Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

El Deportivo de Oltra: el precio del riesgo

3 de Diciembre de 2012 a las 17:11

Pocas veces un cambio dio tanto que hablar. Oltra introdujo a Bodipo, un movimiento que ya por sí solo puede generar controversia. Lo hizo para relevar a un defensa y acusar el perfil ofensivo de un Deportivo que, sin embargo, acabó perdiendo. Restalló Riazor en retirada después del 2-3, porque muchos señalaron al banquillo: la osadía costó cara, argumentaban no pocos aficionados.

Oltra lleva casi año y medio al frente del Deportivo. Desde que puso un pie en las oficinas del club, consciente o inconscientemente, se apropió de un discurso que repite como un mantra, casualmente (o no) opuesto en filosofía, tono y resonancia entre los aficionados al que manejaba su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Lotina. Hay un porcentaje muy alto de comparecencias públicas de Oltra que se pueden resumir con una nube de palabras: modelo, estilo, valiente, atrevido… Se incluyen variantes aquí y allá, como aludir a condicionantes cuando los errores arbitrales perjudican al Dépor, pero básicamente es eso.

Muchos aficionados, quizás la gran mayoría, están muy agradecidos a Oltra. Además de batir récords camino de regreso a Primera, valoran acudir a Riazor cada 15 días y, sea cual sea el resultado, disfrutar de un espectáculo, en lugar de aburrirse como en otras épocas. Que ese espectáculo muchas veces sea un partido de ida y vuelta con mucho riesgo es casi lo de menos. Lo era en Segunda cuando casi siempre se ganaba y lo sigue siendo ahora en Primera. No hay ajustes. No hay matices, porque cuando se hacen el equipo duda entre abrigarse y lanzarse y entonces la cosa es todavía peor.

De ahí que me resulte cuanto menos sorprendente que después de la dolorosa derrota ante el Betis, se dude de Oltra como entrenador, sus métodos o su capacidad para sacar al Dépor de la situación. Lo que hizo contra el Betis es lo que ha hecho en otras muchas ocasiones. Su decisión de partir el equipo con tiempo por delante, de apostarlo todo a un cambio ultradefensivo a riesgo de recibir una contra fulminante fue una constante en el periplo en Segunda (sobre todo, en el arranque de temporada cuando la cosa iba tendiendo a mal). Han cambiado dos cosas: la categoría de los rivales y los resultados.

El Dépor concede muchos goles y necesita más tantos que nadie para sumar sus escasos puntos. El ruido alrededor de la fragilidad defensiva del equipo estaba ahí mucho antes de que Roderick cediese su puesto a Bodipo y de que Campbell marcara el gol de su vida. Ese es otro debate. Pero Oltra simplemente hizo un cambio que lleva haciendo siempre que tiene ocasión. Posiblemente lo que más me choca de la crítica es que revela lo fácil que se vacían de contenido los discursos que una hora antes son blandidos como banderas. Sobre todo si la necesidad aprieta. Es el alto precio del riesgo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net