La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Cosas varias’

¿El mejor cómic de la historia?

domingo, noviembre 25th, 2012

Así es, según los lectores de la publicación francesa L’Express. Una opinión subjetiva, claro, y ellos mismos lo dicen, pero significativa porque viene de un lugar en el el cómic es una expresión cultural muy tomada en cuenta. No digo de masas, pero…

En la lista de L’Express están otros 9 tebeos esenciales. A Tintín en el Tibet, de ese señor tan añorado llamado Hergé, le siguen esa joya-de-obligada-lectura llamada Maus, de Art Spiegelman; y La Balada del Mar Salado, de mi adorado Corto Maltés, digo, Hugo Pratt. Estos dos sí estarían seguro en mi podio particular. El primero me gustó, fue de las primeras obras que leí de Tintín, pero admito que no fue de las que me dejó huella. La elección sorprende.

En la lista con los 10 primeros de la lista francesa. hay solo 3 obras no europeas, que son norteamericanas. ¿Y Japón? La relación completa la puedes ver aquí.  Aparecen otras predilecciones personales como La ascensión del gran mal, de David B, o Watchmen, de Moore y Gibbons. Y no sé si algún Tintín se colocaría entre mis 10 predilectos… Tal vez Las joyas de la Castafiore o Tintín y Los Pícaros. Con perdón.

 

Esto tiene ya 50 años

miércoles, octubre 17th, 2012

Y forma parte de los libros que rescataría de un incendio con urgencia. El cumpleaños lo recordaba estos días Juan Díaz Canales, genio contemporáneo del cómic. En junio de 1962 Alberto Breccia y Héctor Germán Oesterheld (que venían de fracasar con algunas historietas previas) comenzaban a publicar Mort Cinder en la revista argentina Misterix, por la que desfilaron, entre otros, Hugo Pratt y Solano López. Eran años de esplendor económico en el cono sur americano. También en el cómic, y propicia algunas de las mejores obras del género.

La serie se desarrolló hasta marzo de 1964, con una estructura similar, apenas 4, 6 páginas por historieta, a veces editado de forma vertical, otras, apaisado. Y con dos personajes esenciales: Ezra Winston, un anticuario británico, y un personaje ficcionado, Mort Cinder, un tipo llegado de no se sabe dónde, un hombre eterno, que con los objetos de la tienda de Winston va reconstruyendo la Historia, con episodios que dice haber vivido directamente. El guion de Oesterheld, que estaba en un momento profesional delicado (problemas económicos frente a excelencia creativa) es soberbio, con un retrato humano e histórico impecable. Eso no envejece. Podría hacerlo la parte técnica, el dibujo. Pero, 50 años después, sigue impresionando el pulso de Breccia, sus texturas, sus sombras, sus profundidades… Obliga a perderse mucho en cada secuencia, a mirar con detalle, y a apreciar la evolución de una historieta que va avanzando y madurando para evitar convertirse en algo previsible. Si os interesa la obra, os recomiendo que paséis por aquí.

Es Mort Cinder una de esas obras (como El Eternauta, Maus, Blueberry, Tintín, Corto Maltés, Watchmen o Paracuellos, así, sin pararme demasiado a pensar) imprescindibles. Aunque esta, lamentablemente, es difícil de encontrar hoy en una librería… La imagen superior es de la última edición integral que conozco en España, de Planeta de Agostini.

El «crowdfunding» llega al cómic

sábado, octubre 13th, 2012

Y algunos os preguntaréis (yo mismo lo hice), ¿qué es eso del crowdfunding? Resumiendo, es una forma de donación con el que financiar la creación artística en estos tiempos en los que abundan las buenas ideas, pero escasea el dinero. Es algo así como un micromecenazgo que lleva funcionando unos cuantos años a través de varias plataformas, y que ha llegado también al cómic.

Mariano Casas, que es uno de los tipos más inquietos en la edición de cómic (ha explorado varias soluciones para editar sus trabajos, incluyendo, claro, la de colgarlos gratis en Internet), acaba de poner en marcha su proyecto de crowdfunding con el que espera obtener unos 4.500 euros con los que financiar su, dice, proyecto más ambicioso: El Club del Miedo. La imagen superior es la primera de las 220 páginas que tendrá cuando vea la luz, si todo sale bien, en el 2013.

Mariano resume así su obra: «El Club del Miedo es la historia de Miguel, un niño que huye de sus padres, entre los que acaba de presenciar una fuerte discusión. Miguel es un niño peculiar, con una poderosa (y peligrosa) imaginación que le hace a veces distorsionar la realidad. Huye también de estas malas pasadas que le juega su percepción, en las que percibe como horribles monstruos y estampas de destrucción todas aquellas cosas que teme o desconoce. En su particular odisea, Miguel conocerá a todo tipo de personajes, algunos reales y otros creados por él mismo, hasta que llegará a un insólito lugar, una nave abandonada donde unos aún más insólitos (y muy reales) personajes también viven, o lo intentan, en un mundo imaginario de historias fantásticas que ellos mismos se cuentan. Estos personajes no solo ya no huyen del sueño de la razón ni de sus monstruos, sino que han hecho de ellos un bálsamo inmejorable para enfrentarse a los monstruos y los golpes de la propia vida. Forman un increible, único y particular club: el Club del Miedo».

Por ahora ha conseguido, más o menos, la mitad de esa cantidad. Si estás interesado en colaborar, solo tienes que pasar por aquí (no tardas ni 5 minutos), donde, además, tienes más información del proyecto y de quién está detrás. Las aportaciones, desde 12 euros con regalo de cómic incluido.

Tanto tiempo después…

sábado, febrero 4th, 2012

… y no sabía como retomar la BDteca, entre tantas lecturas pendientes, noticias que me llegan, novedades… Y cuando me dispongo a escribir esto me entero del cierre de La Cárcel de Papel. Más que lástima, es una pérdida terrible para todos los que nos gusta el cómic, una de las mejores ventanas para estar informado, para conocer buenos y malos tebeos y para no perder nunca comba. Suerte a Álvaro Pons en sus nuevas ocupaciones como -dice él mismo- simplemente lector de tebeos.

Y mil gracias por estos años.

Una preciosidad…

lunes, diciembre 12th, 2011

Birdboy es, sencillamente, estremecedor, duro, pero delicado. Sencillo. Conmovedor. Aquí está el corto completo de Alberto Vázquez y Pedro Rivero. Basado en esa otra inquietante joya llamada Psiconautas.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué les ha hecho Mortadelo?

viernes, agosto 26th, 2011

Así por detrás…

Así por delante (fíjense en las gafas)…

Cualquiera se expone de dejar en la calle los tradicionales muñecos de cartón-piedra de Viñetas desde o Atlántico. Por cierto, recuerden que las exposiciones del salón siguen abiertas hasta final de mes. No las desaprovechen…

Feliz décimo Astiberri

jueves, abril 7th, 2011


Con esta gente descubrí, al menos este que escribe, a los David Rubín, Paco Roca, Craig Thompson, Alfonso Zapico, Alberto Vázquez, la nueva hornada de creadores manga, Frederik Peeters, Guy Delisle, Santiago García… Con estos descubrí que un sillón orejero es algo más que un mueble antiguo y que los buenos cómics no tienen que ser necesariamente un tocho de precio inasumible. Que la novela gráfica es un invento, sí, una marca, pero que funciona divinamente. Que hay cantidad de gente con talento por descubrir en el mundo del cómic. Y que iniciarse en el oficio de editor es una cosa bella y difícil, pero que te puede sorprender.

Felicidades a la gente de Astiberri. Cumplen 10 años en algo tan complicado como publicar cómics y que te los lean. Ellos lo cuentan, brevemente, aquí.  Para los que os paséis por el Salón de Barcelona,  que sepáis que regalarán unas bolsas con el dibujo conmemorativo que os he puesto arriba.

Oportunidad perdida

miércoles, enero 12th, 2011

museo

Lo que véis aquí arriba, cortesía de Ficomic, es la estructura del futuro museo del cómic de Barcelona. En plena construcción. Hace al menos diez años, por Galicia ya se hablaba de crear ese centro, y sé de al menos tres creadores de cierto renombre dispuestos a ceder originales, tebeos históricos y su asesoramiento para llevar a cabo ese proyecto. Pasó el día, pasó la romería. Ahora ya es imposible pensar en qué hubiera pasado si… Lo único seguro es que hubiera sido un lugar inédito en España. Da una cierta amargura…

El pasado verano, hablando con Miguelanxo Prado de aquella idea que tanto pitó, decía: «A peza do museo do cómic me parecía idónea. ¿Unha frustración? Hai unha frase que me gusta moito: os esforzos baldíos xeran melancolía. Non me vou deixar arrastrar ao fondo por iso. Non era por unha ambición persoal, a min profesionalmente non me ía nada. Pero estaba convencido de que durante anos puidemos crear en Galicia un espazo de referencia para toda España. Pero non foi».

Hablamos de una comunidad con creadores de primera, editoriales, tres salones monográficos, una docena de tiendas especializadas, premios… Solo faltaba un lugar. Ayer se abrieron los primeros edificios de la Cidade da Cultura. Y nadie (al menos yo) sabe qué se va a meter en todo ese mausoleo. ¿A nadie se le ocurrió pensar en este museo?