La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

God save the Queen

Escrito por Ana Puga | Desde Australia
9 de junio de 2008 a las 6:21h

Hoy es festivo en Australia: celebramos el cumpleaños de la Reina Isabel II aunque, en realidad, su cumpleaños fue en abril.

Existe una relación amor-odio entre australianos y británicos (aquí hablo de la perspectiva australiana, que es la que conozco). Australia es uno de los países de la Commonwealth, por lo que la Reina Isabel II es también la Reina de Australia (y de Canadá, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Jamaica, Barbados… entre otros, ahí es nada). No obstante, ella no interviene en los asuntos de estado australianos, aunque de vez en cuando viene de visita estas tierras para que nadie se olvide de ella.

La influencia de Inglaterra en Australia (hablo de Inglaterra porque la verdad es que la influencia de escoceses o galeses por ejemplo no se deja ver mucho) es innegable. Se conduce por la izquierda, existe una gran devoción por el cricket y el rugby, el humor australiano es, en gran parte, británico, tienen mucho éxito series de televisión como Midsomer Murders y todo lo que tenga que ver con la campiña inglesa, está fuertemente arraigada la cultura del pub con pintas, dardos y billar…

Sin embargo, en ocasiones los australianos se refieren a los británicos como pohms, prisoners of her majesty, dicen de ellos que son unos whingers (quejicas) y unos estirados y que cuando vienen a las playas de vacaciones siempre acaban rojos como camarones y los socorristas tienen que rescatarlos porque se olvidan de que aquí el océano es salvaje.

Es una situación curiosa, de amor-odio como decía, porque aunque se quejen de ellos, lo cierto es que Inglaterra es parte intrínseca de Australia y todos reconocen las ventajas que tiene pertenecer a la Commonwealth (díganselo si no a todos los australianos que se van a vivir a Londres gracias a los acuerdos entre los dos países), como quedó demostrado en el referendum de 1999 sobre si Australia debería convertirse en una república o no, en el que ganó el no por un 54,4 % de los votos.

Etiquetas: , , ,

3 respuestas a “God save the Queen”

  1. Sousa-Poza dice:

    Ana, relaciones de amor/odio existen en todas las familias. El caso es que los anglosajones se “reconocen” entre ellos como familia. Contra esto, un amigo mio castellano, muy europeista, me decia que los noruegos son primos de los espanyoles, mientras que los hispanoamericanos son solo “cunyados”, y que un hispanoamericano es a un espanyol como un nigeriano es a un ingles. La ventajas que hoy ofrece ser miembro de la Comunidad Britanica para un australiano son muy marginales. No se trata de eso sino de tener conciencia de la identidad de uno. Los hispanicos no la tienen en el sentido existencial de la palabra. Lo que tienen es una crisis de identidad. Como lo ponia Galeano, “queremos ser como ellos” -ya sean los norteamericanos, los europeos, … o el macho alfa de turno. Es interesante que los anglosajones no tienen “filias”. Hay pocos espanoles que no sean “filos” de alguien.

    [Reply]

  2. Pablo Carballada | Desde Irlanda dice:

    Yo creo que Australia acabará siendo una república, más que nada porque detecto cierto hastío de los australianos que conozco con respecto a Inglaterra, la Reina y todo eso… Además creo que también influirá el hecho de que cada vez los “ingleses” son menos, y otras comunidades, como irlandeses, italianos, griegos, latinoamericanos, europeos del este y asiáticos crecen muy rápidamente y eso se notará en futuros referendos.

    [Reply]

  3. Sousa-Poza dice:

    Sin duda, Pablo: pero todavia seran anglosajones y todavia se reconoceran entre ellos.

    [Reply]

Deja tu comentario