La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘De lo que se habla’

El conflicto minero según Zapico

domingo, junio 17th, 2012

Y ya que os hablaba ayer de Alfonso Zapico, no dejéis de leer su particular versión sobre el mal llamado conflicto minero, que no es tal conflicto, es simplemente que el Gobierno quiere dejar morir un sector y condenar al paro a miles de trabajadores en Asturias, León, Teruel… Aquí podéis leer esta breve, oportuna y muy bien enfocada historieta.

Otro tipo de Bloomsday

sábado, junio 16th, 2012

Hoy es Bloomsday. Para los que no hemos leído el Ulises de James Joyce (y no nos da vergüenza decirlo) el 16 de junio es una jornada más en el apacible calendario de días huecos. Para muchos que, en cambio, sí lo han hecho se trata de una jornada global de exaltación, recuerdo y excursión en torno a Leopoldo Bloom, protagonista de aquella novela del irlandés.

Por pura ignorancia, carezco de motivación para celebrar el Bloomsday. Pero hay encima de mi mesa, entre 18 cómics pendientes de reseñar, un trabajo estupendo sobre Joyce. Y ya saben aquello de la ocasión y el oportunismo…

La ruta Joyce de Alfonso Zapico es un trabajo sumamente entretenido, ligero, ameno, ágil, con toques de humor, y que sirve de alternativa guía de viajes por las ciudades que conformaron el imaginario de Joyce: Dublín, Trieste, París y Zurich. En cada uno de esos territorios hay un rastro de aquel extraño irlandés. Zapico, sin quererlo, hace un triple trabajo: expone la vida de Joyce, cuenta sus propios avatares como viajero mochilero, y compone una guía por 4 urbes a las que saca mucho jugo, evitando estereotipos, encontrándose con amigos, y apuntando con sorna donde están las propias lagunas de la ruta Joyce. Porque no todas las ciudades han sabido (o querido) preservar la memoria de aquel autor.

El dibujante asturiano, por cierto, se documenta bien sobre Joyce. Dublinés, su anterior trabajo, también en Astiberri, ya daba abundantes puntadas. Un trabajo más formal que este, una especie de continuación o making-off del anterior. No se lo pierdan. Y luego lean a Joyce. Yo igual me pongo a ello.

Los flojos cómics del 15-M

domingo, mayo 13th, 2012

La exageradamente llamada Spanish revolution pilló por sorpresa a casi todo el mundo. Era difícil de explicar, de entender, de contextualizar y, sobre todo, de adivinar el futuro que tenía por delante. Un año después, la vuelta de miles de personas a la calle reivindicando, nuevamente, un cambio individual y global, demuestra que el 15-M no fue flor de unos meses. A ese voluntarioso y extraordinario movimiento le dio nombre un libro, Indignaos, del francés Stephane Hessel, y tras él surgieron otros muchos trabajos, algunos más panfletos que ensayos con cierto afán de perdurar.

La mayoría de cómics editados al calor de ese movimiento forman parte de la primera categoría. Las viñetas no han logrado captar aún, en una buena obra, todo lo que el 15-M significa. Las tres obras que tuve oportunidad de leer tras el pasado verano, surgidas cuando el movimiento de los indignados estaba muy presente, me dejaron frío. Tanto que terminé por regalarlas a alguien que seguro que las apreciaba mejor. Os dejo aquí lo que escribí de aquellos trabajos hace ya 9 meses (sigo pensando lo mismo):

Era cuestión de tiempo que el movimiento del 15-M llegara al cómic, el medio más cercano para buena parte de los miembros de este heterogéneo colectivo. Las obras que las editoriales han sacado estas últimas semanas revelan una cierta urgencia —se nota en varias erratas—, bien por la necesidad de evitar que esto quede en el olvido, bien por el propio interés de las editoriales ante la magnitud social, mediática y política que ha tomado el asunto.
Comparten Cuaderno de Sol (la única de un solo autor), la propia Yes We Camp! (el título se lo da una de las consignas más repetidas de los acampados) y Revolution Complex virtudes como la ironía, la reflexión, la crónica, el compromiso… Pero también vicios como un exceso de complacencia y polaridad: los buenos están a un lado (acampados) y los malos, al otro (policía, medios de comunicación, políticos y banqueros). Se sale de su lectura con una buena dosis de información, pero sin una imagen clara y completa sobre la spanish revolution. Quizá por la propia heterodoxia del movimiento, con múltiples aristas. Pese al notable elenco de nombres que pasan por estas obras (más de 60), no hay respuesta a unas dudas para el lego en este fenómeno: ¿cómo nace el 15-M?, ¿de dónde parte la idea? y, sobre todo, ¿qué va a ser de todo esto? A los indignados se les presupone, y así lo han demostrado, una gran imaginación, audacia y descaro para responder a los retos que presenta el cambiante siglo XXI en que es difícil encontrar acomodo.

Revolution Complex, una obra colectiva, responde a esa misma premisa. De los nacidas al calor del 15-M, es el cómic más atrevido a nivel artístico, y el más homogéneo en su resultado. Hay desde ridiculizantes historias sobre los activistas prosistema —¿qué pasaría si fueran los ricos los que acamparan?, se preguntaron con irreverencia Pepe Larraz, Miguel Ángel Vázquez y Jordi Pastor— hasta entrevistas, aparentemente reales del italiano Stassi (un tipo muy comprometido políticamente) que hace doméstico el 15-M. Muy reseñables son las tiras de Artur Laperla y Marcos Prior, en la mejor tradición de la viñeta de prensa. Un descubrimiento. Prior, junto a Homs, firma además una soberbia secuencia sobre el nacimiento del odio, de la venganza y de la rencilla que empaña la sociedad contemporánea. El tamiz en blanco y negro de todas las páginas le aporta, además un cierto toque fanzine, muy propio del tema.

Yes We Camp! (en el enlace lo puedes leer íntegro) comparte el espíritu colectivo, sin protagonismos individuales (seña propia del 15-M), con miniensayos entre las historietas, y nombres muy reconocidos e ilustres: Paco Roca (casi siempre excepcional, aunque flojea aquí), Pere Joan, Eduard Punset, Miguel Gallardo, Carlos Giménez… Y gratos descubrimientos como Ximo Abadía o Pere Mejan. Quizá por esa amalgama de nombres hay demasiadas diferencias, lugares comunes y el resultado no es nada redondo.

La más floja es Cuaderno de Sol. Enrique Flores tenía mimbres para hacer una obra estupenda. Es un buen dibujante, y su implicación en el 15-M, tras días enteros en la Puerta del Sol, le debería permitir hacer algo mejor que esta apología. La obra es una sucesión inconexa de viñetas de difícil lectura —se entiende, porque las hizo sobre el terreno—, confusas, con demasiado ruido y excesivamente complacientes. Le falta, además, algo a lo que Flores habría podido llegar con naturalidad: sentimiento. Aunque igual esa era su intención.

Aquí en pdf

Economía para estúpidos

jueves, mayo 10th, 2012

Hay gente que se ha propuesto seriamente explicarnos qué nos está pasando, sin darle rodeos y sin dárselas de nuevo economista (esos que son expertos en predecir el pasado). Y es necesario tener algunas pautas muy claras para entender muchas de las historias que se leen a diario en los periódicos desde que se inició esta pendiente (en agosto se cumplirán 5 años del primer toque de atención). Hay ensayos bien jugosos en las librerías. Particularmente a mí se me aclararon algunas dudas tras leer Hay alternativas; Huy! Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar; y Grietas del sistema. Se explican muy bien los motivos por los que el planeta se va por el fregadero, y se apuntan soluciones fáciles e entender, y posibles.

En el cómic hay algún outsider que también trata de explicar, a su manera, lo que ocurre en el mundo. Poco después de que aflorara el 15M se editaron varios cómics con resultados diversos: desde infantiles odas hasta ensayos dibujados muy atinados (en otro momento haremos un resumen). Y en medio de todo ello aparece Aleix Saló. Un creador sin proponérselo, con una cabeza muy bien amueblada que fue capaz de resumir a la perfección la burbuja inmobiliaria con este vídeo (y, paralelamente, cómic): Españistán: este país se va a la mierda (y razón no le ha faltado)

Imagen de previsualización de YouTube

El tipo no debió de quedarse tranquilo con este trabajo y ahora llega la continuación. Españistán tenía lagunas, un dibujo que no convencía, y argumentos conocidos y algo ligeros. Simiocracia, su segundo trabajo, es mejor. Igual de sencillo, con un ritmo tremendo, pero llegando algo más allá en su explicación de la crisis, con sorna, con gracia, y con muy mala leche en el fondo, recordando cómo entre los dos grandes partidos han ido creando una burbuja a su medida, y con los medios jugando un papel a veces idiotizante, desmontando las verdades asumidas y, sobre todo, preguntándose sin parar el por qué de cada situación, medida o decisión. Simiocracia es un trabajo para despertarse y, si uno le hace mucho caso, para irse a las calles con ganas de… Con ganas, cuando menos, de no acabar como el tipo de la portada de este libro. Recomendable.

Hoy han muerto dos dibujantes

sábado, marzo 10th, 2012

Con la misma edad y en el mismo día han muerto dos dibujantes extraordinarios, tal vez los más relevantes de la escena europea de los últimos 40 años. Uno firmaba como Gir. Otro, como Moebius. Los dos convivían, con mejor o peor fortuna, en un mismo cuerpo, el de Jean Henri Gaston Giraud. A ellos (a él) les debemos series tan variadas y tan sobresalientes como la del teniente Blueberry (el western más famoso del cómic, con permiso de Lucky Luke), El Incal, Arzak (aunque hay varias maneras de escribirlo, aviso) o esa enciclopedia de la ilustración que es El garage hermético.  Gir era la personalidad más clásica, la que exhibía talento, rostros, ambientes, el Oeste… Moebius era el desparrame artístico, la improvisación, el talento sin barreras, la ciencia-ficción. Uno era de su madre. El otro, de su padre.

El hueco es difícil de llenar, sin duda. Y no solo en el cómic. Giraud participó en algunas muy notables producciones de cine, desde Alien hasta Willow, diseñando la producción o el vestuario.

Descanse(n) en paz.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

El Goya se va para Birdboy

domingo, febrero 19th, 2012

Imagen de previsualización de YouTube

Si quieres saber por qué es el mejor cortometraje español de animación del 2011 solo tienes que darle al play ahí arriba. Menos de 13 minutos estremecedores. Enhorabuena a Alberto Vázquez por el Premio Goya. Más que merecido. Y luego te puedes leer Psiconautas, que es un artefacto emocionante y que ayuda a saber y a comprender mucho mejor esta minipelícula.

El conflicto desde arriba

sábado, febrero 18th, 2012

Admito que solo con solo ver la portada del último trabajo de Guy Delisle me entró una pereza terrible. Otro relato de vivencias personales, con ese toque de humor e incluso algo de surrealismo, que este tipo ya no entregó con sus estancias en Corea del Norte, China o Birmania. Didácticas, sin duda. Pero, al fin y al cabo, ¿qué podía contar ahora sobre Jerusalén y el conflicto arabe-israelí que no sepamos por decenas de blogs, informaciones diarias y libros mejor o peor documentados? Quizá el único morbo era saber qué posición adoptaría aquí ante una crisis tan polarizada. El libro del canadiense errante durmió varias semanas en la estantería de lecturas pendientes.

El premio que le dieron hace unas semanas en Angouleme al mejor cómic del 2011 me llevó a pensar que, cómo otras muchas veces, tal vez que estaba equivocado. El tebeo lo he devorado en unas horas. Es una joya, didáctico, entretenido, sorprendente. Porque vuelve con la película de siempre, sí, esa que tan buen resultado le da: contar, casi sin querer, su día a día en una situación de conflicto (acompaña allá donde va a su mujer, administrativa en Médicos Sin Fronteras) donde es difícil permanecer ajeno, pero donde te pueden suceder episodios cotidianos, cercanos, que no llegan a través de los medios de comunicación. En sus anteriores tres trabajos biográficos (por el medio tiene ese estupendo cómic mudo llamado Luis va a la playa), Delisle aportaba algo muy valioso: información sobre lugares donde es difícil saber lo que sucede, por veto a la libre información. En el caso de Jerusalén, hay información fácil de encontrar, mucha, pero muy desordenada y muy parcial. Aquí el dibujante hace lo que mejor sabe: simplemente contar, sin valorar, optando por lo que se oye y ve en la calle, por lo que le cuentan sus amigos, con sus conflictos diarios y con sus contradicciones, esas que van desde la cooperación internacional hasta la posición que adopta en asuntos religiosos.

Este Crónicas de Jerusalén, nacido como un blog, es un libro estupendo para librarse de perjuicios, para no pensar que en Oriente Medio es todo negro o blanco, que no solo hay buenos o malos, y que hay un problema de enormes dimensiones en una franja tan diminuta de tierra. Aparte, constituye en algunas secuencias -como todos sus libros, se trata de una compilación de breves historias, de 4 a 6 páginas, a modo de diario- una estupenda guía de viajes, de cafés, de parques infantiles, de iglesias, mezquitas… Y sin patrocinio alguno. Y sin demagogias.

 

Un paso adelante

jueves, diciembre 15th, 2011

Los editores de cómic en España se han unido.  Es una muy buena noticia. Revela que esta gente, además de tener inquietudes por presentar autores y obras nuevas en un género complejo (aunque hoy afortunadamente en expansión), también quieren funcionar de forma coordinada.Hay alguna ausencia entre los 15 que conforman la asociación, sí, y se incluyen dos firmas gallegas, El patito editorial y BD Banda. Aquí tenéis la carta fundacional. Presidirá Paco Camarasa, de Edicións de Ponent. Suerte.