La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘El héroe’

¡¡¡Extra!!! Concurso heroico

Sábado, Diciembre 1st, 2012

Desde esta semana está ya en las librerías El heróe 2, punto final a una de las mejores obras de los últimos 5 años. Y David Rubín anda ya de gira para presentarlo, empezando por Madrid: Expocómic, FNAC… Luego llegará Barcelona y el miércoles primera presentación en Galicia. Será en Alita, en A Coruña. Y en colaboración con la buena gente de esta librería (que está de décimo aniversario, por cierto), en la BDteca sorteamos dos ejemplares de la última obra de Rubín. La mecánica es tan sencilla que sonroja contarla: solo tenéis que comentar que es lo que más os gustó de El héroe 1. Sin más. Y a esperar por el premio. El miércoles, último día para participar.

¡Suerte a todos!

En breve en las librerías…

Miércoles, Octubre 31st, 2012

Esta es la carta de presentación, la portada, de la segunda parte de El Héroe, el mayor trabajo hasta la fecha de David Rubín. Deslumbró con la primera parte, y no se espera menos de la segunda. Lleva meses dejándose las uñas el tipo en este cómic y la primera parte acaba de salir al mercado europeo.

Astiberri, que, como (casi) siempre edita a David, acaba de mandar el tocho a la imprenta. El día 30 de noviembre lo tendrán en sus librerías. Paguen por ello. Merecerá, mucho, la pena. Esto dice Craig Thompson, autor de las sobresalientes (y también cómic-río) Habibi y Blankets: “Estas páginas se perciben como inmensas, expansivas y cinéticas. Palpitan y resplandecen. En el trazo de su pincel, los personajes clásicos reciben nuevas voces, que suenan a la vez ruidosas y peligrosas, eróticas y urgentes; relevantes”.

Los cómics del año (2)

Miércoles, Diciembre 28th, 2011

Para explicar qué es El héroe y por qué la de David Rubín es una de las mejores obras del 2011 (insisto, a mi juicio, esto está abierto a opiniones) os dejo la reseña que publicamos en verano en el suplemento Culturas de La Voz.

David Rubín ha acostumbrado a sus lectores a sentarse y esperar una sucesión de microhistorias, con algún leve hilo conductor (una ciudad, una tetería) que llevaban a preguntarse cómo podía el ourensano quemar semejantes y originales relatos en apenas dos, tres o cuatro páginas. Y cabría interrogarse, seguidamente, si sería capaz de afrontar un reto mayúsculo, un trabajo largo que exigiera un control de tiempos, una evolución de los protagonistas y una tensión mantenida.

La respuesta a quien planteara esas dudas es el trabajo más extenso (tanto que se reparte en dos tomos). El mayor y el más logrado hasta la fecha de David Rubín: El héroe. La novela remite a la historia de Heracles (también Hércules), el más reconocible héroe de la mitología griega, pero en una interpretación tan libre que aparecen reproductores compactos de música, motos de alta cilindrada, ovnis y algunas de las miserias del siglo XXI: el márketing desproporcionado y la adoración al ídolo, manifestado en las carpetas de los adolescentes.

El héroe es un tebeo que se mueve entre tiempos —no solo históricos, sino también narrativos, entre infancia y madurez— sin rubor y que plantea varios dilemas, desde el afán de superación extremo hasta la venganza, el remordimiento y la redención. Todo ello envuelto en un formato que entretendrá a quienes simplemente busquen un grato tebeo como a quienes busquen algo más exquisito. Porque Rubín ha buscado una buena historia, pero también las fórmulas estilísticas que permiten al lector recrearse en algunas páginas, con recursos originales como introducir varias secuencias dentro de un plano general o utilizar palabras para conformar una viñeta. Sin saturar. Aunque conviene pulir algunos planos de detalle donde el ojo se termina perdiendo.

Formalmente, Rubín se mantiene fiel a un dibujo que ha evolucionado, pero que se identifica con facilidad. El gran salto llega con una apuesta por el color, una gama cromática que se convierte en un elemento imprescindible. Ha cuidado al extremo Astiberri la edición de una de las mejores obras de este 2011, a la que solo le cabe una pega y un interrogante. Hay un final abrupto, como un globo que explotara súbitamente, que obliga a esperar a una segunda parte y que lleva al interrogante: ¿estará la continuación a la altura de este apabullante inicio?

(Y por el mismo precio les dejo la felicitación de Navidad de David)

 

Heroico David

Miércoles, Abril 20th, 2011

De entrada, aviso: me cuesta tomar distancia cuando hablo de gente a la que admiro su capacidad de sacrificio, su creatividad, sus ansias por mejorar y su afán de innovar. Y a la que he seguido en sus últimos trabajos. Y sé algo de lo que les ha costado sacar adelante sus proyectos. Con eso por delante, os cuento sensaciones tras leer El héroe de David Rubín, probablemente la obra que más esperaba de los últimos seis meses, junto a El invierno del dibujante (Paco Roca) y la cuarta entrega de Blacksad (Guarnido&Canales). Imposible no engancharse al buen cómic con esos tres trabajos.

Es imposible decir que El héroe sea la mejor obra de Rubín. Sencillamente porque está inconclusa. Pero va camino de serlo. Por contenido y por continente. Se nota que Astiberri ha mimado esta edición, con tapa dura y una edición al detalle. Premio a un intenso trabajo previo del ourensano. Dentro, el prólogo del propio Paco Roca te puede poner en alerta: jabón y palmadas. Pero la siguiente página te reconcilia y te avisa de otra cosa: vamos a sentarnos y a disfrutar de este trabajo. Esa primera página recoge a un joven chaval leyendo a Kirby y soñando con hacer algo parecido.

El héroe sigue, a partir de ahí, con una historia que nos sitúa en un plano temporal imposible, a caballo entre el siglo XXI y la Grecia clásica, una interesante adaptación que no chirría y que permite advertir algunas de las miserias de esta edad contemporánea, como el culto a los ídolos, el nuevo márketing o la envidia por el ser y el parecer. El trabajo recoge la batalla intestina y soterrada entre Heracles y Euristeo por el dominio del uno sobre el otro, y las pruebas que tiene que superar el primero a instancias del segundo. El argumento parece sencillo, pero se hace tan complejo que tenemos delante a un cómic que entretendrá a quinceañeros y que permite abrir interesantes reflexiones a los que superamos la treintena y pasamos de aventuras del tipo Asterix y los Juegos Olímpicos.

A Rubín hay que agradecerle, además, su cambio de registro. Sí. Acostumbrados como nos tiene a proyectar decenas de buenas historias cortas en sus piezas previas (lo mejor, La tetería del Oso Malayo) con un leve hilo conductor, aquí es capaz de desarrollar una trama entera, aunque para ello se sirva de una estructura similar, con pequeños episodios que tergiversan el mito de Heracles para llevarlo al terreno en el que mejor se mueve Rubín: los sentimientos, la lucha, la tensión, la solidaridad.

Buena edición, una trama cuidada, cambio de registro temático, reflexiones… Y un tratamiento del color soberbio. Y eso hoy día cuenta mucho. Un tipo que se acerque al libro y lo abra al azar se verá sorprendido por una paleta cromática excelente, viva, que trabaja para las secuencias de acción y que se vuelve íntima en otras.

Pensé en escribir sobre El héroe la misma noche del pasado jueves, después de leerlo algo acelerado. Pero me frené. Convenía repasar para ver si era lo que parecía o se escondían algunos detalles. Y los hay. Desde viñetas que se convierten en palabras (un recurso muy poco utilizado y que conviene medir, porque cansa) hasta escorzos algo imposibles y diseños complicados que obligan al lector a revisarlos. El mejor ejemplo son sus dos inquietantes primeras páginas.

El héroe comienza ahora una etapa más heroica para el autor que su propia gestación: dar a conocer un trabajo excelente, muy bien trabajado y con el reto de evitar que decaiga la tensión en su segunda parte.

David inicia hoy, tras el Saló de Barcelona, su gira de presentación. Esta tarde está en A Coruña. Después se va a Allariz. Más info en el cartel de bienvenida a Heracles y su troupe.

Ya llega «El héroe»

Jueves, Marzo 10th, 2011

Llegará en apenas unas semanas, coincidiendo con el Salón de Barcelona. La obra más ambiciosa de David Rubín. El primer tomo ya está listo, para el segundo habrá que esperar más tiempo. De lo que va este trabajo y algo más os lo contamos hace unas semanas en el Culturas.