La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

El corazón partío

Escrito por Angeles Fernández Ramil | Desde Chile
24 de junio de 2010 a las 6:36h

Los españoles residentes en Chile están, por estos días, con el corazón “partío”. Sí, dividido entre dos aguas, como aquella melodía que alguna vez escuchamos en la guitarra de Paco de Lucía.  Por mucho que intentemos sustraernos de la fiebre mundialera, a medida que se acerca el viernes, el día del duelo entre los dos equipos, Chile y España, el corazón palpita más fuerte y resulta difícil pronunciar un veredicto que no suponga, incluso para los más indiferentes a este deporte, un quiebre interno.

Lo digo por propia experiencia. Soy lo menos futbolera que hay. Quedé vacunada de fútbol por obra y gracia de mi infancia coruñesa, allá por la década de los setenta. En plena generación de los “chiripitifláuticos”, cuando había un solo canal de televisión, ser niño (o niña) no era asunto fácil. El canal, TVE, se veía siempre desbordado de fútbol, flamenco y toros, la trilogía franquista. No era un panorama alentador para ningún chaval.

Reflexioné sobre ello hoy, cuando me ha perseguido la Televisión Nacional de Chile (TVN) para saber qué haría yo el viernes y con quién estaba mi corazón. Luego de veinticinco años en este país, por mucho que se lleve sangre española, la respuesta no es ni fácil ni rápida. Lo mejor es salir por la tangente y, parodiando a un ex presidente venezolano de infausta memoria, decir que “no se está ni con uno ni con otro (equipo), sino todo lo contrario”.

España está acostumbrado a codearse con las ligas mayores del fútbol. Sin embargo, para Chile, es inevitable no sentir una cierta sensación de vértigo, de mareo, porque nunca había estado en un escenario así, un escenario que hacía falta, incluso, en un sentido terapeútico y reparador, por todo lo sufrido por el terremoto del 27 de febrero. Se sindica como mago de todo este asunto al entrenador (DT) de la selección chilena, un argentino de nombre Bielsa, que ya salió el año pasado elegido por la revista chilena Qué Pasa en un artículo titulado “Neuronas importadas” como el más votado en un ranking de los extranjeros más influyentes(en el que también salió mencionada la suscrita, aunque me da un poco de pudor admitirlo). El efecto que este hombre ha producido en los jóvenes que integran la selección ha desbordado los límites del fútbol en sí mismo y ya se habla de la “Bielsología” como una forma de hacer las cosas, como una manera de ser, como un talante marcado por el rigor y el profesionalismo y ya casi como una necesidad. Una necesidad de que todo Chile se contagie del espíritu Bielsa a ver si de, una vez por todas, y tal como se nos viene prometiendo, podemos pegarnos como sociedad el ansiado salto al desarrollo.

Etiquetas: , , , ,

2 respuestas a “El corazón partío”

  1. Sousa-Poza dice:

    Angles, yo lo veo claro como el agua. Como bien dices, “España está acostumbrado a codearse con las ligas mayores del fútbol: sin embargo, para Chile, es inevitable no sentir una cierta sensación de vértigo, de mareo, porque nunca había estado en un escenario así, un escenario que hacía falta, incluso, en un sentido terapeútico y reparador, por todo lo sufrido por el terremoto del 27 de febrero”. Esto es, Chile lo necesita mas que Espanya.

    Pero hay otro factor. Espanya ha demostrado ya al perder con Suiza que es improbable que llegue muy lejos en este campeonato. Seria pues mejor una derrota “en familia” antes de la inevitable derrota por alienijenas.

    Si estuviera en mi poder, yo le daria la victoria a Chile sin partirseme el corazon sino con plena conviccion de que seria lo mejor para todos. En fin, lo sabremos dentro de unas pocas horas.

    [Reply]

  2. Angeles Fernández Ramil dice:

    Ya tenemos el resultado del partido de ayer!!!
    España ganó frente a Chile y lo que pasó en el partido entre Suiza y Honduras permitió que, por carambola, Chile clasificara y siguiera adelante.
    Las celebraciones que tuvieron lugar ayer acá, en Chile, fueron increíbles aunque Bielsa llama a la calma: el duelo con Brasil, el próximo lunes, no es “moco de pavo”.
    Asi las cosas, los que no somos futboleros, no podemos sustraernos al contagio ambiental. Resulta difícil aislarse totalmente de la expectación, la ansiedad, la esperanza e, incluso, el conformismo frente a un resultado que, como el de ayer y a juicio del propio Bielsa, no fue tan merecido.

    [Reply]

Deja tu comentario