La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

La crisis en Irlanda (intento de explicación para dummies)

Escrito por Javier Berrocal | Desde Irlanda
23 de noviembre de 2010 a las 8:00h

¿Cómo hemos llegado  a esto? ¿Qué pasará con nosotros ahora? ¿Qué nos deparará el futuro más adelante? Aunque parezcan las típicas preguntas metafísicas que todos nos hacemos en los momentos críticos de nuestra vida, en realidad estoy hablando del tema de moda en los periódicos de Europa adelante: La Bancarrota de Irlanda.

¡Qué duro es esto de ser un gallego emigrado a Dublín! Cuando estaba en la terriña los medios estatales y allende las fronteras sólo hablaban de Galicia si a un petrolero le daba por echar todos sus residuos en nuestras costas, si sufríamos algún vendaval o si se producía típico incendio provocado de todos los veranos. Ahora que estoy en Irlanda me toca seguir estando en el grupo de los underdogs, de los que nunca cuentan, de los que casi nunca ganan. Hemos tenido que ponernos gallitos votando “No a la U.E”. y ahora declararnos en quiebra para que nos hagan un poco de caso.

La gente me pregunta que cómo encuentro el panorama. A esto puedo decir que lo veo fastidiado-con-jota pero no mucho más que cuando me vine a principios del 2009. Por aquel entonces “the R word” (la Recesión) ya empezaba a aparecer en los medios y el otrora celtic tiger vivía su transformación en un lindo gatito. La primera vez que pisé Irlanda fue en Mayo de 2008 y el cambio con Enero de 2009 fue increíble. Esa fue la verdadera depresión. Todo lo que ha venido desde entonces ha sido mucho más paulatino. De ahí que, aunque los medios vertiesen de cuando en cuando noticias apocalípticas sobre el país, los que vivíamos en él no sintiésemos todo con tanto pesimismo (el daño ya estaba hecho).

Del blog de Eneko: http://blogs.20minutos.es/eneko/

Del blog de Eneko: http://blogs.20minutos.es/eneko/

¿Se veía venir? Yo pienso que sí. Ya en 2006 me parecía evidente que España tenía que entrar en crisis, que nuestro modelo económico era comida hoy y hambre mañana. El ladrillazo, la burbuja, como se le quiera llamar, no podía salir bien a largo plazo. Cuando llegué a Irlanda y me encontré con las inevitables contradicciones de un país que ha crecido tantísimo en tan poco tiempo veía claro que las cosas no podrían ser así siempre. Por desgracia, no me equivoqué. A toro pasado queda patente que el Gobierno de Irlanda no supo ser ni liberal ni social de la manera más correcta. Aunque se tomaron decisiones muy inteligentes que trajeron grandes inversiones extranjeras (principalmente americanas) no se supo canalizar todo el dinero que se movía en el país para ponerlo a jugar entre los grandes.

¿Quién tiene la culpa? Los de un lado dicen que la culpa es del Gobierno por ayudar a los bancos y los del otro dicen…lo mismo! Sí, por una vez derechas e izquierdas parece que se ponen de acuerdo en algo: Si los bancos se hunden el Gobierno debería pasar de todo. Por desgracia, cuando los bancos de toda Europa entraron en quiebra -o eso nos aseguraban- algunos desde Berlín, Nueva York y Londres opinaban que lo de ayudarles era buena cosa;  que, al fin y al cabo, arrieros somos. Y entre encíclicas que hablaban sobre tipos de interés, fondos de cohesión,  valores bursátiles y vente mil cosas más encriptadas que yo creo que no entiende ni dios, los gobiernos acabaron picando y los demás remando para que el barco no se hundiese. Ahora todos estos gurús mantienen silencio sepulcral o aplican la del “donde dije Diego” para tratar de explicar que lo que salió mal no fue nunca culpa de ellos. La culpa siempre la tiene otro. Por eso siempre es bueno leerse artículos concisos e inteligentes como este, encontrado en Materia Gris, que explica todo esto  bastante mejor que yo.

¿Y ahora qué? Como, mitad en serio mitad en broma, decía mi buen amigo Héctor, también inmigrante, “ahora nos freirán a impuestos, acabaremos hartos y nos largaremos a otro lado cuando no podamos más”. Aunque antes de abandonar la casa quizás estaría bien intentar hacer un poco de limpieza, pues la esperanza es siempre lo último que se pierde (salvo en Argentina, donde los han esquilmado tanto que ya ni gastan de eso). Por lo pronto, el actual gobierno ha anunciado que se disolverá en Enero y convocará elecciones anticipadas. Las comparaciones son odiosas pero es inevitable preguntarse si el Gobierno Español haría lo mismo en una situación similar. Y, siguiendo con las comparaciones, muchos se pregutan ahora si Irlanda acabará como Grecia. A pesar de que no soy economista ni conozco el caso griego al 100% yo desde aquí apuesto que no. Los problemas en ambos países son de distinta naturaleza (no descarto una segunda caída de Grecia) y también la situación económica de Europa ha cambiado. Recomiendo leer este artículo: Irlanda no es Grecia ni cuando se hunde.

Soy un futuro inmigrante, ¿debería venirme a Irlanda? Esta es la pregunta estrella y una de las más difíciles de contestar. Como había comentado anteriormente, todo depende de los objetivos que te hayas planteado. Irlanda no es el país de las maravillas. Quizás lo fue pero eso pasó hace ya muchos años. Actualmente las cosas son mucho más duras. Hay mayor competitividad y no hay tantos puestos de trabajo atractivos como en el pasado. Sin embargo, siguen habiendo grandes oportunidades en determinados sectores. Hay que tener en cuenta que gran parte del PIB Irlandés viene de las multinacionales, que son empresas que están por encima del bien y del mal. Además, los salarios suelen ser muy superiores a la media española y el ambiente laboral generalmente es mejor (aunque en mi caso me considero un afortunado pues he vivido grandes experiencias en ambos países). Sigo pensando que es un buen destino para emigrar pero no podría afirmar que actualmente sea el más idóneo. Evidentemente la elección final tendréis que sopesarla pensando en cuánto estáis dispuestos a arriesgar por conseguir vuestras metas.

La próxima semana tocará hablar de llenar el carrito de la compra. Un tema, a mi modo de ver, mucho más apasionante de la crisis.

2 respuestas a “La crisis en Irlanda (intento de explicación para dummies)”

  1. Roberto Gonzalez dice:

    Por mucho que nuestro “amado” Zapatero cada día nos dice que España nunca llegará a los extremos de Grecia e Irlanda, en el fondo de nuestros pensamientos ya nos estamos haciendo a la idea de que el actual opresidente cada vez tiene menos credivilidad y ya no es cuestión de acertijos sinó de realidades.
    De momento los dineros se los llevó la banca y a los funcionarios se les bajaron los sueldos, por otra parte los pensionistas se quedan sin sumento anual, se aumenta el iva….. en definitiva que el dinero que se regaló a los bancos lo tenemos que pagar nosotros, pero los bancos siguen dando grandes ganancias a sus accionistas.
    Bien sabemos que en la lista de países en riesgo España está la cuarta, Grecia e Irlanda ya tocaron fondo, despues está Portugal y luego nosotros. Yo no estaría tan seguro como Zapatero de que eso aquí no pasará.
    Por si acaso habría que pensar en lo nos dice aquel antiguo refrán…..cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.
    Un saludo

    [Reply]

  2. Amaranta dice:

    Hola a todos:

    Yo también soy una de esos tantos españoles que emigró a Irlanda. En el tiempo que he estado aqui, he podido ver como Irlanda pasaba de ser un país próspero y lleno de oportunidades a convertirse en la gran incertidumbre. Como todos los que vivimos en Irlanda, sabía que esto llegaba a su fin y que reventaría de una manera u otra.
    Durante estas últimas semanas se ha hablado mucho de este tema y cuando lo he comentado con algun compañero de trabajo irlandés les cambia la cara. Saben que en los proximos años les va a tocar, por lo menos, apretarse el cinturón algo a lo que no estan acostumbrados o habían olvidado ya.
    En cuanto a nosotros, los inmigrantes, muchos estamos pensando en nuestro proximo destino, por si acaso.

    Un saludo desde Dublín:

    Amaranta

    [Reply]

Deja tu comentario