La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Astiberri’

¡¡¡Extra!!! Concurso heroico

Sábado, Diciembre 1st, 2012

Desde esta semana está ya en las librerías El heróe 2, punto final a una de las mejores obras de los últimos 5 años. Y David Rubín anda ya de gira para presentarlo, empezando por Madrid: Expocómic, FNAC… Luego llegará Barcelona y el miércoles primera presentación en Galicia. Será en Alita, en A Coruña. Y en colaboración con la buena gente de esta librería (que está de décimo aniversario, por cierto), en la BDteca sorteamos dos ejemplares de la última obra de Rubín. La mecánica es tan sencilla que sonroja contarla: solo tenéis que comentar que es lo que más os gustó de El héroe 1. Sin más. Y a esperar por el premio. El miércoles, último día para participar.

¡Suerte a todos!

En breve en las librerías…

Miércoles, Octubre 31st, 2012

Esta es la carta de presentación, la portada, de la segunda parte de El Héroe, el mayor trabajo hasta la fecha de David Rubín. Deslumbró con la primera parte, y no se espera menos de la segunda. Lleva meses dejándose las uñas el tipo en este cómic y la primera parte acaba de salir al mercado europeo.

Astiberri, que, como (casi) siempre edita a David, acaba de mandar el tocho a la imprenta. El día 30 de noviembre lo tendrán en sus librerías. Paguen por ello. Merecerá, mucho, la pena. Esto dice Craig Thompson, autor de las sobresalientes (y también cómic-río) Habibi y Blankets: “Estas páginas se perciben como inmensas, expansivas y cinéticas. Palpitan y resplandecen. En el trazo de su pincel, los personajes clásicos reciben nuevas voces, que suenan a la vez ruidosas y peligrosas, eróticas y urgentes; relevantes”.

Cómic y cooperación

Viernes, Octubre 19th, 2012

Esta es una reseña que hace unos meses escribí para la revista de Médicos Sin Fronteras porque se me ocurrió que dos de los tebeos que había leído recientemente explicaban muy muy bien qué hacen, y por qué es tan importante su trabajo, las ONG sobre el terreno. Por aquí os dejé hace tiempo un trabajo de Moebius sobre otra organización humanitaria, la Cruz Roja.

El texto, al final, se quedó en algo más breve. Este es el original:

Hay muchas maneras de acercarse al trabajo que desde hace 40 años desarrolla Medicos Sin Fronteras. Dan cuenta de ello los medios de comunicación, esta misma revista que tiene usted entre sus manos, y también el cómic. El llamado noveno arte lleva unos años acercándose con tino a la realidad social. Y ahora lo hace también al mundo de la cooperación con dos trabajos muy recomendables y muy didácticos. Son El fotógrafo (editado por Sins Entido) del francés Didier Lefèvre, y Crónicas de Jerusalén (Astiberri) del canadiense Guy Delisle.

En ambas novelas gráficas (lo cierto es que habría que añadir que esto pasa en cualquier obra de Delisle) se acerca al público, con detalle, conocimiento y precisión, el trabajo de MSF. Y con el añadido de hacerlo desde ópticas, espacios y momentos diferentes: El fotógrafo recupera una intervención de la organización a mediados los años 80 en Afganistán. Crónicas de Jerusalén explica el día a día, ya en este siglo XXI, entre israelíes y palestinos. Coinciden ambos en utilizar la primera persona en su relato, una fórmula que permite acercarse mejor a las reflexiones de sus protagonistas sobre los problemas, retos y soluciones que ofrecen las instituciones humanitarias.

Los dos trabajos, con una ejecución artística impecable (cada uno a su modo) revelan, de forma paralela a sus historias mas personales, la evolución de MSF, desde los problemas para cruzar una frontera y llevar cargamento con mucho rudimento cuando la cooperacion era vista como algo casi extraterrestre; hasta la profesionalización del sector y el reparto del trabajo por áreas. Con sus ventajas y con sus inconvenientes.

El fotógrafo es un libro largo en el que se mezclan imagen real (fotografías) y dibujada para conformar un relato trepidante que engarza muy bien con el concepto más convencional de ayuda: auxiliar a quien lo necesita, superando los retos (terreno, guerra, hambre, frío…) que se pongan por delante.

Crónicas de Jerusalén toca otros ámbitos, quizá más presentes hoy, como las dificultades geopolíticas y sociales que se encuentra un expatriado. Con un punto de humor, que siempre se agradece. Y, como en El fotógrafo, con una nada disimulada denuncia sobre lo que se ve en esos territorios en conflicto muchos veces olvidados. Ver, contar y actuar.

Otro tipo de Bloomsday

Sábado, Junio 16th, 2012

Hoy es Bloomsday. Para los que no hemos leído el Ulises de James Joyce (y no nos da vergüenza decirlo) el 16 de junio es una jornada más en el apacible calendario de días huecos. Para muchos que, en cambio, sí lo han hecho se trata de una jornada global de exaltación, recuerdo y excursión en torno a Leopoldo Bloom, protagonista de aquella novela del irlandés.

Por pura ignorancia, carezco de motivación para celebrar el Bloomsday. Pero hay encima de mi mesa, entre 18 cómics pendientes de reseñar, un trabajo estupendo sobre Joyce. Y ya saben aquello de la ocasión y el oportunismo…

La ruta Joyce de Alfonso Zapico es un trabajo sumamente entretenido, ligero, ameno, ágil, con toques de humor, y que sirve de alternativa guía de viajes por las ciudades que conformaron el imaginario de Joyce: Dublín, Trieste, París y Zurich. En cada uno de esos territorios hay un rastro de aquel extraño irlandés. Zapico, sin quererlo, hace un triple trabajo: expone la vida de Joyce, cuenta sus propios avatares como viajero mochilero, y compone una guía por 4 urbes a las que saca mucho jugo, evitando estereotipos, encontrándose con amigos, y apuntando con sorna donde están las propias lagunas de la ruta Joyce. Porque no todas las ciudades han sabido (o querido) preservar la memoria de aquel autor.

El dibujante asturiano, por cierto, se documenta bien sobre Joyce. Dublinés, su anterior trabajo, también en Astiberri, ya daba abundantes puntadas. Un trabajo más formal que este, una especie de continuación o making-off del anterior. No se lo pierdan. Y luego lean a Joyce. Yo igual me pongo a ello.

Los premios de BCN se van a Galicia

Viernes, Mayo 4th, 2012

Hay jurados que optan por los premios correctos en lugar de arriesgar por los más innovadores. No suele ser el caso del Saló de Cómic de Barcelona, el encuentro más relevante para el tebeo español. Distingue a quien se distingue. A quien abre nuevas vías de expresión. Quizá (seguro que es por eso) porque quien da el galardón es gente que le quiere bien al cómic, con sus filias y sus fobias, pero con amplio conocimiento (y yo no estoy entre ellos, prevengo).

Este año, cuando se cumplen 30 desde que arrancó Ficomic, dos de los principales galardones se van para Galicia. Se los han llevado, precisamente, trabajos innovadores y desde prismas muy diferentes. Para José Domingo es el galardón al mejor tebeo español del año por Aventuras de un oficinista japonés. A Lola Lorente se la distingue como mejor autora revelación gracias a Sangre de mi sangre. Los dos, casualidades, han instalado sus centros de operaciones en Galicia. Aunque ninguno ha nacido en esta comunidad (en Zaragoza y Alicante respectivamente). A los dos les une ahora haber recibido un galardón en la misma edición en la que se premiaba como mejor tebeo internacional a Arzak, último trabajo del ya añorado Moebius. Una bella manera de recordar a uno (si no el más) creadores del tebeo europeo de todos los tiempos. Para el guionista José Ortiz es el premio de honor.

Las aventuras de José Domingo son un despiporre de álbum. Un trabajo mudo, sin palabras, con un color exquisito, y con una estructura idéntica: 4 viñetas por página de idéntico tamaño. Pero la miga está en lo que sucede en cada una de esas secuencias. Hay dos, tres, cuatro historias paralelas y breves y cómicas mientras vemos el patético devenir de ese gris oficinista japonés, perdido en submundos después de cruzar a destiempo un paso de peatones. Un trabajo aparentemente libre, improvisado, ágil, que lleva un trabajo tremendo detrás hasta dar con semejante sencillez y ludicez.

Lo de Lola Lorente es otra cosa. Es un trabajo denso, intenso, raro, difícil de entrar, y aparentemente teatral. Sangre de mi sangre recrea apenas un día en un lugar extraño, con un grupo de adolescentes como protagonistas, y varias historias cruzadas que casi conducen a un mismo desenlace. En un cuidado blanco y negro, hay giros sorprendentes y una puesta en página muy arriesgada. O te encanta (que es mi caso) o lo cierras pronto. Si optas por esto último que sepas que te estás perdiendo algo bello e hipnótico.

Por cierto, en cuanto pueda recupero la página del Culturas de hace dos o tres meses en la que ya os contaba que estos dos trabajos iban a dar que hablar.

 

 

Lean este cómic (y otros muchos)

Lunes, Abril 23rd, 2012

Este 23 de abril, Día del Libro y de las Bibliotecas Públicas, es un buen momento para retomar esta olvidada BDteca. Y no será por que la lista de noticias, novedades y lecturas que tengo acumuladas sea pequeña. De entrada hay como 15 libros esperando que les escriba una míseras líneas.

Este 23 de abril es un buen momento para recomendar algún tebeo. Y el 24 de abril. Y el 25, y el 26… Y hay autores que conviene recomendar siempre. Pocas veces defraudan. Paco Roca es uno de ellos. Desde hace 10 años le sigo los pasos. Me ha regalado tardes inolvidables (desde Arrugas hasta sus Memorias de un hombre en pijama) con ese estilo con sorna y cierto mensaje. Pero me atrae más ese otro autor, algo inquietante, que se maneja con soltura por esa fantasía que bordea el subconsciente, el sueño. Las calles de arena es una de sus mejores entregas, la pérdida de un tipo en una ciudad imposible que es, al fin y al cabo, su propia ciudad.

El juego lúgubre va en esa misma dirección. Es un cómic que desconocía. Y eso que se ha publicado en 3 editoriales diferentes desde el año 2001. El primer trabajo largo de Paco Roca. Ahora lo recupera Astiberri. Y bien que me alegro de ello. Recoge la historia ¿real? ¿inventada? de un asistente de Salvador Dalí (con un nombre figurado en la obra, entiendo que para evitarse problemas) que narra apenas unas jornadas de convivencia con el pintor y su pareja Gala, con sus excesos, sus turbaciones, sus pesadillas, su lado siniestro. Paco Roca lo describe todo rápido, con un dibujo ágil, pero con suficientes trazos como para crear una historia inquietante que te invita a profundizar más en Dalí. Aunque él lo toque casi sin querer.

Hay autores que no me cansaré de recomendar. Y no hace falta que sea 23 de abril. Pero que buena excusa…

El Goya se va para Birdboy

Domingo, Febrero 19th, 2012

Imagen de previsualización de YouTube

Si quieres saber por qué es el mejor cortometraje español de animación del 2011 solo tienes que darle al play ahí arriba. Menos de 13 minutos estremecedores. Enhorabuena a Alberto Vázquez por el Premio Goya. Más que merecido. Y luego te puedes leer Psiconautas, que es un artefacto emocionante y que ayuda a saber y a comprender mucho mejor esta minipelícula.

El conflicto desde arriba

Sábado, Febrero 18th, 2012

Admito que solo con solo ver la portada del último trabajo de Guy Delisle me entró una pereza terrible. Otro relato de vivencias personales, con ese toque de humor e incluso algo de surrealismo, que este tipo ya no entregó con sus estancias en Corea del Norte, China o Birmania. Didácticas, sin duda. Pero, al fin y al cabo, ¿qué podía contar ahora sobre Jerusalén y el conflicto arabe-israelí que no sepamos por decenas de blogs, informaciones diarias y libros mejor o peor documentados? Quizá el único morbo era saber qué posición adoptaría aquí ante una crisis tan polarizada. El libro del canadiense errante durmió varias semanas en la estantería de lecturas pendientes.

El premio que le dieron hace unas semanas en Angouleme al mejor cómic del 2011 me llevó a pensar que, cómo otras muchas veces, tal vez que estaba equivocado. El tebeo lo he devorado en unas horas. Es una joya, didáctico, entretenido, sorprendente. Porque vuelve con la película de siempre, sí, esa que tan buen resultado le da: contar, casi sin querer, su día a día en una situación de conflicto (acompaña allá donde va a su mujer, administrativa en Médicos Sin Fronteras) donde es difícil permanecer ajeno, pero donde te pueden suceder episodios cotidianos, cercanos, que no llegan a través de los medios de comunicación. En sus anteriores tres trabajos biográficos (por el medio tiene ese estupendo cómic mudo llamado Luis va a la playa), Delisle aportaba algo muy valioso: información sobre lugares donde es difícil saber lo que sucede, por veto a la libre información. En el caso de Jerusalén, hay información fácil de encontrar, mucha, pero muy desordenada y muy parcial. Aquí el dibujante hace lo que mejor sabe: simplemente contar, sin valorar, optando por lo que se oye y ve en la calle, por lo que le cuentan sus amigos, con sus conflictos diarios y con sus contradicciones, esas que van desde la cooperación internacional hasta la posición que adopta en asuntos religiosos.

Este Crónicas de Jerusalén, nacido como un blog, es un libro estupendo para librarse de perjuicios, para no pensar que en Oriente Medio es todo negro o blanco, que no solo hay buenos o malos, y que hay un problema de enormes dimensiones en una franja tan diminuta de tierra. Aparte, constituye en algunas secuencias -como todos sus libros, se trata de una compilación de breves historias, de 4 a 6 páginas, a modo de diario- una estupenda guía de viajes, de cafés, de parques infantiles, de iglesias, mezquitas… Y sin patrocinio alguno. Y sin demagogias.