Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Archivo para ‘Dani Cancela’ categoría

Perdonadme, voy a ser padre

7 de agosto de 2012 a las 19:51

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Supongo que los que leéis este blog no estaréis muy interesados en mi vida o sentimientos al margen de un campo de fútbol. Es lógico. Sin embargo, escribir es una tarea que supone volcar en un papel (o en este caso en una pantalla) todo lo que se siente al pasar por determinadas experiencias vitales. Y este verano, mi mayor experiencia vital será sin duda la que espero tener en las próximas semanas. La paternidad.

En un segundo plano queda todo lo vivido durante este mes desde el punto de vista de “Dani Cancela, jugador del Kitchee”. Un mes duro, solo en Hong Kong lejos de mi mujer y mi futuro hijo, que por lo menos acabó de la mejor manera posible, tras el éxito cosechado por nuestro equipo en el partido contra el Arsenal. Porque ese partido, jugado el 29 de Julio, es la razón de que nuestra pretemporada empezase tan solo un día después de que La Roja levantase la Eurocopa, cuando el resto de futbolistas casi empezaban sus vacaciones. Por delante teníamos un mes de entrenamientos, (mini gira por Tailandia para jugar un par de amistosos incluida) con el único objetivo de prepararnos para no hacer el ridículo contra el gigante de la Premier. Porque no nos engañemos, nadie en su sano juicio podría pensar en otra cosa que no fuese una derrota mas o menos abultada. Con independencia del calor, de que es pretemporada, de que trajesen o no su mejor equipo, lo normal es que nos ganasen. Incluso jugando andando.

Pero el fútbol tiene estas cosas maravillosas. Ante 40000 personas (porque no caben mas, si el estadio fuera el doble de grande se hubiese llenado igual porque la afición por la Premier es brutal) nuestro humilde equipo compitió, se apoderó del balón durante gran parte del primer periodo, y logró adelantarse por dos veces ante los gunners. Y enfrente, es verdad, no estaban las grandes estrellas (ni Van Persie ni Arshavin ni los flamantes fichajes Podolsky o Giroud vinieron a la gira asiática) pero un equipo en el que juegan Walcott, Chamberlain (ambos jugaron la Eurocopa con Inglaterra) Song, Arteta, Gervinho o Abu Diaby por decir algunos, no es ninguna broma.

Al final no pudimos aguantar y nos empataron, pero ese empate a 2 es el resultado mas importante en los mas de 80 años de historia del Kitchee, y seguramente en Hong Kong sea mas recordado que cualquiera de los títulos que llevamos ganado en estos últimos años. Fue un partido especial también para todos los gallegos que formamos parte del Kitchee. Como si quisiésemos  celebrar  el Apostol unos días después en ultramar. El Chino eligió ese día para retirarse, con todo el estadio puesto en pie aplaudiendo, y los dos goles de nuestro equipo tuvieron rúbrica galaica. El primero lo marcó Yago (celebrando su onomástica) y el segundo, yo. Es mi primer gol desde que estoy en el Kitchee (para ser honesto no suelo marcar goles) y no pude elegir un mejor escenario para estrenarme. Sentí en el alma que mi mujer no pudiese estar allí en directo para verlo, pero por lo menos cumplí mi sueño de dedicarle un gol a mi hijo Iago. El aun no lo sabe, pero aquel día, también él celebraba su santo.

Ahora, tras unos días de descanso, el equipo inicia la segunda fase de la pretemporada. Viajamos a Dubai a enfrentarnos contra el Al Wasal, equipo que hasta hace poco entrenaba Maradona, y luego a España para jugar, entre otros, contra Nástic y Villareal B. Lo de menos para mi ahora son los equipos o los partidos. Yo solo tengo en la cabeza que cada kilometro que hago en esa dirección me acerca a mi mujer y a mi bebé. Nada ni nadie me va a devolver todo lo que me he perdido en este mes que he estado lejos de ellos, ni lo que siento no haber podido estar a su lado cuando me necesitaban.

Y por mucho que lo vivido haya sido algo único, no puedo sentir que haya valido la pena el tiempo perdido. Solo me consuela el hecho de que por lo menos estaré allí cuando llegue el momento del nacimiento. Porque cuando por fin nazca Iago y podamos estar los tres juntos, sentiremos que nada de lo que hemos pasado este verano tuvo importancia.Porque nada mas importa.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Un pequeño dragón llamado Iago

18 de mayo de 2012 a las 17:11

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Cuenta la tradición china que de los doce animales que comprenden los ciclos anuales de su calendario, el dragón es el mas poderoso, el mas importante, y por lo tanto también el mas buscado a la hora de engendrar un hijo. Y no os vayáis a creer, los chinos son muy cuadriculados también para esto, y las chinas muy fértiles, todo hay que decirlo, así que cada doce años se produce un boom de natalidad en el país, porque todo el que puede planea tener un hijo en este año.

Dicen que los hijos dragones son fuertes, exitosos y traen buena suerte a los padres que lo tienen, y si encima de tener un hijo, éste es varón, la fortuna es doble (cabezonerias chinas). Nosotros no somos chinos, ni cuadriculados, y lo de fértiles… Bueno, dejémoslo ahí, pero el destino hizo que este año mi mujer y yo vayamos a ser padres de un niño, Iago. Un dragón chiquitito que si todo va bien llegará a nuestras vidas en septiembre. Y, aunque escépticos, a fuerza de felicitaciones por el año y por el sexo, poco a poco nos vamos imbuyendo del misticismo oriental, y al clásico pan que se supone traerá debajo del brazo, le vamos añadiendo todos esos valores que se le atribuyen a los bebés dragones.

Empezando por la suerte que le trae a los padres. Porque en algún sitio hay que buscar explicación al increíble año que está haciendo el Kitchee. La temporada pasada ganamos la liga y fue un año histórico para el club. Pero es que esta temporada vamos camino de dejarlo pequeño. A falta de dos semanas de competición, ya hemos alzado el trofeo de la League Cup y nos hemos clasificado para octavos de final de la AFC Cup por primera vez en la historia del club y encima como primeros de grupo. Pero es que en estas dos semanas que quedan, podemos ganar la liga (vamos primeros a falta de la última jornada, que jugamos en casa) después de tenerla perdida durante gran parte de la temporada, estamos en la final de la FA Cup y tenemos el factor campo a favor en la eliminatoria de octavos de la AFC Cup, que disputaremos el 23 de este mes ante el Arema de Indonesia, con el firme deseo de seguir haciendo historia y colocar este pequeño país en el mapa futbolístico de este continente inmenso.

En fin, que dos semanas separan una gran temporada de una temporada histórica. Que quedan pocas fuerzas pero las sacaremos de donde sea, que lo vamos a conseguir porque lo merecemos después de un año larguísimo y muy intenso, y, además, porque nuestro pequeño dragón nos va a dar el empujoncito que necesitamos.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Y llegaron los Charlies

2 de mayo de 2012 a las 15:30

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

La última jornada de la primera vuelta de la fase de grupos de la AFC Cup y la primera de la segunda, nos depararon un doble enfrentamiento contra el Song Lang Nghe An (si me permitís la licencia, en adelante le llamaré SLNA). Cuando, hace solo una semana, nos enfrentamos a ellos en Hong Kong, poco podíamos pensar que ese equipo hasta simpático, que trataba de jugar el balón, que no ofrecía excesiva dureza y al que superamos con relativa facilidad (2-0) nos iba a dar tanta guerra. En todos los sentidos.

La correspondiente lección de Historia que me toca aprender cada vez que viajamos a un nuevo país (aunque mi mujer y yo ya habíamos estado aquí las navidaes pasadas) me hizo descubrir que los vietnamitas eran un pueblo muy amable, pero también muy orgulloso, que lleva la violencia como una parte mas de su vida, de manera natural. Es increíble como, por todo el país, la propaganda del 82 aniversario de la creación del Partido Comunista, nos muestra gente sonriendo con una metralleta colgada del hombro. Aquí es natural, y no significa que vayan por la calle armados y buscando lío, todo lo contrario. Pero lo ves, y bueno, ciertas cosas amenazan con abandonar su lugar y ponerse a modo de corbata.

Nuestro viaje nos llevó en primer lugar a Hanoi, capital del páis y máximo exponente del caos asiático. Ya lo sabía, pero no dejan de sorprenderme los millones de motos que por todos lados y en todas direcciones pasan como una marea incesante. Sin utilizar los frenos y sin dejar de utilizar la bocina, y circulando tanto por el asfalto como por las aceras, que aquí parecen un carril más de la calle. Tras hacer noche en Hanoi partimos al día siguiente hacia Vinh, todavía mas al norte, más adentro de los dominios del Viet Cong, en la región que vio nacer a Ho Chi Min, verdadero héroe de la revolución armada que llevó a Vietnam del Norte a ocupar el Sur y someterlo al yugo comunista (buff, lo que se aprende leyendo) Después de la experiencia de Malasia, no teníamos muchas expectativas acerca de los campos de entrenamiento o del estadio, pero la capacidad de esta competición para sorprendernos no tiene límite. Entrenamos en un campo sintético. Bueno, un avance.

Lo que nos llamó la atención fue la ubicación, dentro de las instalaciones deportivas del SLNA, que parecían mas las barracas de un campamento militar que una residencia de futbolistas. Las duchas y los baños al aire libre, la ropa de entrenamiento colgada a secar a lo largo del patio y una sensación de miseria que te acerca a la verdadera realidad de Asia, que no es la que vivimos en Hong Kong.

Como una imagen vale más de mil palabras, imaginaros la cara que se nos quedó cuando empezamos a ver salir motos de allí con los jugadores del SLNA camino de su campo de entrenamiento… Y llegó el día del partido. El estadio se caía a cachos, y el campo me hizo descubrir la verdadera dimensión de la definición de patatal referido a un terreno de juego, pero el público era mas bien escaso, y nada hostil, así que nada hacía pensar en un partido duro. La única nota de ambiente la ponía una charanga, que al mas puro estilo sesión vermú amenizaba los primeros compases del
partido al ritmo de Ricky Martin (Dios, si Ho Chi Min levantase la cabeza…).

Pero pronto nos dimos cuenta de que los vietnamitas habían dejado de lado su cara amable e iban a utilizar solo la violenta y la orgullosa. Nos volvemos a Hong Kong con patadas de todos los colores, con marcas en las piernas, en la espalda y con cara de tontos por haber perdido (1-0) un partido en el que nos tiraron a gol una vez y media. Aunque para ser honestos, tampoco nosotros tuvimos muchas más. El empate hubiera sido justo, y ese puntito nos haría estar ya clasificados para la siguiente ronda. De todas formas, estamos en una situación perfecta para lograrlo, con 9 puntos y con tres de ventaja sobre el segundo. Singapur, la próxima parada, es el lugar ideal para conseguirlo.

Allí sabemos que no nos vamos a encontrar ninguna sorpresa desagradable, mas allá del calor. El campo donde jugaremos es sintético y ya lo conocemos porque jugamos allí el año pasado, y Singapur es el país más parecido a Hong Kong que hay, así que nada nos resultará ajeno, Aunque seguro que tendré morriña de la cara más salvaje de Asia.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Malasia, tierra conquistada

26 de marzo de 2012 a las 16:49

[Nueva entrega de Dani Cancela en su aventura en el fútbol de Hong Kong]

Jugar la AFC Cup te permite descubrir tu ignorancia. Asia es un continente tan extenso y variopinto que es imposible imaginar todas las peculiaridades que lo conforman. Uno llega, vive en Hong Kong un rato y se hace la idea de que toda Asia está llena de gente con los ojos achinados, tez amarilla y seguidores de Buda. Pero nada mas lejos de la realidad, Malasia, por ejemplo,es un país musulmán, con hombres de rasgos más bien hindúes y mujeres de insospechado aspecto mas allá de sus grandes pañuelos (y algún burka), y en el que hace un calor horrible.

Y aquí vinimos a jugar, a Kuala Terengganu. Es una pequeña ciudad de la costa este de Malasia, bueno, más bien una aldea grande, llena de espacios abiertos y casitas bajas entre palmeras, con una tranquilidad alterada solo de vez en cuando por la llamada a la oración del imán de cada una de las múltiples mezquitas de la ciudad. Nada que ver con la imagen que tenemos de modernidad de Kuala Lumpur, sus torres Petronas y su Fórmula 1.

Aquí nos trajo la AFC Cup para descubrir las peculiaridades de este torneo. Que sea el equivalente a la UEFA significa que es la versión asiática del segundo torneo de clubes mas importante de Europa. Pero los parecidos terminan ahí. Esto no deja de ser Asia, y así como en muchas cosas tenemos que aprender de ellos, en fútbol y sobre todo en infraestructuras, queda mucho camino por recorrer.

El campo de entrenamiento que nos cedieron era tal desastre que ni entrenar pudimos, y el campo donde jugamos no era mucho mejor. El partido se jugó a las 5 de la tarde, a pleno sol, porque los focos del estadio no cumplían las reglas de la AFC, así que os podéis imaginar el infierno que pasamos. Eso unido a los casi diez mil aficionados que con sus tambores no paraban de animar, hacía presagiar una tarde muy muy larga.

Pero, contra todo pronóstico, sobrevivimos, y no solo eso, sino que ganamos 0-2, con autoridad, sorprendiendo a propios y a extraños al liderar nuestro grupo con dos victorias en dos partidos, y colocándonos un poco mas cerca del hito de la clasificación. En verdad el partido no fue sencillo, y el resultado no refleja la diferencia entre los dos equipos, pero un gol justo antes del descanso nos sitúo con ventaja, y en la segunda parte supimos sufrir, defendernos y marcar el segundo cuando quizás menos lo podíamos merecer, pero al final lo que cuenta es el triunfo, la increíble sensación de jugar este tipo de partidos rodeados de un ambiente que parece sacado del cuento de Alí Babá (sin ladrones, todo hay que decirlo) y el paso de gigante dado en esta fase de grupos.

Ahora, en el avión de vuelta a Hong Kong, solo quedan los buenos recuerdos, las ganas tremendas de volver a casa y la satisfacción del deber cumplido tras cinco días eternos en Malasia. Con el deseo de que esto sea solo el principio de una exitosa competición para nuestro equipo, con el sueño de ser capaces, de una vez por todas, de poner el nombre de Hong Kong en el mapa futbolístico de este increíble continente asiático. Y seguiremos soñando.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Sueños intactos

12 de marzo de 2012 a las 20:02

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Lo mejor de los retos, de los sueños, es que permanecen vivos, reales y abordables hasta que llegas a ellos. En el momento en el que las expectativas chocan con la realidad, es fácil sentirse decepcionado. Las miras son muy altas cuando se trata de soñar, pero la competición te pone siempre en tu sitio, y no permite que los sueños de todos se cumplan.

Por eso estoy tan contento estos días. Abordamos en una semana un partido de liga, uno de AFC Cup y las semifinales de copa con el objetivo de hacer pleno de victorias, y con la convicción de la dificultad de la empresa. Acostumbrarse mental y físicamente a jugar cada tres días no es nada sencillo. Jugar un partido sabiendo que tres días después tienes otro de mayor trascendencia y ser capaz de no ceder a la inercia de jugar con el freno de mano puesto es tarea complicada. Por eso me quito el sombrero con los grandes jugadores de primer nivel que se pasan el año jugando miércoles y domingo y su nivel apenas varía. Cuando nos sentamos en un estadio o delante de la tele y esperamos ver siempre la mejor versión de nuestro jugador favorito, no sabemos el trabajo que hay detrás.

Ahora sé que no solo cansa jugar y correr. Es concentrarse lo que más cansa. Prepararte cada dos días para hacer en cada momento lo que debes, concentrarte para recuperar lo antes posible y concentrarte para olvidar todo lo bueno o lo malo que paso en un partido y centrarte en el siguiente. Y la concentración fatiga mucho, en serio.

El caso es que nosotros sobrevivimos a esta primera semana de montaña. Ganamos el partido de liga, debutamos con éxito en la AFC (3-1 al Tampines Rovers de Singapur en un choque inolvidable) y pasamos a la final de copa tras una durísima batalla contra el South China que se tuvo que dirimir en la prórroga (1-4 al final).

Nuestras piernas están cansadas, nuestro ánimo, exultante y nuestros sueños, intactos. Pero esto no para, y los sueños esta semana se enfrentan de nuevo a otra dura prueba. Nuestra próxima estación en liga es el jueves, y el viernes sin tiempo para digerir nada, cogemos un avión (en realidad dos) para llegar a Kuala Terengannu, en la costa este de Malasia, donde nos espera el siguiente partido de la AFC,  un saco lleno de anécdotas y el deseo de seguir soñando.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Por fin, Asia

18 de febrero de 2012 a las 14:05

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Qué lejos queda aquel 6 de mayo en el que ganamos la Liga. Aquel día, el que mas y el que menos, además de disfrutar del momento, tenía en mente que eso abría las puertas a una experiencia inolvidable: jugar una competición continental. Llegó la nueva temporada, y los quehaceres cotidianos fueron alejando de la mente ese objetivo. La Liga ocupó nuestros pensamientos y esfuerzos por completo, pero cada poco, aunque fuese de reojo, la vista se nos iba al calendario, buscando dos fechas. Curiosamente, dos días 6, otra vez. Divina providencia.

La primera, el 6 de febrero. Es la fecha que la Asian Football Confederation puso como límite para recibir en su sede de Kuala Lumpur las listas definitivas de los equipos para disputar el torneo. Era una fecha crítica para todos los extranjeros que jugamos en el Kitchee, porque las reglas dicen que solo tres foráneos pueden estar inscritos para jugar la AFC Cup. No tres cada partido, sino los mismos tres desde el principio de la competición hasta el final. No estar en esa lista significaba que el sueño se escapaba entre los dedos.  Y no es una decisión sencilla para el entrenador. En Liga juegan 4 a la vez, y dos más pueden participar desde el banquillo. En total seis extranjeros, seis compañeros entre los que nos íbamos a disputar tres plazas. Afortunadamente fui uno de los elegidos, pero todos sabemos que este premio no sería posible sin el Chino o Jose, que fueron piezas claves para conquistar la Liga y sin embargo se quedan fuera de la lista, como lo hace Yago, que acaba de aterrizar y que con sus goles nos va a ayudar a acabar el año cumpliendo el mismo objetivo que el pasado: una Liga que nos vuelva a abrir las puertas de Asia.

La segunda fecha marcada en rojo en nuestro calendario es el 6 de Marzo. Ese día se alza el telón de la AFC Cup para el Kitchee. Recibimos en casa al Tampines Rovers de Singapur, un clásico de esta competición. Entonces podremos decir que el sueño se ha hecho realidad. Aunque creemos firmemente que solo es el inicio del camino.  Tras ese partido, jugaremos en Malasia contra el Terengganu. Después doble enfrentamiento con el Song Lam Nghe An vietnamita (Dios mío, que complicado son estos nombres) para visitar Singapur y acabar recibiendo al equipo malayo.

Total: seis partidos; formato Champions, en los que seguro viviremos cosas diferentes e irrepetibles. Seis partidos que nos separan del hecho histórico para Hong Kong de alcanzar los octavos de final y llegar a donde ningún otro equipo de este país lo hizo antes. Ganar el torneo es una quimera, es como si un equipo de San Marino llegase a ganar la Uefa, pero nuestro objetivo es llegar lo más lejos posible, y nunca se puede descartar nada.

El caso es que ya está aquí. Tras mucho tiempo esperándolo, por fin voy a saber lo que se siente cuando la competición traspasa las fronteras, cuando los equipos y las ciudades te resultan desconocidos, cuando, en fin, empiezas a jugar tras haber escuchado la famosa musiquita.

Aquí os dejo el enlace de un partido de la fase de grupos del año pasado:

Imagen de previsualización de YouTube

Y prometo ir contando día a día, para el que quiera leerlas, las historias que este apasionante y exótico torneo nos vaya deparando. Estáis todos invitados.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net