Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Archivo para ‘Liga española’ categoría

El Deportivo de Oltra: el precio del riesgo

3 de diciembre de 2012 a las 17:11

Pocas veces un cambio dio tanto que hablar. Oltra introdujo a Bodipo, un movimiento que ya por sí solo puede generar controversia. Lo hizo para relevar a un defensa y acusar el perfil ofensivo de un Deportivo que, sin embargo, acabó perdiendo. Restalló Riazor en retirada después del 2-3, porque muchos señalaron al banquillo: la osadía costó cara, argumentaban no pocos aficionados.

Oltra lleva casi año y medio al frente del Deportivo. Desde que puso un pie en las oficinas del club, consciente o inconscientemente, se apropió de un discurso que repite como un mantra, casualmente (o no) opuesto en filosofía, tono y resonancia entre los aficionados al que manejaba su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Lotina. Hay un porcentaje muy alto de comparecencias públicas de Oltra que se pueden resumir con una nube de palabras: modelo, estilo, valiente, atrevido… Se incluyen variantes aquí y allá, como aludir a condicionantes cuando los errores arbitrales perjudican al Dépor, pero básicamente es eso.

Muchos aficionados, quizás la gran mayoría, están muy agradecidos a Oltra. Además de batir récords camino de regreso a Primera, valoran acudir a Riazor cada 15 días y, sea cual sea el resultado, disfrutar de un espectáculo, en lugar de aburrirse como en otras épocas. Que ese espectáculo muchas veces sea un partido de ida y vuelta con mucho riesgo es casi lo de menos. Lo era en Segunda cuando casi siempre se ganaba y lo sigue siendo ahora en Primera. No hay ajustes. No hay matices, porque cuando se hacen el equipo duda entre abrigarse y lanzarse y entonces la cosa es todavía peor.

De ahí que me resulte cuanto menos sorprendente que después de la dolorosa derrota ante el Betis, se dude de Oltra como entrenador, sus métodos o su capacidad para sacar al Dépor de la situación. Lo que hizo contra el Betis es lo que ha hecho en otras muchas ocasiones. Su decisión de partir el equipo con tiempo por delante, de apostarlo todo a un cambio ultradefensivo a riesgo de recibir una contra fulminante fue una constante en el periplo en Segunda (sobre todo, en el arranque de temporada cuando la cosa iba tendiendo a mal). Han cambiado dos cosas: la categoría de los rivales y los resultados.

El Dépor concede muchos goles y necesita más tantos que nadie para sumar sus escasos puntos. El ruido alrededor de la fragilidad defensiva del equipo estaba ahí mucho antes de que Roderick cediese su puesto a Bodipo y de que Campbell marcara el gol de su vida. Ese es otro debate. Pero Oltra simplemente hizo un cambio que lleva haciendo siempre que tiene ocasión. Posiblemente lo que más me choca de la crítica es que revela lo fácil que se vacían de contenido los discursos que una hora antes son blandidos como banderas. Sobre todo si la necesidad aprieta. Es el alto precio del riesgo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El Deportivo, ante una prueba de madurez

25 de septiembre de 2012 a las 11:35

La primera derrota del Deportivo tiene varias lecturas. No es nada extraño perder ante un equipo como el Sevilla, que parece haber recuperado cierta pujanza después de una temporada ignominiosa. Por otro lado, las sensaciones del juego deportivista, alegre, de pecho descubierto hasta la imprudencia, suele dejar un poso de satisfacción en el seguidor deportivista, porque ve a su equipo ir siempre de frente. Habrá quien piense que perder tu primer partido en la quinta jornada es una media que firmarías en plena fiesta del ascenso y con tus sentidos aún excitados. Y habrá quien vea que una derrota después de tres jornadas sin ganar es un pequeño bache, que en vistas de las dificultades del calendario anuncian la llegada de un invierno adelantado.

Que la presente racha de tres empates y una derrota sea la peor de Oltra en el banquillo deportivista no deja de ser una anécdota. Sobre todo porque uno de esos resultados llega con el empate en Mestalla que pocos esperaban. Hubo un momento en la temporada pasada que aunque no se encandenó semejante secuencia llegó a ser más inquietante. La famosa derrota de Alcorcón vino acompañada de otra en Alcoi y un empate inesperado en Riazor contra el Nástic, con una goleada al Guadalajara y otra victoria de peso en Córdoba intercaladas. Fue el momento de crisis para el Dépor de los récords, entendiendo por crisis el momento de cambio que acabó modelando al equipo que luego arrasaría, alineación variada de por medio.

Las salidas a Bernabéu y Vallecas y la visita del Barcelona aguardan al Dépor, que antes del derbi gallego afronta una prueba de madurez. Con su mezcla de veteranos y noveles,  ha dejado claras sus buenas intenciones y también sus problemas, casi todos defensivos. Oltra tiene también el reto de volver a acertar con las piezas de recambio: Zé Castro, Nélson Oliveira y, en menor medida, Álex Bergantiños y Ayoze optan a apuntalar el once del Dépor. Nélson volvió a dejar ante el Sevilla detalles diegotristanescos con un espectacular reverso que selló a Botía y un zurdazo de impresión desde 20 metros. Pero el problema viene más de medio campo hacia atrás. Al Dépor, con sus dos extremos tan activos y con tanto peso en el juego de ataque, le cuesta correr hacia atrás, y ni siquiera cuando está asentado en su campo es el equipo más sólido del mundo.

Veremos si llegan esos cambios y cómo reacciona el Dépor ante el duro tramo de Liga que se le viene encima. Test de fiabilidad para un equipo cuyas sensaciones han ido por encima incluso que su buen balance de puntos. Los rivales más duros podrían bien sacar lo mejor que el Dépor lleva dentro. Cambios o no mediante.

Imagen de previsualización de YouTube Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Abel Aguilar como síntoma

27 de agosto de 2012 a las 11:10

Fue tan claro y meridiano lo que le sucedió al Deportivo, para bien y para mal, en su tobogán de partido en Mestalla que los análisis de lo ocurrido se hacen solos. Un equipo con tanto vértigo en los últimos 20 metros como el que tiene para defender en los primeros 20. Sacó adelante el partido ante el Valencia con una mezcla de pundonor, talento, fe, un punto de agresividad para tapar los defectos defensivos y el olfato para percibir el inexplicable acogotamiento del rival.

Pocos síntomas mejores de todo ello que la figura de Abel Aguilar, autor de dos goles decisivos, más propios de un delantero ratonero que del centrocampista de más cariz defensivo del equipo. Así es este Dépor, en el que el jugador llamado a corregir los desmanes de Evaldo en auxilio de la defensa se convierte en insospechado goleador. ¿Insospechado? Bueno, relativamene. Abel Aguilar ha marcado 22 goles en sus 181 partidos de Liga en España. La cifra no es desdeñable para un teórico volante defensivo. Explotó su llegada como nunca antes en el Hércules de la temporada 2008/2009, cuando el gallego Juan Carlos Mandiá le pidió llegar al área rival.

Aguilar, que está llamado a aportar, junto a Marchena, solidez y carácter a un nuevo proyecto plagado de promesa, se convirtió así en un síntoma de las virtudes y defectos que el Dépor mostró en Mestalla. Al lado de Juan Domínguez se supone que el colombiano es el ancla, pero acaba marcando dos goles decisivos. El ímpetu de Aguilar es el del equipo, optimista y confiado en sus posibilidades hacia el área rival, pero vulnerable cuando tiene que mirar por el retrovisor. Suplió el Dépor sus carencias con un plus de agresividad en el segundo tiempo, un paso adelante que le sirvió para no sufrir tanto atrás y ante el que el Valencia tembló de manera un tanto incomprensible, a no ser que de la noche a la mañana Gago sea tan determinante como para desmontar a su equipo con otra de sus lesiones.

Aguilar, que ya había marcado en Mestalla en el 2009 cuando jugaba para el Zaragoza, estaba en el mismo escenario cuando empujó con olfato goleador los dos barullos en el área del Valencia y cuando Tino Costa tuvo todo el tiempo del mundo para iniciar la jugada del 2-0. Fue un síntoma de lo bueno y lo malo, de lo que desata la ilusión sobre las virtudes del Dépor y de lo que obliga, al mismo tiempo, a esperar y mantener los pies en el suelo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Michu y los falsos delanteros

11 de enero de 2012 a las 20:13

Nunca pude ocultar lo mucho que me gustaba Michu. En las peores tardes del Celta de Eusebio,  aparecía para arreglar cualquier desaguisado con el principal don que ha recibido como futbolista: la llegada. En una época en la que se ha puesto de moda el tema de los falsos delanteros, Michu siempre fue uno. Y en su debut en Primera división con el Rayo Vallecano, lo está demostrando a espuertas. Categorizado como centrocampista, es el segundo que más goles hace después de esos mentirosos puntas, un tal Cesc Fábregas.

El asturiano ocupa el top ten de la Liga en cuanto a remates a puerta, una clasificación en la que se codea con los delanteros de élite del torneo: Messi, Soldado, Rossi, Cristiano Ronaldo, Falcao… Le supera sólo un centrocampista, Beñat, porque el vasco del Betis tira libres directos. Sandoval ha sabido interpretar la principal virtud de Michu, y le ha quitado responsabilidades defensivas y en la creación, para que flote entre líneas y sorprenda desde atrás. «El míster me da mucha confianza, es el artífice de lo que está pasando conmigo este año y le estoy muy agradecido. Me da libertad en ataque y estoy teniendo fortuna de cara al gol y puedo ayudar al equipo en esa faceta», dijo hace poco en una entrevista en Asturias.

De hecho, ese es el gran misterio de Michu: su influencia en el juego se reduce (si a marcar 7 tantos para un equipo tan necesitado como el Rayo se le puede aplicar ese verbo) a hacer goles. A pesar de su presencia física, su trabajo defensivo no es que pase a la historia como un tratado de eficacia. Dista mucho de ser el mejor pasador del mundo para ser un centrocampista y cuando no está desequilibrando partidos transmite cierta indolencia. Una mezcla de estos tres defectos debía ser el motivo por el que solía crispar a la grada de Balaídos, que mantuvo una relación de amor-odio con Michu hasta sus últimas semanas con el Celta, cuando fue aplaudido por su gran tramo final de temporada y, sobre todo, arropado con cariño por el penalti que erró en Granada.

En mi cabeza, Michu es el Caminero de la España de Clemente. Un futbolista de pegada tremenda ubicado en un sitio extraño pero que le permite, a su vez, ser lo importante que es en su equipo. La duda es si a Michu, cuando el motor le empiece a fallar, sabrá reinventarse como hizo Caminero en el final de su carrera.

Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Por qué, Mourinho?

11 de diciembre de 2011 a las 20:05

Por mucho que ahora se empeñen en quitarle hierro al asunto, el Madrid-Barcelona no era un partido más (si es que alguna vez lo es). Los 80.000 seguidores blancos que llenaban el Bernabéu y los millones que lo veían por televisión querían sangre: está muy bien eso de ser líder de la Liga con una ventaja cómoda, pero el momento de creerse de verdad que le puedes mojar la oreja al cacareado mejor equipo del mundo está ahí y no se puede desaprovechar. El Madrid tenía la oportunidad casi única de plasmar al fin el cambio de mando en el campeonato español matando dos pájaros de un tiro: hacer visible ante el mejor rival el gran momento de forma y fútbol del equipo blanco y, de paso, alejar al Barça a una distancia casi insalvable.

En este panorama de euforia contenida deseando ser expresada (diez victorias consecutivas en Liga, una fase previa de la Champions impecable), el eje del actual proyecto del Real Madrid toma una serie de decisiones cuanto menos arriesgadas, que a la larga se tornaron difícilmente justificables. José Mourinho, el elegido para devolver los títulos al club más poderoso del planeta, rompe algunos de los automatismos que habían convertido a su Madrid en una apisonadora de contragolpe y, ocasionalmente, fútbol de toque que se había mostrado intratable. Coentrão y Lass Diarrá son nombres más o menos habituales en las alineaciones de Mourinho, pero ninguno de los dos jugó donde venía haciéndolo en los últimos encuentros. ¿Por qué Mourinho varió tanto las constantes de un equipo que no es que funcionase, sino que resultaba por momentos arrollador?

Uno tiene la impresión de que el madridismo se desvive por mirarle de tú a tú al Barcelona. Eso no lo logró el título del Copa del Rey. Ni siquiera una victoria pírrica o un empate con la sensación de que el equipo culé fuera superior bastaría para reafirmar la actual clasificación de Liga. Al Madrid le va bien siendo primero, pero el sábado tenía la oportunidad de ser el mejor. Lo cual es una diferencia muy grande. La alineación de Coentrão en el lateral derecho y la importancia que recibe Lass en el eje de ese equipo se me antojan un peaje demasiado alto para el Madrid. Y lo pagó. Desconozco por qué Mourinho optó por el luso en ese puesto, pero es evidente que fue el flanco más débil de su equipo. Lo del centro del campo tiene difícil solución porque Mourinho ya ha probado todo para ahogar esa zona del Barça pero no le ha funcionado nada. Lo que quizás no ha pensado es por qué en todos los partidos contra el Barcelona (o en la gran mayoría) su mejor centrocampista (Xabi Alonso) queda totalmente difuminado.

Coentrão fue un fracaso, Lass no fue un factor, y el segundo máximo goleador del equipo, Higuaín, fue el último de los tres cambios. Por algún motivo, Mourinho se quedó con las pruebas que hizo ante el Sporting (el luso de lateral y el galo de mediocentro) y no con las que hizo ante el Valencia (trivote, por mucho que lo rebautizase como triángulo de presión alta). El caso es que le fue mal. Ni siquiera con un partido con un diseño pintiparado (gol tempranero para un equipo que goza a la contra) le benefició. Le volvieron a robar la pelota, se vio rebasado por fútbol  y agotado en lo físico y esta vez ese maquillaje de las carencias llamado pegada le traicionó.

Desconozco cómo reaccionará el madridismo ante lo que me pareció una sobreactuación de su entrenador. El Madrid parecía en condiciones de disputarle el partido al Barcelona desde una posición de mayor confianza pero volvió a retroceder. La afición blanca se quedó sin saber si su equipo, al rendimiento que venía mostrando y con las armas que se había forjado en un arranque de temporada brillante, estaba en condiciones al fin de voltear al Barcelona en el torneo más difícil, la Liga. Para el exterior, la explicación fue la suerte. Pero ¿y de puertas hacia dentro? La pregunta es para Mou: ¿Por qué?

Barcelona, Liga española, Racing de Ferrol
Escrito por Miguel Piñeiro 12 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Así llega el Recreativo de Huelva al estreno con el Deportivo

25 de agosto de 2011 a las 13:27

El Recreativo de Huelva vivió (está viviendo) un verano agitado. La delicada situación económica del decano eclipsa el nuevo proyecto deportivo, encabezado por Álvaro Cervera desde el banquillo. El exfutbolista de Valencia y Mallorca, entre otros, dispone de una decena de fichajes nuevos para partir de cero, aunque todo queda en segundo plano ante las dificultaddes institucionales.

Tres de los nuevos contratados (Héctor Font, Soares y Ximo) no han podido ser inscritos en la LFP ya que los administradores concursales del Recre consideran excesivos sus contratos o bien aceptables a costa de la salida de jugadores para hacer frente a sus fichas. Hay rumores en Huelva de la venta del paquete mayoritario de acciones en el club ola necesidad de 1 millón de euros para una ampliación de capital, y, por si fuera poco, la incertidumbre de la huelga ha hecho que las reservas de los billetes de avión para A Coruña hayan caducado y se darán una paliza en bus. Una situación que no ha arredado a la masa social de la histórica entidad andaluza, con más de 7.000 abonados ya confirmados.

En el campo, el Recreativo busca lo que la gran mayoría de equipos de Segunda: un delantero de garantías. Mientras, el equipo de Álvaro Cervera ha sumado resultados inquietantes como una derrota 2-0 ante el San Roque , de Segunda B (no ha ganado a ninguno de los tres rivales de esta categoría a los que se ha enfrentado en verano), y otros más prometedores como una derrota por la mínima (2-1) ante el Atlético de Madrid en el Trofeo Colombino. Para la ocasión, Cervera alineó este equipo: Manu (ex del DÈpor); Ximo, Alvaro Vega, Manolo Martínez, Cifu; Juan Villar, Matamala, Alex Zambrano, Héctor Font, Aitor ; y Asen.

Quedó tan satisfecho con la prueba ante un rival de calibre europeo que aseguró que ese once titular sería el usado en el inicio de la Liga “con quizás un cambio”, que bien podría ser Pablo Sánchez, uno de los puntales ofensivos del equipo y que arrastraba problemas físicos. “Primero el equipo tiene que ser duro”, dijo en pretemporada el técnico del Recreativo de Huelva, que tiene por delante el reto de un club sin objetivo definido ante la indecisión sobre la plantilla dados los condicionantes económicos.

Decía el ahora deportivista y exjugador del Recre Jesús Vázquez que el equipo de su ciudad natal había cambiado y mucho. Lo hacen identificables veteranos como Aitor Tornavaca o Matamala. Canteranos como Álvaro Vega o Juan Villar han irrumpido con fuerza en el primer equipo. Mientras, Cervera podría contar con dos nuevos delanteros en las próximas horas. A la llegada ya confirmada del uruguayo Danilo Peinado, se le podría sumar la del senegalés Sakho. El club trata de renegociar el contrato de Kepa (ex del Getafe) para que también se quede. Son las últimas pinceladas a un nuevo puzle, con piezas sueltas en lo deportivo pero sobre todo en lo institucional.

Algunos resúmenes del Recre esta pretemporada: REcre 1-Atlético 2

Imagen de previsualización de YouTube

Ceuta 1-Recre 1

Imagen de previsualización de YouTube

Cartaya 0-Recre 3

Imagen de previsualización de YouTube Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net