La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Galeguidade en Facebook

Escrito por Marisol Estévez | Desde Londres
11 de agosto de 2008 a las 11:38h

Facebook es un sitio web de redes sociales. Fue creado originalmente para estudiantes de la Universidad de Harvard, pero ha sido abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico. Los usuarios pueden participar en una o más redes sociales, en relación con su situación académica, su lugar de trabajo o región geográfica (Wikipedia). 

facebook.jpg 

Y así, empezamos por abrirnos una cuenta, colgamos algunas fotos, invitamos a los más allegados a compartirlas con nosotros y de pronto, en pocos meses, aparece gente hasta de debajo de las piedras invitándote a ser su amigo virtual. A más de 130 “amigos” he llegado yo. Ex compañer@s del colegio, de la universidad, de tal o cual ciudad en la que vivimos, del trabajo, de aquí y de allá, amigos de amigos de amigos… Para algunos parece una clara competencia: a ver quién tiene más amigos?, a la par de un buen lugar para el cotilleo. Imagínense: 20 años sin saber de alguien…

peliqueiro12.jpg

Y entre tanta gente y tan listos –y ahora millonarios– que son sus jóvenes creadores, el Facebook tiene aplicaciones para enviar una cervecita virtual, unas píldoras de la felicidad, una planta del dinero o de la fortuna, una prueba de compatibilidad, un abrazo, un beso, un aplauso, una bofetada…

gaita.jpg         

Y como los gallegos, ya se sabe, estamos hasta en la luna, también hemos invadido esta red social. Mediante la aplicación “Vivamos como galegos”  o “Made in Galiza” puedes enviar y recibir un albariño, una gaita, un pulpo a feira, centollos o un peliqueiro. O entrar a algunos de los grupos de esta red: “Venezolanos en Coruña”, “Gallegos en Venezuela”…

pulpo.jpg

Que dirían las abuelas: Xa non saben o que han de inventar!

Y quiénes son los principales usuarios de estas aplicaciones? Los emigrantes claro. De segunda generación, tercera y puede que hasta de cuarta. Emigrados y aún retornados, que a espíritu gallego no hay quien les gane.  

Deja tu comentario