Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Archivo para ‘Crónicas’ categoría

Un Deportivo heroico contiene el empuje del Madrid

27 de febrero de 2011 a las 17:44

[La crónica del Dépor 0-Real Madrid 0, que duró apenas unas horas en la web…]

Con un sufrimiento al borde de la fibrilación, el Deportivo de La Coruña sacó un valioso empate ante el Real Madrid, borró la afrenta de la goleada del Bernabéu (6-1) y frustró a un rival que se deja muchas opciones de ganar la Liga en Riazor. El equipo blanquiazul resistió con un esfuerzo al borde del ahogo el empuje de los blancos, que pusieron todo lo que tenían en el campo. No fue suficiente ante las paradas de Aranzubía, las necesarias dosis de fortuna y un trabajo colectivo que emocionó al deportivismo que llenó el estadio.

Sin tirar a Casillas, con apenas dos acercamientos a la portería contraria pero con la solidez de las mejores noches y las justas gotitas de suerte (dos tiros al palo, uno de ellos rebotando después en Aranzubía pero saliendo a córner) el Dépor no logró el triunfo que, según Lotina, le supondría la salvación. Pero vio reforzada su autoestima y su vínculo con la afición, que atestiguó el sacrificio de los jugadores. Un puntito pero un gran paso para afrontar lo que queda.

No importó que Mourinho usase todo el arsenal. Acabó con Adebayor, Benzema, Özil, Cristiano Ronaldo y Di María en el campo. Prescindió de un defensa para volcarse sobre el área de Aranzubía. Además de los dos postes, encontró al menos tres paradas de enorme mérito a cargo del riojano. Abusó por el costadode un Morel retratado en cada carrera con un jugador de blanco. Pero no hubo forma. Con Lopo colosal al corte y con Laure hiperactivo y opositando a la titularidad, la defensa se sostuvo ante la avalancha.

Fue lo que le quedó al Dépor. El repliegue con todo y con todos. Las ayudas constantes de Antonio Tomás y sobre todo Rubén Pérez. La ayuda en la salida de Guardado, recuperado pero justo de fondo, un alivio para un equipo escaso de opciones para salir de la jaula. Los de Lotina hicieron 20 minutos de tú a tú con el Madrid. Laure percutía por la banda derecha, donde apareció por sorpresa Guardado. Tiraron un par de centros sin remate. Juan Rodríguez hacía un gran esfuerzo para tapar la salida del balón y tratar de llegar al área. Pero pronto se le hizo el partido demasiado largo al Dépor, con problemas en el repliegue cuando el Madrid salía rápido o cuando aparecía Özil, el que más luces tenía. El Madrid empezó a tomar el control pero no asustaba. Los tiros de media distancia eran su principal arma (Kaká, Özil), mientras que Ramos desperdició un balón suelto en el área y a Ronaldo le anularon un gol por fuera de juego.

El primer tiempo dejó la sensación de que un gol madridista sería inevitable si las cosas seguían igual. El Dépor no inquietaba a Casillas, perdido Sand en el juego de perseguir el balón largo, demasiado lento para eso, llegando medio segundo tarde a los centros peligrosos de Morel primero y Guardado después. Lotina empezó a refrescar a sus piezas para aguantar el tirón, porque el Madrid se volcó sobre Aranzubía. El héroe de Almería respondió con paradas dignas del titular del área contraria. A falta de Cristiano, al remate a bocajarro de Adebayor, a tiro de Di María, en todos los balones aéreos. El Madrid se partió con los cambios, perdió el control del centro del campo y el Dépor hasta dio la sensación de que una contra fugaz podría montar el gran lío. Pero el cansancio fue demasiado. Bastó con aguantar y celebrar un punto tan milagroso como esperanzador.

Crónicas, Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El Dépor es un pelele en manos del Getafe

6 de febrero de 2011 a las 11:06

[Crónica del 4-1 publicada ayer en la web]

El Deportivo de La Coruña llevó la fiesta al Coliseum Alfonso Pérez. Pocas veces la escasa afición del Getafe disfrutó de un 3-0 al descanso y la certeza de que el resultado difícilmente sería volteado por un rival que fue un pelele en manos de los azulones. A pesar de la blandura del equipo de Míchel, que siempre concede ocasiones al rival para hacerle daño, lo único en que el Dépor fue superior al rival fue en las facilidades que ofreció. Los tres goles al descanso vinieron de graves errores generados en el centro del campo y que los tres centrales fueron impotentes para frenar.

Colunga aprovechó dos jugadas calcadas para romper el partido a los 25 minutos. Dos cabalgadas del revoltoso delantero, una tras un saque del portero y otra tras pérdida deportivista en la zona ancha, que cogían a los tres centrales demasiado adelantados, e incapaces de recular con la suficiente velocidad. Miku sentenciaba con otra jugada idéntica antes del descanso. Un castigo duro para un Dépor sin presión, que no robaba la pelota, y sin presencia en el centro del campo, donde Rubén Pérez no existió (bien vigilado por los delanteros del Getafe para tapar la salida de pelota a través del andaluz) y Juan Domínguez sufre en su posición al lado del pivote defensivo.

A pesar de sus problemas, el Deportivo tuvo chances para mitigar el daño. Porque el Getafe no es un equipo insistente en su presión, ni especialmente fuerte en defensa. Taponó el centro del campo coruñés, pero no ahogó al Dépor, que cuando tenía la pelota podía jugarla sin estrecheces. A los 4 minutos Lassad remataba a las manos de Ustari tras una buena jugada de Laure. Adrián cabeceaba flojito un centro desde la izquierda, y tras dos buenas llegadas por banda derecha consecutiva (Laure, posiblemente, el más activo de los blanzquiazules), Colotto remataba alto un saque de esquina. Cuando el marcador ya reflejaba un 2-0, Lassad vio como le anulaban un gol por fuera de juego.

El Dépor no tuvo los recursos, la suerte o el acierto para hacer lo que el Getafe: aprovechar las facilidades del rival. Incapaz de frenar la sangría desde su centro del campo al corazón de su defensa (adelantada y con problemas en el fuera de juego), sufría con cada contragolpe. La segunda parte no prometía más emociones, a pesar de la entrada en el campo de Riki, que encontró el palo en su primera pelota. Pedro Ríos ampliaba la renta del Getafe con un extraño remate ante la mirada de la zaga coruñesa, y Miku y el propio Ríos perdonaban más goles delante de Aranzbubía.

Valerón saltó al campo con un 4-0 en contra y le dio a Xisco el pase que forzó el penalti del 4-1. El balear (el único de los fichajes de invierno que vio tiempo de juego) caía ante un rival, sobre la línea que delimita el área, en su primera intervención, y Riki marcaba. La única buena noticia de un partido que tuvo 25 minutos finales de trámite, con un Dépor intentando maquillar lo difícilmente disimulable: una dura derrota que vuelve a acercar los puestos de descenso.

Crónicas, Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El rojiblanco que importa es el Sporting

12 de diciembre de 2010 a las 0:03

Es la única conclusión que saco del partido del Dépor en el Calderón. Llegó un momento de la noche en que preferí pensar en cuántos jugadores al borde de la suspensión tiene el equipo de Gijón, y en lesionados que puedan perderse el choque de Riazor. Así que estreno aquí una sugerencia de @bebetinho: plasmar en el blog las crónicas que pueda salvar de la rapidez de subida a la web.

2-0: El Deportivo se borra en el Calderón

El Atlético de Madrid saca provecho de una paupérrima primera parte de los coruñeses, que no tiraron a puerta.

Como en Santander, el Deportivo de La Coruña volvió a mostrar su cara más deprimente. Permeable en defensa pese a sus siete jugadores fijos por detrás del balón, desaparecido en ataque tras completar 90 minutos sin chutar a portería, el equipo blanquiazul sucumbió en el Calderón ante un Atlético de Madrid que se limitó a aprovechar las tremendas facilidades que le ofreció el rival, sobre todo en el primer tiempo. Ni el penalti parado por Aranzubía ni el cambio de sistema tras el paso por los vestuarios varió el rumbo de un partido sentenciado al descanso, más por sensación de impotencia visitante que por la contundencia del marcador.

Los colchoneros salieron a por el partido y el Dépor se dejó la intensidad en el vestuario. No le agitó ni siquiera la emotividad del reencuentro con Filipe Luis, titular contra pronóstico y que vivió una de las noches más plácidas de su carrera. Si su faceta defensiva hace que Quique Sánchez Flores titubeé con el brasileño, el duelo con el Dépor no le servirá para medirle. Sin tiempo a probar la titularidad de Lassad en punta, ni la pareja Antonio Tomás-Juan Rodríguez en el centro, el Atleti abusó de Seoane y apuró en sacar del partido a los coruñeses. Aranzubía se vistió de santo al detener a Forlán un penalti que él cometió sobre Agüero. Ni eso evitó la debacle. Poco después, Agüero aprovechó un error arbitral para marcar de manera brillante el 1-0. Miró en dos ocasiones al juez de línea, sin creerse que no señalase fuera de juego. Luego, no perdonó el regalo.

A los 16 minutos Juan Rodríguez galopó hasta el área y chutó. Un tiro rechazado a córner, que fue lo más parecido a una ocasión. Antes del descanso, Urreta controlaría mal un centro al área de Saúl. Hasta ahí llegó el pobre bagaje del Dépor en ataque. Aranzubía evitaba el gol de falta de Forlán, pero poco pudo hacer cuando Agüero, tras una pared con Raúl García, se plantaba solo en el área. El Kun completaba su brillante actuación y dejaba el partido finiquitado.

El Dépor sufrió cuando el argentino y Reyes buscaban los espacios entre los carrileros y los tres centrales. Una situación que no supo descifrar el Deportivo, ni evitar con el trabajo casi anónimo de sus dos mediocentros. Añádase la distancia sideral que tienen que recorrer para ambos lados Saúl y Urreta, y la ecuación queda completa. Lotina movió ficha en el segundo tiempo, introdujo a Juan Domínguez por Aythami y recuperó el 4-2-3-1. Luego tiró de Adrián y jugó con dos delanteros. El Dépor tuvo más la pelota con la connivencia del Atleti, que sesteó. Pero De Gea no estrenó sus guantes y Agüero perdonó incluso el tercero sobre el minuto 90. Toca pensar en otro rival rojiblanco de mayor trascendencia, el Sporting de Gijón la próxima semana.

Crónicas, Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net