La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Viva la versión original

Escrito por Ana Puga | Desde Australia
8 de junio de 2009 a las 3:07h

Hay cosas que no es que no las supiera, es que nunca me había parado a pensarlas con anterioridad. Les pongo un ejemplo. Últimamente descubro que los actores australianos están en todas partes: Olivia Newton John, Sam Neil, Mel Gibson, Portia di Rossi -la rubia de Ally McBeal o de Arrested Development-, Melissa George y Mia Wasikowska -Laura y Shophie, respectivamente, de En Terapia-, Simon Baker -el prota de El Mentalista-, Anna Torv -la prota de Fringe-, Isla Fisher, etc. No es que yo no supiera que son australianos, es que ni siquiera se me había ocurrido pararme a pensar de dónde eran estos señores. Algunos de estos ejemplos son recientes, claro, y ahora sí lo sé porque veo la tele en versión original, pero en España, acostumbrados al doblaje, ¿a quién le importa de donde sean los actores, si todos hablan un español neutro perfecto?

El caso es que es curioso, porque parece que a los estadounidenses no les gustan mucho ni el acento inglés (que se evita, como en el caso de Hugh Laurie, House, a no ser que el personaje sea un ratón de biblioteca o un geek, caso en que el inglés que hable tal personaje será tan pedante como irreal) ni el australiano. La mayoría de los actores que mencioné más arriba actúan con acento estadounidense, una pena y una pérdida de diversidad. Sólo descubro que son australianos porque me lo dice Steve (además, la mayoría de los actores australianos salen de Neighbours o Home and Away, dos culebrones australianos que llevan en TV por los siglos de los siglos por los que han pasado, entre otros, el actor que hace el papel de Chase en House, por ejemplo, o Isla Fisher). Hablando de Jesse Spencer, Chase en House, él es el único que yo recuerde que hace de australiano, y participó en nada menos que en 196 episodios de Neighbours, serie de la que también salió Kylie Minogue.

Parece que tanto a los españoles, con nuestro doblaje perpetuo, como a los estadounidenses, con sus cambios de acentos, nos gusta comprobar que los personajes de las series y películas podrían ser nuestro vecino del quinto o el tendero de la panadería. Pues no sé por qué. Si vivimos confinados a un entorno más o menos cerrado, qué mejor que las series y películas para conocer cosas nuevas, ¿no? Como ejemplo, ahí están los portugueses, nuestros vecinos del alma, que ven las producciones extranjeras en versión original con subtítulos. ¡Qué maravilla! ¿Qué sentido tiene, sino, hablar con todo el bombo y platillo que es estila de los premios Oscar en España, cuando no tenemos ni idea de cómo es la actuación real de los actores porque la perdemos con el doblaje? Pero ojo, que para los traductores y dobladores no tengo más que palabras de elogio, que hacen una labor espectacular (bueno, de algunas traducciones se podría hablar, como por ejemplo la traducción de los tacos desde el inglés, desafortunada en muchas ocasiones, o la voz de doblaje de Dexter, pero esto es más bien “deformación profesional” porque mi sentido traductor no descansa nunca).

Pues eso, recomiendo ver películas y series en versión original, con subtítulos si hacen falta, y ya está bien de utilizar esa excusa de “es que si tengo que leer lo que dicen me pierdo las imágenes”. ¿Cómo se puede ver una serie como En Terapia, In treatment en su versión original, doblada al español, si es una serie en la que todo, absolutamente todo, es actuación? Dénle una oportunidad a la versión original, verán qué maravilla.

Etiquetas: , , , , ,

11 respuestas a “Viva la versión original”

  1. Sousa-Poza dice:

    Ana, yo iria un paso mas lejos que tu: yo prohibiria tambien los subtitulos. Pero mis razones son distintas. La cuestion de los acentos me parece trivial: ademas, no vas a poner a un actor australiano, haciendo de vaquero norteamericano y hablando de sus “maits” como en Australia. O un actor ingles con acento de Oxford. Tambien se puede pecar de “diversidad”. Lo que prima en estos casos es la autenticidad.

    Lo que yo creo que debiera de hacerse es “controlar” la influencia cultural perniciosa que las peliculas norteamericanas tienen en sociedades extranjeras. Es desconcertante ver en la prensa espanyola los ultimos cotilleos de la vida de la tal Angelina Jollie y su consorte, cuyo nombre no recuerdo en este momento. Se han convertido en unos “role models” para los jovenes que los hace “flipar”. Si las peliculas no estan dobladas ni con subtitulos, su acceso a las masas seria mas limitado y no tan pernicioso. Una cosa es una sociedad abierta y otra una sociedad vicarizante, pendiente de la ultima “pearl of wisdom” que viene de afuera.

    [Reply]

  2. Ana Puga | Desde Australia dice:

    La cuestión de la autenticidad es un tema aparte, me parece. Por supuesto que un vaquero tiene que hablar con acento estadounidense, pero los casos que yo pongo son neutros, ninguno de los personajes tiene un pasado que lo vincule a unas circunstancias o a un entorno determinados, salvo en un caso me parece, la protagonista de Fringe es agente del FBI y creo que hay que ser estadounidense para pertenecer a él. Sobre todo hoy en día, donde en Estados Unidos viven personas de todos los países, con todo tipo de acentos y “backgrounds”, hacer que todos los personajes hablen con el mismo acento es una chorrada y algo totalmente alejado de la realidad.

    En cuanto a lo de controlar la influencia extranjera… creo es imposible. Si acaso, convendría promocionar más el cine español. Pero es todo un círculo vicioso: los presupuestos de las películas españolas son, necesariamente, mucho más reducidos que los de las películas estadounidenses (sólo hay que ver el comienzo de las pelis españolas, con todo lo de “apoyo del ICO, apoyo de TVE, apoyo de Canal+, apoyo de la Comunidad de nosedonde…”), por lo que hay menos dinero para promocionar las películas, y como son menos famosas que el taquillazo estadounidense de turno los cines de masas no compran la tal peli, y así se recauda menos, y así hay menos dinero para hacer pelis nuevas…
    En todas partes pasa igual, los minicines fueron desapareciendo en todas partes en favor de cines/centros comerciales donde el cine es, fundamentalmente, comercial, y así es imposible ver películas que no pertenezcan a la categoría de millonarias. Una pena.

    [Reply]

  3. Sousa-Poza dice:

    Ana, acabo de ver la pelicula Valkyrie que, pese a las criticas negativas que ha tenido, sin ser excelente me parecio muy decentita. Pero algo que choca es oir actores hablando con acento ingles y con acento norteamericano representado oficiales alemanes. No es que tuvieran que hacerlo con falso acento aleman, pero se agradeceria que el ingles fuese de la misma marca. En los Estados Unidos, excepto en los inmigrantes, no hay mas acentos que los norteamericanos, aunque un oido entrenado puede decir de que parte del pais es, lo mismo que te pasaria con el castellano en Hispanoamerica o en la misma Espanya. Esa es la realidad. El meter tambien acentos rumanos o acentos arabes me pareceria de una exagerada “correccion politica”. Como decia, tambien se puede pecar de “diversidad”.

    De acuerdo en que es practicamente imposible controlar la influencia extranjera, pero quiza no por lo que tu dices, sino porque si un politico pasara leyes prohibiendo el doblaje y los subtitulos, … equivaldria a su suicidio politico. Pronto la Rosa Diez te estaria acusando de antidemocratico y de atentar contra la libertad de escoger de la ciudadania. Y muchos se dejarian llevar por su demagogia.

    [Reply]

  4. Kim Basinguer dice:

    Llevas toda la razón, aunque yo soy de las que las veo dobladas. Pero no cae en saco roto tus palabras, porque es cierto que me pierdo realmente al actor,y mucho de la pelicula al basar mi juicio de ella en una parte que es mentira.

    [Reply]

  5. Loís Bello dice:

    Tiven un compañeiro mexicano na Universidade que me contaba, xa fai uns anos, que a primeira vez que veu unha película de Robert de Niro cando veu para Santiago, pensou que morría do mal que soaba e non a terminou. Eu pensei que non sería para tanto, evidentemente, o meu para o meu cerebro criado cas doblaxes, Robert de Niro era do máis real, esa era a súa voz para min. Agora, cada vez que volva a casa de vacacións e vexo unha película ou serie doblada, doume conta do mal que soa e do perxudicial que é. Incluso os dobladores españois que son fantásticos me parecen peores porque en realidade nótase moitísimo. Unha pena sí, e unha boa oportunidade de utilizalo cine e a TV para ensinalo idioma inglés. Os meus amigos portugueses teñenno máis sinxelo.

    [Reply]

  6. Sousa-Poza dice:

    Lois, como decia, yo estoy tambien en contra de los doblajes pero es por razones completamente distintas. Las tuyas me parecen un tanto “puristas”. Tengo un amigo muy docto quien cree de buena fe que es un crimen el leer Aristoteles a menos que sea en griego clasico …

    Pues si, choca un poco oir a de Niro en castellano, pero si es un buen doblaje, uno lo asume rapidamente -como el circular por la derecha cuando vienes de Inglaterra o Surafrica. Otro cuento son los doblajes al gallego de la televison gallega: suenan a castellano mal hablado.

    [Reply]

  7. Loís Bello dice:

    Si eu entendera grego clásico, lería a Aristóteles como di o teu amigo. Non é purismo, é disfrutala obra como foi concebida orixinalmente. O arte da traducción é moi difícil e si tes a capacidade de ler, ver, entendelo orixinal, mellor. As túas razóns,“controlar la influencia cultural perniciosa que las películas norteamericanas tienen en sociedades extranjeras” non deixan de parecerme curiosas. Entón, por controlar, habería que empezar polas influencias perniciosas que temos no noso propio país, famosillos de revistas de corazón ou de gran hermano, que fomentan o éxito rápido sen traballar moito nin ter ningún talento extraordinario. Por controlar pódense controlar moitas cousas, pero cando se controla demasiado, acábase censurando. Para min este tema é máis banal, simplemente se podes disfrutar unha película en versión orixinal, eu recomendaríao, e si non, unha boa doblaxe, pois perfecto. O de poñela en versión orixinal para que chegue a menos xente e polo tanto inflúa menos na nosa cultura é un pouco estrano, e tamén un pouco elitista, “que non chegue ás masas”.

    [Reply]

  8. Sousa-Poza dice:

    Veamos, Lois:

    No existen sociedades civilizadas sin control. A nivel personal, un individuo es un salvaje sin un nivel de control -endogeno o exogeno, esto es, “por el amor de Dios” o “por el temor de Dios”. Tu comentario de que “cando se controla demasiado, acábase censurando” -como si dijeras que si bebes demasiado vino acabas alcoholico- no me parece pertinente en esta discusion. Las patologias son otro cuento.

    Por lo general, los libros se imprimen para venderlos y las peliculas se ruedan con el mismo objetivo. Si todo el mundo supiera griego clasico, no habria necesidad de traducir a Aristoteles, y si todo el mundo supiera ingles, tampoco habria que doblar las peliculas. Pero, en terminos de mercadeo, Aristoteles no tiene “substitutos” y las peliculas extranjeras si lo tienen. Es importante para la sociedad tener una idea de lo que Aristoteles tenia que decir en el Organon: no tanto lo que Silvester Stallone tiene que decir en Rambo.

    Me parece trivial no doblar peliculas porque existen unos cuantos que saben ingles “é disfrutala obra como foi concebida orixinalmente”. De no doblarse, tendran que haber otras razones. A ti mismo, supongo que cuando oiste a de Niro en ingles por primera vez en una pelicula, pensaches que morrías do mal que soaba e non a terminaches.

    Completamente de acuerdo contigo con respecto al control de los “famosillos de revistas de corazón ou de gran hermano, que fomentan o éxito rápido sen traballar moito nin ter ningún talento extraordinario”: una cosa no quita la otra, pero se hace lo que se puede. Como decia, pronto la Rosa Diez te estaria acusando de antidemocratico y de atentar contra la “libertad” de escoger de la ciudadania.

    [Reply]

  9. Sousa-Poza dice:

    A proposito: desde luego en el momento en que tienes un titulo universitario perteneces a una elite, gustete o no te guste. El ser un pouco o un moito elitista, segun tus posibilidades, no es ningun desdoro. Tenemos que dejar de disculparnos de lo que somos.

    Me haces acordar a Pierre Trudeau. Cuando fue elegido primer ministro de Canada, la prensa trato de atacarlo porque era millonario.

    -Why, yes: I am very, very rich. And it is old money, too!

    O palabras por el estilo: nadie volvio a tratar de echarselo en cara.

    [Reply]

  10. Belen Mendez dice:

    Hola Ana,
    Verás estoy haciendo un curso de doctorado sobre relaciones Australia-Galicia y te he encontrado!Me gustaría saber,si no tienes inconveniente,cómo llegaste a Australia,a qué te dedicas y cómo comenzaste a escribir para este blog de La Voz de Galicia.Te lo agradecería mucho.Soy Belen Mendez y te envío mi dirección de facebook por si quieres contactarme ahí :belenblythe@gmail.com
    Gracias por adelantado por tu tiempo y ayuda !! Un saludo,belén

    [Reply]

  11. Natalia Corbillon dice:

    Totalmente de acuerdo. El doblaje es una de las razones de la ignorancia pura y dura que los españoles tenemos en cuanto a idiomas. No sólo pretendemos que los que vengan de fuera aprendan el español, sino que cuando nosotros viajamos al extranjero ni por asomo pretendemos hacer el esfuerzo. Y es que eliminando el doblaje se minimiza el esfuerzo tremendamente. Tras llevar dos años viviendo en Eslovenia, un país en el que todos los habitantes hablan una media de 3 idiomas (obviamente, todo en versión original subtitulada), tengo claro que es la solución. ¿Que al principio nos costaría? Sí, sobre todo a la gente mayor. También les costó aquí, pero hoy, hasta los ancianitos de 70 años comprenden el inglés y el alemán.

    [Reply]

Deja tu comentario