Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

El Deportivo de Oltra: el precio del riesgo

3 de diciembre de 2012 a las 17:11

Pocas veces un cambio dio tanto que hablar. Oltra introdujo a Bodipo, un movimiento que ya por sí solo puede generar controversia. Lo hizo para relevar a un defensa y acusar el perfil ofensivo de un Deportivo que, sin embargo, acabó perdiendo. Restalló Riazor en retirada después del 2-3, porque muchos señalaron al banquillo: la osadía costó cara, argumentaban no pocos aficionados.

Oltra lleva casi año y medio al frente del Deportivo. Desde que puso un pie en las oficinas del club, consciente o inconscientemente, se apropió de un discurso que repite como un mantra, casualmente (o no) opuesto en filosofía, tono y resonancia entre los aficionados al que manejaba su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Lotina. Hay un porcentaje muy alto de comparecencias públicas de Oltra que se pueden resumir con una nube de palabras: modelo, estilo, valiente, atrevido… Se incluyen variantes aquí y allá, como aludir a condicionantes cuando los errores arbitrales perjudican al Dépor, pero básicamente es eso.

Muchos aficionados, quizás la gran mayoría, están muy agradecidos a Oltra. Además de batir récords camino de regreso a Primera, valoran acudir a Riazor cada 15 días y, sea cual sea el resultado, disfrutar de un espectáculo, en lugar de aburrirse como en otras épocas. Que ese espectáculo muchas veces sea un partido de ida y vuelta con mucho riesgo es casi lo de menos. Lo era en Segunda cuando casi siempre se ganaba y lo sigue siendo ahora en Primera. No hay ajustes. No hay matices, porque cuando se hacen el equipo duda entre abrigarse y lanzarse y entonces la cosa es todavía peor.

De ahí que me resulte cuanto menos sorprendente que después de la dolorosa derrota ante el Betis, se dude de Oltra como entrenador, sus métodos o su capacidad para sacar al Dépor de la situación. Lo que hizo contra el Betis es lo que ha hecho en otras muchas ocasiones. Su decisión de partir el equipo con tiempo por delante, de apostarlo todo a un cambio ultradefensivo a riesgo de recibir una contra fulminante fue una constante en el periplo en Segunda (sobre todo, en el arranque de temporada cuando la cosa iba tendiendo a mal). Han cambiado dos cosas: la categoría de los rivales y los resultados.

El Dépor concede muchos goles y necesita más tantos que nadie para sumar sus escasos puntos. El ruido alrededor de la fragilidad defensiva del equipo estaba ahí mucho antes de que Roderick cediese su puesto a Bodipo y de que Campbell marcara el gol de su vida. Ese es otro debate. Pero Oltra simplemente hizo un cambio que lleva haciendo siempre que tiene ocasión. Posiblemente lo que más me choca de la crítica es que revela lo fácil que se vacían de contenido los discursos que una hora antes son blandidos como banderas. Sobre todo si la necesidad aprieta. Es el alto precio del riesgo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El ciclo de Fernando Torres

16 de octubre de 2012 a las 14:38

La selección española vive tiempos plácidos, agitados de vez en cuando por debates artificiales que mantengan la tensión: que si el falso nueve, que si el doble pivote,… Matices al mejor equipo nacional que el fútbol ha visto en al menos 20 años. El protagonista indirecto del importante partido contra Francia es Fernando Torres, que regresa al Calderón 5 años después de su marcha al Liverpool. A sus 28 años, Torres está de vuelta de muchas cosas. Entre ellas, del debate que (menos artificial que los otros, más futbolístico) cuestiona sus méritos como jugador de élite.

En su juventud, Torres tuvo que huir del estigma de jugador-póster, agitado por la prensa deportiva madrileña hasta los altares casi por la fuerza. Convertido en símbolo (a su pesar o no), cumplió etapas saltándose varias y salió airoso casi siempre. Fue un precursor de la exportación del talento español para madurar y tener los réditos que ahora explota la selección española. Saltó al Liverpool y se hizo más grande. Ahora, en otro perfil, sobrevive a su pasado y trata de adaptarse a una nueva situación futbolística, individual y colectiva.

Viene esto al hilo de la entrevista que se puede leer con Torres en El País. En ella se descubre a un personaje tan maduro como consciente de todo lo que le rodea. Y yo, desde fuera, no dejo de preguntarme si esa consciencia le perjudica como futbolista. A pesar de sus goles, algunos tremendamente decisivos, Torres siempre fue señalado. No tiene calidad, sólo es un cuerpo, sobrevalorado en precio y sueldo… Más allá de los números para defenderle, hay imágenes como las de este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

¿Por qué Torres ya no es ese futbolista? ¿Es porque los 9 clásicos, a no ser que demuestren ser imprescindibles, están en riesgo de extinción y el juego, tal y como se desarrolla hoy, no les favorece? ¿Fueron sus problemas de rodilla tan graves como para mermarle hasta el punto de perder el toque? ¿O es esa plena consciencia de la perspectiva de su carrera, su madurez incluso más personal que futbolística, que demuestra en la entrevista (incluso hace referencia al origen gallego de su familia paterna, algo no muy habitual) la que le ha convertido en un futbolista de otro perfil? A veces, Torres parece también presa de la contradicción sobre su propia figura: no quiere ser la estrella al uso, asumiendo el rol que le piden, aludiendo a ancestrales valores de cantera, pero le duele cuando no le reconocen su dimensión de futbolista. Incluso es contradictorio cuando reclama su puesto en los altares del Liverpool, sus indiscutibles méritos en un club que sin embargo vive tan anclado en sus tradiciones que no es capaz de ponerse al día.

En cualquier caso, Torres cierra en el Calderón un ciclo deportivo y vital que, con el tiempo, posiblemente será recordado de otra manera. La de un futbolista que bien podría ser el capitán de la selección, a pesar de todos los vaivenes y cuestiones sobre su figura.

Imagen de previsualización de YouTube

Fútbol internacional
Escrito por Miguel Piñeiro 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El Deportivo, ante una prueba de madurez

25 de septiembre de 2012 a las 11:35

La primera derrota del Deportivo tiene varias lecturas. No es nada extraño perder ante un equipo como el Sevilla, que parece haber recuperado cierta pujanza después de una temporada ignominiosa. Por otro lado, las sensaciones del juego deportivista, alegre, de pecho descubierto hasta la imprudencia, suele dejar un poso de satisfacción en el seguidor deportivista, porque ve a su equipo ir siempre de frente. Habrá quien piense que perder tu primer partido en la quinta jornada es una media que firmarías en plena fiesta del ascenso y con tus sentidos aún excitados. Y habrá quien vea que una derrota después de tres jornadas sin ganar es un pequeño bache, que en vistas de las dificultades del calendario anuncian la llegada de un invierno adelantado.

Que la presente racha de tres empates y una derrota sea la peor de Oltra en el banquillo deportivista no deja de ser una anécdota. Sobre todo porque uno de esos resultados llega con el empate en Mestalla que pocos esperaban. Hubo un momento en la temporada pasada que aunque no se encandenó semejante secuencia llegó a ser más inquietante. La famosa derrota de Alcorcón vino acompañada de otra en Alcoi y un empate inesperado en Riazor contra el Nástic, con una goleada al Guadalajara y otra victoria de peso en Córdoba intercaladas. Fue el momento de crisis para el Dépor de los récords, entendiendo por crisis el momento de cambio que acabó modelando al equipo que luego arrasaría, alineación variada de por medio.

Las salidas a Bernabéu y Vallecas y la visita del Barcelona aguardan al Dépor, que antes del derbi gallego afronta una prueba de madurez. Con su mezcla de veteranos y noveles,  ha dejado claras sus buenas intenciones y también sus problemas, casi todos defensivos. Oltra tiene también el reto de volver a acertar con las piezas de recambio: Zé Castro, Nélson Oliveira y, en menor medida, Álex Bergantiños y Ayoze optan a apuntalar el once del Dépor. Nélson volvió a dejar ante el Sevilla detalles diegotristanescos con un espectacular reverso que selló a Botía y un zurdazo de impresión desde 20 metros. Pero el problema viene más de medio campo hacia atrás. Al Dépor, con sus dos extremos tan activos y con tanto peso en el juego de ataque, le cuesta correr hacia atrás, y ni siquiera cuando está asentado en su campo es el equipo más sólido del mundo.

Veremos si llegan esos cambios y cómo reacciona el Dépor ante el duro tramo de Liga que se le viene encima. Test de fiabilidad para un equipo cuyas sensaciones han ido por encima incluso que su buen balance de puntos. Los rivales más duros podrían bien sacar lo mejor que el Dépor lleva dentro. Cambios o no mediante.

Imagen de previsualización de YouTube

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Abel Aguilar como síntoma

27 de agosto de 2012 a las 11:10

Fue tan claro y meridiano lo que le sucedió al Deportivo, para bien y para mal, en su tobogán de partido en Mestalla que los análisis de lo ocurrido se hacen solos. Un equipo con tanto vértigo en los últimos 20 metros como el que tiene para defender en los primeros 20. Sacó adelante el partido ante el Valencia con una mezcla de pundonor, talento, fe, un punto de agresividad para tapar los defectos defensivos y el olfato para percibir el inexplicable acogotamiento del rival.

Pocos síntomas mejores de todo ello que la figura de Abel Aguilar, autor de dos goles decisivos, más propios de un delantero ratonero que del centrocampista de más cariz defensivo del equipo. Así es este Dépor, en el que el jugador llamado a corregir los desmanes de Evaldo en auxilio de la defensa se convierte en insospechado goleador. ¿Insospechado? Bueno, relativamene. Abel Aguilar ha marcado 22 goles en sus 181 partidos de Liga en España. La cifra no es desdeñable para un teórico volante defensivo. Explotó su llegada como nunca antes en el Hércules de la temporada 2008/2009, cuando el gallego Juan Carlos Mandiá le pidió llegar al área rival.

Aguilar, que está llamado a aportar, junto a Marchena, solidez y carácter a un nuevo proyecto plagado de promesa, se convirtió así en un síntoma de las virtudes y defectos que el Dépor mostró en Mestalla. Al lado de Juan Domínguez se supone que el colombiano es el ancla, pero acaba marcando dos goles decisivos. El ímpetu de Aguilar es el del equipo, optimista y confiado en sus posibilidades hacia el área rival, pero vulnerable cuando tiene que mirar por el retrovisor. Suplió el Dépor sus carencias con un plus de agresividad en el segundo tiempo, un paso adelante que le sirvió para no sufrir tanto atrás y ante el que el Valencia tembló de manera un tanto incomprensible, a no ser que de la noche a la mañana Gago sea tan determinante como para desmontar a su equipo con otra de sus lesiones.

Aguilar, que ya había marcado en Mestalla en el 2009 cuando jugaba para el Zaragoza, estaba en el mismo escenario cuando empujó con olfato goleador los dos barullos en el área del Valencia y cuando Tino Costa tuvo todo el tiempo del mundo para iniciar la jugada del 2-0. Fue un síntoma de lo bueno y lo malo, de lo que desata la ilusión sobre las virtudes del Dépor y de lo que obliga, al mismo tiempo, a esperar y mantener los pies en el suelo.

Deportivo, Liga española
Escrito por Miguel Piñeiro 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Perdonadme, voy a ser padre

7 de agosto de 2012 a las 19:51

[Nueva entrega de la aventura de Dani Cancela desde el fútbol de Hong Kong]

Supongo que los que leéis este blog no estaréis muy interesados en mi vida o sentimientos al margen de un campo de fútbol. Es lógico. Sin embargo, escribir es una tarea que supone volcar en un papel (o en este caso en una pantalla) todo lo que se siente al pasar por determinadas experiencias vitales. Y este verano, mi mayor experiencia vital será sin duda la que espero tener en las próximas semanas. La paternidad.

En un segundo plano queda todo lo vivido durante este mes desde el punto de vista de “Dani Cancela, jugador del Kitchee”. Un mes duro, solo en Hong Kong lejos de mi mujer y mi futuro hijo, que por lo menos acabó de la mejor manera posible, tras el éxito cosechado por nuestro equipo en el partido contra el Arsenal. Porque ese partido, jugado el 29 de Julio, es la razón de que nuestra pretemporada empezase tan solo un día después de que La Roja levantase la Eurocopa, cuando el resto de futbolistas casi empezaban sus vacaciones. Por delante teníamos un mes de entrenamientos, (mini gira por Tailandia para jugar un par de amistosos incluida) con el único objetivo de prepararnos para no hacer el ridículo contra el gigante de la Premier. Porque no nos engañemos, nadie en su sano juicio podría pensar en otra cosa que no fuese una derrota mas o menos abultada. Con independencia del calor, de que es pretemporada, de que trajesen o no su mejor equipo, lo normal es que nos ganasen. Incluso jugando andando.

Pero el fútbol tiene estas cosas maravillosas. Ante 40000 personas (porque no caben mas, si el estadio fuera el doble de grande se hubiese llenado igual porque la afición por la Premier es brutal) nuestro humilde equipo compitió, se apoderó del balón durante gran parte del primer periodo, y logró adelantarse por dos veces ante los gunners. Y enfrente, es verdad, no estaban las grandes estrellas (ni Van Persie ni Arshavin ni los flamantes fichajes Podolsky o Giroud vinieron a la gira asiática) pero un equipo en el que juegan Walcott, Chamberlain (ambos jugaron la Eurocopa con Inglaterra) Song, Arteta, Gervinho o Abu Diaby por decir algunos, no es ninguna broma.

Al final no pudimos aguantar y nos empataron, pero ese empate a 2 es el resultado mas importante en los mas de 80 años de historia del Kitchee, y seguramente en Hong Kong sea mas recordado que cualquiera de los títulos que llevamos ganado en estos últimos años. Fue un partido especial también para todos los gallegos que formamos parte del Kitchee. Como si quisiésemos  celebrar  el Apostol unos días después en ultramar. El Chino eligió ese día para retirarse, con todo el estadio puesto en pie aplaudiendo, y los dos goles de nuestro equipo tuvieron rúbrica galaica. El primero lo marcó Yago (celebrando su onomástica) y el segundo, yo. Es mi primer gol desde que estoy en el Kitchee (para ser honesto no suelo marcar goles) y no pude elegir un mejor escenario para estrenarme. Sentí en el alma que mi mujer no pudiese estar allí en directo para verlo, pero por lo menos cumplí mi sueño de dedicarle un gol a mi hijo Iago. El aun no lo sabe, pero aquel día, también él celebraba su santo.

Ahora, tras unos días de descanso, el equipo inicia la segunda fase de la pretemporada. Viajamos a Dubai a enfrentarnos contra el Al Wasal, equipo que hasta hace poco entrenaba Maradona, y luego a España para jugar, entre otros, contra Nástic y Villareal B. Lo de menos para mi ahora son los equipos o los partidos. Yo solo tengo en la cabeza que cada kilometro que hago en esa dirección me acerca a mi mujer y a mi bebé. Nada ni nadie me va a devolver todo lo que me he perdido en este mes que he estado lejos de ellos, ni lo que siento no haber podido estar a su lado cuando me necesitaban.

Y por mucho que lo vivido haya sido algo único, no puedo sentir que haya valido la pena el tiempo perdido. Solo me consuela el hecho de que por lo menos estaré allí cuando llegue el momento del nacimiento. Porque cuando por fin nazca Iago y podamos estar los tres juntos, sentiremos que nada de lo que hemos pasado este verano tuvo importancia.Porque nada mas importa.

Dani Cancela
Escrito por Miguel Piñeiro Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Un top ten de la música que no sonó pero pudo haber sonado en la ceremonia de los Juegos Olímpicos

28 de julio de 2012 a las 18:29

Retumba todavía en mis oídos la apabullante presencia sonora de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres, lo hace de tal manera que me impulsa a retomar este blog tras semanas de impedimento e inactividad. Me pareció tan sublime y envidiable la celebración sin complejos de la cultura popular británica, se llamen sus protagonistas Shakespeare, Dickens o Sex Pistols, que desde mi humilde opinión me arriesgo a aportar 10 nombres cuyas músicas no sonaron en la imbatible banda sonora de La Isla de las Maravillas (como bautizó Boyle a su escenario) pero que perfectamente pudieron haberlo hecho.

10. The Stone Roses. No faltan en ninguna cronología de la música pop de los últimos 30 años. Además, con tanto tamborcito que había en la ceremonia She bangs the drums no desentonaría nada.

Imagen de previsualización de YouTube

9. Elton John. Sólo el Reino Unido puede permitirse dejar fuera de una selección musical a un mito de semejante envergadura.

Imagen de previsualización de YouTube

8. Mogwai.  Debilidad personal. Cumpliría la cuota escocesa en la representación sonora, de la misma manera que U2 lo hizo por Irlanda. Sueño con una escena de encendida del pebetero con una de sus canciones.

Imagen de previsualización de YouTube

7. Small Faces. Supongo que el homenaje a The Beatles les anulaba, pero ahí queda.

Imagen de previsualización de YouTube

6. Buzzcoks. No estuvo mal representado ni el punk ni la nueva ola de finales de los 70, pero es que esta canción…

Imagen de previsualización de YouTube

5. Pulp. Probablemente a los deportistas les chirriase la revolución nerd de este himno, pero no desentonaría en la ceremonia de ninguna de las maneras.

Imagen de previsualización de YouTube

4. Elvis Costello. No soy un gran fan, pero prescindir de una figura de tal envergadura habla por sí solo del resto.

Imagen de previsualización de YouTube

3. The Smiths. Saturado como estaba de London Calling (con perdón), aprovecho para proponer un himno alternativo y de paso reclamar a una banda fundamental en el recorrido musical que se hizo en la ceremonia.

Imagen de previsualización de YouTube

2. Joy Division. Simplemente, porque sí.

Imagen de previsualización de YouTube

1. The Cure. Mi banda británica preferida se quedó fuera de manera un tanto extraña. No es la canción que más me gusta, pero, diablos, la ceremonia era en viernes…

Imagen de previsualización de YouTube

 

Juegos Olímpicos, Música
Escrito por Miguel Piñeiro 18 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 1 de 8912345102030...Última »