La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

El Alto Támega también existe

Escrito por Cristobal Ramírez
10 de enero de 2014 a las 7:35h

Iglesia de Retorta

Red Natura del río Tambre. Publico hoy casi dos páginas sobre el Alto Támega. Se trata de un territorio al que he ido muchas veces, siempre solo o bien en un par de ocasiones con la compañía de ese excelente fotógrafo que es Manuel Marras. Pero el día de fin de año tuve una compañía especial, unos guías de lujo: cuatro integrantes (y en algunos momentos, seis) de un grupo de trabajo auspiciado por la Universidad de Vigo que se llama precisamente así, Alto Támega. Gente de la zona, de profesiones variopintas (desde arqueóloga a bloguero), muy activos en el inventariado y protección de los bienes artísticos de su parcela, gente respetuosa con el medio ambiente y, lo que para mí es muy importante, de un gran abanico de edades, incluyendo a un jubilado (ex corresponsal de La Voz de Galicia en Verín, por cierto) que es el number one en la detección de lagares romanos y ya ha localizado más de medio centenar. Por suerte también son de todos los municipios de la zona, de manera que reúnen una gran cantidad de información. Curioso también es el Home da Pedra (está en Facebook), personaje incansable de Castrelo do Val y, desde luego, con aureola de líder de la que no presume en absoluto pero que se le nota, una de esas personas tan necesarias en el mundo rural.

Nos pasamos el día baqueteados en el Land Rover de aquí para allá, lo cual ya habla de su interés, porque a mí me va en la nómina pero ellos fue todo voluntarismo en una jornada que quien más y quien menos anda preparando la cena y las uvas. Paramos muy poco a comer un algo para no tener el estómago vacío -y tuvieron el detalle de invitarme sí o sí- y continuamos haciendo kilómetros hasta dar con más lagares (ya en Oímbra) y rematar en la ermita solitaria de Santa Ana.

Con todo ello estructuré el itinerario cultural que publico hoy. Podría ser cualquier otro en el Alto Támega, porque hay para dar y tomar. Pero lo importante no es mi trabajo sino el suyo, que llevan a cabo con muy escasas ayudas cuando no indiferencia del alcalde de turno (dice un buen amigo, periodista con gran conocimiento del mundo del turismo, que a los alcaldes los carga el diablo…). Por su tierra ya han arrasado carballeiras para que pase el AVE, por suerte los eólicos no empantanan la vista y los lagares y petroglifos necesitan protección. Y ahí siguen los del grupito ese dale que dale defendiendo su tierra. Se merecen toda la suerte del mundo y que otros por Galicia dejen de lamentarse y sigan su ejemplo: organizarse e insistir, insistir e insistir.

 

Los comentarios está cerrados.