La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Descarga tebeos’

Así es Ardalén…

miércoles, septiembre 26th, 2012

Y digo yo que si hemos esperado 3 años -desde que se anunció-, todavía podemos aguardar hasta finales de octubre o ya noviembre para leerlo. Saldrá entonces en gallego (sí señores) y en castellano. El resto tendrán que esperar hasta marzo del 2013.

Por ambición, historia (un trabajo en torno al peso de la memoria, o la falta de ella, vamos, desarrollado en 200 páginas), dibujo y edición, Ardalén ante la obra más imponente (de hecho es la más extensa de su bibliografía) de Miguelanxo Prado, al que echamos de menos desde aquel extraordinario retrato sobre el bum inmobiliario (y miren donde hemos acabado) llamado La mansión de los Pampín; un tebeo, por cierto, que puedes leer íntegro aquí.

Y esto es lo que dice Prado: «Ardalén es una historia en torno a la memoria personal. La memoria como esencia de nuestra existencia, de la percepción de nuestra propia vida, de nuestra identidad. Puede sonar filosófico pero, al final, se trata de un puñado de seres humanos que se ayudan y se hacen daño unos a otros, algunos llegan a quererse y todos se aferran a sus recuerdos para intentar evitar el naufragio. Gracias a todos los que durante estos tres años me habéis manifestado vuestra impaciencia por este nuevo libro. Espero no defraudaros».

Galería de imágenes Ardalén.

 

El conflicto minero según Zapico

domingo, junio 17th, 2012

Y ya que os hablaba ayer de Alfonso Zapico, no dejéis de leer su particular versión sobre el mal llamado conflicto minero, que no es tal conflicto, es simplemente que el Gobierno quiere dejar morir un sector y condenar al paro a miles de trabajadores en Asturias, León, Teruel… Aquí podéis leer esta breve, oportuna y muy bien enfocada historieta.

Releer Trazo de tiza / xiz

viernes, junio 1st, 2012

A los dibujantes gallegos no les extraña (aunque sé que a muchos les aburre ya la cuestión) que en medio de una entrevista se les interrogue por la influencia de Miguelanxo Prado, uno de los mejores creadores de cómic en Europa, pero cuya ascendencia en el nuevo cómic gallego es, podemos decir, algo limitada. Prado es un dibujante soberbio, uno de los tipos con una producción más variopinta y personal, un fenómeno global. Pero de tamaña proyección internacional que, al igual que en el apunte anterior, le ha faltado, curiosamente, llegar más en su territorio y, sobre todo, poder leerse en el idioma en el que él tan bien se expresa: el gallego. Hace unos años, El Patito Editorial inició la recuperación de las obras de Prado hasta llegar ahora a su cumbre:

La publicación en gallego de este Trazo de xiz, y la nueva edición que acaba de presentar Norma (su editorial en España), son la excusa perfecta para recuperar uno de los 10 mejores tebeos que he leído en toda mi vida (y he leído algo más de 10), un trabajo complejo, extraño, dibujado con sumo tacto (naturaleza, paisajes, pasajes…) y con un final abierto, de varias aristas, y en un tiempo indefinido. Un único escenario (una diminuta isla) y un grupo de adultos que guardan muchos secretos. Es una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu biblioteca.

Prado prepara ahora (esperemos que al fin para acabar el 2012) Ardalén. Una ambiciosa novela gráfica sobre la memoria, las familias, los recuerdos. Recuerda algo a esa perla de hace 20 años que se mantiene hoy igualmente rompedora. Las nuevas ediciones recuperan algunas apreciaciones personales de Prado, bocetos, dibujos pensados para portadas, otros diseños y perspectivas de personajes y hasta alguna señal sobre botánica y animales varios (las siempre presentes gaviotas).

Un par de apuntes finales: Exposición sobre Prado en el fabuloso Garaxe Hermético, y un tebeo gratis: A mansión dos Pampín, premio en el Salón de BCN e irónica denuncia sobre la especulación inmobiliaria.

 

Los flojos cómics del 15-M

domingo, mayo 13th, 2012

La exageradamente llamada Spanish revolution pilló por sorpresa a casi todo el mundo. Era difícil de explicar, de entender, de contextualizar y, sobre todo, de adivinar el futuro que tenía por delante. Un año después, la vuelta de miles de personas a la calle reivindicando, nuevamente, un cambio individual y global, demuestra que el 15-M no fue flor de unos meses. A ese voluntarioso y extraordinario movimiento le dio nombre un libro, Indignaos, del francés Stephane Hessel, y tras él surgieron otros muchos trabajos, algunos más panfletos que ensayos con cierto afán de perdurar.

La mayoría de cómics editados al calor de ese movimiento forman parte de la primera categoría. Las viñetas no han logrado captar aún, en una buena obra, todo lo que el 15-M significa. Las tres obras que tuve oportunidad de leer tras el pasado verano, surgidas cuando el movimiento de los indignados estaba muy presente, me dejaron frío. Tanto que terminé por regalarlas a alguien que seguro que las apreciaba mejor. Os dejo aquí lo que escribí de aquellos trabajos hace ya 9 meses (sigo pensando lo mismo):

Era cuestión de tiempo que el movimiento del 15-M llegara al cómic, el medio más cercano para buena parte de los miembros de este heterogéneo colectivo. Las obras que las editoriales han sacado estas últimas semanas revelan una cierta urgencia —se nota en varias erratas—, bien por la necesidad de evitar que esto quede en el olvido, bien por el propio interés de las editoriales ante la magnitud social, mediática y política que ha tomado el asunto.
Comparten Cuaderno de Sol (la única de un solo autor), la propia Yes We Camp! (el título se lo da una de las consignas más repetidas de los acampados) y Revolution Complex virtudes como la ironía, la reflexión, la crónica, el compromiso… Pero también vicios como un exceso de complacencia y polaridad: los buenos están a un lado (acampados) y los malos, al otro (policía, medios de comunicación, políticos y banqueros). Se sale de su lectura con una buena dosis de información, pero sin una imagen clara y completa sobre la spanish revolution. Quizá por la propia heterodoxia del movimiento, con múltiples aristas. Pese al notable elenco de nombres que pasan por estas obras (más de 60), no hay respuesta a unas dudas para el lego en este fenómeno: ¿cómo nace el 15-M?, ¿de dónde parte la idea? y, sobre todo, ¿qué va a ser de todo esto? A los indignados se les presupone, y así lo han demostrado, una gran imaginación, audacia y descaro para responder a los retos que presenta el cambiante siglo XXI en que es difícil encontrar acomodo.

Revolution Complex, una obra colectiva, responde a esa misma premisa. De los nacidas al calor del 15-M, es el cómic más atrevido a nivel artístico, y el más homogéneo en su resultado. Hay desde ridiculizantes historias sobre los activistas prosistema —¿qué pasaría si fueran los ricos los que acamparan?, se preguntaron con irreverencia Pepe Larraz, Miguel Ángel Vázquez y Jordi Pastor— hasta entrevistas, aparentemente reales del italiano Stassi (un tipo muy comprometido políticamente) que hace doméstico el 15-M. Muy reseñables son las tiras de Artur Laperla y Marcos Prior, en la mejor tradición de la viñeta de prensa. Un descubrimiento. Prior, junto a Homs, firma además una soberbia secuencia sobre el nacimiento del odio, de la venganza y de la rencilla que empaña la sociedad contemporánea. El tamiz en blanco y negro de todas las páginas le aporta, además un cierto toque fanzine, muy propio del tema.

Yes We Camp! (en el enlace lo puedes leer íntegro) comparte el espíritu colectivo, sin protagonismos individuales (seña propia del 15-M), con miniensayos entre las historietas, y nombres muy reconocidos e ilustres: Paco Roca (casi siempre excepcional, aunque flojea aquí), Pere Joan, Eduard Punset, Miguel Gallardo, Carlos Giménez… Y gratos descubrimientos como Ximo Abadía o Pere Mejan. Quizá por esa amalgama de nombres hay demasiadas diferencias, lugares comunes y el resultado no es nada redondo.

La más floja es Cuaderno de Sol. Enrique Flores tenía mimbres para hacer una obra estupenda. Es un buen dibujante, y su implicación en el 15-M, tras días enteros en la Puerta del Sol, le debería permitir hacer algo mejor que esta apología. La obra es una sucesión inconexa de viñetas de difícil lectura —se entiende, porque las hizo sobre el terreno—, confusas, con demasiado ruido y excesivamente complacientes. Le falta, además, algo a lo que Flores habría podido llegar con naturalidad: sentimiento. Aunque igual esa era su intención.

Aquí en pdf

Mariano «by the face»

lunes, junio 20th, 2011

El siempre inquieto Mariano Casas nos regala Vacaciones en la batea, un trabajo colorido, desconcertante, extraño, hilarante y, como siempre en este tipo, nada-nada-nada convencional. Con un Bob Esponja (y no conviene contar mucho más) explosivo. Pasen y lean (on line) estas 46 páginas por el morro.

¿El mejor cómic del 2010?

martes, enero 11th, 2011

elinviernodeldibujante

Sí, al menos para los lectores (entre los que me incluyo) que votaron en La cárcel de papel. Yo fui uno de los que lo votó. También lo hicieron varios de los comiqueros que han pasado por la BDteca estos últimos días. Un trabajo entrañable, impecable artísticamente, entrenido y muy aleccionador.

Aquí os dejo la minireseña que hice de esta obra a inicios de diciembre en el suplemento Culturas:

Retrato de una rebeldía

«Un episodio poco conocido para el gran público en torno a la célebre editorial Bruguera le sirve a Paco Roca para hacer un extraordinario cómic de homenaje a un tiempo,los años 50, y a unos dibujantes que alumbraron una de las mejores épocas del tebeo español. Roca recrea la rebeldía de los míticos Conti, Cifré, Escobar, Giner y Peñarroya para fundar la revista Tío Vivo abandonando Bruguera, una apuesta de libertad creativa en plena dictadura franquista que terminó fracasando. Un trabajo impecable, con una gran documentación, y el empleo de diferentes colores de fondo de página». (esta es la pagina)

Si queréis saber por qué Paco Roca ha firmado uno de los grandes trabajos del 2010, podéis descargaros las 15 primeras páginas.

Es el capitalismo (en viñetas)

martes, noviembre 30th, 2010

La propuesta del ex futbolista y ex karateka Eric Cantona está dando la vuelta a la Red con una facilidad pasmosa. Quizá porque el francés ha sabido presentar con su chulería habitual y en voz alta una propuesta que a muchos les ronda la cabeza: ¿Qué pasa si los bancos se quedan sin dinero? El 7 de diciembre sabremos si ha triunfado o se queda en nada. Me huelo lo segundo…

diademercado

La idea del genio de la bleu es, en resumidas cuentas, atacar al germen mismo del capitalismo. Pero, ¿dónde y cómo nació? Fuera de las teorías macroeconómicas, Día de mercado es uno de los mejores exponentes del alumbramiento del libre mercado y de sus consecuencias no para Wall Street, sino para un sencillo vendedor de alfombras. El argumento es este: un artesano de la toda la vida se va al mercado a unas horas para el nacimiento de su primer hijo. Allí se encuentra con que su comprador habitual, un pequeño mayorista, se ha desprendido de su negocio en favor de un tipo que, por encima de costumbres y de calidades, lo primero que evalúa es el coste y los beneficios. La obra de James Sturm es fiel reflejo del choque que aquel cambio mercantilista provocó en la sociedad de hace más de 10o años, la que tuvo que empeñar hasta el burro para salir adelante. La obra te deja desazonado, triste, algo impotente. Y no se sirve de un dramático blanco y negro, ni de un dibujo sucio. Está todo claro y bien dispuesto en cada página, con algunos ejemplos de distorsión visual muy logrados. La historia ya es suficientemente dramática y, a pequeña escala, extensible a muchos puntos del planeta, aunque en esta ocasión se nos sitúe en algún país del Este europeo. Hay sinceridad y diálogos fluidos. Te crees y comprendes a cada uno de los que por aquí desfilan.

Hoy, no estamos tan lejos ahora de aquellos días de mercado. Si quieres descargarte las primeras páginas de esta obra, pincha aquí.

Premio Castelao 6.0

lunes, octubre 25th, 2010

brais

El señor que firma esta oscura historieta, llamado Brais Rodríguez, es un fenómeno que lleva tiempo deleitando en decenas de publicaciones, desde el fanzine Enfermo hasta algún Barsowia. Hoy se ha llevado el Premio Castelao, uno de los mayores espaldarazos que se puedes llevar si te dedicas a esto del tebeo y que te abre más de una puerta. Los cinco que le precedieron pueden dar fe de ello.

Algo más sobre Brais, aquí, en la imprescindible guía de Cultura Galega.

+ INFO