La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

18 de julio: mirando hacia el Estrecho

Escrito por José Regueira | Desde el Campo de Gibraltar
29 de julio de 2008 a las 18:55h

            Escribo el 18 de julio. Me asomo al mirador. Miro hacia el Estrecho, a las costas africanas que tengo a la vista. Y rememoro. Evoco otro 18 de julio. El de 1936. ¿Qué pasaba a estas horas en esa orilla de enfrente? Se estaba fraguando la mayor tragedia de la España del siglo XX. Y reflexiono. Trato de transmitir esas reflexiones limitándome a pensar el decisivo papel que en esos momentos y en los días siguientes, hace 72 años, estaban jugando aquí cuatro gallegos, todos de la provincia de La Coruña. Son estos cuatro.

 

            Casares Quiroga.- La historia no ha sido muy benévola con este coruñés por el papel desarrollado durante su corto período de Presidente del Gobierno de la República. ¿Pudo hacer algo más por evitar la tragedia? Tema difícil y polémico, sobre el que no se ponen de acuerdo los historiadores. Yo aquí, desde esta atalaya del Estrecho, pienso en la efervescencia de esas sus últimas y trágicas horas como Presidente. ¿Cómo reaccionó cuando le informaron el día 17 que la sublevación había empezado en Melilla, adelantándose un día a la fecha proyectada por los sublevados? Algunos comentarios crueles dicen que cuando la noche del 17 le dijeron que “los militares se han levantado en Melilla” él contestó: “pues si los militares se levantaron, yo me voy a acostar”. Pura y cruel anécdota. La noche del 18 dimitió. Inicio de la tragedia, fin de su carrera política.

 

            General Franco.- El Dragón Rapide estaba preparado ese día 18, calentando motores en Las Palmas para trasladarlo a Tetuán para ponerse al frente de la sublevación. Surgió un inconveniente. Tenía que aterrizar en Tetuán y el director del aeródromo permanecía fiel a la República. ¿Quién era este militar que no se sumó a la sublevación?

 

            Comandante Ricardo de la Puente Bahamonde.- Ferrolano. Primo de Francisco Franco. Jefe del aeródromo de Tetuán en el que tenía que aterrizar su primo. Se opuso al levantamiento. Fue detenido y más tarde fusilado. Fue una de las primeras víctimas del alzamiento.

 

            Benjamín Balboa.- Radiotelegrafista de la Marina. Nacido en 1901 en Boimorto, donde su padre ejercía de maestro. Vivía en La Coruña, donde estaba casado. Esos días estaba en la Estación de Comunicaciones Radiotelegráficas del Ejército, en Madrid, desde donde se emitían  a los buques de la Marina las órdenes de dirigirse al Estrecho para transportar y escoltar las tropas del ejército de África. Balboa, republicano hasta los tuétanos, interceptó el comunicado y transmitió lo contrario: contactó con sus compañeros radiotelegrafistas de los barcos, les informó de lo que pasaba y les pidió que impidiesen a toda costa la sublevación de los oficiales, aunque fuese deteniéndolos. Lo hicieron la mayoría, lo que frustró en gran parte el traslado de las tropas en sus primeros días. Franco no pudo atravesar el Estrecho con sus tropas hasta el 5 de agosto. Llegó a Algeciras, a escasa distancia de donde hago estas reflexiones.

 

            La historia de esos días, por supuesto, es mucho más compleja. Esto sólo son reflexiones personales sobre hechos parciales, aspectos y personas muy concretas, cuatro gallegos con intervención decisiva en esos primeros momentos de la sublevación del 18 de julio de 1936. ¿Pudieron cambiar el rumbo de los acontecimientos? ¿Pudieron haber tenido una intervención decisiva en cambiar la historia de España? Son incógnitas que nunca se desvelarán. Cada uno puede adentrarse en consideraciones de historia virtual. ¿Cómo hubiera sido la historia de España si en esos momentos el desenlace de los acontecimientos hubiera sido el contrario al que tuvieron? Reflexiones mías que transmito a mis lectores gallegos. La historia real es irreversible. La historia virtual, nos la podemos hacer a la medida. ¿Qué hubiera pasado si…? Por ejemplo: ¿qué hubiera pasado si de los dos primos hubiera sido el otro el fusilado? Evidentemente, las variables posibles de historia virtual son muchas… pero ninguna coincidiría con lo que fue la historia real.

 

            ¿Cuál fue el destino de nuestros cuatro paisanos protagonistas de esos días decisivos de la historia de España? Uno ganó. No es necesario decir el papel jugado por Franco durante los cuarenta años siguientes. Los otros tres perdieron. Uno, De la Puente Bahamonde, perdió también la vida esos primeros días. Casares Quiroga y Benjamín Balboa emprendieron un exilio sin retorno. El primero en Francia. Balboa en Méjico, donde en los años setenta nuestro también paisano Daniel Sueiro le entrevistó y escribió el libro La Flota es Roja con su historia. Murió en el exilio en 1976.

 

            El Estrecho. ¡Cuántos capítulos de la historia de España empezaron y/o terminaron aquí! 1.224 años antes, en  el 710, los musulmanes salieron del mismo sitio, recorrieron la misma ruta, desembarcaron en los mismos lugares… y se quedaron en la Península más de ocho siglos.

10 respuestas a “18 de julio: mirando hacia el Estrecho”

  1. mary dice:

    Siempre he pensado que no merece la pena dedicar mucho de nuestro valioso tiempo en pensar cómo hubiera sido si….
    La historia es eso, historia, y hay que llevarla al cuestas tal cuál es.
    Sin embargo al leer “qué hubiera pasado si de los dos primos hubiera sido el otro el fusilado” no pude evitar el hacerme la misma pregunta y “soñar” por un instante la otra historia. ¿Estaría mi abuelo enterrado dignamente, en un lugar dónde pudiéramos llevarle flores, en vez de yacer en cualquier fosa común, en cualquier lugar de España, un lugar que nunca hemos podido llegar a localizar? ¿Cómo hubiera sido la vida de mi abuela, si no se quedara viuda con apenas 30 años y tres hijos que criar? (y sin ninguna ayuda, obviamente, porque su marido “oficialmente” nunca murió). ¿Cómo hubiera sido la vida de mi padre si hubiera tenido tantos y tan buenos recuerdos de su padre cómo hoy tengo yo de él?
    En fin, la cruda realidad ha sido otra.
    De todos modos, gracias José por tus reflexiones. Por un momento hice la historia a mi manera.

    [Reply]

  2. Sousa-Poza dice:

    Bueno, Mary: pues no puedo quejarme. En mi familia fusilaron a dos tios pero sabemos donde estan enterrados.

    [Reply]

  3. Pablo Carballada | Desde Irlanda dice:

    No sabía lo del primo de Franco, aunque tengo entendido que su hermano Ramón, el del Plus Ultra, era bastante republicano y no se sabrá si su accidente fue o no.

    [Reply]

  4. José Luís Rodriguez Fernández | Desde Tenerife dice:

    Yo tengo una teoría si al sátrapa no se le hubiera ocurrido hacer lo que hizo España seguramente hubiese sido una potencia mundial y un referente para las demás naciones.Un abrazo.

    [Reply]

  5. Sousa-Poza dice:

    Jose Luis, Espanya fue una potencia mundial y un referente para las demas naciones: no todos los paises europeos pueden decir lo mismo. Pero todo tiene su fin en la vida.

    [Reply]

  6. Pablo Carballada | Desde Irlanda dice:

    En 1936, España era una democracia sana, creo yo sin peligro alguno en convertirse en un régimen marxista, tal y como amenazaban los militares. Se había excluído de a vida española a una institución enquistada en el pasado, como la monarquía, se habían aprobado los estatutos de autonomía de Galicia, Euskadi y Cataluña…
    Pero en aquella España los que mandaban de verdad eran los de los uniformes y los de las sotanas. Y el resto es historia, y la arrastraremos durante siglos.

    [Reply]

  7. Sousa-Poza dice:

    Pablo, en 1936 Espanya era un pais ideologica e irreconciliablemente dividido. Esta division no era solo entre derechas e izquierdas sino entre las mismas derechas y sobre todo las mismas izquierdas. Podrias decir que era “una victima en busqueda de un asesino”. Solo despues de la transicion las derechas dejaron atras su truculencia y las izquierdas su utopia. Paradojicamente, quiza la secuela mas importante de la guerra civil fuese que los espanyoles aprendieron un grado de civismo.

    [Reply]

  8. José Regueira Ramos dice:

    Queridos amigos comentaristas: Siete comentarios en el blog y alguno más a mi correo privado es un número considerable y su contenido muy interesante. Os lo agradezco sinceramente a todos. Efecivamente, hemos hecho un importante ejercicio interactivo de historia virtual.

    Siento haber removido tristes recuerdos como los de Mary. Desgraciadamente en esa inmensa tragedia de la guerra civil rara es la familia española que no tenga algún antepasado que la haya padecido de una u otra forma. Los más perjudicados fueron los perdedores, naturalmente, pero también cientos de miles de combatientes forzosos en el bando vencedor (muchas veces contra sus propias convicciones) también la sufrieron.

    En Agapito se dan dos coincidencias con el contenido de mi entrada: es nacido en Tetuán y además es radiotelegrafista. De modo que conocía desde niño el poco conocido episodio del primo de Franco y además tiene similitudes profesionales con Benjamín Balboa, los dos personajes menos concoidos de los cuatro que yo citaba.

    El amigo Avelino, con sus comentarios oportunos habituales, enfrió un tanto el optimismo virtual de otros contertulios. Ciertamente la situación de la España de 1936 era muy complicada y pensar que recuperaría la hegemonía mundial perdida siglos atrás es un ejercicio de historia virtual que ojalá fuese posible pero que realmente era poco probable.

    A Pablo le digo que, efectivamente, Ramón Franco era republicano y además masón, aventurero y la antítesis de su hermano. Formó parte de una candidatura republicana por Sevilla y creo que también por Barcelona.

    Repito mi agradecimiento a todos por sus comentarios y por su importante aportación a una historia virtual de España. Creo que también habéis demostrado cómo la evolución de importantes acontecimientos históricos pudieran haber tenido un desarrollo muy diferente si actos o episodios puntuales (a veces aparentemente nimios) que estuvieron en el origen de esos acontecimientos hubieran tenido otro desenlace. Y lo hemos hecho partiendo de actuaciones individuales de cuatro gallegos, dos muy conocidos y otros dos prácticamente anónimos, que pudieron haber cambiado el curso de la mayor tragedia española del siglo XX y su historia posterior.

    Gracias y enhorabuena. El experimento ha sido muy interesante.

    [Reply]

  9. Pablo Carballada | Desde Irlanda dice:

    Avelino, tienes toda la razón, quizá no me he expresado bien, lo de “democracia sana” es relativo, nada que ver con las de ahora, pero en el contexto de la Europa de los años 30, no creo que estuviese tan mal. De hecho, si el Frente Popular no hubiese ganado las elecciones de aquel año y lo hubiese hecho la derecha católica, no creo que hubiese levantamiento. Tampoco ayudaron las “influecias externas”: el comunismo, el fascismo…
    En fin, hablo de memoria, hace tiempo que no leo sobre el tema, nací 40 años después y mi visión dista mucho de ser imparcial.
    José Luis, el tema es siempre interesante.

    [Reply]

  10. Sousa-Poza dice:

    Pablo, mi familia fue duramente castigada por el franquismo y no tengo pretensiones de objetividad sobre el tema. Pero recuerdo que mi tio en Nueva York, donde era un exiliado politico, en un momento de franqueza me dijo “Avelino, los republicamos somos los primeros culpables de la caida de la republica”. Si se debio a divisiones internas o a ser demasiado liberales y democratas, podra discutirse hasta el fin del mundo. Ya sea por “coincidencias funestas” (Fernando VII viene a la mente) o por torpeza obtusa de los liberales, el caso es que, en retrospectiva, no es sorprendente que se acabara en una cruenta guerra civil. Pero los espanyoles salieron de ella y hoy Espanya es un pais moderno. Lo que hubiera sido dificil de anticipar es que fuese al coste de un revisionismo historico grotesco, vergonzoso y vergonzante. Mi distanciamiento de mi identidad espanyola no se debe a que haya descubierto que Galicia “es una nacion celta y de orientacion nordica” que, como los canarios, tiene que reclamar su soberania. Mi distanciamiento se debe a que hoy no tengo nada en comun con la manera de pensar de los espanyoles acerca de Espanya. Ahora bien, acerca del tiempo, de culinaria, de viajes, … los encuentro a todos muy simpaticos.

    [Reply]

Deja tu comentario