La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

El cambio

Escrito por Carlos Morandé
13 de octubre de 2009 a las 17:07h

Decía Rabindranath Tagore, escritor y filósofo Indio, que si “lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”. Esta sencilla frase resume que en la vida no se puede quedar atrás lamentándose por lo que se hizo o lo que se pudo hacer, sino lo importante es aprender y que después de cada fracaso existe la oportunidad de levantarse aún con más fuerza.

Así lo entendió el Club de Rugby Zalaeta, a quién en una medida correcta desde el punto de vista reglamentario descendieron de primera nacional a primera regional galega. Renacer desde las cenizas, cual Ave Fénix, es la apuesta de los dirigentes colegiales. Lo hecho hecho está, y nada más se puede hacer, existió la posibilidad cierta de comprar la plaza de alguno de los cuadros que compiten en la categoría, pero sin ordenar la casa, sin divisiones menores en el rugby moderno no se puede surgir, a no ser que se disponga de dinero para contratar jugadores.

Las divisiones menores son futuro, pero también el presente, no puede existir un club sin divisiones menores, que futuro tendría esta organización, solamente el fracaso.

Es así como decidieron jugar en regional, comerse el orgullo y apostar por el recambio generacional sin pasar penas, cumpliendo plazos y metas que solo lo llevarán sin lugar a dudas al éxito, futuro y presente.

Era sin duda el equipo con más juego de su grupo de primera nacional y solo las cuatro derrotas seguidas a comienzo de temporada los privaron de la fase de ascenso, donde los dos equipos gallegos, lamentablemente dieron una imagen de juego lamentable.

Lamentable por no poder tener un sistema de juego global, acorde a los tiempos modernos, lamentable por haber perdido por grandes diferencia con equipos que no son los más fuertes de la categoría, lamentable porque no se avizora un futuro mejor ya que el rugby gallego está muriendo lentamente, no hay buenos entrenadores, árbitros ni jugadores con habilidades individuales aceptables y solo el Ednon Universidad de Vigo es capaz de hacer algo en la segunda división en este cada vez más profesional rugby. Los jugadores no tienen las condiciones físicas, salvo unas pocas excepciones, técnicas y mentales, ni ganas para comprometerse a ser mejores y para ser mejores solo basta una cosa “sacrificio”.

Muchos me dicen que el trabajo, que la familia, que no son profesionales, etc. Excusas, excusas y más excusas, recuerdo que el Seleccionado Chileno con Jorge Navessi a la cabeza, para las eliminatorias del Mundial de Australia 2003 entrenaba a las 6 de la mañana porque casi todos trabajaban y esto lo hicieron durante 4 o 5 meses todos los días. También recuerdo que Los Troncos, equipo del cual soy parte en Chile, este año entrena a esa hora dos días a la semana para mejorar su estado físico y técnico, también lo hace El Salvador a quién el ex All Black Joe Macdonell les está inculcando que nada se puede lograr sin “sacrificio”.

Estos son solo algunos ejemplos, hay muchos más. ¿Estamos dispuestos en Galicia a sacrificarnos en pro de nuestro rugby, nuestro club o simplemente por ser mejores?.

La pregunta está hecha, la respuesta la tenéis vosotros.

Imagen de previsualización de YouTube

Video de la preparación Argentina para el Mundial de Francia 2007

Etiquetas: , , ,

2 respuestas a “El cambio”

  1. Roberto dice:

    Estimado “Sini”, tienes toda la razón del mundo, pero creo que para que podamos conseguir ese compromiso tenemos que desaparecer toda una generación de jugadores-sociales. Es decir cuando todos los niños que empiecen en el club con 5,6 o 7 años, lleguen a seniors, podremos ver como su implicación será muy alta porque han “mamado” el rugby en su club y por el estarán dispuestos a ese “sacrificio”, para conseguir exitos. Animo, aquí nos tienes para ayudarte.

    [Reply]

  2. Irish Pride dice:

    Yo matizaría algunas cosas:

    - “Lamentable” no es el término adecuado.

    - En los clubes gallegos hay buenos entrenadores, pero no suficientes en número.

    - En los clubes gallegos hay buenos jugadores y jugadores comprometidos, pero no los suficientes. Desde mi punto de vista hacen falta 25-30 jugadores comprometidos para formar un equipo y creo que ningún club gallego los tiene.

    - El SACRIFICIO no está de moda en nuestra sociedad. Creo que en todos los clubes hay ejemplos de SACRIFICIO y COMPROMISO entre veteranos, con vidas realmente complicadas, que deberían hacer sonrojar a los más jóvenes ( con contadas excepciones ).

    - En las regiones periféricas como Galicia las cosas son, por norma general más complicadas. Esto no debe servir de disculpa, pero sí como motivación y elogio a los clubes gallegos que van consiguiendo cosas ( CRAT, Vigo, el antiguo Xabarín, Ingleses, etc… ).

    - El dinero cada día es más importante en este deporte y por aquí no lo tenemos. Solo hay que pensar en grandes clubes en horas bajas debido a la semiprofesionalización, Arquitectura de Madrid ( 9 veces campeón en División de Honor y hoy en Primera Nacional si no me equivoco ), sin ir más lejos.

    Muchas gracias

    [Reply]

Deja tu comentario