuevos” caminantes que seguro vamos a tener de aquí en adelante. También lo estamos notando con los Coreanos. La diferencia, como bien dices, es la forma de ser del americano, su cultura y pensar…. todo esto hará que sea un destino muy a tener en cuenta por esos lares.
    Estaremos encantados de recibirlos e intentar hacerles llevarse una grata experiencia del CAMINO.

    BUEN CAMINO!!!

    [Reply]

  10. Anuska Gil dice:

    ¡Enhorabuena Esther por este artículo! Me ha encantado :))
    Mi nombre es Anuska y soy de Santiago de Compostela aunque vivo en Madrid. Quería decirte que he tenido la suerte de conocer y compartir momentos preciosos con “Lydia B Smith” estos días, en el “1er. Festival Camino de Santiago” junto a dos de sus protagonistas, nuestra adorable Annie y nuestro querido Wayne, y otros miembros del equipo. ¡Una gente encantadora!
    Nos conocimos porque por mi parte también presentaba un documental “Patinando el Camino”. Y quiero decir que “Buen Camino”, ME HA ENCANTADO. SIMPLEMENTE MARAVILLOSO. Es un documental que me ha llegado muy adentro, porque para mi, ha sabido captar perfectamente la ESENCIA DEL CAMINO. Me han parecido maravillosas las historias de cada uno de sus peregrinos, la forma de narrar dichas historias, maravillosa fotografía y como no… MARAVILLOSOS FONDOS. TODO ME GUSTÓ :))
    Por ello desde aquí GRACIAS A LYDIA, RESTO DE EQUIPO Y SUS PEREGRINOS…POR ESTE PRECIOSO DOCUMENTAL.
    Anuska Gil

    [Reply]

  11. Sue Kenney dice:

    Many thanks for mentioning my name and books on the Camino. After being downsized from my job I walked the Camino and it changed my life. I am a storyteller and speaker and I told many people about my experiences. I try to live the virtues of being a pilgrim in life everyday. My Camino was published in 2004 and people still read it today. The second book I wrote is Confessions of a Pilgrim, about a journey on the Portuguese Route where I carried an Eagle Feather given to me by a Native woman who had a dream about me. The Camino is my life and I share stores about it all the time. I just returned from walking the Camino Frances, 225kmns with a group, and I was barefoot. Now that’s a very special way to walk the Camino.
    Sue

    [Reply]

  12. Juan Frisuelos dice:

    Si, claro, nos suena trapalleiros, o su traducción al castellano, trapacero, embustero… Y también nos suena atrevido, osado, cantamañanas, para tantos y tantos que hablan o escriben sobre el Camino con pocos elementos, olvidando que el renacimiento del Camino no se debe a cuatro libros y dos películas, sino a la tarea ejemplar y a menudo olvidada de personajes como D. Elías Valiña Sampedro. A muchos no nos preocupa la cantidad de peregrinos, el negocio potencial o las ganancias, sino la calidad, que se preserve el Camino como ha venido siendo desde hace mil años, que los peregrinos conserven el espíritu de muchos que les precedieron y que la Ruta de las Estrellas no sea una moda, sino la continuación de unas hermosas tradiciones, de un espíritu que auna valores cada vez menos valorados: amistad, hospitalidad, generosidad, solidaridad, esfuerzo, espiritualidad… Y muchos más, que no se muestran ni de costadillo en todos esos libros y pelis.

    [Reply]

  13. Kim Basinguer dice:

    Si…nos suena, es una tristeza que los que tienen la oportunidad de tener en sus manos la posibilidad de solucionar los problemas de la ciudad en la que vivimos, nos roben ese derecho…con nuestro consentimiento.

    [Reply]

Deja tu comentario