Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Malasia, tierra conquistada

26 de marzo de 2012 a las 16:49

[Nueva entrega de Dani Cancela en su aventura en el fútbol de Hong Kong]

Jugar la AFC Cup te permite descubrir tu ignorancia. Asia es un continente tan extenso y variopinto que es imposible imaginar todas las peculiaridades que lo conforman. Uno llega, vive en Hong Kong un rato y se hace la idea de que toda Asia está llena de gente con los ojos achinados, tez amarilla y seguidores de Buda. Pero nada mas lejos de la realidad, Malasia, por ejemplo,es un país musulmán, con hombres de rasgos más bien hindúes y mujeres de insospechado aspecto mas allá de sus grandes pañuelos (y algún burka), y en el que hace un calor horrible.

Y aquí vinimos a jugar, a Kuala Terengganu. Es una pequeña ciudad de la costa este de Malasia, bueno, más bien una aldea grande, llena de espacios abiertos y casitas bajas entre palmeras, con una tranquilidad alterada solo de vez en cuando por la llamada a la oración del imán de cada una de las múltiples mezquitas de la ciudad. Nada que ver con la imagen que tenemos de modernidad de Kuala Lumpur, sus torres Petronas y su Fórmula 1.

Aquí nos trajo la AFC Cup para descubrir las peculiaridades de este torneo. Que sea el equivalente a la UEFA significa que es la versión asiática del segundo torneo de clubes mas importante de Europa. Pero los parecidos terminan ahí. Esto no deja de ser Asia, y así como en muchas cosas tenemos que aprender de ellos, en fútbol y sobre todo en infraestructuras, queda mucho camino por recorrer.

El campo de entrenamiento que nos cedieron era tal desastre que ni entrenar pudimos, y el campo donde jugamos no era mucho mejor. El partido se jugó a las 5 de la tarde, a pleno sol, porque los focos del estadio no cumplían las reglas de la AFC, así que os podéis imaginar el infierno que pasamos. Eso unido a los casi diez mil aficionados que con sus tambores no paraban de animar, hacía presagiar una tarde muy muy larga.

Pero, contra todo pronóstico, sobrevivimos, y no solo eso, sino que ganamos 0-2, con autoridad, sorprendiendo a propios y a extraños al liderar nuestro grupo con dos victorias en dos partidos, y colocándonos un poco mas cerca del hito de la clasificación. En verdad el partido no fue sencillo, y el resultado no refleja la diferencia entre los dos equipos, pero un gol justo antes del descanso nos sitúo con ventaja, y en la segunda parte supimos sufrir, defendernos y marcar el segundo cuando quizás menos lo podíamos merecer, pero al final lo que cuenta es el triunfo, la increíble sensación de jugar este tipo de partidos rodeados de un ambiente que parece sacado del cuento de Alí Babá (sin ladrones, todo hay que decirlo) y el paso de gigante dado en esta fase de grupos.

Ahora, en el avión de vuelta a Hong Kong, solo quedan los buenos recuerdos, las ganas tremendas de volver a casa y la satisfacción del deber cumplido tras cinco días eternos en Malasia. Con el deseo de que esto sea solo el principio de una exitosa competición para nuestro equipo, con el sueño de ser capaces, de una vez por todas, de poner el nombre de Hong Kong en el mapa futbolístico de este increíble continente asiático. Y seguiremos soñando.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Sueños intactos

12 de marzo de 2012 a las 20:02

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Lo mejor de los retos, de los sueños, es que permanecen vivos, reales y abordables hasta que llegas a ellos. En el momento en el que las expectativas chocan con la realidad, es fácil sentirse decepcionado. Las miras son muy altas cuando se trata de soñar, pero la competición te pone siempre en tu sitio, y no permite que los sueños de todos se cumplan.

Por eso estoy tan contento estos días. Abordamos en una semana un partido de liga, uno de AFC Cup y las semifinales de copa con el objetivo de hacer pleno de victorias, y con la convicción de la dificultad de la empresa. Acostumbrarse mental y físicamente a jugar cada tres días no es nada sencillo. Jugar un partido sabiendo que tres días después tienes otro de mayor trascendencia y ser capaz de no ceder a la inercia de jugar con el freno de mano puesto es tarea complicada. Por eso me quito el sombrero con los grandes jugadores de primer nivel que se pasan el año jugando miércoles y domingo y su nivel apenas varía. Cuando nos sentamos en un estadio o delante de la tele y esperamos ver siempre la mejor versión de nuestro jugador favorito, no sabemos el trabajo que hay detrás.

Ahora sé que no solo cansa jugar y correr. Es concentrarse lo que más cansa. Prepararte cada dos días para hacer en cada momento lo que debes, concentrarte para recuperar lo antes posible y concentrarte para olvidar todo lo bueno o lo malo que paso en un partido y centrarte en el siguiente. Y la concentración fatiga mucho, en serio.

El caso es que nosotros sobrevivimos a esta primera semana de montaña. Ganamos el partido de liga, debutamos con éxito en la AFC (3-1 al Tampines Rovers de Singapur en un choque inolvidable) y pasamos a la final de copa tras una durísima batalla contra el South China que se tuvo que dirimir en la prórroga (1-4 al final).

Nuestras piernas están cansadas, nuestro ánimo, exultante y nuestros sueños, intactos. Pero esto no para, y los sueños esta semana se enfrentan de nuevo a otra dura prueba. Nuestra próxima estación en liga es el jueves, y el viernes sin tiempo para digerir nada, cogemos un avión (en realidad dos) para llegar a Kuala Terengannu, en la costa este de Malasia, donde nos espera el siguiente partido de la AFC,  un saco lleno de anécdotas y el deseo de seguir soñando.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La hora de los actores secundarios

11 de marzo de 2012 a las 12:08

Hay pocas cosas que hayan mejorado más en la temporada del Dépor que su fiabilidad fuera de casa. De ser una feria en la que las sorpresas estaban al orden del día, el equipo de Oltra se ha convertido en una seria amenaza como visitante, capaz de imponer por las buenas o las menos buenas la ley de un equipo candidato al ascenso directo. Sus 23 puntos no son los mejores de la categoría pero le sirven para ser primero. Partidos como el de Guadalajara, locos, sin demasiado control ni fútbol, se hubiesen perdido en el tramo inicial del campeonato.

Las jornadas se apilan una encima de otras y el Dépor se acerca irremediablemente a su rito de hacerse adulto: Córdoba, Celta, Elche, Almería, Valladolid… Todos casi seguidos en el tramo decisivo para saber su destino. Las armas del Dépor las conoce todo el mundo, pero es muy factible que en esa sucesión de finales el papel de los hasta el momento actores secundarios sea más que decisivo. Véase por ejemplo la próxima jornada, contra el Alcoyano en Riazor. Zé Castro no podrá jugar y Aythami tendrá que llenar su espacio. Riki está tocado y dada su delicada musculatura, está por ver que pueda estar disponible: Lassad y Xisco deben estar preparados. Salomão está sancionado y Saúl sabe que seguramente tenga que saltar por Bruno Gama, que sólo ha completado 3 de los 16 partidos que ha jugado.

Jugadores como Juan Domínguez y Morel están apercibidos y otros hombres clave como Guardado, Bergantiños y Aranzubía están a dos amarillas de la suspensión. Añádase esta cuenta a la dosis inevitable y aleatoria de peligro en forma de lesiones y Oltra debería echar ojo a su banquillo para tenerlo a punto, porque alguno podría tener que asumir un rol de protagonista justo cuando más exigente se pone la cosa. En la sombra del banquillo durante meses, con la oportunidad de reclamar orgullosos para que todos los vean:

Imagen de previsualización de YouTube Deportivo, Música
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Volver a Riazor

2 de marzo de 2012 a las 11:34

Esta noche estoy de suerte. Puedo volver a Riazor para ver en directo al Dépor, una de las escasas ocasiones en que el calendario laboral y futbolístico confabulan a mi favor. Siempre apetece, pero ante el Alcorcón algo más: es un rival más que digno, en un gran momento, al que se le tiene ganas, y además el Dépor vive su mejor racha histórica interrumpida recientemente por un tropezón inesperado en Sabadell.

Má allá del sentimiento de venganza por el escarnio del 4-0 de la primera vuelta, el Alcorcón es un contrario a tener en cuenta. Tiene jugadores peligrosos en la media punta y en las bandas, los puestos donde suele sufrir más el entramado defensivo del Dépor. Mantiene un récord muy decente ante los equipos aspirantes al ascenso (sólo ha perdido con Córdoba y Elche en lo que va de temporada) y lleva ocho partidos sin perder, con 4 victorias en los últimos 5. Vamos, que hay que estar en tensión.

Pero sobre todo, el partido me llama por ver cómo reacciona el Dépor a lo de Sabadell. Mi duda es si la musculatura que ha sacado el equipo de Oltra en las pasadas 12 jornadas sabrá amortiguar el impacto de la decepción de ver cortada una racha sin parangón en la historia del club. Siempre existe el riesgo de que, tras semanas de euforia subidos a la cresta de la ola deportiva y anímica, se acuse la primera contrariedad, más en la cabeza que en las piernas. El temible momento en el que se termina una inercia que llevaba a ganar, y con la dura realidad de que a pesar de 11 partidos sin perder, 10 victorias y 9 de ellas consecutivas, el rival más cercano está con su aliento en tu cogote. Y más aún si los jugadores salen envenenados por el sentimiento gratuito de venganza por la afrenta de Alcorcón.

Así que lo mejor que puede suceder es que el Dépor actuase como si nada hubiese ocurrido. Ni hace una semana, ni hace diez. Ni la derrota con escaso fútbol de Sabadell, ni la mejor combinación de resultados conocidos en A Coruña. Que el Dépor recupere los automatismos que le han hecho líder, que Salomão plasme como titular las buenas sensaciones que ha vuelto a dar en sus últimas apariciones como suplente, que Riki siga con su racha, que Morel persista en su resurrección… Vamos, espero sufrir algo menos que mi última aparición en Riazor, contra el Numancia y la máscara de Julio Álvarez. Pero sobre todo, disfrutar de esa sensación de fútbol en directo, con un público entregado, tan difícil de plasmar por muchos colores (o palabras) que uses en el intento.

Imagen de previsualización de YouTube Deportivo, Música
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net