La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Aterrizaje en Bombay.

Escrito por Rocío Saavedra | Desde la India
25 de septiembre de 2009 a las 14:03h

Fue un 23 de agosto de 2007 cuando mi compañero de aventuras, quien más tarde se convertiría en un gran pilar de apoyo,  y yo aterrizamos en Bombay (llamado, en su manera políticamente correcta Mumbai).

¿Y qué se imagina uno de esa gran ciudad antes de vivirla? A la cabeza no se nos venía más cosa que aquel estribillo que decía “Hawaii, Bombay, son dos paraísos”, una idea que creímos cierta cuando, todavía desde las alturas, observábamos cientos de rectángulos azules que parecían piscinas, de esas que uno sólo encuentra en las casas más elegantes. Vaya, pues si en India había tantas piscinas, sería que la cosa no estaba tan mal como algunos decían. Ingenuos. Ni Bombay era un paraíso ni aquello eran piscinas. Llenos de vergüenza nos dimos cuenta de que se trataban de los plásticos con los que la gente construía sus chabolas. Lo dicho: ingenuos.

Después de esta gran metedura de pata de la que aún hoy me avergüenzo nos dispusimos a bajar del avión. Es algo que uno nunca olvida: la primera vez que se pisa el suelo indio y tropieza con un aire húmedo y pegajoso. Es difícil de explicar cómo se siente. Recuerdo que una amiga de la Castilla seca que ya había estado en la India contaba cómo lo primero que dijo al encontrarse con esa masa de aire bochornosa fue: “Vaya, se siente como en Galicia.”

Pero estaba equivocada. Si yo, que había vivido toda mi vida en La Coruña, sentí tal azote climático nada más llegar, quería decir que el aire gallego no se podía comparar ni por asomo al indio. No, ni el aire ni nada más. Todo era muy distinto, mucho más de lo que cabría imaginar, claro que aún me quedaban dos años para descubrirlo poco a poco. El calor, la humedad y los fuertes olores a especias y basura eran tan solo el principio.

Una respuesta a “Aterrizaje en Bombay.”

  1. Sousa-Poza dice:

    Rocio, Mumbai tiene tanto de “politicamente correcto” como lo tiene Ourense: nada. Es lo que es -antes de que alienijenas lo desvirtuaran.

    [Reply]

Deja tu comentario