Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

Pulseras para el verano

27 de junio de 2013 a las 16:02

Intentando resucitar y sin tiempo la buena costumbre de hacer manualidades, nos coge ya el verano. Y como toca salir de casa tocará también lucir moreno y …. complementos. Por eso propongo que en esta ocasión recuperemos una costumbre de los veranos de la adolescencia: las pulseras de hilo.

Buceando por la red me he encontrado que existen modernidades que yo ni conocí ni sabía, así que os cuento que existe una pequeña máquina para ayudar a tejer estos adornos. Yo, la verdad, lo hacía al más puro estilo casero.

Como doy por supuesto que no todo el mundo tendrá una de estas en casa, ya os cuento que existe una opción que no necesita artilugio ninguno. Es la de sujetar con una pinza el extremo de la pulsera a cualquier superficie: una cortina, una esquina del forro del sofá o cualquier rincón nos puede servir.

Aquí la clave es jugar con los colores pero sin pasarse. Antes de empezar a hacer experimentos con formas y figuras yo recomiendo la fase sencilla, la de tomar dos colores y hacer líneas intercaladas.

El procedimiento es muy sencillo, usar hilo gordo de colores con tantas hebras como queramos hacer de ancha la pulsera. Anudarlos todos a un extremo y estirarlos ordenados de forma que se combinen los tonos como queramos que se vean después. Elegir uno de los hilos e ir anundándolos a cada uno de los demás es la clave. Cuidado con la fuerza, si apretamos de forma desigual no quedará bien.

El último paso para cerrarla tras medir el ancho de la muñeca es anudar de nuevo todos los hilos. Para que luzca bien el dibujo es aconsejable dejarla unas horas bajo algo con peso, para que no se retuerza en el brazo. Y ya sabéis, a lucir verano.

Complementos
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La familia Telerín

25 de enero de 2013 a las 10:04

Hay muñecos que van más allá de la generación que los vió aparecer por primera vez y nos han llegado un poco a todos. Crecí con pesadillas sobre la señorita Rotenmeyer, esa fiera insitutriz que atemorizaba a Heidi, y me extrañó mucho conocer que esa pasión por las montañas y el abuelo no fueron exclusiva de mi quinta.

De los Telerín ya lo sabía a conciencia. Cuando reparecieron por la televisión, llenos de color y adaptados a los tiempos, ya se veía que llevaban más nostalgia en el pijama que ánimo de captar nuevos seguidores. Lo cierto es que esta numerosa familia es muy recurrida para llegar a público de edades diversas y hoy servirá de ejemplo para hablar de luces y sombras.

No hace falta tener ascendencia de artistas para dar un poco de vida a los dibujos. Basta con decidir un punto de luz y, por el contrario, la zona de sombra. Con estos dos puntos los muñecos lograrán un poco de relieve y resultarán más vistosos.

Hay muchas formas de hacerlo, yo os propongo una muy muy sencilla porque quedamos en que esto se trataba de manualidades fáciles para todos los bolsillos. Tras una primera capa de pintura y una vez que haya secado, probad a dar una segunda con el mismo color. Antes de que seque perfilad de un tono claro (puede ser directamente blanco) el borde por el que entraría la luz y haced lo mismo con un tono oscuro en la parte de la sombra. Una vez hecho se trata de ir adentrando una pintura en la otra hasta que queden difuminadas.  

Otro truco sencillo para darle un punto añadido al dibujo es el perfilado en negro de los dibujos. Aquí el pulso, no os lo negaré, forma parte de la lista de imprescindibles.

Un poco de paciencia y otro poco de cariño y el resultado puede ser un simpático regalo.

Pintura sobre ropa
Escrito por Laura Míguez 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Un pastel que no se come

17 de enero de 2013 a las 17:12

No se si le pasará a todo el mundo, pero a veces cuando nace un bebé ya no se qué regalarle. Que si esto ya lo tiene, lo otro lo ha heredado, los abuelos ya le compraron… Total, que entre hacerle un depósito para la Universidad o el primer pago para el coche al final me decido por un pastel. Pero uno de esos que no se comen y son más prácticos, los de pañales.

Ya se que los hay a la venta, pero conseguir un resultado mejor por la cuarta parte de su precio suena a ganga. Y de eso va esta historia. Ahorro en todo menos en los pañales, ojo, que tienen que ser buenos.

Ingredientes:

Paquete de pañales- Suelo usar talla 2 (de 3 a 7 kilos) El tamaño varía en función de las plantas que lleve la tarta.

Gomas para atar los pañales.

Una bandeja de tarta y un tubo de cartón, de los sobrantes de papel de cocina por ejemplo. Pegamento y celo

Celofán y Lazo para el acabado final. El lazo se aguanta mejor si es de tela, hay rollos en colores clásicos muy bien de precio.

Un peluche o algunos detalles infantiles para adornar. Desde unos calcetines, algún babero o incluso unas golosinas. 

El primer paso no puede ser más sencillo. Enroscar los pañales con los dibujos hacia el interior y sujetarlos con una goma. Las hay de colores en cualquier bazar. Cuando ya están todos preparados hay que ponerse con la base. Toca pegar la oblea decorativa al cartón y luego fijar el tubo de cartón en el centro con celo. Al rededor de ese «mástil» se irán colocando los pañales ayudados de una goma para que no se caigan. 

La cantidad de pisos puede variar, pero pensad que os tiene que cerrar luego el celofán.  

El último momento es para colocar los regalos. En el camino puede que haya que retirar algunos de los pañales para hacer hueco. Para colocarle el celofán doblad el pliego por la mitad tras colocar la tarta y atarlo arriba. Dejar los extremos flojos para luego poder doblarlos hacia la parte de atrás.

 

El resultado final queda muy vistoso y, sobre todo, útil. Dicen que lo de manchar pañales es una especialidad de los bebés.

 

Manualidades para regalos, Sin categoría
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De belenes a muñecos

8 de enero de 2013 a las 9:56

Tiremos un poco de resaca navideña, que levante la mano el que esta Navidad haya colocado en su casa un belén. La verdad es que este clásico de las fiestas puede pasar de ser un simple elemento decorativo a una obra de arte y artesanía. No pocos van más allá del musgo de la aldea y el río de papel de plata y se animan a crear incluso sus propias figuras.

Y se ve que la cosa funciona, porque en el reciente concurso de Novacaixagalicia de Vigo la muestra de nacimientos alcanzó los 18.000 visitantes. Ahí es nada.

La verdad es que el centenar de ejemplos que había daban muestras, como poco, de originalidad. De una caja de cerillas con unas figuras minúsculas a los clásicos materiales de barro y plastilina. Eso sin contar los que jugaron con elementos gastronómicos como galletas, golosinas, frutos secos o conchas.

Muchos de los belenes estaban realizados por niños, lo que creo que nos puede servir de ejemplo para reconocer que los pequeños de la casa pueden fabricarse sus propios juguetes. Ahora mismo puede parecer un poco complicado con las cajas de los Reyes Magos asomando aún en los contenedores, pero lo cierto es que los niños pueden aprender a valorar y apreciar más sus juguetes si los crean ellos mismos. A veces puede ser un punto intermedio: crear las figuras para mover en el tablero comprado, por ejemplo. ¿Quién dice que un intrépido pastorcillo no puede transformarse en un especulador nato del Monopoly?

Al final todo es cuestión de imaginación y ganas, algo que es bueno recordar ahora que la crisis ha menguado para muchos los paquetes que había bajo el árbol. Lo mejor es que, en este caso, podemos incluso dar rienda suelta al reciclaje y tirar de cajas de carton, vasos de yogur o cáscaras de frutos secos.

Decoracion
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Una Navidad artesanal

21 de diciembre de 2012 a las 9:22

Ya que para muchos esta va a ser una Navidad sin paga extra y para otros incluso sin trabajo, no hay duda de que es un buen momento para echar mano de los recuerdos infantiles y probar una decoración festiva de lo más económica. La falta de dinero no tiene porque ser una excusa para que estas fechas no sean especiales. Incluso se puede renovar la decoración del tradicional abeto por unos pocos euros.

Ingredientes:

Nueces de diferentes tamaños abiertas por la mitad y vacías. Para esto hay que partirlas con la punta de un cuchillo introduciendolo en la ranura. Un poco de cuidado hará el resto.

 Pintura acrílica- Planificad antes de empezar los colores que vais a querer usar en la decoración de vuestro árbol. Tonos como el dorado o el plateado siempre son una apuesta segura. También podéis ser más atrevidos y emplear todos los colores. Recordad que con comprar los primarios (rojo, amarillo y azul) la gama es infinita.

Pegamento instantáneo

Cintas de colores, cordón o un poco de lana para el cordón que sujete los adornos al árbol. Puede ir combinada con el color de las bolas, buscando el contraste o en color verde, para camuflarse entre las ramas. Queda a vuestra elección. Está disponible en cualquier bazar.

La receta es muy sencilla. La clave es echarle un poco de paciencia para pintar las nueces y dedicarle varias capas, para que el acabado sea perfecto.

El límite a los colores es vuestra imaginación, ya sabéis. Serán necesarias varias capas, en función de lo espesa que sea la pintura o si se trata de colores claros. Por supuesto que se puede jugar con varias combianciones de colores o incluso poner rayas.

Una vez que ya está seco hay que tirar de los lazos o cordones. Cortad tiras no muy largas y atadlas por un extremo. Para montarlo recordad meter el lado del nudo hacia el interior de la nuez, para que quede oculto.

Una vez colocado el lazo es necesario colocar pegamento en una de las caras de la nuez y juntar ambas. Para que el proceso no se convierta en un caos de prueba y error, recuerda dejar las dos mitades de la misma nuez juntas mientras las estés pintanto. Eso te evitará muchos problemas en esta parte.

Una última capa de pintura una vez que ya están unidas las dos partes consigue un acabado perfecto, ya que se difuminan las uniones. Ahora ya solo queda repetir el proceso con las demás y usarlas en nuestro árbol.

 

Decoracion
Escrito por Laura Míguez 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Vivan los novios

30 de noviembre de 2012 a las 17:20

Chan chan ta chan…. Saber un poco de todo no solo nos puede solucionar un regalo de compromiso para un bebé, también un detalle orginal para unos novios que se casen. Yo en concreto me quedé un paso antes y preparé estas curiosas pinzas como complemento a unos packs para una despedida de soltera que ya os enseñaré más adelante. Decir que salen baratos es hablar poco…. ¡hablamos de pinzas de la ropa!

 Los ingredientes son de lo más sencillos:

  – Pinzas de la ropa

  – Pintura plástica normal, colores blanco, rojo y negro

  – Puntilla, tela blanca o volantes. En los bazares  existen opciones baratas y sencillas

  – Pegamento

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El resultado es muy fácil de obtener. El primer paso es marcar en las pinzas de madera la silueta de los trajes. En el caso del novio el cuello de la camisa es recto y en el de la novia se eleva. Claro que cada uno puede elegir a su gusto. Elegid solo las pinzas en buen estado que no tengan machas de otros tonos ni defectos. ¡Y a pintar! Por las dos caras y por el interior, claro.

Dos manos de pintura son suficientes y si se busca un acabado perfecto se pueden incluso lijar. Como siempre, los pequeños detalles marcan la diferencia. Aunque una linea un poco curvada nos puede ya servir para los ojos, hay que cuidar otros guiños: una pajarita para él, un collar de perlas y un poco de colorete para ella… El toque final, colocar un poco de puntilla pegada a modo de velo de la novia. Ahora solo toca eso de… y que coman perdices.

Manualidades para regalos
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Regalos para Navidad

24 de noviembre de 2012 a las 12:00

Ahora que se acercan las Navidades y duele la cartera, llega el momento de poner las manualidades en modo práctico y buscar regalos que se adapten a todos los gustos. ¿Y quién no ha optado alguna vez por unos prácticos pendientes?

Aquí os ofrezco todo lo necesario para optar por una opción barata y única a la hora de hacer un regalo. Primer paso, como ya sabéis los ingredientes.

Es fundamental tener unos alicates pequeños y resistentes. En cualquier ferretería los podeis localizar. Por supuesto, para la decoración serán imprescindibles los abalorios.

Como se trata de hacer algo elaborado, hay que ir un paso más allá con los adornos y además de las clasicas bolitas también habrá que usar algunas de las figuras que venden en las tiendas especializadas o que podeis encontrar en los bazares. También se deben adquirir otros imprescindibles como los enganches de los pendientes y barras de alambre con el que trabajar posteriormente.

Ahora que tenemos todo lo necesario, toca echar mano de la precisión para doblar y cortar los alambres. Os recomiendo utilizar las barras que ya vienen con tope al final. Son muy útiles y facilitan el remate del pendiente. Es probable que no nos llegue con su largo para varios enganches, así que tener alambre suelto siempre nos resultará útil. 

Aquí viene la clave, cortar el resto del alambre que sobre una vez que colocamos las piezas y dejar el trozo exacto para hacer un círculo en el que enganchar el siguiente adorno. Os recomiendo alternar formas, colores y figuras. Las bolas pequeñas siempre quedan divertidas salpicada y la cerámica y el metal casan muy bien.

 

Y el resultado será algo parecido a esto. Un regalo único y artesano.

Sin categoría
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Dame tu nombre

17 de noviembre de 2012 a las 12:00

A veces personalizar ropa es tan sencillo como usar un nombre. Algo que ha supuesto tanto esfuerzo para elegir por parte de los padres merece todas las atenciones. Existen todo tipo de opciones, desde patosos con problemas de imaginación, a pulsos de experto o artistas escondidos. Cada uno que elija su modelo y se ponga manos a la obra. Necesitaremos:

Rotulador para pintar sobre tela. Incluso hay librerías en las que los tienen de colores muy baratos, no cubren del todo bien para hacer un dibujo pero son muy buenos para marcar.

Pinturas sobre tela opacas. Jugad con las gamas de colores para hacer diferentes tonos.

Ropa infantil. Acordaos de plancharla siempre después por el revés para fijar la pintura.

Las letras pueden ser de vuestra cabeza o bien copiadas de algún diseño. Por la red existen un montón de modelos de abecedarios con formas divertidas. El primer paso es marcar las figuras para luego rellenar.

Una vez que se rellena el nombre con el color elegido el truco ideal para un buen acabado es perfilar los bordes. Si es en otro color lograreis más contraste. El punto final es elegir un decorado…. existen muchas opciones. Unas estrellas pueden ser muy recurridas, bien por todas las letras o solo en algunas partes.

 

Rayas, estrellas, círculos…. Cualquier decorado es válido para rellenar las letras. En ocasiones incluso se puede jugar con las letras para que sean ellas las protagonistas.

También podemos acompañarlo de algún muñeco pequeño o darle un toque más desenfadado imitando el estilo de los graffitis.

 

Pintura sobre ropa
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

A merendar

9 de noviembre de 2012 a las 17:09

Si nos paramos a pensar un poco, todos hemos tenido ropa artística de pequeños. ¿A quien no le pusieron su nombre en el mandilón? Llámese punto de cruz o rotulador para tela, dar vida a lo que vestimos siempre ha formado parte de nuestro armario.

Así que si alguien necesita un empujón práctico para ponerse manos a la obra, aquí va: personalizar una bolsa de la merienda para que el peque no la confunda.

Aunque existen muchos modelos a la venta con los héroes animados de los niños, os puedo asegurar que ver su propio nombre y el muñeco que elijais hará de su hora de la merienda un momento muy especial.

Los ingredientes son similares a anteriores ocasiones

Bolsa de la merienda de tela. Hay muchos modelos de precios que van desde 0,60 en los bazares.

Pinturas especiales y un dibujo, además de papel de calco (para las letras no es necesario si hay un poco de maña).

En el diseño podemos optar por primar el dibujo o el nombre del niño. No os cortéis a la hora de echarle imaginación en el diseño de los nombres. Las letras son una opción muy divertida de demostrar nuestra imaginación. Perfilados en colores, rellenos con círculos, estrellas, rayas…. otro día ampliamos este tema

Pintura sobre ropa
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

A pinceladas

2 de noviembre de 2012 a las 12:00

Podemos ahorrar en la cantidad de pinturas que compremos. Dejar en la hucha unas monedas a cambio de visitar los bazares para encontrar algunos materiales. Pero es necesario concederse una licencia con, al menos, un pincel.

No hay tampoco que echarse las manos a la cabeza. Para unas brochas pequeñas o un set completo procedente de las clásicas tiendas de todo a un euro siempre hay un hueco y una utilidad. Pero en medio de esos peludos amigos, que en ocasiones no dudan en deshacerse de las melenas mientras se pasean por nuestro pequeño tesoro, hay que tener a un jefe.

Un pincel de tamaño medio, plano, de cerdas duras y cortas, nos será de gran ayuda a la hora de extender la pintura sin morir en el intento ni dejar grandes pegotes. Su dureza también será vital a la hora de cuidar bordes e incluso de perfilar, si el pulso acompaña. En cualquier tienda de manualidades de vuestro entorno pueden ofreceros información sobre las mejores marcas o los modelos más económicos. Eso sí, hacedlo una vez tengáis opciones «low cost» en casa, para no dejarse llevar por la pasión y acabar con una colección digna de un pintor profesional. Aquí teneis el mío, acompañado de sus amigos más baratos.

 

Tampoco podemos ser estrictos: esto de las manualidades lleva un nombre muy intuitivo. Que nadie se asombre si en el camino echamos mano de los dedos o cualquier artilugio casero.

Como complemento imprescindible de los pinceles: un mezclador. Es posible comprarlo por menos de un euro pero también puede servir alguna superficie que tengamos por casa: unas tapas sin uso, platos de plástico o similar será de gran ayuda.

Materiales
Escrito por Laura Míguez Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 1 de 212