La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Prolongación a Fisterra’

Mi visita a O Rincón da Baiuca, ante Muxía y en la Costa da Morte

martes, mayo 30th, 2017

Red Natura del río Tambre. Publico hoy una crónica amplia sobre un lugar ante el que había pasado varias docenas de veces y no me había detenido: O Rincón da Baiuca, una pensión con encanto a la entrada de Muxía. Me recibieron con un cierto recelo, educados  Carolina y Manuel, pero con la mosca tras la oreja, a ver qué quería ese periodista. Espero que a estas alturas no haya ninguna duda de que lo único que quería hacer era cumplir con mi trabajo.

El negocio se dedica mucho a las excursiones, y sus tres comedores están llenos ya desde ahora. Eso fue lo que menos me interesó. Preferí ver las habitaciones, siete, tirando a clásicas pero con toques de color -distintos en cada una de ellas- que permiten la alegría cromática y el contraste. Amplias en general, y con luz todas ellas.

Si alguien quiere dormir a tiro de fusil de Muxía, en plena Costa da Morte, pero sin el minúsculo agobio de encontrarse en medio de la villa, muy frecuentada ahora por peregrinos de todas partes del mundo, este es su sitio.

Mañana empieza Fitur

martes, enero 17th, 2017

Contidos e Mensaxes, S.L.

Madrid. Mañana empieza Fitur, así que me pasaré al menos toda la mañana en el stand de Galicia. Hay cosas que en principio parecen muy interesantes. Por ejemplo, la promoción del Camino Inglés a Santiago, por el que apuestan para este año tanto la Xunta como la Diputación de A Coruña, la cual con el cambio político ras las últimas elecciones ha querido desde el minuto uno situarse en primera línea jacobea (también va a promocionar la Prolongación a Fisterra y Muxía).

Las fiestas de interés turístico, tanto nacional como internacional, figuran como prioritarias en la Xunta, que también tiene una apuesta fuerte por la Galicia natural en este año dedicado en todo el planeta –ONU dixit– al turismo sostenible.

(La foto corresponde a una exposición de la Diputación de A Coruña en Fitur del año pasado).

 

Cinco sitios para ir en Semana Santa en Galicia: 1/ Lires (Cee-A Coruña)

viernes, marzo 18th, 2016

l1

Red Natura del río Tambre. Descubrí Lires haciendo un trabajo allá por 1978 ó 1979, y desde entonces me quedé enamorado de la ría más pequeña de Galicia, a pesar de que la piscifactoría sigue allí contaminando las aguas de su playa. Una contaminación que no se ve pero que desaconseja el baño. En cualqueir caso, serán pocos los que se animen a dar un chapuzón en esta Semana Santa. No porque hoy llueva, ni que mañana y pasado vayamos a tener el mismo tiempo (luego viene el sol), sino porque de 17 ó 18 grados no vamos a pasar. Estas son mis cinco razones para ir uno de estos días a Lires:

1/ La belleza de la playa de Nemiña, con una taberna auténtica en el extremo norte donde tomarse un vermú.

l1

2/ Un excelente sitio para comer como es As Eiras, con la impagable Lita en los fogones.

l1

3/ El Camino de Santiago pasa por el medio de la localidad.

ñ1

4/ Donde los ríos Castro y Grande rinden sus aguas se siguen pescando lubións a la manera tradicional.

l1

5/ En cualquier parte de sus bosques de pinos te puedes encontrar una ardilla.

ñ1

El hotel San Lorenzo, en Santiago, da otro paso hacia adelante

miércoles, marzo 9th, 2016

Red Natura del río Tambre. No conozco el interior del hotel San Lorenzo, en Santiago de Compostela. Para ser exactos, en la llamada Prolongación a Fisterra (¡y a Muxía, qué barbaridad!) del Camino de Santiago. Así que, como no lo conozco, líbrenme los santos de decir ni una sola palabra sobre él.

A quien sí conozco es a su propietario (o director, no lo sé). De una manera casual, ambos vivimos en el mismo grupo de 48 adosados, y aunque nunca tuvimos ningún trato ni para bien ni para mal, hace poco más de un año nos dimos cuenta quiénes éramos profesionalmente. Se llama Carlos Tardáguila, y de su actividad sí puedo decir algo. Lo primero, su profesionalidad. Se dedica a lo que se dedica, y desde luego lo hace con interés, constancia y conocimiento; ahora mismo el hombre está en la ITB, en Berlín. Lo segundo, su preocupación no sólo por el negocio sino también por la ciudad de Santiago y por los turistas que se llegan a ella; además, es miembro activo del clúster de turismo, pero como creo que esta organización hasta ahora no ha hecho nada dejémoslo correr, puesto que Carlos Tardáguila lleva muy poco en su directiva y no se puede juzgar todavía su trabajo, tiempo habrá para ello.

Una muestra de su profesionalidad la ha dado al darle un toque de vanguardia a su nueva web. Animo a hacerle una visita. Y quien quiera conectar con él, en Facebook no para el hombre.

 

Turista, escapa de Negreira

jueves, octubre 17th, 2013

Negreira. He vivido tres años en Negreira en plena Transición, le tengo especial cariño a la localidad y conservo en ella algunos amigos. Acompañado de Quin y de Manolo he recorrido sus calles. Lógicamente está muy cambiada, pero el nivel de caos urbanístico que ha alcanzado resulta difícil de encontrar por ahí adelante, fuera países del Tercer Mundo. Su municipio tiene auténticos tesoros como el excepcional puente de Ponte Maceira. Una interesante iglesia en Negreiroa. Un paseo fluvial que ya estuvo mucho mejor que ahora. Pero lo que es el casco urbano debe colocarlo cualquier turista en la lista de no visitables: no aporta nada excepto desorden, y hasta el pazo de O Cotón (privado y no visitable) ha quedado oprimido. En fin, Negreira es un ejemplo de lo que hay que hacer en Galicia si queremos acabar con el 10% del PIB y el 12% de los puestos de trabajo. Porque eso es lo que significa el turismo.

Castroverde, un albergue público de lujo para quienes hacen el Camino Primitivo

jueves, septiembre 20th, 2012

Red Natura del río Tambre. Cansado de leer comentarios absurdos sobre las detenciones de los alcaldes de Ourense y Boqueixón (este es un país donde todo el mundo sabe de todo y lanza la lengua a pacer sin el menor reparo) me pongo a clasificar fotos. Ya saben: esta a esta carpeta, esta a esta otra… Y así debo de tener unas tres o cuatro mil pendientes. Empiezo por las más recientes, que seguro que las recuerdo, mientras que las de hace cuatro o cinco meses vaya usted a saber. De tal guisa van a parar a su sitio las del albergue de Castroverde, en el Camino Primitivo. un albergue público inaugurado este pasado lunes sin fanfarria alguna, porque la curiosa ley electoral en vigor dice que eso puede ser manipulación de voluntades, como si la ciudadanía fuese idiota. Y si lo es, porque de todo tiene que haber en la viña del Señor, pues allá ella. Pero no: nadie de la Xunta ni aledaños se puede acercar por allí excepto los técnicos, que están a lo suyo, mientras que sí puede ir -y fue- el alcalde de la localidad, que es de la oposición. Un caballero, vamos, porque podía decir lo que quisiera que eso no era vulnerar la ley, y guardó un elegante y sonriente silencio.

A lo que iba: el albergue es impresionante, lujoso dentro de su concepción utilitaria. Por supuesto que habrá peregrinos que se quejen -lo dicho: en la viña del Señor…-, pero por un oído debe de entrar y por otro de salir. El esfuerzo hecho por Galicia desde 1993 hasta hoy abriendo albergue tras albergue ha sido impresionante, y hay que decir que todos los gerentes del Xacobeo se merecen un sobresaliente en ese capítulo. Y una matrícula de honor no porque entre A Fonsagrada y O Cádavo hay treinta y tantos kilómetros con dos puertos de montaña y nadie ha hincado el diente al problema, al igual que entre Negreira y Olveiroa, con posible solución sobre la mesa en el primer caso, más difícil en el segundo.

El de Castroverde se encuentra en pleno Camino, a la entrada a la localidad. De ese albergue -inteligentemente levantado sobre el suelo para evitar las humedades que se derivan de un arroyo muy cercano- emana un cierto aire nórdico en sus muebles y concepción. Merece la pena ir a verse, aunque en la localidad no haya un sitio curioso para comer, aunque sí para dormir en sus cercanías.

La Asociación de Amigos del Camino de Ávila pide disculpas por contaminar los mares de Fisterra

jueves, mayo 5th, 2011

Red Natura del río Tambre. A raíz de la publicación del post anterior, Raquel Martín, presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Ávila, se ha puesto en contacto conmigo para ofrecer sus disculpas: “Lo siento de veras, no tenía ni idea de vuestro trabajo y mucho menos que pudieramos contaminar tanto. Ni se nos ha pasado por la imaginación, ni nadie nos ha dicho nada al respecto. Enviaré tu comunicado a los socios, y solo me resta pedir perdón. Desde luego lo tendremos en cuenta y lo siento”.

El mal está hecho, obvio, pero acepto las disculpas de Raquel Martín porque creo que son sinceras. Decía el gran economista Keynes: “Yo cuando me equivoco rectifico. ¿Y usted qué hace?”.

 

La Asociación de Amigos del Camino de Ávila contamina el mar de Fisterra

jueves, mayo 5th, 2011

Red Natura del río Tambre. No me lo puedo creer. Conozco de muy amplias referencias la Asociación de Amigos del Camino de Ávila, y si me preguntan ayer sólo daría de ella referencias positivas. Incluida de su activa presidenta, Raquel Martín. Es gente que no para de desarrollar iniciativas a favor de la ruta de peregrinación. Un diez… hasta que esta mañana me he levantado, he visto el correo y me encuentro con una circular en la que, en tono alegre y festivo, adjuntan este vídeo. Con el té en la mano, el reloj marcando las 7 y los ojos semiabiertos, creí que todavía soñaba, así que repetí. Y no, no soñaba:el pasado mes de abril los miembros de esa entidad soltaron en pleno Fisterra un par de docenas de globos grandes que fueron… a caer al mar, claro está. Es decir, que durante cuatro siglos, 400 años, estarán enganchándose en las redes de pescadores y asfixiando a las sardinas. ¿De verdad que a esa gente le gustaría que fuéramos a Ávila y en sus campos les dejáramos 400 años unos globos? ¿Qué piensa de esto la cofradía de pescadores de Fisterra?

Por cierto, cometieron un acto ilegal y lo publicitan. ¿Dónde estaba la Guardia Civil? ¿Qué piensa hacer?

Oleada de recuerdos en Ponte Maceira (con comida en el restaurante incluida)

sábado, marzo 26th, 2011

Ponte Maceira. He vuelto a Ponte Maceira, el lugar donde se cumplen los sueños. Municipio de Ames por un lado, de Negreira por otro. Una aldea impecable, con nulo feísmo sobre la que publiqué tres páginas en diciembre. Pero hoy he hecho un viaje afectivo en el tiempo: a raíz de ese reportaje a Manolo López Tuñas, el mejor alcalde que tuvo Negreira desde la restauración de la democracia, le dio por convocar a un nutrido grupo de casi 40 personas que jugamos un papel importante en la Transición en esa localidad coruñesa. Obviamente, se entiende que tuvimos un papel de primera fila en el sentido de acelerar la Transición y hacerla posible, no en retrasarla como querían las fuerzas vivas locales.

Nos reunimos en el restaurante Ponte Maceira. Como cualquiera se imagina, fue encuentro emotivo (había personas que no nos veíamos desde hacía 31 años), y el popular Santi Carballido se llevó la palma con un power point curioso, mientras Trillo -un honrado líder labrego- se llevaba una ovación a pesar de que llegó a los postres, muy poco después de otro compañero de correrías, Pancho Bello. Xosé Covas, el dibujante, tuvo el detalle de llevar un dibujo hiperrrealista para cada uno, edición limitada y numerada.

En un plano más prosaico, a mí me interesaba el restaurante en sí. Precioso en su decoración, muy elegante. Y barato, desde luego. El apertivo, un rebozado de frutos secos, de matrícula de honor, con una ensalada bien presentada y unas filloas rellenas de setas y carne de muy fuerte sabor que personalmente no me gustaron. La carne final, muy buena, con patatas excelentemente preparadas. Buen postre casero (helado y pastel de zanahoria). Rapidez y profesionalidad en el servicio.

Foto final de familia bajo la lluvia con muchos más calvos que hace tres décadas, propósitos de vernos antes de otros 31 años, Manolo y Santi repartiendo trabajo para que los recuerdos no se pierdan y a casa, que el día no da más de sí. Y ya fue bastante.

El restaurante tiene una sencilla y elegante decoración

La ensalada

Luz inmortalizando el acto

El popular Santi dejando constancia de que Pepe Lañas y Manolo estuvieron allí

Mi ajuste de cuentas con Ponte Maceira, cerca de Negreira

domingo, diciembre 19th, 2010

Red Natura del río Tambre. Publico hoy en La Voz de Galicia tres páginas sobre Negreira. En concreto en la serie Galicia Bonita. Me centro en Ponte Maceira y sus alrededores, porque de bonito Negreira en sí no tiene nada fuera el pazo de O Cotón y la plaza aledaña. El resto es destrucción especulativa pura y dura, labor en la que se distinguió con especial ahínco el alcalde-promotor que lo era por el PP José Blanco, una de esas desgracias que tocan de vez en cuando en un lugar determinado. Y por cierto que ahora, tras cuatro años fuera de la política, quiere volver a presentarse… echando pestes contra su antiguo partido y fundando una candidatura nueva. Que alguien le dé unas clases de ética, por favor.

Pero en el periódico no hablo de tal caballero, claro está, porque la serie se dedica a explorar y presentar de manera muy gráfica y visual los rincones más bellos de Galicia, que alguno queda todavía libre de cemento, ladrillo y autovías. Y Ponte Maceira se lo merece.

Además, tengo que reconocer que he hecho un ajuste de cuentas personal con la historia. Yo he vivido tres intensos años en Negreira, los de la Transición pura y dura, y esa experiencia no hay quien me la quite. Codo a codo con mucha, mucha gente, también nosotros hicimos posible la llegada de la democracia a lugares como aquel. Hoy parece la prehistoria, porque, ¿para qué voy a hablar de que hasta 1976 no vi a ningún joven del rural con pantalones vaqueros cuidando las vacas? Porque entonces los vaqueros eran elemento de modernidad…

Toda la gente que cito en mi crónica de hoy existe… o existió. Mi texto es también un intento de homenajearlos. De dejar constancia de aquellos que pasaron por allí. Hay muchos más, obviamente, como Santi, Pepe Lañas, Cándido, Domingos Freire, otra gente de la que me he olvidado el nombre… Cruz, María, el marido de Genoveva, el gran Bartolo… no están, porque las cosas son así. Otros siguen dando guerra, soñando desde Ponte Maceira con un mundo mejor.

Porque eso es lo que nos queda: agarrar el futuro y, con suerte, que alguien hable de nosotros y nos perennice de alguna forma para evitar nuestra desaparición eterna en el pozo del pasado. A otra cosa no aspiramos. Así lo prometíamos en aquellos años desde lo alto de ese puente por donde huyeron a toda prisa los discípulos del Apóstol Santiago.

Más sobre Fisterra

sábado, septiembre 11th, 2010

fis11

fis21

fis31

Red Natura del río Tambre. Me he quedado hasta apabullado por el éxito del post sobre Fisterra. En realidad, yo me refería -y así está en el título- al hotel con supuesto encanto, O Semáforo, cuyo estado lamentable es el que comentaba. He recibido un montón de comentarios, la mayoría coincidiendo conmigo. Y luego he recibido otros muchos, de amigos y colegas, que me los mandaron por privado y en general me decían si no me había pasado, que el sitio era mágico, etc.

Bueno, en realidad tengo mucho más material, pero, sin ánimo alguno de cebarme sino en mostrar la realidad tal cual es, ahí presento otras fotos. De cómo quedó aquello tras el incendio, de una señal de tráfico que indica que no se puede seguir con los coches más allá y del aparcamiento sólo para autobuses. Como todos somos mayorcitos, que cada uno juzgue por sí mismo.

A esto ha llegado O Semáforo de Fisterra

miércoles, septiembre 8th, 2010

fis1

fis2

fis3

fis4

fis5

Faro de Fisterra. Lo siento, pero no me gusta lo que veo en el faro de Fisterra y en sus alrededores. Para empezar, el incendio de hace una semana ha dejado el entorno en un estado lastimoso. Para seguir, aquello es una romería sin valor estético. Para continuar, hasta las más pequeñas cosas se ven semiabandonadas y sin cuidar. Pero lo que ya clama al cielo es el hotel. O sea, el viejo semáforo reconvertido hace una década en establecimiento de dos estrellas. Se intentó crear -¡magnífica idea que siempre apoyé!- un establecimiento con encanto en un paraje sin igual. Quizás deba de parar de escribir y pedir al lector que vuelva a mirar las fotos de arriba, por aquello de que una imagen vale más que mil palabras. Y eso que no hice del interior, de la planta baja, donde se vende de todo. Si esto es encanto, que baje Dios y lo vea. Y si me llaman hipercrítico, semicrítico, picajoso o lo que sea, que me lo llamen. Pero así no vamos  a ningún lado. Por cierto, las habitaciones cuestan 110 euros y 6 el desayuno. Tenido en cuenta que ahí hubo una fuerte inversión de dinero público, ¿de verdad que están bien empleados mis impuestos en un lugar así?

Un par de ideas para mejorar la información que se da en el faro de Fisterra

martes, septiembre 7th, 2010

fisterra-443

Faro de Fisterra. Mogollón de gente en un sitio degradado. Mucho más degradado por el incendio de hace una semana, causado por la quema de ropas de un peregrino y que llegó hasta el mar. Esto está todo negro. De ello hablaré cuando tenga tiempo, pero ahora sólo quiero mandarle un mensaje a la muy activa mujer que se afana en atender  ella sola a cientos de visitantes que rigurosamente pasan por el faro de Fisterra -excelente sitio para colocar la oficina de turismo- con las preguntas más inverosímiles sobre el sitio y el Camino (alguna me ha dejado asombrado: unos guiris le piden que les cuente toda la historia de por qué los peregrinos se llegan hasta allí). Cierto es que nadie puede saber todo, cierto es que ella es amable, sonriente y paciente. Pero que alguien le diga que las compostelanas (sic) son las mujeres de Compostela. Que lo que se expide en la Oficina del Peregrino es la Compostela. Y que no estaría de más que se enterase de que el Camino de Santiago es el que viene por el monte, aunque alguna burra parda de la Xunta lo haya hecho ir… ¡por la carretera moderna que conduce al faro, que ya es ser australopitecus! Y que de paso diga que por allí estuvo Don Jorgito el Inglés y la anécdota de su casi fusilamiento… En fin, que no se trata de echarla a la calle ni de abroncarla, ni muchísimo menos. Pero hay que dar medios (o sea, un cursillo, un libro…) siguiendo aquello de enseñar al que no sabe.

Una osadía de Marras y mía: Muxía en La Voz de Galicia

domingo, septiembre 5th, 2010

Red Natura del río Tambre. Hoy publico otras tres páginas de mi serie Galicia Bonita. Bueno, en realidad le pongo unas cuantas palabras a las fotos de Marras, que él es quien marca la pauta. Toca Muxía, y, como los lectores siempre son avispadillos, ya me adelanto: mi director es de Muxía y la biblioteca local lleva el nombre de Santiago Rey, el editor de La Voz de Galicia. Así que nadie me va a creer pero el tema lo elegí yo, Marras hizo las fotos que le dio la gana (unas 400 ó 500, como es habitual en él, un poco histérico del disparador), Mabel y/o Verónica las pusieron en página siguiendo criterios estéticos, Suso o Ana habrán echado el vistazo final y el resultado lo tiene el lector en las manos. ¡Ah, falta el texto! Pues claro, todos los textos son vistos con lupa por no se sabe quién en La Voz de Galicia… Toda esa patrañada de cretinos que no entienden lo que es la libertad de expresión. Bueno, el texto lo escribí yo solito que ya voy mayor y nadie ha cambiado ni una coma, así que hay que estar preparado: si a mi director y a mi editor les ha gustado, hasta igual sube la nómina este mes. Y si es que no, pues nada, a ir mirando en las páginas amarillas por dónde queda la oficina del Inem más cercana.

¿Y qué más? Pues que me he pasado un par de días en Muxía muy agradables. No hacía mucho calor, y de la playa de Lourido a la de Lago me conozco cada palmo de costa. En la oficina de turismo cosí a preguntas a la pareja responsable del negociado, que aguantó con profesionalidad el tercer grado y supongo que quedaría pensando quién sería ese tipo que le interesaba todo y que llegaba con fotocopias de fotos en las manos. Y recordé cuando poco después del Prestige La Voz de Galicia organizó una exposición didáctica itinerante -este Rafa Sanguino vale un mundo-  y se inauguró allí. Como yo era el coordinador, acudí, claro está, y acompañado de Arsenio, el ex entrenador del Dépor, que con su habitual simpatía hizo ponerse colorada a la directora cuando le soltó alto y claro que se parecía muchísimo a Catherine Zeta-Jones. Yo no entiendo nada de cine y no sé quién es esa señora, pero juro que la entonces directora era, simplemente, guapísima.

En fin, divagaciones. Léanme hoy en La Voz de Galicia. Los lectores son especie a extinguir y hay que mimarlos. Para eso estamos.

En Lires y muerto de calor

domingo, agosto 16th, 2009

Lires. Regreso a Lires para echar un vistazo a ese Camino de Santiago realmente atípico que une Fisterra (culto a Santiago) con Muxía (culto mariano), y la pequeña localidad donde me aposento durante dos días se halla a medio camino. Duermo en As Eiras, hostal en el que Pablo, el dueño, me reconoce. Un tipo noble, generoso y amable que utiliza un refrán del que siempre echa mano mi octogenaria madre: “Es de bien nacidos ser agradecidos”. Como el tiempo acompaña, allá se vienen conmigo Coro, Martín y Ana, y nos tocan unas horas de calor que nos hacen renegar por el Camino adelante, maldición, a quién se le habrá ocurrido echar a andar a las tres de la tarde… Y como aquí hay que darle a todas las teclas, también redacto el reportaje de tres páginas que sale hoy en Los Domingos de La Voz, y que no sería nada -lo dije y lo repito- sin las fotos de Manuel Marras, que son la armazón y corazón de la serie Galicia Bonita.

Redescubro Lires y veo que es una aldea con un tremendo potencial en eso que se da por llamar slow tourism, el turismo lento, sin prisas. Aquí no se busca sol y playa, sino naturaleza, vida, buena y muy casera comida, trato humano personalizado porque, como hay tan poca gente, al poco tiempo de estar por aquí todo el mundo sabe que anda por los andurriales un periodista de La Voz de Galicia. Incluso tienen un par de rutas, pero, en el caso del Roteiro da Meigha Lirea, les pasa lo de siempre: mucho fuelle inicial y abandono posterior. Los vecinos, y no sólo el Ayuntamiento, tienen que responsabilizarse de su entorno. Si el Ayuntamiento no señaliza la ruta, deben hacerlo aquellos que se juegan los cuartos en potenciar ese segmento del turismo. Cuesta nada levantar un par de postes (que sin duda fueron sustraídos) o pintar las flechas en los cruces. Un mal genérico que azota toda Galicia, pero que es muy fácil de solucionar: incluso con un esprai. A ver si los vecinos de Lires también dan ejemplo en esto.

El hambre me permite descubrir As Eiras, en Lires

viernes, julio 24th, 2009

Lires. Dos y cuarto y con hambre. Paro el coche en Lires sin saber si hay sitio para comer o no. Mi pesimismo habitual al respecto me lleva al error, porque veo la pensión y restaurante As Eiras y paro el coche allí mismo. Un acierto. Local grande, un propietario de nombre Pablo todo amabilidad, comedor luminoso y limpio con un cierto aspecto a entrañable casa de comidas. En realidad, le estoy siguiendo los pasos a Marras, fotógrafo, que ha hecho (otro) excelente reportaje de la zona. Ha parado de llover y, albricias, viene una tarde clara, azul, con escasas nubes.

Lires no está destrozada en absoluto, y encierra lugares muy agradables. Es de esos sitios que siempre he encontrado en calma, con silencio. Incluso cuando dormí aquí, en días en que yo trabajaba en lo mío y Coro se partía el alma en la lucha contra la marea negra del Prestige. la gente acudía a las playas en silencio, con la tristeza dentro y la fuerza en los músculos.

Hoy todo eso es recuerdo. Como en As Eiras un poco a correr, porque esta profesión es así. Sopa de fideos (un 8), calamares fritos impresionantes (casi un 10) y tarta de chocolate casera (un 9). Baratísimo y muy, pero que muy, abundante. Lo dicho: otro de esos sitios que esconde Galicia y que se merece figurar en cualquier guía gastronómica.

Ante la ermita de San Guillermo, en Fisterra

martes, julio 21st, 2009

Fisterra. No hace buen día, no, por el occidente gallego. Pero es lo que hay, y cualquier cosa excepto encerrarse en casa. Me he llegado aquí a echar un vistazo a varias cosas, entre ellas la ermita de San Guillermo, en el monte homónimo que es donde se alza el faro. La ermita ha sido excavada por la arqueóloga Lorena Vidal, y se están encontrando cosas interesantes (olvídense los inexistentes tesoros). Pero lo que me trajo aquí, en realidad, es un libro de curioso formato titulado Atlas arqueolóxico de Galicia. Comarca de Fisterra editado este mismo año por la Dirección Xeral de Patrimonio que ocupaba entonces, con el bipartito, Felipe Arias, un profesional realmente serio. La verdad es que el libro, de fácil comprensión para cualquier aficionado, constituye la muestra de lo mal, rematadamente mal, que lo hizo la Consellería de Cultura en lo que se refiere a sus inexistentes y en cualquier caso problemáticas relaciones con los medios de comunicación. La idea de la colección y el propio volumen son sencillamente magníficas y necesarias, pero en ningún momento la vendieron a la prensa, y al menos La Voz de Galicia se ha destacado en potenciar la protección del patrimonio histórico, así que aquí sí que hubiera tenido espacio. Pero eran así, y así les fue.

Lo que ahora hay que pedir es que la Consellería de Cultura no caiga en el adanismo, algo más que un temor lejano, y continúe con las (escasas) buenas ideas que se desarrollaron en los años pasados. Y entre esas buenas ideas figuran prácticamente todas las que configuraron la gestión de Patrimonio. Por ejemplo, este Atlas arqueolóxico de Galicia. Comarca de Fisterra, que quien quiera puede descargar directamente de internet.