La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘En la librería’

¡¡¡Extra!!! Concurso heroico

Sábado, Diciembre 1st, 2012

Desde esta semana está ya en las librerías El heróe 2, punto final a una de las mejores obras de los últimos 5 años. Y David Rubín anda ya de gira para presentarlo, empezando por Madrid: Expocómic, FNAC… Luego llegará Barcelona y el miércoles primera presentación en Galicia. Será en Alita, en A Coruña. Y en colaboración con la buena gente de esta librería (que está de décimo aniversario, por cierto), en la BDteca sorteamos dos ejemplares de la última obra de Rubín. La mecánica es tan sencilla que sonroja contarla: solo tenéis que comentar que es lo que más os gustó de El héroe 1. Sin más. Y a esperar por el premio. El miércoles, último día para participar.

¡Suerte a todos!

Sobre el vaho de la memoria

Lunes, Noviembre 19th, 2012

A partir de este boceto, perpetrado hace unos 6 años en un hotel de Corea del Sur, nació Ardalén de la mano de Miguelanxo Prado. El cómic llega esta semana a las librerías. Kiko da Silva dice que es un libro incluso mejor que Trazo de tiza. Y si lo dice alguien que sabe tanto de tebeos… Puedes comprobar la calidad de este trabajo pasándote por aquí y leyendo sus 40 primeras páginas.

Tuve la inmensa suerte de leer Ardalén hace ya dos semanas, una cortesía que nunca agradeceré suficiente. Y con ese material escribí estas líneas en el Culturas de La Voz de Galicia:

El debate que sirve de excusa para presentar Ardalén es apasionante, y conviene empezar por esto: somos lo que somos porque recordamos, porque tenemos la seguridad (inconsciente) de que al levantarnos seguiremos sabiendo quién somos. Porque intuimos que todo eso, la memoria, es inalterable. Es nuestra. Pero ¿sería posible asimilar los recuerdos de otra persona? ¿No es cierto que si, por lo que sea, recordásemos lo que olvidamos, y olvidamos lo que recordamos, nos convertiríamos en otra persona?

Sobre ese asiento, el de la memoria, el de los recuerdos, acomoda Miguelanxo Prado la obra más extensa, tal vez más compleja y mejor ejecutada de su carrera. Regresa el dibujante coruñés a su género, el cómic, tras su muy personal apuesta cinematográfica, De profundis, un largometraje de animación que se emparenta mucho con este Ardalén, sobre todo en las incursiones en el mar que tan bien sabe desarrollar Prado.

Desde el 2004 no publicaba nada nuevo el también director de Viñetas desde o Atlántico. Su último lanzamiento en dibujo fue aquel La mansión de los Pampín que se llevó el premio a la mejor obra en el Salón de Barcelona. Ardalén, que ha supuesto cuatro años de desarrollo, nada tiene que ver con aquella premonitoria fábula sobre la especulación inmobiliaria. Y viene además con una novedad: es la primera vez que Prado verá su obra publicada, a un mismo tiempo, en gallego (la lengua en la que se expresa habitualmente) y castellano. Ambas llegan a la librería este 20 de noviembre. Publican, respectivamente, El Patito Editorial y Norma. Hasta la fecha lo normal era leer cualquier estreno de Prado en francés antes que en gallego. Se ha puesto fin a la paradoja. El resto de traducciones, media docena ya firmadas, y que el dibujante está haciendo manualmente en su casa (para reproducir la tipografía diferente que emplea para cada personaje) no estarán hasta la primavera.

Ardalén es un trabajo lleno de matices, de esquinas por las que parece que se escapa el relato. Con desconexiones que chocan pero que al final conforman todo el cuadro. Arranca con un extraño, pero bello, poema visual de cuatro páginas sobre unos paisajes que inspirados certeramente en Os Ancares (Lugo), donde se ambienta una obra que va viajando por Cuba, Venezuela y A Coruña desde mediados del siglo pasado. Habla ese poema de la quietud del mar y de la facilidad que tiene para devorar barcos y hombres, y su significado no se termina de entender hasta llegar a las últimas páginas.

Por el medio aparece una historia de investigación personal, la de una joven, Sabela, que trata de reconstruir (sin saber muy bien por qué) la vida de su abuelo tras emigrar a América, volver y regresar de nuevo al Caribe, sin que hubiera más pistas sobre su paradero. Una historia, esta de la emigración fallida, en la que se reconocerán muchos hogares. Las pistas de Sabela la llevan a una aldea por la zona de Noceda en la que conocerá a Fidel, un tipo anciano que, dicen, es el único que se fue a ultramar.

Pero su memoria, aparentemente, no está para mucha arqueología. La relación que a partir de su encuentro tejen Sabela y Fidel lleva a tres tiempos diferentes: presente, pasado y ficción. Y es en el tercero cuando vuela la imaginación del anciano y cuando la obra alcanza su pico emocional. Y Prado, su cumbre creativa. Las imágenes de salas de estar convertidas en un acuario, las secuencias de bailes imaginados o del paso de enormes ballenas por un prado tienen una fuerza estremecedora, deudoras del movimiento del realismo mágico. La trama se mueve así con soltura entre la realidad y la ficción, con una sucesión de personajes secundarios muy bien caracterizados, con diálogos estupendos y un acabado apenas perceptible, sin estridencias cromáticas, y una variada composición de planos.

Hay tres tiempos narrativos en Ardalén (nombre inventado de una especie de viento que cruza océanos), y pausas entre capítulos en los que se cuela un breve ensayo sobre la memoria, una entrevista, un tratado sobre ballenas… Y un conjunto de documentos (documentos de naufragios, resúmenes meteorológicos, cartas de la emigración, billetes de pasaje a América…).

El juego es el mismo que en Trazo de tiza: se deja en manos del lector el peso de cerrar la historia. Todo con la verosimilitud, empaque dramático y justificación narrativa suficientes para que uno se haga su propia composición y vaya reconstruyendo el complejo hipotálamo de Fidel, siempre a punto de evaporarse.

¿El mejor cómic de Prado? Opinen

En breve en las librerías…

Miércoles, Octubre 31st, 2012

Esta es la carta de presentación, la portada, de la segunda parte de El Héroe, el mayor trabajo hasta la fecha de David Rubín. Deslumbró con la primera parte, y no se espera menos de la segunda. Lleva meses dejándose las uñas el tipo en este cómic y la primera parte acaba de salir al mercado europeo.

Astiberri, que, como (casi) siempre edita a David, acaba de mandar el tocho a la imprenta. El día 30 de noviembre lo tendrán en sus librerías. Paguen por ello. Merecerá, mucho, la pena. Esto dice Craig Thompson, autor de las sobresalientes (y también cómic-río) Habibi y Blankets: “Estas páginas se perciben como inmensas, expansivas y cinéticas. Palpitan y resplandecen. En el trazo de su pincel, los personajes clásicos reciben nuevas voces, que suenan a la vez ruidosas y peligrosas, eróticas y urgentes; relevantes”.

Así es Ardalén…

Miércoles, Septiembre 26th, 2012

Y digo yo que si hemos esperado 3 años -desde que se anunció-, todavía podemos aguardar hasta finales de octubre o ya noviembre para leerlo. Saldrá entonces en gallego (sí señores) y en castellano. El resto tendrán que esperar hasta marzo del 2013.

Por ambición, historia (un trabajo en torno al peso de la memoria, o la falta de ella, vamos, desarrollado en 200 páginas), dibujo y edición, Ardalén ante la obra más imponente (de hecho es la más extensa de su bibliografía) de Miguelanxo Prado, al que echamos de menos desde aquel extraordinario retrato sobre el bum inmobiliario (y miren donde hemos acabado) llamado La mansión de los Pampín; un tebeo, por cierto, que puedes leer íntegro aquí.

Y esto es lo que dice Prado: «Ardalén es una historia en torno a la memoria personal. La memoria como esencia de nuestra existencia, de la percepción de nuestra propia vida, de nuestra identidad. Puede sonar filosófico pero, al final, se trata de un puñado de seres humanos que se ayudan y se hacen daño unos a otros, algunos llegan a quererse y todos se aferran a sus recuerdos para intentar evitar el naufragio. Gracias a todos los que durante estos tres años me habéis manifestado vuestra impaciencia por este nuevo libro. Espero no defraudaros».

Galería de imágenes Ardalén.

 

Releer Trazo de tiza / xiz

Viernes, Junio 1st, 2012

A los dibujantes gallegos no les extraña (aunque sé que a muchos les aburre ya la cuestión) que en medio de una entrevista se les interrogue por la influencia de Miguelanxo Prado, uno de los mejores creadores de cómic en Europa, pero cuya ascendencia en el nuevo cómic gallego es, podemos decir, algo limitada. Prado es un dibujante soberbio, uno de los tipos con una producción más variopinta y personal, un fenómeno global. Pero de tamaña proyección internacional que, al igual que en el apunte anterior, le ha faltado, curiosamente, llegar más en su territorio y, sobre todo, poder leerse en el idioma en el que él tan bien se expresa: el gallego. Hace unos años, El Patito Editorial inició la recuperación de las obras de Prado hasta llegar ahora a su cumbre:

La publicación en gallego de este Trazo de xiz, y la nueva edición que acaba de presentar Norma (su editorial en España), son la excusa perfecta para recuperar uno de los 10 mejores tebeos que he leído en toda mi vida (y he leído algo más de 10), un trabajo complejo, extraño, dibujado con sumo tacto (naturaleza, paisajes, pasajes…) y con un final abierto, de varias aristas, y en un tiempo indefinido. Un único escenario (una diminuta isla) y un grupo de adultos que guardan muchos secretos. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu biblioteca.

Prado prepara ahora (esperemos que al fin para acabar el 2012) Ardalén. Una ambiciosa novela gráfica sobre la memoria, las familias, los recuerdos. Recuerda algo a esa perla de hace 20 años que se mantiene hoy igualmente rompedora. Las nuevas ediciones recuperan algunas apreciaciones personales de Prado, bocetos, dibujos pensados para portadas, otros diseños y perspectivas de personajes y hasta alguna señal sobre botánica y animales varios (las siempre presentes gaviotas).

Un par de apuntes finales: Exposición sobre Prado en el fabuloso Garaxe Hermético, y un tebeo gratis: A mansión dos Pampín, premio en el Salón de BCN e irónica denuncia sobre la especulación inmobiliaria.

 

Economía para estúpidos

Jueves, Mayo 10th, 2012

Hay gente que se ha propuesto seriamente explicarnos qué nos está pasando, sin darle rodeos y sin dárselas de nuevo economista (esos que son expertos en predecir el pasado). Y es necesario tener algunas pautas muy claras para entender muchas de las historias que se leen a diario en los periódicos desde que se inició esta pendiente (en agosto se cumplirán 5 años del primer toque de atención). Hay ensayos bien jugosos en las librerías. Particularmente a mí se me aclararon algunas dudas tras leer Hay alternativas; Huy! Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar; y Grietas del sistema. Se explican muy bien los motivos por los que el planeta se va por el fregadero, y se apuntan soluciones fáciles e entender, y posibles.

En el cómic hay algún outsider que también trata de explicar, a su manera, lo que ocurre en el mundo. Poco después de que aflorara el 15M se editaron varios cómics con resultados diversos: desde infantiles odas hasta ensayos dibujados muy atinados (en otro momento haremos un resumen). Y en medio de todo ello aparece Aleix Saló. Un creador sin proponérselo, con una cabeza muy bien amueblada que fue capaz de resumir a la perfección la burbuja inmobiliaria con este vídeo (y, paralelamente, cómic): Españistán: este país se va a la mierda (y razón no le ha faltado)

Imagen de previsualización de YouTube

El tipo no debió de quedarse tranquilo con este trabajo y ahora llega la continuación. Españistán tenía lagunas, un dibujo que no convencía, y argumentos conocidos y algo ligeros. Simiocracia, su segundo trabajo, es mejor. Igual de sencillo, con un ritmo tremendo, pero llegando algo más allá en su explicación de la crisis, con sorna, con gracia, y con muy mala leche en el fondo, recordando cómo entre los dos grandes partidos han ido creando una burbuja a su medida, y con los medios jugando un papel a veces idiotizante, desmontando las verdades asumidas y, sobre todo, preguntándose sin parar el por qué de cada situación, medida o decisión. Simiocracia es un trabajo para despertarse y, si uno le hace mucho caso, para irse a las calles con ganas de… Con ganas, cuando menos, de no acabar como el tipo de la portada de este libro. Recomendable.

Lean este cómic (y otros muchos)

Lunes, Abril 23rd, 2012

Este 23 de abril, Día del Libro y de las Bibliotecas Públicas, es un buen momento para retomar esta olvidada BDteca. Y no será por que la lista de noticias, novedades y lecturas que tengo acumuladas sea pequeña. De entrada hay como 15 libros esperando que les escriba una míseras líneas.

Este 23 de abril es un buen momento para recomendar algún tebeo. Y el 24 de abril. Y el 25, y el 26… Y hay autores que conviene recomendar siempre. Pocas veces defraudan. Paco Roca es uno de ellos. Desde hace 10 años le sigo los pasos. Me ha regalado tardes inolvidables (desde Arrugas hasta sus Memorias de un hombre en pijama) con ese estilo con sorna y cierto mensaje. Pero me atrae más ese otro autor, algo inquietante, que se maneja con soltura por esa fantasía que bordea el subconsciente, el sueño. Las calles de arena es una de sus mejores entregas, la pérdida de un tipo en una ciudad imposible que es, al fin y al cabo, su propia ciudad.

El juego lúgubre va en esa misma dirección. Es un cómic que desconocía. Y eso que se ha publicado en 3 editoriales diferentes desde el año 2001. El primer trabajo largo de Paco Roca. Ahora lo recupera Astiberri. Y bien que me alegro de ello. Recoge la historia ¿real? ¿inventada? de un asistente de Salvador Dalí (con un nombre figurado en la obra, entiendo que para evitarse problemas) que narra apenas unas jornadas de convivencia con el pintor y su pareja Gala, con sus excesos, sus turbaciones, sus pesadillas, su lado siniestro. Paco Roca lo describe todo rápido, con un dibujo ágil, pero con suficientes trazos como para crear una historia inquietante que te invita a profundizar más en Dalí. Aunque él lo toque casi sin querer.

Hay autores que no me cansaré de recomendar. Y no hace falta que sea 23 de abril. Pero que buena excusa…

Esto da mucho miedo

Jueves, Febrero 9th, 2012

Con REC, sinceramente, lo pasé muy mal, en casa y en el cine. En el primer caso (primera parte) tuve que apagar el televisor. En el segundo (segunda parte), noté que estaba apretando algo los dientes. Es algo visceral, seguro. Y con cura. Ignoro si iré a ver la tercera parte. Por lo pronto en unas semanas tendremos en la librería esto tan atroz, coinciendo con el estreno en el cine de esta película. Un cómic que se mueve entre el ingenio y el ejercicio descarado de márketing. Una selección de ilustraciones de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Firman este trabajo colectivo, este este REC 0 gente tan ilustre y respetable como Miguel Ángel Martín. Ustedes verán…