Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Envíen mis disculpas a Dallas

13 de junio de 2011 a las 16:03

Dallas Mavericks puso fin a la temporada de la NBA con un triunfo tan sólido como imprevisible. No ya porque ganara a esa especie de equivalente de super grupo de rock trasladado al baloncesto que se llama Miami Heat, sino por el simple hecho de que el equipo de Rick Carlisle siquiera alcanzase la final del torneo. Fue la culminación de una fase final que rompió todos los pronósticos, y ridiculizó algunos, como los míos. Así que envíen por favor mis disculpas a Dallas, por los siguientes motivos:

-Perdón por Shawn Marion. Jamás hubiera pensado que The Matrix estuviera aún en condiciones de ser ese 3-4 capaz de correr la pista al contragolpe, rebotear, defender con gran solidez a rivales exteriores e interiores, anotar en importantes tramos de los partidos de la final… Marion parecía un jugador totalmente amortizado para la NBA cuando salió de Phoenix, donde siempre mantuvo una dura lucha por controlar su ego ante las figuras de Stoudemire y de Nash (leed si no el libro :07 Seconds or less), sus habilidades atléticas en declive. Sin embargo, ha aceptado su rol en Dallas y ha sido un complemento ideal para lo que necesitaba Carlisle.

-Perdón por Jason Kidd. Lo reconozco, nunca he sido un gran fan de Kidd. Ni en su momento de mayor esplendor en los Nets, a los que condujo a dos finales (echando la mirada atrás, un hecho realmente sorprendente). Ni mientras acumulaba récords de asistencias (el segundo de la historia) ni de triple dobles. Ya no es el base que mejor ejecuta el contraataque en la NBA porque sus 38 años le permiten pocas alegrías. Pero su nivel defensivo ha sido admirable (verle detener penetraciones de un tío como Wade, 15 veces más rápido que él…) y su 43% en triples en los 6 partidos de la final no se puede obviar. Kidd ha logrado, con su tenacidad, lo que John Stockton no ha podido: adjuntar al currículum de su leyenda un anillo de campeón.

-Perdón por Dirk Nowitzki. A ver, nunca dudé de que Nowitzki fuera una de las estrellas definitorias de una época en la NBA. Pero tampoco le vi con el carácter para liderar un equipo hasta el final. Lo más sorprendente de estos Mavericks, junto con el impredecible rendimiento estelar de sus grandes veteranos, ha sido ver la transmutación de Dirk en un lider natural. Anotando en los momentos decisivos (62 puntos en total en los últimos cuartos contra Miami, una barbaridad), pegando broncas, jugando con dolor… Vamos, transmitió a su equipo todo lo que LeBron James no hizo con el suyo. Se convirtió no sólo en el primer verdadero jugador franquicia europeo de la historia de la NBA, sino en el primer jugador blanco capaz de liderar a un equipo al título desde Larry Bird. Y después está ese detalle entre místico y de leyenda, de su entrenador de toda la vida presente en las gradas, el señor Geschwindner, que siempre le acompaña en las grandes citas. Ese rollo aprendiz-mentor anciano, algo tan de película y a la vez entrañable, le da unos cuantos puntos de carisma a Nowitzki.

-Perdón por Brian Cardinal. Y por DeShawn Stevenson. Y por el exoesqueleto de Peja Stojakovic. ¿Cuáles eran las probabilidades de que con ese fondo de armario (el segundo incluso titular no pocas veces) Dallas ganase la NBA?

Felicidades a los Mavericks, a los que envío mis disculpas por no haber siquiera imaginado su éxito. Lo cierro con una canción de mi grupo texano favorito:

Imagen de previsualización de YouTube Música, NBA
Escrito por Miguel Piñeiro 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

5 respuestas a “Envíen mis disculpas a Dallas”

merkel
junio 13th, 2011 a las 16:58

Estupendo análisis de todo lo que iba a impedir a Dallas ganar, lo de los Lakers, sin embargo, debía de habernos puesto sobre aviso.
En fin, cómo me gustó esta final (y ver perder a Lebron).

[Responder]

Miguel Piñeiro
junio 13th, 2011 a las 17:07

A mí también me gustó mucho la final. Partidos emocionantes, grandes individualidades y un equipo funcionando a pleno rendimiento.

[Responder]

 
 
Andres Meirama
junio 13th, 2011 a las 17:28

No estoy de acuerdo contigo en un detalle, Kidd sigue siendo uno de los jugadores mas expectaculares de la NBA. Su vision de juego , su movimiento no son superados por ningun point guard. Go Mavs!!!

[Responder]

 
Aitor
junio 13th, 2011 a las 20:00

hombre…hablas de cardinal y de stojakovic(que a penas jugó) y no hablas de uno de los factores decisivos…JJ Barea…pidele perdon tambien no¿?

[Responder]

Miguel Piñeiro
junio 13th, 2011 a las 20:02

No, porque en J.J. Barea confiaba. En los otros no.

[Responder]

 
 

Deja tu comentario