La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

¿Centro financiero o paraíso fiscal?

Escrito por José Regueira | Desde el Campo de Gibraltar
5 de febrero de 2009 a las 17:04h

            Si con la que está cayendo en la economía mundial nos dicen que hay un territorio cuyo primer ministro muestra una euforia desmedida sobre las perspectivas a corto y medio plazo de su economía, nuestra reacción oscilaría entre el escepticismo y la sospecha de algún tipo de enajenación mental de tal personaje. Bueno, pues eso se da y además yo lo tengo muy cerca: está en un territorio de 6 kilómetros cuadrados, 30.000 habitantes y 90.000 sociedades que tengo a la vista mientras escribo esta entrada. Se trata de la Roca en cuya cima (400 metros en vertical sobre el mar que está a sus pies, el mástil más alto del mundo) ondea una bandera que no es precisamente la española.

            Intentaré explicarme. El Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea anuló hace un mes la decisión de la Comisión Europea de considerar una ayuda estatal ilegal el impuesto de sociedades de Gibraltar, más bajo que el vigente en el Reino Unido. La Corte considera que Bruselas cometió un error al comparar el sistema fiscal al que están sometidas las empresas del Peñón con el aplicado en el Reino Unido. Este fallo del Tribunal europeo se produjo apenas un mes después de la cumbre de los líderes de las principales veinte economías mundiales en la que la propuesta estrella de Zapatero era la supresión de los paraísos fiscales. Si no quieres caldo, toma dos tazas. No a la supresión y además sí a la ratificación.

            La Comisión dictaminó en 2004 que constituía un sistema de ayuda estatal incompatible con el Mercado Común, ya que gravaba a las sociedades de Gibraltar con un tipo menor al del Reino Unido y favorecía a unas empresas sobre otras. Gibraltar y Londres interpusieron sendos recursos ante el Tribunal de Primera Instancia solicitando la anulación de la decisión. Esto es lo que ahora se ha fallado estableciendo que el Peñón tiene una fiscalidad propia y puede dictar sus propias normas tributarias. ¿Entienden ustedes ahora porqué el Peñón tiene el triple de sociedades que de habitantes? Se trata de lo que oficialmente se llama “Centro Financiero” internacional igual que lo son la isla de Man, Gersey, Malta o las Bermudas, por ejemplo. Es decir, lo que los ciudadanos de a pie, ignorantes como somos de tales sutilezas léxico-financieras,  llamamos “paraísos fiscales”.

            La Constitución de Gibraltar permite el establecimiento de sociedades que, dirigidas desde el Peñón y situadas en cualquier lugar del mundo, pueden desarrollar sus actividades exentas de impuestos. Miles de sociedades allí registradas no tienen actividad en el Peñón. Muchas de ellas tienen como única propiedad y actividad una vivienda en La Costa del Sol o el Campo de Gibraltar. De modo que si se produce una transmisión lo que se transfiere es la totalidad de las acciones de la sociedad propietaria, la transacción se registra en Gibraltar y el fisco español ni se entera porque la propietaria continúa siendo la misma sociedad. Sofisticada ingeniería jurídico-financiera de última generación al servicio de la opacidad fiscal.

            Así se explica la euforia del ministro principal Peter Caruana, que ofreció una rueda de prensa para manifestar estar “encantado” con todos los aspectos de la resolución, que le permite continuar con un régimen fiscal excepcional y que atrae importantes flujos de capital internacional. Caruana llegó a decir que de esta forma “legaremos prosperidad social y económica y estabilidad a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones de gibraltareños”. Y, como colofón demostrativo de su nivel de euforia, declaró que “para reconocer la importancia de esta sentencia, el 5 de enero será, a partir de 2009, jornada festiva”. Pocas horas después de esta declaración lo he visto comiendo, supongo que para celebrarlo, en un restaurante próximo a la lujosa urbanización española de Sotogrande, donde tiene una casa y donde igualmente la tienen miles de gibraltareños y de propietarios de sociedades radicadas en Gibraltar.

            Que esta situación se produzca ahora, con negrísimos nubarrones sobre la economía mundial en el horizonte que amenazan tiempos borrascosos en la meteorología económica, no deja de ser cuando menos paradójico. Parece que estos “Centros Financieros” pueden ser unas nuevas “arcas de Noé” en las que se podrán poner a salvo del diluvio universal económico que ya tenemos encima los expertos navegantes en el río revuelto de las altas finanzas internacionales. Aunque ya hemos visto que incluso estos tiburones de la economía se pueden tropezar con un “tocomocho” tipo Madoff que les frustre sus privilegiadas inversiones.

Etiquetas: , , , ,

3 respuestas a “¿Centro financiero o paraíso fiscal?”

  1. Sousa-Poza dice:

    Pues si, Regueira, un verdadero abuso: sera que los ingleses son los machos alfa.

    Pero el quejarse de que Gibraltar e un “paraiso fiscal”, o un “Centro Financiero”, o un “arca de Noé”, se me antoja que es como un marido quejarse de que el que violo a su mujer ni siquiera se saco el sombrero en el proceso.

    [Reply]

  2. José Regueira Ramos dice:

    Avelino: Como siempre, un placer contestarte. Muy sutil el símil del violador y el sombrero. Como sabes, el amante burlado intentó durante mucho tiempo lavar la afrenta y recuperar a su amada mediante diferentes medios que además diesen su merecido al violador: asedios, ataques militares, boicots, aislamientos y otros métodos violentos durante 300 años. Todo inútilmente porque además la amada o bien se enamoró de su raptor o bien sufrió un fuerte síndrome de Estocolmo. El caso es que no quiere volver con su antiguo amante. De modo que éste ha optado por cambiar de táctica e intentar reconquistar su amor mediante mimos y halagos, a sabiendas de que es un proceso largo y muy difícil.

    Tendremos que explicarle al resto de los amigos de GG el porqué de este lenguaje en clave. Avelino, cuya la gran capacidad dialéctica todos conocéis, tiene por el tema de Gibraltar una cierta obsesión y una visión que me parece dictada más por su confesada anglofobia que por su también expresada escasa hispanofilia. Varias veces lo hemos tratado directamente a través de nuestros correos e incluso me ha trasladado opiniones mantenidas por otros contertulios suyos en otros foros en los que también deja constancia de su vocación de experto polemista. Yo le trasladé la visión que tenemos los vecinos del espacio español inmediato a Gibraltar y cómo han repercutido en nostros negativamente los diferentes empeños por su reconquista por métodos militares. Como aquí no puedo explayarme lo necesario, prometo abordarlo en una próxima entrada. Gracias, Avelino y sigue insuflando vida a este blog que se ha reanimado después de tu retorno.

    [Reply]

  3. Sousa-Poza dice:

    Regueria, me haces demasiado favor en todos los sentidos: quiza se deba a tu influencia andaluza. Muchas gracias de todos modos.

    Lo que yo dije, o quise decir, y lo que sostengo, es que quejarse de las infracciones o abusos economicos de Gibraltar es equivalente al marido que se queja de que el tio que violo, que no rapto, a su mujer no se saco el sombrero. Evidentemente en esta alegoria la violada es Espanya, y el marido los espanyoles.

    Existen dos premisas en mi opinion falsas en tu correo:

    1) En mi experiencia, y siguiendo con tu analogia, jamas te comeras una rosca con una mujer, y mucho menos conquistar su amor, con comportamientos pusilanimes y claudicantes. No fue asi como Inglaterra se hizo con Gibraltar.

    2) A nadie en su buen juicio se le ocurriria “su reconquista por métodos militares”. Los ingleses ya le han dado bastantes palizas a los espanyoles: simplemente los ingleses les pueden a los espanyoles. Pero considera este dicho muy ingles: “in defeat, … defiance!”. El equivalente espanyol pareceria ser, “in defeat, … compliance”.

    [Reply]

Deja tu comentario