La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Orejas prominentes’

OTOPLASTIA EN NIÑOS. La historia de Gage Berger.

martes, octubre 20th, 2015

La noticia en prensa de  un niño estadounidense,  Gage Berger, de seis años que pasa por quirófano para solucionar la apariencia de orejas soplillo  (se opera a los seis años de otoplastia) no sorprende en absoluto a aquel que ejerce la cirugía plástica-estética.

No es infrecuente, por desgracia, ver a niños en consulta acompañados de sus padres preocupados por el acoso que sufren los niños en edad escolar fuera y dentro de las aulas debido a defectos como las orejas separadas.

El éste caso existe una operación que podemos realizar a partir de los cinco años de edad dada la relativa madurez del cartílago a esa edad. Esta intervención se llama otoplastia y se puede realizar de modo mínimamente invasivo para evitar cicatrices visibles y para evitar complicaciones. El postoperatorio de ésta modalidad de otoplastia que denomino Otoplastia Minimamente Invasiva sin cicatrices lineales es muy llevadero incluso  a edades tempranas y no precisa de vendaje.

La operación se puede realizar con anestesia local a partir de una edad en la que el paciente ya no precisa ser sedado (habitualmente a partir de los ocho años).

La duración de la intervención sueles ser de una hora y se realiza de forma ambulante.

De éste modo corregimos en una hora una deformidad que puede, efectivamente minimizar la autoestima y el rendimiento académico significativamente.

La psicología sana depende en parte de un reconocimiento positivo de lo propio, de la propia imagen y fisionomía, de nuestras capacidades y talento, de nuestros gustos y preferencias, etc  de modo que todo procedimiento  que no suponga un riesgo significativo para el individuo y  facilite la autoestima va a repercutir con probabilidad en el bienestar del individuo a corto y largo plazo.

 

 

Cirugía plástica del lóbulo de la oreja

lunes, junio 4th, 2012

La oreja contribuye a la armonía del contorno facial. Procedimientos realizados en la oreja tienen, con frecuencia, un impacto estético incluso mayor que el anticipado por el paciente.
La operación más frecuente en cirugía plástica auricular es la corrección de las orejas soplillo o prominencia auricular. Sin embargo el lóbulo de la oreja puede ser por si sólo el área que produce desequilibrios estéticos por diferentes motivos:
 1.- El lóbulo rasgado: total o parcialmente por la aplicación de pendientes pesados a lo largo de los años o accidentes con éstos complementos.
 2.- El lóbulo grande o elongado: puede tener base genética o ser el resultado del úso continuado de pendientes. Si analizamos ésta situación en detalle vemos que pacientes relativamente jóvenes sencillamente presentan una posición abultada del lóbulo combinada o no a orejas prominentes. En el caso de pacientes mayores el volumen o grosor del lóbulo ha disminuido y su longitud ha aumentado con los años.
 TRATAMIENTO:
Las intervenciones en el lóbulo de la oreja se realizan normalmente con anestesia local sin precisar de ningún tipo de sedación por ser relativamente rápida.

Lóbulo rasgado: Se ha de retirar la zona abierta (el agujero “ampliado” del pendiente) y reconstituir el lóbulo para que adopte una forma normalizada. El piercing posterior se podrá realizar cuando la curación de la herida haya sido completa en una posición diferente a la de la cicatriz.

Lóbulo grande: La excesiva elongación se reduce con una intervención cuyo diseño es diferente a cada caso para obtener una forma normalizada pero con la máxima discrección en la posición y tamaño de la cicatriz.

El lóbulo que ha perdido volumen: Cuando el problema es sólamente la flacidez el tratamiento es viable exclusivamente con un relleno injectable sin cortes.

Lóbulo prominente lateralmente: Cuando la causa es una oreja excesivamente prominente en conjunto ambas correcciones se realizarán en la misma intervención. Si la deformidad del lóbulo es aislada buscamos un desplazamiento medial de la base del lóbulo. En éstos casos es frecuente tener que modificar la posición de la base del cartílago en la parte superior del lóbulo. La intervención se puede combinar con la reducción del lóbulo si es preciso.

Orejas soplillo, en asa o prominentes

lunes, septiembre 29th, 2008

Tratamos en ésta ocasión una característica que en países occidentales tiene un impacto a veces intenso en muchos niños y adultos.

La percepción de una excesiva prominencia de una o ambas orejas puede ser cambiante por diferentes motivos:

1.- La forma facial cambia durante la etapa de crecimiento del NIÑO y al desarrollarse especialmente la zona mandibular las orejas cobran menos protagonismo estético

2.- El cabello: En el paciente VARON el pelo más corto o la pérdida de cabello puede condicionar que se pronuncie más la proyección lateral de las orejas. En la MUJER la forma del peinado puede acusar o por lo contrario ocultar las orejas.

Lamentablemente no es infrecuente que la cuestión que nos ocupa provoque que el paciente se retraiga de ciertas actividades al aire libre que impliquen mojarse el pelo o el simple contacto con el viento.

LA IRREGULARIDAD DE OREJAS MÁS FRECUENTE EN RECIEN NACIDOS

En el caso de las orejas prominentes sólo el 60% son detectadas inmediatamente después de nacer.La incidencia poblacional de orejas prominentes en países occidentales es del 5%.Deformidades graves de la oreja son afortunadamente mucho menos frecuentes: la anotia (carencia de una oreja) o microtia (desarrollo muy deficiente de la oreja) se da en aproximadamente 1.5 de cada 10000 recién nacidos. La más frecuente son las orejas soplillo o prominentes en las que se da una curvatura deficiente de un pliegue llamado antehelix, una excesiva profundidad de la “concha” de una o ambas orejas. Otras deformidades relativamente frecuentes son orejas con pliegues anormales, orejas con mayor número de pliegues de lo normal, “apéndices” accesorios de piel y cartílago presentes delante de la oreja, etc

SI SE REALIZA A TIEMPO ES POSIBLE INTENTAR SU TRATAMIENTO SIN CIRUGÍA

Cuando existen pliegues anómalos o deficientes de la oreja la mayoría responderían a medidas no quirúrgicas si el método es introducido correctamente y a tiempo. Disponemos de gran variedad de ingeniosos dispositivos cuyo principio en común es mantener una posición corregida de un determinado pliegue de la oreja durante el mayor tiempo posible en las etapas iniciales de la vida. Los dispositivos deben de éstar hechos de un material poco irritante para la piel de la oreja (tubos moldeables de silicona y tiras adhesivas hipoalergénicas de papel) y deben de aplicar una presión limitada para evitar dañar la piel de la oreja. Es por ello que los padres deben de ser instruidos sobre como aplicar correctamente éstas medidas.Ejemplos: los Earbuddies comercializados a través de internet en www.earbuddies.com o el método Auri.El cartílago del bebé es sumamente maleable. Lo ideal es empezar el tratamiento lo antes posible después del nacimiento. La mayor concentración fisiológica de estrógenos en sangre en el bebé parece, al menos en parte, explicar ésta adaptabilidad del cartílago. Se han realizado estudios en los que se demostró buena respuesta a éstos dispositivos en pacientes de hasta cinco años. Si un bebe se trata en el primer mes la deformidad se corrige a menudo en las primeras seis semanas, en el primer año puede requerir dos o más meses de tratamiento y en etapas posteriores la aplicación debe ser más duradera. Aunque es más eficaz, no es totalmente necesario utilizar éstas férulas todo el tiempo, es suficiente utilizarlas durante unas horas todos los días, por ejemplo por la noche.

RESPECTO A LAS OREJAS SOPLILLO LAS COSAS PUEDEN COMPLICARSE CUANDO LOS NIÑOS EMPIEZAN A IR AL COLEGIO

Lamentablemente, en la sociedad occidental, existe una carga negativa asignada a ésta característica anatómica de orejas prominentes. Lo que en China se considera signo de buena suerte es en nuestro medio motivo de frecuentes burlas. Por supuesto, no hay que dramatizar la situación. En ocasiones no se dan estos efectos negativos y la mejor postura que pueden tomar los padres y adultos que rodean al niño o adolescente es precisamente aceptar la prominencia auricular como una característica variable de la normalidad. En el colegio los niños con orejas prominentes pueden tener que escuchar comentarios desagradables de otros compañeros, y esto se produce incluso en la etapa adulta. Los pacientes que acuden a la consulta para corregir una excesiva prominencia auricular no son sólo niños con problemas escolares, sinó que el problema puede afectar a adultos en los que el impacto en su autoimagen, bienestar psicológico y su autoestima es manifiesto tanto en su lugar de trabajo como en su medio familiar y social.Especialistas en psicología de la infancia y adolescencia han comprobado y publicado estudios sobre el efecto que tienen las orejas prominentes en aspectos como el desarrollo psico-social, la autoestima, los niveles de ansiedad y concentración, etc.

LA OTOPLASTIA ES LA INTERVENCIÓN DE CIRUGÍA PLASTICA QUE MODIFICA LA FORMA DE LA OREJA

La forma de la oreja tiene una importante influencia en las proporciones visuales de la cara y cabeza, especialmente cuando nos vemos desde delante o por detrás. En una intervención de otoplastia el objetivo es mejorar la forma de la oreja de un modo permanente. En la otoplastia más comúnmente utilizada se introducen incisiones lineales en el pliegue detrás de la oreja y despega la piel del cartílago durante la intervención para modificar la forma de la oreja mediante una combinación de incisiones y suturas internas. Existen muchas técnicas de otoplastia que pueden producir buenos resultados si son aplicados por un médico especialista y con experiencia.

UNA INTERVENCIÓN CON LA QUE LOGRAMOS CORREGIR LAS OREJAS PROMINENTES SIN CICATRICES VISIBLES

Una innovación que he desarrollado desde su descripción original para su mayor fiabilidad es la denominada otoplastia sin cicatrices lineales: ésta intervención es llevada a cabo gracias a implementos ópticos utilizados en microcirugía y se realiza a través de punciones con instrumentos de un diámetro muy reducido y suturas o hilos. Esta modalidad de corrección es un ejemplo de cómo el desarrollo de la cirugía plástica-estética permite técnicas eficaces, en las que la recuperación es rápida y con una frecuencia lo más baja posible de efectos indeseables. Tanto la otoplastia clásica como la técnica sin cicatrices se pueden realizar con anestesia local y sin sedación. En niños muy pequeños o en pacientes muy nerviosos también se puede optar por una sedación o anestesia general con la contribución de un anestesista.

VENTAJAS QUE APORTA LA NUEVA TÉCNICA CON RESPECTO A LA TRADICIONAL TANTO EN NIÑOS COMO EN ADULTOS

Es importante aclarar que otras opciones de otoplastia pueden ser preferibles según el caso a tratar, sin embargo ésta innovación técnica ofrece una importante serie de ventajas:

– La técnica de otoplastia mediante punciones no produce cicatrices lineales.

– La piel de detrás de la oreja queda absolutamente intacta.

– Si se realiza despegamiento entre piel y cartílago, éste se realiza exclusivamente en el área a corregir normalmente bajo la piel de la parte delantera de la oreja.

– La probabilidad de sangrado excesivo, hematoma o infección es prácticamente nula.

– El paciente sale del quirófano o sala de tratamiento sin vendajes.

– Reintegración muy rápida del niño o adulto al medio escolar o laboral (24-48 horas).

– De forma prácticamente invariable produce resultados totalmente naturales.

Excepciones y limitaciones:

– Cuando la concha o depresión central de la oreja es muy profunda es preciso retirar parte de la misma por lo cual que se ha de utilizar una incisión lineal para practicar la cirugía.

– Cuando el cartílago es extraordinariamente duro o inelástico puede ser preferible optar por la otoplastia más tradicional, que también es practicable con anestesia local siempre que el paciente entienda el procedimiento y colabore con el cirujano.

– Todas las técnicas de otoplastia tanto tradicionales como las más recientes tienen un índice de recurrencia en la que la deformidad vuelve a estar presente en pacientes intervenidos. Si se produce ésta situación en el caso de otoplastia sin cicatrices la técnica podría repetirse igualmente de forma mínimamente invasiva.

UN CONSEJO GENERAL PARA LOS PADRES DE NIÑOS EN LOS QUE LAS OREJAS SOPLILLO PUEDEN CONSTITUIR UN PROBLEMA

Es deseable aceptar las orejas soplillo como una variación de la normalidad sin dramatizar la situación y evitando que se convierta en el origen de comentarios acerca de la forma de la oreja. Si se predice o detecta un problema de adaptación, las orejas soplillo constituyen una deformidad fácil de corregir mediante métodos sin cirugía en edades tempranas de la vida o mediante cirugía en manos expertas con técnicas de otoplastia eficaces y cada vez menos invasivas. Ninguna intervención quirúrgica debe tomarse a la ligera y los padres deben dirigirse a médicos con el título oficial de especialista que le expliquen el proceso de tratamiento en detalle, los objetivos y los posibles efectos indeseables de una otoplastia.