La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Camino del sudeste’

El alcalde de Allariz ha tenido una idea… nefasta

miércoles, octubre 25th, 2017

Allariz. Creo que he dicho alto y claro que el trabajo del Ayuntamiento de Allariz para mantener su casco histórico impoluto y vivo es impresionante y, desde luego, merece mi aplauso más fuerte. Pero ahora me he quedado asombrado. El alcalde (y el anterior) es nacionalista y gobierna con mayoría. Enhorabuena, uno es lo que quiere ser y están ahí porque sus vecinos así lo desean.

Pero ese alcalde ha tenido la pésima e intolerable idea de colocar unos magníficos paneles por esas calles de granito recogiendo la historia local… ¡sólo en gallego! ¿Cómo es posible tanta estrechez mental? Porque por Allariz pasan miles y miles de personas al año, muchas gallegas, otras no. ¿Cómo es que al lado de esos paneles no hay otros, aunque sean de pequeño tamaño, con la traducción al español y al inglés? Porque sin los demás, sin los españoles y extranjeros, Allariz estaría hoy en la misma miseria cutre que tantas villas gallegas.

Un poco más de sentido común no le vendría mal a esa corporación.

 

Retorno al bar Fraga, la dos veces centenaria parada de postas de Dozón

lunes, febrero 2nd, 2015

Dozón. He subido hasta Dozón, en la provincia de Pontevedra y a medio camino entre Santiago y Ourense, para pisar nieve. Una vez al año… No había mucha, y supongo que mis amigos finlandeses se echarán a reír cuando vean la foto que publico. Poca gente por la autovía de pago -casi 6 euros de peaje y otros tantos vuelta es una barbaridad-, tres o cuatro familias en Dozón con los enanos construyendo muñecos de nieve y nada más. Una hora después acabé en un sitio donde yo paraba hace 30 ó 35 años: el bar Fraga, en la carretera que ya poca gente transita, unos metros antes de una gasolinera antes saturada de coches y donde hoy sólo he visto entrar a un par de ellos.

El bar Fraga es muy agradable, con detalles cuidados. Atrás y abajo tiene un supermercado de esos que te salvan la vida cuando te encuentras sin algo porque hay de todo. Pero lo mejor es su dueña. No sé cómo se llama. Habladora y gentil, ahí hay que ir sin prisa y dispuesto a escucharle porque sabe historias de la historia, de una gran anécdota del siglo XIX que hizo rica a una familia: ahí están sus casas para demostrarlo, aunque parece que sólo una de ellas sigue en posesión de una descendiente. El mismo local donde está ahora el bar Fraga pertenecía al grupo, aunque se trata de algo muy anterior: durante dos siglos -afirma la mujer- eso fue parada de postas. Que es lo que hacía yo allí mismo cuando no existía la carísima autovía: parar a reponer fuerzas y dejar que el coche se enfriara tras la larga subida de Lalín. Y pienso volver a seguir escuchando historias de la historia.

¿Podría hacer usted hoy esta foto en el castillo ourensano de Monterrei?

martes, marzo 4th, 2014

Red Natura del río Tambre. Lo siento por mis amigas Carmen y Txon, pero Verín no me gusta. se ha intentado, cierto es, recuperar lo que llaman con demasiada generosidad estética el centro histórico, pero el salvajismo constructor dejó arrasada la villa. Nadie tiene ni el más mínimo motivo para parar en ella. Cierto es que los alrededores, sobre todo hacia el norte, son magníficos, dominados por el precioso valle del río Támega. Y desde luego toda la comarca es un pequeño paraíso para los arqueólogos.

En estos momentos están en marcha unas discutidas obras en su patrimonio más emblemático: el castillo de Monterrei, la mejor fortaleza amurallada de Galicia, donde se imprimió el primer libro de la comunidad. No entro en el debate público-privado, que eso ya corresponde al sentir de cada cual y no está este blog para eso, pero sí veo con asombro cómo se van a dilapidar dineros públicos: el castillo se está adulterando profundamente (algunos dicen destruyendo) para cobijar en él un a todas luces irrentable parador de 12 habitaciones, cuando a 200 metros justo abre sus puertas otro parador que sólo abre en el estío y ahora, en el Carnaval, porque el resto del año no entra allí un alma.

En fin, no digo nada nuevo. Sólo justifico la foto, tomada este verano pasado y que estaba clasificando -junto con otro millar más- en estos días en que se trabaja a medio gas. Está hecha desde dentro de la fortaleza, con Verín al fondo, en el valle. ¿La podría hacer hoy en día? Pues no lo sé, sinceramente. Y eso me preocupa porque me preocupa el turismo como sector generador de una economía más sana.

 

Claroscuros de una guía arqueológica sobre el Alto Támega

jueves, enero 23rd, 2014

Un amigo, de sobrenombre Home da Pedra, me ha regalado la recién salida del horno segunda edición de la Guía arqueolóxica do Alto Támega. Ya dije en una no lejana ocasión que en la parte alta del Támega se agrupa una gente batalladora e ilusionada por su tierra y que, albricias, está empeñada en protegerla en vez de arrasarla con eólicos, autovías y otras rarezas que poco aportan. Bruno Rúa es el autor del libro, que se autodefine como “filósofo, músico e arqueólogo é menos importante que amante da cultura e do coñecemento”. En fin, cada uno se define como le da la gana, aunque meter en la solapa del libro desde las once óperas que al parecer cantó hasta “viaxeiro” y “erudito” es mucha harina para hacer el pan. Pero vaya, escapo de eso y con todo el cariño -no lo conozco de nada- le recomiendo la Janteloven.

Pero disquisiciones aparte, la mera existencia del libro (y va en la segunda edición) constituye una excelente noticia. Ojalá que todas las comarcas, subcomarcas, geodestinos o como diablos se llamen tuvieran una guía arqueológica. De manera que partimos del notable. Y no pasamos de ahí porque el autor demuestra ser un profundo conocedor de esa zona “tan rica en historia e cultura popular”, pero haría bien en pedir a expertos (no creo que sea arqueólogo profesional) que le echaran un vistazo al texto antes de imprimirlo, porque contiene errores. Hasta donde yo sé, alguno. Y seguro que hay más. Pasa siempre -estas líneas en absoluto intentan minusvalorar su gran aportación-, pero si podemos evitar que esos errores sean menores, mejor que mejor.

 

¿Cuándo se considerará itinerario cultural el recorrido por las cuatro torres que ornamentan A Limia?

viernes, noviembre 29th, 2013

Copenhague. Salió el periódico, como viene haciendo desde 1982. Y a pesar de que debo de llevar unos buenos miles de piezas publicadas, el corazón siempre da un pequeño vuelco para ver cómo va. Hoy salen casi dos páginas dedicadas a un itinerario cultural que estoy promocionando desde hace años: el de los castillos de A Limia. Son cuatro torres (una en ruinas, otra airosa, dos impresionantes) que fueron levantadas cuando gallegos y lusos andaban a palos. Xinzo de Limia es un adefesio de ladrillo y cemento porque tuvo varios alcaldes (entre ellos el famoso Vila, inhabilitado y luego reelegido, en una muestra de que la idiotez está en todas partes) que se dedicaron a promocionar la especulación. De acuerdo. Pero el paisaje de A Limia, tan anómalo en Galicia, se merece unas horas. Ya no está la laguna de Antela, desecada bárbaramente (la dictadura era así), pero quedan líneas y colores dignos de admiración. Y en ese paisaje se alzan las cuatro torres, A Pena (foto superior), A Forxa (foto inferior), Celme y Sandiás (foto del medio). La desgracia es que las dos primeras están cerradas, si bien su exterior es magnífico. Y eso es lo que hay.

O Pepiño de Allariz, un estupendo descubrimiento al que volveré

miércoles, octubre 9th, 2013

Allariz. He quedado con Pepe y su familia el Allariz. Lo llamo nada más aparcar ante el convento de Santa Clara y me dice que está en el Pepiño. Hago rápido repaso mental y me quedo como estaba. “Pegado a la Casa do Concello”, me dice, y ahí ya no hay pérdida. Entrada estrecha, bar con enorme sabor a autenticidad a la diestra, comedor tradicional al frente. Lo magnífico es no sólo el trato tan familiar, cordial y nada ramplón, sino que parece que lleva ahí decenios y decenios con esa atmósfera pura gallega. Teníamos reservada la comida en otro establecimiento, de manera que no comí en el Pepiño, pero es de esos sitios que, con seguridad, volveré.

Un peregrino por la autopista: tómeselo con una tila si informa al 112

viernes, septiembre 21st, 2012

Red Natura del río Tambre. En estos momentos en que estoy escribiendo hay un peregrino despistado -o desequilibrado- a 4 km de Santiago caminando por la autovía que procede de Dozón-Lalín. Me llama un familiar directo que va rumbo a Ourense y me avisa. Como buen ciudadano aviso yo al 112. Me sale una mujer realmente ejecutiva, que me pregunta de todo hasta el extremo de que se me hace violento hablar con ella. Quiere saber de dónde la llamo, cómo lo sé, si represento a alguien, si soy de una organización, de un organismo o qué (¡menos mal que no es algo demasiado urgente!). Y, en el colmo, me exigió el número de móvil de mi familiar. Obviamente me negué, me identifiqué y le di el mío. Como insistió, ya le corté diciendo que no tenía que darle más explicaciones. Su respuesta fue antológica: “¿Como que non me ten que dar explicacións? ¡Claro que me ten que dar a min explicacións, señor!”. Impertinente sí que era, pero tonta no, y como vio que iba a colgar me pidió que esperara un momento, volví a oír su vez un minuto después y me dijo: “Señor, Tráfico xa está avisado”. Fin de la conversación.

Espero que el peregrino tenga paso seguro. Porque yo no me fiaría nada de volver a pedir ayuda al 112. Al menos cuando te sale alguien así al otro lado, porque dan ganas de no volver a llamar nunca más. ¡Menudo interrogatorio!

No creo que me echen de menos en la entrega de los premios a los mejores vinos y aguardientes da Galicia

jueves, septiembre 9th, 2010

Red Natura del río Tambre. Me ha pillado el toro. Un malentendido con mi amiga y compañera Montse Carneiro (responsabilidad mía, aclaro) ha retrasado la entrega de mi página que mañana saldrá publicada en el suplemento Fugas de este periódico. Como de vez en cuando hay que hacer una excepción, decidí que no saliera la habitual de la serie castillos porque la actualidad manda. Y la actualidad es que el próximo miércoles comienza el Outono Gastronómico, y eso es interesante.

El caso es que me ha pillado el toro y todo va retrasado. Ahora ya terminé la dichosa página (si me lee mi director me cuelga de los pies, porque voy tarde, muy tarde). Este blog ha tenido que esperar, y debo salir ahora para el Camino del Norte, así que me va a ser imposible estar en la entrega de premios a los mejores vinos y aguardientes de este país, que tendrá lugar a las 7 de la tarde en el parador de Verín-Monterrei, por cierto Camino de Santiago (la mal llamada Vía da Prata, Dios mío, qué aberración). En honor a la verdad, recibí la invitación en forma y tiempo, pero me queda lejos. Hombre, también para ser sinceros no creo que ni el presidente de la Xunta ni el conselleiro de Medio Rural -que sí van a estar presentes- me vayan a echar de menos, pero siempre se saluda a amigos. Supongo que María José Mariño o Mariano Goikoa andarán por allí, y su compañía siempre es grata. Y seguro que un par de docenas más. En fin, que no puedo estar en todas partes.

Camino del Sudeste: el “rollo” de Alberguería sigue en el muro de cemento

viernes, enero 16th, 2009

Santiago de Compostela. Acabo de ir a ver a Ignacio R. Eguíbar y a tomar un café en su despacho (“Estamos preparando o 2010 e non teño tempo de saír”, se disculpó). Un buen tipo al que el cargo no se le ha subido a la cabeza para nada. Como debe ser. Un ejemplo para tanto prepotente.

Y al salir del despacho me tropiezo con dos viejos conocidos con uno más que no he visto en mi vida y que pertenecen a la Asociación de Amigos Vía da Prata de Ourense. Camiño Mozárabe. Dejando aparte que nunca he tragado lo de Vía da Prata porque por aquí no pasaba en absoluto (del sur al norte vía Astorga, ya me dirán), es una gente que se está dejando la piel en defender una vía de peregrinación a la que le cuesta mucho resucitar. Cierto es que las hay en peor situación, y ahí están para demostrarlo el Camino Inglés y el Camino Portugués.

Saludo rápido porque los llama el hoy agobiado Eguíbar y me pasan el número 4 de O Camiño Auriense, que aún huele a tinta porque acaba de salir. Una revista discreta, hecho con no excesivos medios pero muy digna y bilingüe: español e inglés. Uno de sus artículos se refiere al rollo jurisdiccional de Alberguería (entre Laza y Vilar de Barrio), que mire usted por dónde forma parte de un muro… de cemento. Algo que tanto esa asociación como otras muchas viene denunciando repetidamente. Un atentado patrimonial que no se da en ningún país serio. Porque éste no lo es, claro está.