Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Archivo para ‘Baloncesto español’ categoría

La publicidad, Adrián, Dioni, Abalo y Serbia

7 de septiembre de 2010 a las 11:42

He ido a un hospital de visita y, en consecuencia, estoy enfermo. En pleno delirio de ibuprofeno, me he dado cuenta de que llevo sin escribir una semana, y me he cogido a mí mismo de la pechera y me he forzado a poner algo, de cuya coherencia no estoy muy convencido.

-El fútbol, al menos en Europa, es una institución (a falta de una palabra más precisa para abarcar su signficado) muy tradicional y ligada a sentimientos casi ancestrales. Por eso su necesaria vertiente empresarial muchas veces se da de bruces contra una realidad intangible que le hace fracasar. Es el caso de la iniciativa de la LFP de premiar la celebración de gol más original. Este verano Internet ha visto con curiosidad de espectador de zoológico cómo unos futbolistas islandeses se devanaban los sesos por ser estrellas más en YouTube que en el campo. Al respecto de la propuesta de la LFP, no tengo nada más que decir que lo que se afirma aquí. Y añado: el patrocinio del concurso viene de la misma empresa que provocó que al último fichaje del Pontevedra lo presentaran en un restaurante de comida rápida y con la camiseta, no de su equipo, sino de la marca de hamburguesas. Son cosas que chocan con las tradiciones futboleras de toda la vida. Y con el buen gusto también.

-Sobre el estreno liguero del Dépor, ya tan lejano en el tiempo, me quedé con un detalle que pude apreciar por mi rara oportunidad de presenciar un partido en Riazor estrenando mi butaca de socio. Adrián tuvo uno de sus días de Curro Romero pasado por un matiz melancólico. Cayó con sentido hacia la banda derecha donde sus mejores socios, Urreta y Míchel, dejaron detallitos de buen gusto, combinaciones rápidas y con sentido. Luego se arrancó con dos regates vertiginosos en la línea de fondo, hacia el interior del área, y un chut que Leo Franco despejó con dudas al interior del área. Más tarde, entró en modo tristón, con una novedad: Se pegó dos o tres carreras furibundas en busca de balones imposibles, presionando a los zagueros y portero maños, casi siempre con escaso resultado. Levantó los aplausos de la grada. Cuando fue sustituido en el segundo tiempo, minutos después de haber tocado su último balón, la tribuna se puso en pie para saludar su esfuerzo. Había hecho lo mismo o menos que en otros partidos, pero salió ovacionado. Son las cosas que a veces no entiendo de esto del fútbol.

-Sé que es tan injusto y fútil que no merece la pena ni ponerlo, pero Dioni marcó el otro día contra el Vecindario un buen gol de delantero que se puede ver al final de este vídeo. Por cierto, un jugador canario casi marca un gol desde el medio del campo que también merece ser visto:

Imagen de previsualización de YouTube

-El Celta jugó ya dos partidos de Liga: en el segundo marcó en 25 minutos tres goles con toda la efectividad que le faltó en el primero. Ambos encuentros estuvieron protagonizados por un futbolista: Dani Abalo. El extremo ha arrancado la temporada sacudiéndose la zozobra de la época Eusebio. Apuntaba a jugador de Primera y sobrado, pero entró en una escalada de irregularidad propia e impuesta: titular, suplente, grada, suplente, titular, mal partido, regular partido, alguno bueno. Recién cumplidos los 23 años, esperemos su confirmación. Él reconoce que tenía mucho que mejorar. El talento efervescente de Iago Aspas (para lo bueno y para lo malo) le hizo ocupar un segundo plano en el escalafón celeste. Ha comenzado la temporada reclamando sus galones.

-Por último, el baloncesto. He estado bastante desconectado del Mundial de Turquía. El juego de España tampoco ha ayudado mucho. No he podido ver el cruce de octavos con Grecia, pero las sensaciones que transmiten las crónicas fueron mejores. España tiene un problema soterrado que es el físico. Muchos de sus puntales están limitados en su capacidad atlética o con molestias puntuales que mitigan su impacto. Más allá de la ausencia de Pau Gasol o problemas de esquema. El tiempo dirá si España se queda lejos de sus objetivos o se convierte en uno de esos equipos-Rocky, que se dejan golpear al inicio de la peli para luego remontar contra pronóstico (¿?) y dejar al rival con cara de tonto por haberse confiado. De Serbia preocupan muchas cosas. Son un año mayores que los que perdieron la final del Europeo, tienen los triples de Tripkovic (qué haría sin los chicos de Jugones, que me avisan de que no está en el Mundial…), la fuerza de Perovic, el genio de Teodosic, el lanzamiento de sillas de Krstic… Un gran equipo, pero España tiene que ganarse el derecho a la única derrota que no se consideraría un fracaso: la de Estados Unidos en la final.

Baloncesto español, Celta, Deportivo, General
Escrito por Miguel Piñeiro 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La movilización del obradoirismo

25 de mayo de 2010 a las 7:17

La temporada del Obradoiro dejó muchos momentos memorables, el desagradable despertar a modo de crisis interna y la dulce despedida de la ACB en medio de un ambiente emocionante y de gratitud. Gratitud de los jugadores y también de la afición, que se enganchó al baloncesto en Santiago como pocos podían esperar.

Quizás ése haya sido el gran premio de la aventura del Xacobeo Blu:sens. El descubrimiento de una masa social fiel, abundante, de nuevo cuño. La prueba definitiva es la plataforma Somos 6.000, una organización de seguidores del Obra que decidieron trascender las gradas del Sar para movilizar a la sociedad civil compostelana e impedir que el baloncesto se convierta en otra aventura efímera deportiva en la ciudad.

En un contexto de elecciones y de conversión en Sociedad Anónima Deportiva, con la incertidumbre de qué pasará con los patrocinadores (sobre todo Xacobeo, y también con la crisis que se está desatando en la marca Mexillón de Galicia), la aparición de un grupo de fans dispuestos a montar barullo para movilizarse por su club tiene pocos precedentes. Por eso le pedí a una de sus portavoces, Celia Quintáns, que me lo explicase:

Somos 6.000 se fijó sus “primeros objetivos” en “los medios de comunicación”, para “dejarse ver y visualizar el potencial de la afición” en el proceso de luchar por el asentamiento del club a pesar del descenso. “Ya hay empresas colaboradoras, que comunicaron la intención de comprar acciones y apoyar al Obradoiro. Otras nos proponen medidas para llegar a la gente”, asegura Celia. Una consecuencia del ambiente que se generó en el Sar, y que la plataforma pretende que no se quede allí estanco, en las gradas, donde se vivieron sensaciones mágicas y contagiosas:

La campaña ha implicado a conocidos actores, periodistas e incluso jugadores de la plantilla, colgando vídeos en YouTube y movilizándose a través de Facebook y de Twitter. Una afición que hace unos pocos meses apenas existía y ahora adquiere una consciencia lo suficientemente madura como para luchar por su club. ¿Hay alguien detrás? Ellos lo niegan con rotundidad. Posiblemente, la afición es lo mejor que le pasó al Obradoiro. Ahora hay que cuidarla.

Baloncesto español, General
Escrito por Miguel Piñeiro 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Hettsheimeir: «Sin lesiones, el Obradoiro se habría salvado»

5 de mayo de 2010 a las 16:29

De los 21 jugadores que vistieron la camiseta del Obradoiro esta temporada, en el top 5 de preferencias de los aficionados compostelanos difícilmente podría faltar Rafael Hettsheimeir. Protagonizó mejor que nadie el sueño que vivió el club en la primera parte de la Liga: como el equipo venía casi de la nada, lesionado, para rellenar un hueco, y de la noche al día se convirtió en un pívot temible que alcanzó un MVP de la 13ª jornada. Luego se lesionó, regresó a Zaragoza y con su ausencia se inició la cuesta abajo que se hizo inevitable.

Desde la capital maña, Hettsheimer suena relajado. Está en pleno trabajo de rehabilitación de su maltrecha rodilla, la lesionada en el menisco antes del duelo contra el Barcelona en el Palau. Esperó a final de temporada para pasar por el quirófano. «Jugué los 8 partidos con el CAI con molestias. Tenía el menisco roto… Me costaba un poco, pero siempre tuve esa molestia en el tramo final. Sobre todo al realizar ciertos movimientos». Nadie lo diría viendo sus números. Rafael le dio un plus al CAI con sus casi 10 puntos y 7 rebotes en 18 minutos para lograr el esperadísimo ascenso en Zaragoza: «Fue una fiesta muy guapa. La gente llevaba muchos años aguardando».

Lo que también se esperaba era el descenso del Obradoiro. «No pude ver el último partido, pero fue una putada. Descender después del trabajo de 20 años… Pasaron muchas cosas durante la temporada, se hizo muy difícil para un club como éste», dice, aunque no quiso mojarse sobre la naturaleza de esas «cosas». Lo que sí deja claro desde su casa de Zaragoza es que «sin lesiones, se salvarían seguro». «Pasaron por Santiago muchos jugadores que no tuvieron tiempo de encajar, se lesionaron jugadores importantes…», dice Hettsheimeir, que, a la pregunta de si el Obra habría logrado la permanencia con Rafa, sólo responde con una sonora carcajada.

La pareja que el sorprendente brasileño del padrenuestro tatuado formaba con Marc Jackson cimentó los mejores momentos de baloncesto del Obradoiro y encandiló a la afición. Pusieron buena parte para hacer creer que la permanencia era posible. Él lo resume así: «Los partidos que no se podían ganar se ganaron, y los que había que ganar se perdieron». Y sobre el cariño de la afición, Hettsheimeir reconoce que el golpe es duro, pero pide que sigan: «Es una putada el descenso, pero no tienen que desanimarse. Son unos grandes seguidores, todo el mundo lo ha visto, viven el baloncesto a flor de piel. Les agradezco todo el cariño que me dieron cuando me fui. Van a disfrutar de su equipo en LEB Oro y a ver si empujan para que suban».

Reconoce que habló con Maxi Stanic y con Tuki hace poco y envió mensajes de apoyo tras la derrota contra el Gran Canaria, muy en contacto con sus ex compañeros. Rafael dice que «ahora sólo preocupa» la recuperación de la rodilla y no quiere desvelar su futuro, ya que aún no es seguro que continúe en Zaragoza. ¿Pasará por Santiago ahora que está de vacaciones? «Por ahora estaré dos o tres semanas trabajando la rehabilitación. Luego consultaré con mi novia para volver. Quiero ver si sale el sol en Santiago. Y también volver a comer una taza de caldo gallego». Estuvo aquí apenas 4 meses, pero es tan gallego que toma caldo cuando le apetece…

Baloncesto español
Escrito por Miguel Piñeiro 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El alivio del Obradoiro

2 de mayo de 2010 a las 18:44

La consumación del descenso del Obradoiro no fue el funeral que esperaba. Tras la derrota ante el Gran Canaria, el equipo santiagués era ya oficialmente equipo de LEB Oro. Pero lo que hace el poder de la mentalización: no hubo muchas lágrimas, al menos en público, ni hubo grandes dramas. Todos lo tenían asumido, la agonía había durado demasiado.

Diría que en el rostro de algunos jugadores, mientras se hacían fotos con quienes le agradecían el último esfuerzo, o atendían a los periodistas a la salida del Sar, había cierto alivio. Se acabaron los titulares de prensa especulando con “Esta jornada puede ser” o los cálculos milagrosos de última hora. Para los jugadores, no queda más por hacer salvo lo que dijo Stanic: se merecen una victoria para sacarse el sabor amargo de la relegación.

Escribía al principio de temporada que era un año de ganar o ganar para el Obradoiro. Se creó una afición de 6.000 fieles, la reparación del daño causado hace 20 años permitió saltarse varios escalones para construir un club profesional, las exigencias deportivas no eran una opción. Sobre todo, porque las lesiones trastocaron todos los planes posibles en la cancha. Se atrajo a gente de toda Galicia, a pesar de los celos en determinados sectores de Lugo y Ourense. Pero al final, la sensación que queda no puede ser buena.

Los pocos reproches de la afición del Sar tras el partido contra el Gran Canaria fueron al entrenador, Curro Segura. Puede tener su parte de culpa, sin embargo, lo que pasó a nivel institucional durante la temporada oscurece todo lo demás. Fuera la razón de quien fuera, la imagen quedó demasiado dañada. La paz se quebrantó y el despertar del sueño fue traumático. Las dudas, las tensiones, las divisiones internas… El fin de temporada debería llevar a una reflexión sobre cómo afrontar el próximo reto: afianzar el Obra. Este descenso entraba en los planes, pero otra tormenta como ésta y la LEB Oro también pasará por delante.

La primera vuelta quizás fue un exceso. A una victoria de la Copa del Rey, tumbando al Real Madrid, asombrando a la Liga contra el Joventut. Una pena. El Obradoiro estuvo tan, tan cerca de ser más de lo que jamás había soñado…

Imagen de previsualización de YouTube Baloncesto español
Escrito por Miguel Piñeiro 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Gastroenteritis

15 de marzo de 2010 a las 10:43

Solía mostrar una muestra de desconfianza e incredulidad cuando un futbolista se quedaba en casa antes de un partido o se perdía unos días de entrenamiento por culpa de una gastroenteritis. Pensaba para mí que era una excusa fácil para borrarse de algo, producto de una digestión pesada o de una mala noche. Después de pasar un episodio agudo de gastroenteritis este fin de semana, me creo a pie juntillas cualquier cosa. Si el cuerpo de un deportista de élite se resiente después de intimar con el váter, con mayor razón el mío, para el que cruzar el pasillo de mi casa se convierte en una odisea.

Lejos de daros más pena, os dejo tres datos más para que no confiéis en mí a la hora de hacer pronósticos. Es algo que tengo abandonado y a los hechos me remito: el Celta gana fuera de casa dos meses y medio después, Iago Aspas vuelve a ver puerta después de hacerlo por última vez en diciembre, el Obradoiro vuelve a vencer rompiendo una racha de 8 derrotas consecutivas y recupera el aliento, y Adrián marca con el Dépor una eternidad después. Por el bien de todos estoy dispuesto a quedarme otro fin de semana en casa. Si puedo prescindir del suero, mejor.

Baloncesto español, Celta, Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Obradoiro: contra los elementos

10 de marzo de 2010 a las 19:12

Alguien debería escribir un libro sobre la temporada del Obradoiro. Luchas intestinas, milagros y miserias deportivas, drama dentro y fuera de la pista, historia de amor apasionada (para lo bueno y quizás para lo malo) con 6.000 personas. La montaña rusa emocional del 20 años esperado estreno en la ACB llega a su bucle más peligroso, del que puede caer en la parte más alta de la elipse o del que puede salir victorioso para llegar al final del viaje con una sonrisa de satisfacción gigantesca.

El Obradoiro se ha deshecho de la parte profesional de la directiva, con bombo y platillo (Juane)  y también con sigilo (Alberto Blanco). Los únicos comentarios que llegaron a la web tras la derrota de Madrid pedían la cabeza de Curro Segura. Ha sufrido lo que Bulfoni (veterano de larga carrera a sus espaldas) no había visto jamás, una plaga de lesiones que dejó cuerpos por el camino y que mermó a todos los que quedaron menos a tres (Djedovic, Tuky y Terry), los únicos que disputaron todos los partidos. La duda pende de un Stanic al límite de sus resistencia física desde hace semanas (llegó a jugar infiltrado). Ve con ojos celosotes cómo Hettsheimeir, en su segundo partido con el CAI Zaragoza, producía los números que le encumbraron en Santiago y recordaba los tiempos en los que el equipo (ay) tenía un juego interior potente.

El equipo santiagués está inmerso en la peor racha de la presente temporada en la Liga ACB. Ningún otro club ha perdido 8 partidos seguidos. Ni siquiera el Murcia. Lo que más se le parece fueron las 7 derrotas que llegaron a acumular de manera consecutiva Fuenlabrada y el rival del domingo, Lagun Aro. Un partido de infarto, al que la afición va a responder con una nueva demostración de corazón: la iniciativa de llevar ropa blanca en las gradas, al estilo de lo que se lleva en los pabellones universitarios estadounidenses, para crear una nueva marea de apoyo al equipo.

El Obra se ha reestructurado por dentro y por fuera. Hay dos constantes, sin embargo: la entrega de la plantilla por encima muchas veces de sus posibilidades, y el apoyo incondicional de la grada. Todos están juntos en esto, y lucharán por sacarlo adelante sea como sea, como grita Reznor en la canción con la yugular latente.

Imagen de previsualización de YouTube Baloncesto español, Música
Escrito por Miguel Piñeiro 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net