Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Abel Aguilar como síntoma

27 de agosto de 2012 a las 11:10

Fue tan claro y meridiano lo que le sucedió al Deportivo, para bien y para mal, en su tobogán de partido en Mestalla que los análisis de lo ocurrido se hacen solos. Un equipo con tanto vértigo en los últimos 20 metros como el que tiene para defender en los primeros 20. Sacó adelante el partido ante el Valencia con una mezcla de pundonor, talento, fe, un punto de agresividad para tapar los defectos defensivos y el olfato para percibir el inexplicable acogotamiento del rival.

Pocos síntomas mejores de todo ello que la figura de Abel Aguilar, autor de dos goles decisivos, más propios de un delantero ratonero que del centrocampista de más cariz defensivo del equipo. Así es este Dépor, en el que el jugador llamado a corregir los desmanes de Evaldo en auxilio de la defensa se convierte en insospechado goleador. ¿Insospechado? Bueno, relativamene. Abel Aguilar ha marcado 22 goles en sus 181 partidos de Liga en España. La cifra no es desdeñable para un teórico volante defensivo. Explotó su llegada como nunca antes en el Hércules de la temporada 2008/2009, cuando el gallego Juan Carlos Mandiá le pidió llegar al área rival.

Aguilar, que está llamado a aportar, junto a Marchena, solidez y carácter a un nuevo proyecto plagado de promesa, se convirtió así en un síntoma de las virtudes y defectos que el Dépor mostró en Mestalla. Al lado de Juan Domínguez se supone que el colombiano es el ancla, pero acaba marcando dos goles decisivos. El ímpetu de Aguilar es el del equipo, optimista y confiado en sus posibilidades hacia el área rival, pero vulnerable cuando tiene que mirar por el retrovisor. Suplió el Dépor sus carencias con un plus de agresividad en el segundo tiempo, un paso adelante que le sirvió para no sufrir tanto atrás y ante el que el Valencia tembló de manera un tanto incomprensible, a no ser que de la noche a la mañana Gago sea tan determinante como para desmontar a su equipo con otra de sus lesiones.

Aguilar, que ya había marcado en Mestalla en el 2009 cuando jugaba para el Zaragoza, estaba en el mismo escenario cuando empujó con olfato goleador los dos barullos en el área del Valencia y cuando Tino Costa tuvo todo el tiempo del mundo para iniciar la jugada del 2-0. Fue un síntoma de lo bueno y lo malo, de lo que desata la ilusión sobre las virtudes del Dépor y de lo que obliga, al mismo tiempo, a esperar y mantener los pies en el suelo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Una respuesta a “Abel Aguilar como síntoma”

César
agosto 27th, 2012 a las 14:49

Abel Agullar el MAURO SILVA colombiano CON GOL….es y será el jugador revelación de este año en el DEPOR, ya lo veréis.

Un saludo.

[Responder]

 

Deja tu comentario