La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Premios a la osadía

Escrito por Esther Diz | Desde Filadelfia, EE.UU
3 de diciembre de 2010 a las 15:16h

Anoche asistí a mi primer acto socio-político y empresarial en la ciudad herculina. La ocasión era galardonar a los jóvenes empresarios con los premios AJE Marineda 2010.

Llamó la atención sobre todo el carácter político del acto y el perfil del panel de jueces que en su mayor parte estaba compuesto por funcionarios de la administración pública y no por empresarios gallegos. Llamó la atención también la ausencia de empresarios consagrados que aparentemente no muestran ningún interés a la hora de apoyar o actuar como mentores de la nueva generación de empresarios de nuestra ciudad.Ser joven y empresario en Galicia se ve todavía como una osadía o un acto desesperado de autoempleo en una sociedad como la nuestra que generalmente valora más la comodidad y seguridad de trabajar para otro, especialmente si ese otro es una entidad de prestigio.
En una sociedad que también condena duramente el fracaso y el éxito casi en igual medida y donde ser valiente implica el uno contra todo.La falta de dinamismo de la sociedad empresarial coruñesa y la poca gana de cooperación quedó perfectamente plasmada en una acto estático que más parecía una misa de primera comunión en la que el señor Losada era el cura impartiendo sermones alentadores con tono político de autogratitud y donde los demás representantes alrededor del altar ejercían su papel de monaguillos.

Otro hecho a destacar es la cuestionable juventud de los galardonados, que rondaba la media de los 40 y aunque no soy partidaria de ningún tipo de discriminación por edad o sexo considero que la naturaleza de estos premios consiste precisamente en ayudar a los jóvenes que dando un paso adelante asumen el riesgo y los costes del autoempleo para poner en marcha su proyecto empresarial. Por lo tanto, del mismo modo que no habría lugar para un hombre empresario en una entrega de premios a mujeres empresarias no debería haber lugar para empresarios consagrados o profesionales maduros en este tipo acto que viene a compensar las desventajas de ser joven, sin contactos y con poco acceso al crédito.

Con todo esto no quiero desestimar la importancia de este reconocimiento y felicito a todos los premiados pero sí hago una llamada de atención sobre los aspectos de formato que se pueden mejorar.

Sent from my iPhone

4 respuestas a “Premios a la osadía”

  1. Terapias alternativas dice:

    […] Premios a la osadía | Global Galicia […]

  2. Angeles Fernández Ramil dice:

    Interesante, Ester, lo que comentas porque es, evidentemente, el reflejo de una manera de entender la forma de organizar las relaciones de producción en una sociedad. Cuando he ido a España y, en concreto, cuando voy a Galicia, me ha llamado la atención que todos los jóvenes hacen oposiciones para concursar y lograr un puesto en la administración pública. Quizás es una visión reduccionista la mía porque suelo pasar poco tiempo en mis viajes pero es lo que escucho, tanto en bibliotecas y pasillos de la U. de Santiago de Compostela.
    Por acá, las cosas son distintas. No veo a los jóvenes motivados por trabajar en el aparato del Estado pero eso tiene relación, una, con los bajos sueldos y dos, porque no existe garantía de estabilidad por cuanto, desde que se recuperó la democracia en 1990 y por limitaciones legales, muchas personas que llegaban a trabajar a reparticiones públicas lo hacían en condiciones de pago a “honorarios” y a “contrata” (fecha de vencimiento a un año, renovable).
    Sin embargo, como contrapartida, existe en los jóvenes bastante interés por armar sus propios proyectos o “emprendimientos”, como acá se denominan y en muchas carreras, no solamente en las relacionadas con ámbitos comerciales, se les entregan herramientas para armar su propio negocio, una vez que egresen de la universidad. Existen iniciativas denominadas “incubadoras” de proyectos que buscan precisamente eso: estimular la idea de un proyecto, analizar los costos de embarcarse en él, realizar estudios de mercado pertinentes, etc. También existen otras experiencias que buscan rescatar aprendizajes de emprendimientos fracasados, de forma de evitar su repetición en otros ámbitos.
    Muchos saludos desde Chile.

    [Reply]

  3. Javier Berrocal | Desde Irlanda dice:

    Muy buena entrada! Ciertamente, muchos de estos actos “públicos” son en realidad un coto cerrado para el autobombo. El problema que sufre Galicia es un mal endémico de España. Casi todo el mundo prefiere ser funcionario o trabajar por cuenta ajena, pero no crear un negocio. Esto se debe a muchos factores que darían para una tesis doctoral.

    [Reply]

  4. Eduardo Eusebio dice:

    Javier:
    El problema de Galicia, es un problema entre aventura y necesidad, diriamos, un mal heredado de antiguas generaciones.

    Es ultimamente y despues de que, la universidad de Santiago de Compostela, abriera sus puertas y esto hace ya bastantes decadas, ha sido despues que se hayan abierto institutos y creo, una o dos mas universidades pero, tal parece que los graduados de estos lugares salen titulados pero se quedan varados sin poder trabajar, algunos, segun he escuchado hasta con tres licenciaturas y ya estan sobrepasando la edad de los 35 y rezandole un padre nuestro a sus titulos cada dia que se paran ante ellos.

    En Espana no existe ninguna ley que proteja al profesional que sale de la universidad para que este pueda encontrar un trabajo digno por el sacrificio y gastos invertidos para obtener los conocimientos necesarios para poder trabajar demostrando lo que realmente vale, nada de eso y digo nada de eso porque de cierta manera se sienten desprotegidos y frustrados viendo pasar los meses y anos y sin poder trabajar.

    Quienes vienen siendo los culpables de que estas cosas tengan que pasar? Simplemente los empresarios, el gobierno central y regional y, los sindicatos obreros que, son como marionetas que bailan al son de la musica que le tocan las instituciones aqui nombradas, por no decir otra cosa.

    Estoy enterado de esto porque tengo conexiones dentro del area empresarial. Ahora bien, lo que no puedo entender muy bien es: el por que hasta ahora, las grandes empresas trataban de darle la jubilacion forzada a personas de entre 50 y 55 anos de edad y no le dan entrada a un recien graduado de entre 22 y 25 anos de edad, los primeros: gentes experimentadas y con responsabilidad dentro de una empresa y los segundos con plena vitalidad para desempenar un trabajo y con muchos anos de vida para continuarlo.

    La dictadura no ha sido buena segun algunos dicen, pero la actual democracia espanola es como embudo por un lado y, por otro, segun como puede verse, es como un barco de madera del siglo XV sin que nunca lo hayan pintado y con agujeros haciendo agua por babor, estribor, proa, y popa. Ni siquiera la constitucion se respeta, mucho menos la justicia.

    En este pais existen colegios para aquellos que no desean perder su tiempo y dinero en una universidad que, preparan vocacionalmente a los alumnos y los mismos colegios son los que los colocan directamente en puestos de trabajo y, con sueldos bien remunerados.

    Por lo regular y porque yo mismo lo he visto en hijos de conocidos mios, casi todos estos estudiantes terminan siendo empresarios despues de un periodo de trabajo no superior a los cinco anos.

    En Galicia no ha habido muchos fundadores de empresas netamente gallegos, lo cual quiere decir que, la gente gallaga es trabajadora si, pero no muy emprendedora que digamos, prefieren mas bien irse a trabajar por cuenta ajena que a arriesgarse por cuenta propia y si lo hacen no lo hacen a lo grande mas bien lo hacen con negocios que puedan manejar entre familia, tal como restaurantes u otros pequenos negocios que no le causen muchos dolores de cabeza.

    Yo soy hijo de padre gallego y madre asturiana, mi padre al igual que mi madre hicieron carrera en la universidad de Salamanca, el echaba de lado los riesgos y mi madre los afrontaba con sentido comun y respetando siempre la realidad de cada aventura.

    Para terminar, Javier, decirte que, es una gran pena que Espana, siga unas reglas de actitud que mas parecen de destruccion que de reconstruccion. Espana necesita leyes propias y no leyes asignadas por paises poderosos de la UE.

    Espana tiene recursos que no le permiten explotar cuando otros lo estan haciendo dentro de la comunidad europea. Un saludo cordial desde USA.

    [Reply]

Deja tu comentario