La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

La Navidad

Escrito por Roberto González |Desde Barcelona
20 de diciembre de 2008 a las 20:31h

Legados a estas fechas todo a nuestro alrededor se convierte en un mero espectáculo de color y de sabor diferente al resto del año. Por los ojos se nos ofrecen una infinidad de artículos para regalar o regalarnos que  anteriormente ni siquiera nos habíamos parado a mirar en los escaparates, pero de una forma casi milagrosa ahora los vemos con otros ojos y con otros deseos.

Con la comida pasa exactamente lo mismo, la cuestión es que en la mesa de Navidad debe de estar lo ” tradicional ” y nos cueste lo que sea lo pagaremos tan contentos, a pesar de saber que precisamente en esa fecha es cuando más saturados vamos de comilonas de empresa y el menú  ” tradicional ” nos lo comeremos con más compromiso que ganas.

Pero….  ¿ a quien hay que hecharle la culpa de semejante situación ?

¿ La tendrá la publicidad y su machacar constante por todos los medios disponibles en tan señalada fiesta o seremos nosotros mismos que en nuestro deseo más íntimo queremos demostrar o demostrarnos que una vez al año somos capaces de llegar más allá y tirar la casa por la ventana si hace falta para así sentirnos contentos  ?, por así decirlo.

¿ O serán esas grandes empresas multinacionales que han hecho de la Navidad una fiesta mundial y de la que se sirven para vender y vender a cualquier precio y de cualquier manera un gran estoc de mercadería que de otra forma se les quedaría en sus almacenes a la espera de tiempos mejores ?

Da igual de quien sea esa tan mentada culpa, la cuestión es que todos nos encontramos revueltos en este mundillo de las fiestas navideñas y ya mucho nos costará salirnos de el porque se trata de una gran bola de nieve que se acrecenta con cada vuelta que dá y nada podemos hacer ya por pararla.

De todas maneras y formando parte de esta bola jigante de venta y consumo, no me queda más remedio que mandaros a todos un gran saludo navideño de prosperidad y felicidad  y desear que el año próximo esta bola de nieve si pudiera ser estre todos tratásemos de hacerla un poco más pequeña porque una dia de estos, de verdad, nos la vamos a pegar y  entonces la bola se hará pedazos con nosotros dentro de ella.

Un fuerte abrazo para todos.

Deja tu comentario