Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Lotina y el territorio Caparrós

24 de enero de 2011 a las 16:43

Lotina tiene perdidas algunas batallas de cara al deportivismo. Es el flanco visible de las iras por el momento de juego del equipo. Vuelven a florecer las críticas superficiales a su supuesto carácter tristón, a su currículum de descensos, algo que muchos le tenían guardado en la manga dispuestos a soltárselo a las primeras de cambio. Últimamente las críticas van dirigidas a sus cambios, su supuesta falta de reacción durante los partidos, obviando detalles como que ayer lo más parecido que tenía en el banquillo a un delantero era Valerón (que salió al campo) y que tuvo que gastar un relevo en el lesionado Manuel Pablo.

El entrenador de un equipo en crisis siempre está expuesto a este tipo de chanzas. Incluidas las que lanza él mismo y se le vuelven en contra, como insinuar que los jugadores en final de contrato pueden estar sufriendo en su rendimiento, cuando el propio Lotina es el primero que se queda libre al final de temporada. Sea como fuera, todo esto va en el trabajo del entrenador, nada que no ocurra en otros sitios.

Donde para mí ha patinado Loti es en meterse en el lo que yo llamo territorio Caparrós. Ése al que lleva el mantra utrerano de la palabra INTENSIDAD. «Se puede jugar peor, pero con otra intensidad», una frase que pudo pronunciar perfectamente Jokin, pero la dijo Lotina tras perder en La Romareda. Cuando un equipo y un entrenador entran en el terreno de lo emocional («mucho psicólogo pero no llego a los jugadores») y deja lo futbolístico al margen, es el primer síntoma de disfuncionalidad. Cuando los recursos propios del juego se agotan, se apela al orgullo. O al menos eso parece.

Algunos previeron la entrada de Lotina en la zona oscura caparrosiana en lo que quisieron ver como facilidades al Almería para pasar de ronda en Copa del Rey, como el sevillano con el equipo de sus amores años atrás. Para mí es peor lo de la intensidad, el trasunto del más castizo cojones que emplearían en la grada. Algo muy distinto a debatir la viabilidad de sostener los 5 defensas a capa y espada, o el rol de los carrileros, o quién debe acompañar al doble pivote. Más allá de que, a estas alturas de la película, poca diferencia pueda hacer discutir si Juca es mejor o no que Antonio Tomás.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 9 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Este año sí?

10 de enero de 2011 a las 16:18

Las dos últimas victorias del Celta han vuelto a disparar las expectativas de ascenso. Por si fueran pocas. Los triunfos en canchas tan complicadas como las del Rayo Vallecano y el Elche refuerzan la autoestima de un equipo lanzado y de una afición cuya fe en el regreso a Primera división alcanza su punto más alto. En twitter triunfa la etiqueta #esteañosi acuñada por los aficionados que lanzan su mensaje de aliento.

Hay datos que apuntan en la dirección correcta. El Celta jugó dos partidos consecutivos a domicilio y los venció. Acumula 19 puntos lejos de Balaídos en lo que va de Liga (el mejor del campeonato), dos menos que toda la temporada pasada, los mismos que en toda la 2008/2009. Un síntoma de la fortaleza del equipo de Paco Herrera, que por caprichos del destino jugará fuera de Vigo 4 de los 5 próximos partidos de Liga (después de la visita del Xerez a Balaídos, vuelve a disputar dos seguidos como visitante).

Cierto que ser muy bueno a domicilio no te da la seguridad del éxito en Segunda división. La temporada pasada, el Cartagena sacó 30 puntos de los locales. No ascendió. El Celta tiene problemas, como otros equipos. Su plantilla se revela corta en algunos aspectos, como en la delantera, donde Papadopoulos es un mueble. Sufre el desgaste de la temporada en la zona del lateral derecho, con la inoportuna lesión de Murillo y la irregularidad reciente de Hugo Mallo (sanciones y problemas musculares).

Pero por lo demás sigue fiel a su plan. No tiene motivos para cambiarlo. Tiene dos mediocentros inamovibles salvo desgracia u obligación. Se ha asentado en una pareja de centrales inesperada. Curiosamente, el eje defensivo del equipo ha cambiado respecto al que inició la Liga (Túñez y Sergio Ortega en el centro de la defensa, Álex López y Garai sin bustos en el medio). Hechos los ajustes, el Celta se confió a su principal virtud, la calidad en el ataque. Paco Herrera apenas ha variado su sistema desde entonces. Ha superado el bache goleador de David Rodríguez a finales de octubre y mediados de noviembre. Perdió por lesión a De Lucas y aparecieron Abalo y Aspas. Pasó una mala racha de 5 partidos sin ganar pero se ha recuprado sumando 17 puntos de los últimos 21. Incluso ha recuperado para la causa al criticado Michu.

¿El único problema? Que la Segunda división es demasiado larga. 42 jornadas, aún quedan 23.

BONUS TRACK: El golazo de Selvas para el Lugo, en la victoria 1-2 sobre el Fabril.

Imagen de previsualización de YouTube Celta, Fútbol gallego
Escrito por Miguel Piñeiro 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

«Asco» en San Mamés

3 de enero de 2011 a las 16:24

Que nadie prepare las escopetas por el título del post. Es casi una licencia literaria. Leí la expresión en el twitter de un periodista de Gijón: «Preciado tiene que transformarse en Lotina. El Sporting tiene que dar asco: 5 defensas,trivote asqueroso o lo que sea. Saber ganar con 1 banda».

Después de leerlo no sabía si indignarme o darle la razón. Pasé por el cabreo hacia uno de los miembros activos de una de las (muchas y no todas tendrán razón) autoproclamadas mejor afición del mundo con la actitud de superioridad que eso le otorga a su equipo respecto a otros que, según parece, dan asco. Luego, queriendo entender la idea detrás de «asco», esa palabra tan sonora, supuse que se referiría a que un equipo en barrena y que puede acabar la jornada último debe olvidarse de sistemas y alineaciones para obtener resultados, dejando el lado esteta del juego para otras ocasiones.

Así que hagamos un acto de fe y creamos esto último. Que ese periodista envidiaría que su Sporting sacara partidos adelante como hizo el Dépor en Bilbao. De todas formas, es a lo que muchas veces te aboca el Deportivo. Un acto de fe a la espera de chispazos casi milagrosos. Aunque nunca creí que diera asco ni fuera una banda, hace tiempo que dejé de buscarle sentido al fútbol del equipo y lógica a las decisiones tácticas. Sólo me importa el resultado. Soy un buen soldado que quiere creer que su equipo está en el sitio adecuado y que tiene a Dios (o al menos a San Mamés) de su lado:

Deportivo, Liga española, Música
Escrito por Miguel Piñeiro 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net