La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

QUE PIERDA ESPANYA!

Escrito por Sousa-Poza | Desde Sudáfrica
1 de julio de 2010 a las 9:21h

Ayer invite a comer en un restaurante a las doce miembros -o mejor decir miembras,  como la ministra Aido- de la Cooperativa que mi mujer dirige en Lulekani, un pueblo a unos 15 Kms. de Phalaborwa a donde antes los surafricanos remitian diariamente a los africanos que trabajaban en la ciudad. Phaborwa era una ciudad blanca … –y que nadie se confunda de sitio!  Hoy todo el mundo vive donde le da la gana si tan solo puede costearlo, y Lulekani es parte de Ba-Phalaborwa, la Gran Phalaborwa.

 

La victoria de Espanya sobre Portugal no se debe, como unos y otros creen, a que era el mejor equipo o a que tuvo mejor suerte. Se debe a que esas doce mujeres se pasaron dias enteros previos al encuentro rezando intensamente al Dios de los cristianos y a sus antepasados de ellas, haciendo todo tipo de rituales cristianos y paganos, para que ganara Espanya. Todo, claro, por una voluntad, que aquí tambien llego el quid pro quo del capitalismo. Y la voluntad fue precisamente la comida. Como en misa, la voluntad aqui tambien es voluntaria, pero es algo que se espera. Por cierto que la comida fue grata en extremo. Es cierto que la criminalidad en este pais es un azote, que hay aquí demasiados sociopatas, resultado de una historia colonial triste, de familias distanciadas y rotas porque los padres tenian que irse a trabajar a las minas o a las ciudades. Se destrozo la urdimbre de la tribu y de la familia africana, sin dejar nada que las reemplazara. Pero en su inmensa mayoria los africanos son gentes abiertas, amables, alegres, serviciales, amorosas. Como le decia un colega africano a mi mujer, we are very forgiving. Ningun politico serio aquí podria hacer carrera de la memoria historica pese a su dramatismo y a lo reciente que esta aun: Zapatero tendria que tener una charla con Mandela. Quiza todos los espanyoles pudieran aprender algo de ellos al respecto.

 

Lo malo ahora seria que Espanya ganara la copa, porque en la comida, ante tantos buenos deseos, yo me senti obligado a quedar emplazado a llevar a las doce mujeres un fin de semana al Parque Kruger si tal es el caso. Por supuesto, ellas comenzaron ya sus rogativas. De Espanya ganar el campeonato, tendria que cumplir mi promesa, y ya veo a la senyora Merkel llamandome a capitulo por el déficit en mi presupuesto. Y yo ya me imagino llamando a Zapatero para conmiserarme con el.

Deja tu comentario