La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Ceísmos

Escrito por Miguel Salas | Desde Taiwán (Antes desde Manchuria)
4 de junio de 2008 a las 12:24h

C. es uno de los profesores chinos del departamento de español. Habla castellano con soltura, aunque sólo ha pasado dos meses en un país hispanohablante. Su principal característica es, en mi opinión, una gran creatividad a la hora de usar el idioma, sumada al conocimiento de gran cantidad de vocabulario y a una memoria rápida pero inexacta. La mezcla de estos factores produce frases muy simpáticas. Os pongo algunos ejemplos:

1. C. me habla de un chico de la universidad que se mueve como una chica. Dice de él: “Es muy amenizado, pero no gay.” Os imagináis un cartel de Nochevieja? “Afeminará la fiesta la orquesta del pueblo”.

2. C. me dice que está enfadado con una persona. ¿La causa? “Se ha mentirado conmigo.”

3. C. y yo hemos quedado para hacer algo, pero a última hora me dice que no. Según sus propias palabras, “no tiene apetito de ir.”

4. No sé por qué misteriosos caminos lingüísticos, C. ha llegado por sí mismo a llamar a las galletas “galleticas”, como si fuera de la mismísima Murcia.

5. Un día C. lanzó esta inquietante afirmación: “Los taxistas, de noche, pueden peerse en cualquier parte.” “En España pueden hacerlo durante todo el día”, le contesté muy serio. “¿De verdad?”, me dijo. “¿Pueden peerse en la acera a cualquier hora?” C. mezcló apearse con pararse, y le salió lo que le salió.

6. Contádome C. una aventura de polis y cacos, me dijo que “la policía llamo a los esfuerzos“. “Que llegaron cansadísimos después del refuerzo llevado a cabo”, pensé.

7. Ayer, viendo los autobuses de bote en bote, a la hora en la que la gente sale del trabajo, comentó C.: “Los autobuses van llenos de gente porque es la hora de la puta.” Es difícil saber en qué consiste tal hora, pero seguro que si en España la anunciaran la gente también abarrotaría los autobuses para poder asistir. Luego lo intentó de nuevo: “Quiero decir la hora puta.” Bastante puta sí que es, si te la pasas apretado en un autobús con otros mil chinos.

8. A C., según me confesó ayer, no le gustan las verduras brutas. Yo pensé que a nadie le gusta ir a morder una zanahoria y que te parta la cara, pero C. aclaró rápidamente que las verduras brutas son las que no se cocinan.

También otras personas cometen de vez en cuando ceísmos. F., un alumno de primero, me dijo mientras cenábamos ayer que está leyendo un libro que le encanta, y que en una mañana ha leído más de 100 pájaros. Y a B., mi novia taiwanesa, le encanta ir a la tintontería.
En fin, quién me oirá a mí aprendiendo chino…

Etiquetas: , , ,

14 respuestas a “Ceísmos”

  1. Ana Puga | Desde Australia dice:

    Buenísimo, mi favorita es la hora de la puta, sin lugar a dudas. Yo tuve una lectora de inglés, británica ella, que nos contó que en un bar de Vigo pidió para desayunar un café y una tostada con mamada (en lugar de mermelada)… y que el camarero la miró raro, claro.

    [Reply]

  2. Luis Prieto dice:

    Je, je, je….

    [Reply]

  3. Ana dice:

    Muy bueno. La verdad es que la lengua da lugar a muchos equívocos. Después de que mis alumnos hagan sus exámenes de castellano (y de paso se acuerden de toda mi parentela mientras estudian) os contaré algunas otras anécdotas. De todas formas, la mejor, la de la hora puta.

    [Reply]

  4. paloma dice:

    ¡Me encanta C.! Hoy una alumna me dijo que lo malo del botellón es que al día siguiente la calle está llena de basura: vasos, plásticos y -cómo no- botellones. ¡Saludos!

    [Reply]

  5. Miguel Salas | Desde Manchuria, China dice:

    Ya veo que vuestro favorito es el de la hora de la puta, y veo también que no solamente en China se hacen líos los alumnos. Y lo de los botellones, Paloma, hay quien compraría para el botellón botellas de 10 litros… ¡Yo conozco a más de uno!
    ¡Abrazos!

    [Reply]

  6. Brais Romero | Desde Buenos Aires dice:

    yo creo que C aprende español con muchachada nui en la red!!!!las galleticas!

    que bueno! yo tenía unas cuantas de mis alumnas polacas, pero os cuento un clásico.

    EL Primer Ministro polaco, llega a Chile, e intentaba decir que estaba muy bien.

    Primer Ministro chileno – Bienvenido a Chile!!! ¿Cómo está usted?
    Primer Ministro polaco – Cada día mujer

    [Reply]

  7. Lenka dice:

    Pues yo soy checa y llegue a Espana para dar clases de alemán en un instituto sabiendo decir en castellano solo buenos días, gracias, pepinos y patinaje artistico.
    Ya os podeis imaginar como lo pasaron mis alumos cuando en vez de fallar decía follar, en vez de callate caete y sobre las flores volaban ovejas en vez de abejas …
    Me encantan tus articulos, Miguel.

    [Reply]

  8. Alberto dice:

    La hora puta! Jajaja. Buenisimo.
    A los alemanes les encanta el castellano. Una amiga alemana le soltó a un chico en el San Sebastian: “anda, llevas calzoncillos amarillos”. Y al chico le pareció raro, porque él no iba mostrando la ropa interior. Luego se dió cuenta de que se refería a los calcetines (que al fin y al cabo, también son ropa interior, no?).

    En mi curso de alemán (de esto ya hace seis anhos!), un italiano soltó (en alemán) que él por la manhana comía “una mierda (Scheisse) de pan”. Se refería a una rebanada (Scheibe). Mi mujer, hablando con una amiga (la de los calzonzillos), le soltó en aleman “mi dedo folla” (fickt), cuando en realidad sólo le picaba (juckt) el dedo.

    Pero lo peor es cuando, teniendo el mismo idioma materno, hay confusiones. Mi mujer es colombiana, y cuando nos conocimos me dijo un dia que tenía frío, pero se había olvidado el saco en casa. Yo le pregunte, con retranca, que si era de patatas…
    Despues del primer beso, le comenté que ya podía tratarme de tú. Me costó dárselo, porque decía que le daba mucha pena (vergüenza), aunque yo le repetía que los besos son algo alegre. Y cuando decidimos casarnos, ella quería buscar argollas (anillos) para los dos! Yo le dije que el compromiso está bien, pero no hay que exagerar…
    A ella también le hace mucha gracia que yo “friegue el suelo” o “friegue los cacharros”, porque ellos “pasan el trapero” y “lavan la loza”. Fregar sólo friegan cuando se meten contigo. La primera vez en Galicia, la pobre tenía malestar y mi madre le ofreció “unas papas”. Cuando vio aquella pasta blancuzca, en lugar de unas patatas cocidas, me miró extranhada. Ahora ya casi habla gallego, aunque seguimos en Alemania.
    Un saludo!
    Alberto

    [Reply]

  9. Isabel dice:

    No hay que ir muy lejos para encontrar estos dislates léxicos. Unos alumnos mios me contaron el siguiente caso que le había ocurrido a un antiguo profesor suyo y que éste les había contado:
    Este profesor era andaluz y llegó a dar clase a un instituto de la costa de Lugo.
    Recién llegado iba con otro profesor por el centro. De repente salió una profesora de un aula del piso superior que estaba en un examen dirigiéndose a estos profesores y diciendo:
    -¡follas, follas!
    a lo que el profesor andaluz le dijo rápidamente al profesor gallego:
    -¡dile que sí, dile que sí!
    Lo que no sabía este profesor andaluz es que en gallego “follas” significa “hojas”, y que a la profesora lo único que le ocurría era que se había quedado sin hojas para el examen y pedía más.
    Un saludo

    [Reply]

  10. Laura dice:

    Jajaja, si es que… nos reímos pero lo que tu dices Miguel, habría que vernos a nosotros hablar otro idioma! se iban a reir poco!

    Sin duda, la hora puta lo mejor!

    [Reply]

  11. Gaiferos dice:

    Varias que me han ocurrido (de extranjeros en España):
    1.- Inglés con novia española: ·Es que mi novia me la pela”, refiriéndose a que su novia le cortaba la “melena” (pelo).
    2.- Griega: “No, hoy no salgo porque estoy con el celo”, refiriéndose a la menstruación.
    3.- Griego: “Ese coche es veinteañero”, hablando de un coche viejo, de unos veinte años.

    Una (entre muchas) mía en Francia:
    1.- En los bares pone “Defendu d’entrer aux mineurs” y yo, sabiendo que “mineur” era “minero” pero ignorando que también es “menor”, me preguntaba si habría alguna relación entre la silicosis y el consumo de alcohol.

    [Reply]

  12. José Luís Rodriguez Fernández | Desde Tenerife dice:

    muy bueno el post miguel felicidades

    [Reply]

  13. mary dice:

    Hasta ocurre en Galica dónde la C se pronuncia como S…
    La llegada de la olla expres a los hogares causó algún que otro malentendido
    – A miña muller comprou unha maquina para “coser” que “cose” de todo. Respuesta: será como a que ten a miña que cose algodón, pana e así…
    Non, non, “cose” fabas, garbanzos..

    [Reply]

  14. Miguel Salas | Desde Manchuria, China dice:

    ¡Jajaja, ya veo que muchos habéis tenido experiencias similares! Gracias a todos por vuestros comentarios, me alegro mucho de que os hayan gustado los comentarios de mi amigo C.
    ¡Besos y abrazos!

    ¡Lenka, me hace mucha ilusión que te gusten mis artículos!

    [Reply]

Deja tu comentario