Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
El Contragolpe

Sueños y realidades

30 de Noviembre de 2009 a las 13:50

Me pasé el domingo con la peor de las pesadillas del aficionado al deporte. Ver partidos desde las 12.30 hasta la noche, pero trabajando sin poder disfrutarlo del todo. Buscar un hilo de análisis comenzando en Santiago con el Obradoiro y acabando con el Madrid en el Camp Nou es tan difícil como injusto mirando a los presupuestos, pero es lo único que se me ocurre hoy para actualizar el blog.

El Obradoiro es un sueño hecho realidad que no puede terminar mal. Nadie exige más que trabajo, y el resto lo completan el orgullo de los profesionales y la pasión de la afición. Ver en persona a un equipo sobrepasado en talento y físico por el Valencia, llevar el partido hasta sus últimas consecuencias y ceder sólo por 6 es digno de admirar. Por eso Curro Segura no se calló al exigir compromiso a quien no lo tuvo y también reconoció algo que se apreciaba a simple vista en la pista. El Valencia ganaba todos sus emparejamientos por físico (“Ellos, cuando hacían cambios en todos los bloqueos, a nosotros se nos hacía de noche “, dijo) y  a partir de ahí encontró a un tirador en estado de gracia, Rafa Martínez.

Otro sueño es el el Dépor. La última vez que el equipo se apretaba en la clasificación contra los puestos de Liga de Campeones se discutía en A Coruña sobre si Valerón o Djalminha, Tristán y Makaay tenían un sano pique por marcar goles y Luque protestaba por no querer jugar en el puesto en el que ahora se siente más cómodo. No me atrevo a pensar lo que pueda pasar si el equipo termina la primera vuelta en las mismas latitudes clasificatorias, o si consigue no perder con el Barça en el Camp Nou. Del partido de Santander, a pesar del sufrimiento, saco una conclusión: el Dépor se encuentra cómodo con el vértigo. Mejoró cuando cambió de ritmo en la segunda parte, después de una primera en la que el equipo pareció un poco partido con los tres de arriba un tanto aislados.

Luego vino el clásico. Yo llegué a él agotado y no pude disfrutar de un partido que según todas las versiones fue maravilloso. Pero el pospartido reveló sobre todo la realidad del Madrid. El equipo más grande del mundo, el que más se ha gastado, ¿contentándose con una victoria moral? No me lo creo. El Madrid parece vivir más allá de su realidad. La del Camp Nou fue una victoria moral en la misma medida que el partido contra el Zúrich fue una derrota moral. El resultado es lo de menos cuando se trata del Madrid, que carece de identidad. Y sobre el Barcelona, sin tener que repetir los elogios unánimes a Puyol, me quedo con Ibrahimovic. Se encargó de que ni siquiera Casillas se acordase de Etoo. Me reafirmo en lo que mantuve siempre: el sueco es mucho mejor.

Baloncesto español, Barcelona, Deportivo, Liga española, Real Madrid
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Mejoría en el ataque del Dépor

23 de Noviembre de 2009 a las 16:55

El partido contra el Atlético de Madrid me dejó un par de reflexiones. Una, que los árbitros desquician incluso cuando aciertan. Yo, sin dudarlo, afirmé que el trencilla del sábado pitó el penalti a Lopo en el 93 sólo y exclusivamente para compensar sus errores anteriores. Es tal la desconfianza que tienes en ellos que tiendes a pensar siempre lo peor. Luego la repetición te demuestra que el árbitro acierta y que peor lo hace Pablo al cometer penalti en una zona innecesaria.

La otra reflexión tiene que ver con los delanteros del Dépor. Primero pensé en la poca rentabilidad goleadora, ese clásico que se viene arrastrando en las últimas temporadas. Sobre todo, pensando en el hecho de que contra el Atlético de Madrid jugaron todos los delanteros que tiene el equipo coruñés en plantilla, menos Bodipo. Adrián, Mista, Lassad y Riki saltaron al campo pero los que marcaron fue un central y un extremo tras un penalti al otro central.

Pero mirando los datos, resulta que los delanteros del Dépor han aportado 6 de los 16 goles, y aunque no sean precisamente un torrente, lo cierto es que son más que en la mayoría de equipos de Primera división. Echadas las cuentas, hay otros diez equipos que tienen delanteros que hayan metido igual o menos goles en lo que va de Liga. Los puntas de Athletic de Bilbao y Espanyol han metido igual que Lassad, Riki, Adrián y Mista; los de Almería, Valladolid, Xerez, Santander, Málaga, Sporting de Gijón, Zaragoza y Tenerife, menos.

Por encima están todos los equipos construídos para metas mayores que las que en principio se planteaba el Dépor: Madrid, Barça, Sevilla, Villarreal, Sevilla y Atlético de Madrid. Y de la clase media, sólo superan a los puntas blanquiazules los de Osasuna, Getafe y Mallorca.

Así que las cifras, sin ser seguramente lo que Lotina desea, no están tan mal. Y, sobre todo, lo que están aportando los delanteros al juego del equipo supera su réditos goleadores. Riki está cuajando su mejor temporada como deportivista y Lassad empieza a recuperar el tono físico que le permite plasmar su calidad en el campo. Mista ha mejorado y sólo queda esperar que Adrián responda a las expectativas que el propio técnico y la afición tienen puestas en él.

Algo que Lotina parece rubricar hoy en La Voz: «Estoy contento con nuestros puntas. Sobre todo, estoy convencido de que la cosa irá a mejor. Veo que Riki está en muy bien y creo que Lassad cada vez está mejor y tuvo varias opciones que perfectamente podrían haberse materializado en gol. De Mista todo el mundo pudo ver que ha crecido. Y Adrián también considero que va a más. Estoy seguro de que Lassad, Riki, Mista y Adrián meterán goles y que cuando estos lleguen nos darán un plus a mayores de todo lo que ya tenemos, que es bastante».

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Karma irlandés

20 de Noviembre de 2009 a las 12:27

Pablo (muchas gracias!) me comenta en el post anterior sobre la injusticia arbitral del Francia-Irlanda que los árbitros quitan y dan, y me manda un enlace para corroborarlo. A Irlanda, en la fase de clasificación, le pasó esto:

Imagen de previsualización de YouTube

Si alguien es capaz de entender qué pitó el árbitro, se admiten sugerencias. Irlanda perdía 0-1 con Georgia en casa, durante la fase de grupos en la clasificación para el Mundial. Acabaron remontando para el 2-1, un resultado clave para que después llegaran a Henry. ¿Karma? Más bien que los árbitros se equivocan. Pero decirle esto a un aficionado irlandés, incluso a uno del fútbol en general, es como decirle a un seguidor del Dépor que todos los días los porteros paran penaltis.

Fútbol internacional
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Sentirse estafado

19 de Noviembre de 2009 a las 10:58

Mientras España jugaba una pachanga intrascendente en Austria a mayor gloria de un no-aniversario de la Eurocopa (como si el título se hubiese ganando hace 15 años…), Francia e Irlanda cerraban la última repesca mundialista del continente.

Se mascaba la tragedia en París, como cuando Kostadinov les dejó fuera del Mundial de Estados Unidos. El Stade de france lleno, pitando a Domenech cuando retira del campo a Gourcuff, dejando en el banquillo sin jugar a Benzema. Irlando marcó para forzar la prórroga, pero en el tiempo reglamentario perdonó al menos dos clarísimas ocasiones en botas de sus mejores futbolistas, Duff y Keane.

Ya se sabe, la justicia poética del fútbol. Francia, gigante agonizante en los últimos años, marcó en el tiempo extra. Un gol que le vale el Mundial. Pero no hubo nada de poesía en el trance.

Imagen de previsualización de YouTube

Henry dio una asistencia a Gallas digna de su buen amigo Steve Nash. Dos toques con la mano en el área que pasaron inadvertidos a los dos árbitros involucrados en la jugada. Al final del partido, con los galos celebrando y los irlandeses llorando sobre el pasto, Titi se sienta al lado del rival y acaba fundiéndose en un abrazo con él. ¿Qué le diría? ¿Tendría las narices de disculparse?

Al final del partido, Henry confesó sin tapujos. “Toqué el balón con la mano, pero yo no soy el árbitro. La toqué pero no lo hice de manera deliberada. Estoy en el área, con dos defensas delante de mí, el balón viene a mi mano pero el árbitro no lo ve y sigo jugando. Que le diera con la mano no quita la felicidad de que nos hayamos clasificado”.

Twitter se llenó de insultos a Henry nada más terminar el partido. Los franceses hablan de otra mano de Dios, pero eso sería darse demasiada importancia. Lo cierto es que ponerse en el lugar de un aficionado irlandés es lo más cercano a sentirse estafado. Podemos justificar que el árbitro no viera la flagrante mano por el barullo que había en el área, o podemos pensar mal y acordarnos de que Platini es francés, y de que el colegiado podría tener mala conciencia por una caída anterior de Anelka en el área irlandesa que podría parecer penalti (creo que no lo era).

Pero que le racionalicen la mano de Henry a un irlandés. Además, hay fuera de juego al inicio de la jugada.

Fútbol internacional
Escrito por Miguel Piñeiro 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La crisis defensiva del Atlético de Madrid

16 de Noviembre de 2009 a las 16:10

El Deportivo tiene cierta facilidad para resucitar muertos. Entendiendo por muertos equipos que lastran una tendencia estadística fatal en una o varias temporadas, hasta que casualmente se cruzan con el equipo coruñés y lo remedan. Desde esa perspectiva, el partido contra el Atlético de Madrid, un equipo ya de por sí impredecible, supone otra prueba de fuego para la capacidad resucitadora de los blanquiazules.

El club colchonero está cuajando el peor inicio de Liga de su historia, peor incluso que cuando terminó descendiendo a Segunda división. 7 puntos de 30 posibles. De poco le ha servido por el momento el relevo en el banquillo, donde la llegada de Quique Sánchez Flores se ha traducido en dos derrotas ligueras (en Bilbao y ante el Madrid), con el impás copero ante el Marbella, que le permitió desquitarse con un 6-0. Esa goleada (inflada en su trascendencia porque ante un rival de igual categoría, el Madrid se estrelló) y el empate en Liga de Campeones ante el Chelsea es a lo que se aferran en el Atlético para entrever una mejoría en el equipo.

Pero hay un lastre que persiste y que no parece en manos de Quique mejorar. Es la defensa del Atlético. La misma que concede el segundo gol a Drogba para el 0-2 en el último partido de la Champions, o la misma que le regala a Higuaín el 0-3 en el Calderón. De poco sirve la dinamita de Agüero y Forlán (marcaron los 4 goles en el Calderón contra Chelsea y Madrid para 0 puntos como resultado) si el Atlético continúa encajando a ese ritmo. Un ritmo que convierte al club rojiblanco en el único de la Liga (junto al Racing de Santander, que también ha cambiado de entrenador) que ha visto su portería perforada en todos los encuentros disputados.

Por si fuera poco, es la defensa más goleada del campeonato. Un caldo de cultivo para que Riki, Mista y compañía prosigan con su buen inicio de Liga. Dicho lo cual, es el Atlético y el Dépor quienes se enfrentan: cualquier cosa puede pasar.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Shelbourne: el drama empezó en A Coruña

11 de Noviembre de 2009 a las 17:04

La ronda previa de la Liga de Campeones de la temporada 2004/2005 enfrentó al Deportivo de La Coruña con un desconocido equipo del no menos ignoto fútbol irlandés: el Shelbourne. Los de Irureta apañaron un empate con los voluntariosos irlandeses a domicilio, y sentenciaron 3-0 en Riazor con goles de Víctor y Pandiani. Aquella temporada, sin embargo, acabaría con drama europeo: el Dépor no superó la primera fase del torneo al ser humillado por el Mónaco. Fue la última participación de los coruñeses en el máximo torneo continental.

Pero no fue el único ciclo que se terminó aquel año. No sé vosotros, pero yo no sigo mucho el fútbol irlandés. Por eso, me sorprendió la historia del Shelbourne posterior a su cruce en nuestras vidas vía A Coruña. No se puede decir que les hayan ido muy bien las cosas desde que hicieran historia para el fútbol de su país quedándose a las puertas de entrar en la Liga de Campeones.

Desde entonces, el Shelbourne entró en barrena. Lleva tres temporadas en la Segunda división irlandesa, después de que ayer perdiese el play off para ascender por 1-2 ante el Sporting Fingal. Pero todo tuvo su germen en lo que ocurrió en A Coruña. El club había construido un equipo caro para los estándares irlandeses, en lo que muchos vieron después como un vivir por encima de las posibilidades de un mercado minúsculo comparado con la Premier League inglesa. Después de caer en la Liga de Campeones en Riazor, los hechos se desencadenaron.

Aficionados del Shelbourne en A Coruña

Aficionados del Shelbourne en A Coruña

Un título liguero en el 2006 apaciguó el dolor de verse esfumar el sueño europeo. Pero a comienzos de la temporada 2007, el Shelbourne destapó sus serios problemas financieros, que terminaron con su incapacidad para cumplir los criterios de licencias de la UEFA, y una posterior investigación de la Federación irlandesa terminó con el club descendido a Segunda y desprovisto del título liguero ganado en el 2006.

Una crisis que se llevó por delante, en el sentido literal de la palabra, al impulsor del milagro Shelbourne: el millonario Ollie Byrne, cuyas agresivas tácticas de fichar jugadores habían regalado 3 títulos en 4 años (aparte de rozar el milagro europeo), moría de cáncer en plena demolición de su equipo. Ahora, el Shelbourne transita por la Segunda división, donde estará un año más tras su derrota ayer.

Mientras, el mal ejemplo de nuevo rico ha cundido en el fútbol irlandés. La federación del país acaba de descender al Derry City por irregularidades similares a las que acabaron con el Shelbourne.

«En realidad, el Shelbourne no tenía estructura, instalaciones para desarrollar talentos, ni un estadio donde meter a oportunistas seguidores que se apuntaran al éxito. El imperio estaba construído sobre arena. […] Sus rivales, frecuentemente usurpados por el Shelbourne en el incestuoso mercado irlandés, apenas pudieron disimular su alegría cuando el club se fue al traste dos años después. Y luego fueron y básicamente cometieron los mismos errores».

Este extracto, sacado de un artículo publicado en el Independent, resume el caos del mal ejemplo del Shelbourne. Algo que el club dublinés trata de amañar apostando ahora por jóvenes talentos.

Deportivo, Fútbol internacional
Escrito por Miguel Piñeiro 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net